Portal informativo de análisis político y social

VIELMA ROMPE EL SILENCIO Y DEFIENDE SU ADMINISTRACIÓN

VIELMA ROMPE EL SILENCIO Y DEFIENDE SU ADMINISTRACIÓN

Abr 26, 2014

Por Mario Ávila Campos —-

Los siete meses que los regidores del PAN obstruyeron la contratación del crédito y los tres que se redujo la pasada administración municipal, fueron factor para que el ex alcalde Héctor Vielma Ordóñez no terminara las obras importantes para el municipio; sin embargo no se explica cómo ha transcurrido ya la mitad de la presente administración y pese a que se les dejó el dinero suficiente, siguen inconclusas.

El nodo vial Siglo XXI, la avenida Aviación, el Hospitalito, el Centro Cultura de la Colonia Constitución, las sedes de Bomberos y la Policía y la avenida Juan Palomar, entre otras, ya debieron haber quedado terminadas porque se dejaron 800 millones de pesos del crédito contratado por mil 200 millones de pesos y 150 millones de pesos en la cuenta del Fondo Metropolitano.

Pero fue más contundente al apuntar: “Y si no las terminan ahorita y tengo que volver yo para terminarlas, entonces lo voy a tener que hacer”.

Héctor Vielma, desde el retiro habla con determinación de la obra pública durante su gobierno, de la importancia que ha cobrado Zapopan en el contexto nacional, pero además abordó cuestionamientos que tienen que ver con su relación con el alcalde Héctor Robles, de su incipiente integración al gabinete de Jorge Aristóteles Sandoval, de la presunta relación con el Partido Movimiento Ciudadano y de lo que a su juicio debe de ocurrir con los edificios de la Villa Panamericana.

Por momentos Héctor Vielma cambiaba drásticamente el tono de voz, sobre todo cuando en la entrevista recordaba los consejos de su padre, fallecido recientemente. De hecho se dijo satisfecho de haber abandonado la vida política, justamente para disfrutar al lado de su padre en sus últimos años.

En uno de esos momento recordaba que su padre, también de nombre Héctor Vielma, le expresaba su orgullo por haber gobernado como lo hizo: “Dijo que trabajé con intensidad, de manera honesta y pensando en todo momento en el beneficio de los zapopanos”.

LA CONTRATACIÓN DEL CRÉDITO

Uno de los temas que explicó con mayor detenimiento fue la adquisición de un crédito por mil 200 millones de pesos para consumar el programa de las obras que cambiarían a Zapopan, la ciudad que ha tenido el mayor desarrollo industrial, empresarial y de negocios de Jalisco.

Aseguró que Zapopan es el cuarto municipio más importante del país, si se toma en cuenta particularmente con lo que contribuye a la hacienda federal a través del pago de impuestos como el IEPS, ISR y IVA, además de que es la capital educativa del Occidente del país.

En mi administración –dijo–, se sentaron las bases para el futuro de Zapopan, un municipio que no estaba preparado para lo que hoy es, el Gobierno y su estructura había crecido sólo en número pero sin una estrategia para que la capacidad institucional se dedicara a servir a la gente.

Recordó que cuando se aprobó el crédito, “se licitó debidamente y estábamos en la reunión todos los periodistas de la fuente, todos los regidores de los partidos, todos los representantes de bancos, quienes de manera transparente entregaron los sobres que se abrieron uno a uno y todos tuvieron acceso a las propuestas de los demás”.

El crédito que se logró –abundó–, fue a la mejor tasa (1.1) que ha conseguido cualquier gobierno en la historia. Todo ese rollo de que había sido un crédito caro, lo hicieron para generar la imagen de que sí se necesitaba lo que propusieron y se pusieron de acuerdo para golpearme.

Por cierto Héctor Robles logró recientemente una renegociación del crédito que presuntamente le dejó un excedente de 300 millones de pesos que se habrán de invertir en obra pública; sin embargo la regidora coordinadora de la fracción del PAN, dijo que sería conveniente que la Auditoría Superior de la Federación y la del Estado, investigaran las condiciones en las que se consiguió el empréstito, al que calificó como altamente desventajoso para Zapopan.

Sin embargo con ese crédito se realizaron las obras en cuestión, algunas de las cuales extrañamente no han sido terminadas a pesar de que cuando Héctor Vielma concluyó su gestión de alcalde, estaban 800 millones de pesos disponibles del crédito y en la cuenta del Fondo Metropolitano había 150 millones de pesos, suficiente dinero para terminar las importantes obras que se habían arrancado.

Además dejé dinero etiquetado para la construcción del nodo vial Siglo XXI, se dejó un remanente para hacer otra etapa del Hospitalito, dejamos el dinero necesario para terminar las obras del crédito y dejamos obras ya terminadas como la avenida Juan Palomar, que yo no entiendo porqué no la han puesto en funcionamiento”, apuntó para después comentar que la obra pública que hizo, fue preferentemente con recursos propios, con el crédito y con algo del Subsemun que se utilizó en el edificio de la Policía.

LA ENTREVISTA

Conciencia Pública. ¿Le faltó tiempo?

Héctor Vielma Ordóñez. No, yo siempre supe cuándo terminaba. Por cierto ahorita a Robles le quedan 500 días de presidente; debes estar consciente de que sólo estás de paso.

CP. Háblenos un poco de algunas obras…

HVO. Sí, mira, el edificio de Bomberos. Si tú vas ahorita al edificio de bomberos donde siguen operando, te darás cuenta que es una pocilga, no sé por qué no se cambian. Ese edificio que están usando no tiene nada que ver con el Zapopan que es hoy. Es un lugar indigno y poco práctico para atender al municipio de la importancia y relevancia que es hoy, uno de los más importantes del país, donde más crecimiento económico hay. Es un lugar que tiene cada vez más industria y más vivienda, y por tanto necesita de un cuerpo de bomberos que protejan realmente la ciudad, basta con que veas el cuartel actual y veas el nuevo y notarás la gran diferencia.

CP. ¿Y el caso de la sede de la Policía?

HVO. Si vas al edificio de Policía es lo mismo, no entiendo por qué no se cambian ya, creo que sólo están esperando acondicionar un área que servirá para traerse la parte que está en Guadalupe.

CP. ¿El Hospitalito?

HVO. Una obra muy necesaria que prácticamente no existía, nosotros lo reiniciamos, dejamos recursos para otra etapa y ahora ellos lo tumbaron y ya nunca lo levantaron.

CP. De la avenida Juan Palomar, ¿Qué le correspondió?

HVO. Todo. Iban más casi tres décadas en las que se hizo necesaria esta obra, que realmente debió haberse hecho Juan Palomar para conectarse con Periférico y nadie lo había hecho. Esa calle va a liberar mucho el tráfico que se genera en la zona, pero que impacta en toda la ciudad. Prácticamente la dejamos terminada y no sé por qué se han detenido en una negociación, pero no la abren y no la ponen a disposición de la ciudadanía.

CP. ¿Y del camino viejo a Tesistán sólo faltaron unos metros?

HVO. Sí, camino viejo a Tesistán fue una de las cosas que yo peleé y que le insistí mucho al gobernador Emilio González Márquez, le decía que la solución no sólo era el Macrobús o el tranvía como nosotros propusimos, sino que había que generar vías alternas y para el tráfico hacia Tesistán, se hizo un nuevo corredor, solo quedó pendiente arreglarse con el Aga para terminar casi 10 metros y también no sé porque la Dirección Jurídica no ha conseguido esa escasa liberación de derecho de vía.

CP. ¿Cuántas etapas terminó de avenida Aviación?

HVO. Realmente en esta zona nunca se debió haber autorizado la creación de todos esos fraccionamientos, sin antes haber construido esa calle que era primordial y no estaba, nosotros alcanzamos a realizar las tres primeras etapas, pero se dejó el recurso para terminarla.

CP. ¿Qué tan relevante fue el proyecto del Centro Cultural?

HVO. La colonia Constitución es una de las colonias con más tradición de la ciudad, donde la gente es muy emprendedora en el comercio y en el futuro va a crecer, va a tener más poder económico esa zona porque se está haciendo el trabajo inmobiliario urbano para ello. El Centro Cultural Constitución permitirá que se reúna más gente en los alrededores y va a impactar para que en el futuro, a partir de esa obra se generen nuevas inversiones.

CP. ¿En deporte cuál fue la obra relevante?

HVO. Por supuesto la unidad deportiva Tabachines. Cuando yo llegué era un campo de guerra, en donde se supone que se le habían metido 100 millones de pesos en la anterior administración, y no había nada. Y hoy la unidad deportiva es la mejor de la ciudad, tiene campos de fútbol, de beisbol, canchas de básquet, tienen un centro cultural, pista de joging.

CP. ¿Alguna otra obra vial que le correspondió hacer?

HVO. Sí, claro, hay una calle que ya conecta la carretera a Tesistán con la carretera a Saltillo, que es la avenida Caobas, la gente no tenía manera de conectarse de un lado a otro pasando por detrás de Tabachines y es una buena alternativa para que la gente pueda llegar más rápido a su escuela a su trabajo.

CP. ¿Otra que a nosotros se nos escape y haya sido importante?

HVO. Sí, está la avenida Las Torres, hoy ya existe la posibilidad de que alguien pueda desde la carretera a Tesistán, irse por la carretera a la Base Aérea, luego por Aviación, cruzar por El Bajío hasta cortar en Las Torres y llegar hasta el cruce de Guadalupe y Mariano Otero. Eso no era posible antes, todos tenían que salir al Periférico para hacer ese trayecto.

CP. ¿Estamos hablando de un Zapopan de vanguardia, de un Zapopan muy distinto cuando todo esto esté terminado?

HVO. Claro. Pero mira te comento otra de las acciones que se realizaron de manera histórica. Nosotros dejamos instrumentos de planeación urbana para este siglo, se reformaron planes parciales y se dejó el concepto de plusvalía. Hoy en muchas partes de la ciudad en donde antes no se podía construir edificios, sobre avenidas grandes.

Hoy si la gente quiere invertir lo puede hacer, sólo que tiene que pagar plusvalía, porque no es culpa de la gente que vive en esa colonia que levanten un edificio al lado, que consuman su agua, invadan sus parques y vialidades, que se sature el drenaje, se colapsen las redes de agua. Por ello quien llega e impacta la zona tiene que contribuir con infraestructura. Hoy Zapopan ya tiene la capacidad de financiarse… te doy un ejemplo, ahí en Andares había una agencia de la Mercedes Benz, ya desmontaron el predio y los que compraron quieren hacer otra gran inversión… pues para ello deben pagarle al municipio tres millones de dólares de plusvalía, dinero que debe usarse en infraestructura en la zona y otra parte para aliviar las colonias que no han tenido recurso en el pasado y a donde se les puede llevar agua, pavimento, parques. Hoy, Zapopan puede tener acceso a recursos por plusvalía por el orden de los 15 mil millones de pesos.

CP. ¿Y en su opinión que debe pasar con las Villas Panamericanas?

HVO. Deben ser algo que no impacte a la zona, pero si se encuentra alguna ilegalidad en el proceso, deben demolerse. Yo siempre fui muy claro, esa obra no puede ser para vivienda porque la licencia que otorgaron en tiempos de Juan Sánchez Aldana violaba por completo los planes parciales, las leyes y los reglamentos. Tenían que añadir un predio para acoplarse a la densidad, pero en definitiva no puede ser vivienda para que el Tribunal Administrativo del Estado, en un futuro no pueda decir que como ya hubo ahí vivienda, se tenga que autorizar en todo alrededor y ahí si se colapse la zona.

CP. ¿Por qué el retiro tan rápido, cuando se carrera podía seguir como diputado, senador o incluso como jefe de Asesores del Gobierno del Estado?

HVO. Hay momentos. El hecho de que te hayas retirado no quiere decir que estés fuera, quiere decir que cumples una etapa, en mi caso fue una etapa de mucho desgaste, yo siempre me planteé que cuando llegara a ser presidente iba a hacer lo que tenía que hacer, sin importarme críticas o visiones cortoplacistas, yo todo lo que hice en Zapopan lo hice pensando en beneficios para la gente el largo plazo. Y en el gobierno de Aristóteles, sí me presentaron como Jefe de Asesores, pero el nombramiento siempre lo tuvo Alberto Lamas. Yo nunca cobré nada y decidí retirarme porque quería estar con mi padre en sus últimos días, trabajar en las empresas personales, en su patrimonio, en mi familia.

CP. ¿Su retiro de la política es temporal?

HVO. Yo ya estoy retirado a mis asuntos personales y empresariales, pero yo siempre voy a servir desde donde esté a Zapopan, a Jalisco y a México. Para mí gobernar es un asunto muy serio, en el caso de los alcaldes, debes estar consciente que la gente está poniendo en ti su seguridad, su integridad, su bienestar. Y si algún día tengo un llamado para volver a servir y si la gente quiere, por supuesto que atenderé y seré igual de duro, igual de luchador en la defensa de la ciudad y lucharé también contra todos los intereses que sea necesario.

CP. ¿Fue la mejor decisión haber impulsado la designación de su amigo Héctor Robles?

HVO. No me arrepiento porque yo voté por quien creía que era quien podía llevar a mejor destino y a continuar la siguiente etapa en la transformación de Zapopan. Él ganó la elección, la gente le dio la confianza y quien tiene que decir algo sobre su desempeño es la gente. La amistad no influyó para que fuera el candidato, influyó su preparación, fue regidor, fue director de Desarrollo Social, tiene un doctorado, era de lo mejor.

CP. ¿Cuándo y por qué rompen?

HVO. No se da ninguna ruptura porque no hay nada que romper. Yo le di mi apoyo porque yo creía que era el mejor para Zapopan. En la historia de esta civilización “Muera al Rey, viva el Rey”, así funciona el poder, la gente votó por él y yo lo que hice fue retirarme como todos lo debieron haber hecho, cuando uno se va, se va.

CP. ¿Ha coqueteado con el Partido Movimiento Ciudadano?

HVO. No.

CP. ¿Y ellos con usted?

HVO. No. Eso es el invento de alguien que quiere que el Partido, el PRI, desconfíe de mí. Mi primera campaña fue en el 2003, tres años después de que el PRI había perdido la Presidencia de la República y todo el mundo creía que el PRI iba a desaparecer, yo decidí competir por el PRI. Si yo fuera de los que sólo buscan ser algo, me hubiera ido a un partido que tuviera más posibilidades de ganar ¿no crees? Para mí lo importante no es tener un cargo, lo importante es servir.