Portal informativo de análisis político y social

Estaba infartado y le dictaminaron infección: El reportero gráfico Guillermo García reclama justicia

Estaba infartado y le dictaminaron infección: El reportero gráfico Guillermo García reclama justicia

Sep 30, 2017

Por Diego Morales //

Erróneos diagnósticos médicos al no detectar dos infartos le cambiaron la vida; de ahí, negligencias, omisiones, indolencias, sin embargo, Don Guillermo García, reportero gráfico de diarios jaliscienses por cerca de cuatro décadas, ya jubilado, es fuerte y afirma, con el treinta por ciento de corazón que le queda, no dejará de luchar por justicia y que se siente un precedente que no afecte a más personas.

Su historia comenzó el 6 de julio del año en curso, por la tarde, después de comer, se puso a jugar dominó en línea cuando empezó a sentir dolor y sudor frío que le recorría de la cabeza al hombro izquierdo acompañado de fuertes calambres, a lo cual relata:

Mi esposa me preguntó qué tenía. Fuimos a la Clínica 34 de urgencias del Seguro Social, me reciben pronto. La asistente del doctor me tomó la presión, me dijo que la tenía alta, pasé con el doctor, que sin levantar la vista me dijo que era una crisis hipertensiva. Le pregunté si no podría ser infarto y dijo que no, de ser así no llegaba, me aseguró que no era, me pasaron a un cubículo, un suero y me dijeron que me podría ir”.

Al pasar los días, Don Memo, siguió con molestias por lo que acudió a la Clínica de Arboledas donde el diagnóstico fue el mismo, de ahí a la Pila Seca, donde seguían asegurando que era una infección en los pulmones nada más.

A los dos días, me sentí peor todavía, me voy a la Clínica Arboledas. Es servicio profesional subrogado del Estado porque soy pensionado. El médico internista me dijo que mi problema no era infarto sino una infección en los pulmones o de garganta”.

Me dieron nebulizaciones y pastillas. Seguí peor. La siguiente semana no podía ni dormir, no podía respirar ni acostado, ni sentado, de ninguna manera. Me fui a la Clínica de Pensiones en la Pila Seca, me revisan y me dicen que el corazón está bien, es una infección de pulmones. Fui a la Clínica de Federalismo también de Pensiones y todo igual, nebulización y con eso tienes”.

Después de varios intentos, por fin le realizaron un electrocardiograma donde los resultados fueron fatales: dos infartos, uno leve y otro intenso, los cuales ya le dejaron secuelas para el resto de su vida.

Yo cada día más mal, pedí una cita en el ISSSTE, me checaron y me reiteraron que el corazón estaba bien, que solo una infección en los pulmones. Me hicieron el electro, dije que tuve dos infartos, uno leve y otro intenso. Con ese resultado me voy con el Director de Servicios Médicos de Pensiones, me dijo que era gravísimo y me fuera inmediatamente al Hospital Santa Margarita. Me internaron el 28 de agosto y me pusieron el cateterismo”.

BRUJOS DE LA MEDICINA

Consciente que hay grandes profesionales de la medicina, Don Memo lamenta haberse encontrado en el camino con algunos médicos deshumanizados e irresponsables, los cuales rehúyen al Juramento de Hipócrates y a los cuales les endilgó el adjetivo de “Brujos de la Medicina”.

Aquí lo grave es cuántos pacientes han pasado por la misma experiencia, que no se hagan responsables (…) El médico del Hospital Arboledas contestó que se apegó a la carta de derecho de los médicos.

En un párrafo dice que tienen todo el derecho que se respeten sus diagnósticos y sus medicamentos que dan (…) Entonces aunque se equivoquen tengo que respetarlos…están equivocados, por qué no se apegó al juramento de Hipócrates donde dice que si no pueden con la salud de ese enfermo lo pasen a mejores manos. Si fuera honesto hubiera reconocido su error pero nadie quiere reconocer nada”.

LOS DENUNCIA PÚBLICAMENTE

Si algo tiene Don Guillermo García es valor. “No me pararé en denunciarlos. Lo que me queda de 30 por ciento de corazón lo utilizaré para señalarlos. ¿Cuántos enfermos como yo son víctimas con diagnósticos falsos e irresponsables? ¿Cuántos mueren por este tipo de irresponsabilidades médicas?”, pregunta indignado quien durante toda su vida se dedicó a retratar a los personajes de la vida pública de Jalisco, a los artistas, deportistas y a la gente de la calle, común como todos nosotros.

Mediante redes sociales ha expresado su indignación, también lo ha hecho en las instancias pertinentes, sin embargo no ha encontrado respuestas, por lo que seguirá esta lucha hasta que las autoridades competentes resuelvan y hagan justicia.

Me han contestado que están investigando mi asunto, pero no me dan el reporte médico, lo solicité por escrito y hasta la fecha no me lo han entregado. Hay que difundir esto para que llegue a los funcionarios de los hospitales, que se tomen cartas en el asunto, a lo mejor están ciegos y no saben el actuar de sus médicos. Hemos sufrido muchas calamidades, pero mi madre y mi abuela me enseñaron que hay un ser allá arriba que es el que manda la fortuna, tengo que aceptarlo, qué más hago, en contrasentido, mi padre me enseñó que cuando suceda una injusticia lo que cueste tiene que salir la verdad siempre, sin rendirse, eso lo tengo bien claro”.

Agrega: “En CONAMED (Comisión Nacional de Arbitraje Médico) me ponen trabas, cuando hice la queja contra el Hospital Privado Arboledas me dijeron que tengo que ratificar la denuncia, en lugar de hacer ágil el asunto lo están complicando, en Facebook lo he señalado, entiendo que son dependencia del mismo sistema, entonces tratarán de que me canse, pero no lo haré, lo que me queda de corazón me lo voy a terminar ahí”.

La última vez que hablé con un funcionario del Seguro Social Delegación Jalisco, me regañó, y me dijo que es delito tomar fotos en las instalaciones hospitalarias, estoy dispuesto a la sanción, es más delito que no me hayan hecho un diagnóstico adecuado”.

EXIGE JUSTICIA

Además de alertar a toda la población para que tenga cuidados necesarios al tener algunos síntomas, Don Guillermo García exige justicia y que las autoridades se hagan responsables de sus gastos, pues a raíz de estas negligencias su ritmo de vida ha cambiado drásticamente.

Quiero alertar a todos, pediría que hagan una evaluación de médicos en todas las instituciones, así como lo hicieron con los maestros, aparte que se hagan responsables de mis gastos que tengo y voy a tener”.

Me cambiaron toda mi vida, mi alimentación es diferente, tengo que comer cinco veces al día frutas y verduras nada más, mi gasto con 100 pesos, para muchos no es mucho, para mí como pensionado al mes son más de 3 mil pesos, así tengo que hacer mi gasto siempre mientras tenga vida”.

Con el corazón que tengo en funcionamiento sé que en cualquier momento me puedo ir de este mundo, pero yo no quiero irme allá arriba y que el señor me diga que por qué no hice nada por los semejantes, por eso lo hago, no quiero que me recriminen arriba”, puntualizó.

EL JURAMENTO HIPOCRÁTICO Y LA CARTA DE DERECHOS DEL MÉDICO

Don Guillermo García, denuncia en redes:

El primero de ellos es el que juran los médicos al graduarse destacando en todo momento velar por la salud de sus enfermos y dejar en manos de quienes tengan más conocimientos los casos que no puedan resolver”.

El doctor del Hospital Arboledas, Luis Miguel Román Pinto, que no supo detectar mi infarto ante la queja que hago por escrito, responde apegado a la carta de derechos del médico que en un apartado señala ” el diagnóstico del doctor debe ser respetado por el paciente” la pregunta es: ¿Aunque se equivoque?, porque no se apegó al juramento hipocrático. Si fuera honesto debe reconocer su ignorancia”.

%d bloggers like this: