Portal informativo de análisis político y social

ALFARO NO DEBE LEGALIZAR LO ILEGAL A CAMBIO DE DINERO

ALFARO NO DEBE LEGALIZAR LO ILEGAL A CAMBIO DE DINERO

May 29, 2016

Culpar a las pasadas administraciones de desorden urbano y de las violaciones a los Planes Parciales de Desarrollo, y una estrategia meramente recaudatoria, es a juicio del Parlamento de Colonias de la Zona Metropolitana de Guadalajara el trasfondo del Reglamento de Compensación, Indemnización o Mitigación por Acciones Urbanísticas, implementado por el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez.

El Reglamento fue aprobado desde el pasado 29 de febrero de manera unánime por el Pleno del Cabildo de Guadalajara y hasta el pasado 14 de abril se aprobaron las primeras seis compensaciones por un monto acumulado de 23 millones de pesos. Por cierto versiones de la propia autoridad hablan de que son alrededor de 160 las edificaciones que violentaron los Planes Parciales de Desarrollo y están en la mira del actual gobierno.

Decenas de constructores y empresarios han manifestado su abierta oposición a este Reglamento de pago extemporáneo y retroactivo y han recurrido incluso a la defensa por la vía jurídica; de hecho han encontrado eco en la Procuraduría de Desarrollo Urbano, que a través de su titular, Trinidad Padilla López, ha explicado que el esquema de compensación al que pueden acogerse los desarrolladores que violaron las normas, resulta insuficiente porque incluso podría no respetar disposiciones de orden estatal o federal.

La respuesta del alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, fue inmediata, reconoció que los quejosos están en su pleno derecho de impugnar, pero lanzó la advertencia de que su gobierno también tomará medidas «y a aquel que impugne, vamos a decir quién es y qué le hizo a la ciudad».

Aseguró el líder naranja que el gobierno de Guadalajara está preparado para enfrentar este asunto jurídicamente y para poner en evidencia a quienes son los que han golpeado la dignidad de la ciudad, a quienes en complicidad con las autoridades han violado las leyes y los reglamentos municipales.

 

Un reglamento ilegal

Alejandro-Cárdenas-1

Por su parte Alejandro Cárdenas Ochoa, presidente del Parlamento, aseguró a los lectores de Conciencia Pública, que este Reglamento es totalmente ilegal, «porque contraviene lo que dice el Código Urbano en su artículo 133 donde se asienta que solo se podrán autorizar las edificaciones que cumplan con el plan parcial, y si no cumplieron con el plan parcial, no es a través de un mecanismo para darle dinero a la autoridad, como se debe conseguir la habitabilidad».

Y abundó: «Yo creo que lo que tiene que hacer la autoridad es lo que dice el Código, que no le dé la habitabilidad y que si es necesario se ordene hasta la demolición. Y ahí el señor Alfaro no está cumpliendo con lo que protestó, cumplir y hacer cumplir la ley, no inventar mecanismos para legalizar lo ilegal a cambio de dinero».

Por cierto —agregó—, a propósito de esta recaudación, con el hecho de pagarla, no cambiará en automático el tubo del drenaje, ni ampliará las vialidades frente al edificio que se construyó a la mala.

Incluso para puntualizar en dónde está la ilegalidad de este cobro o compensación, Alejandro Cárdenas explica: «Mira, el constructor al que se le quiere aplicar este Reglamento de Compensación, obtuvo una licencia, con o sin dinero de por medio, pero ahora le aplican un reglamento municipal de manera retroactiva, lo que es imposible jurídicamente hablando, por eso los constructores se niegan a pagar en virtud de que quien no está cuidando las formas jurídicas es la administración actual».

«Nosotros lo que más recomendamos es claridad, transparencia, que hubiera sustento material, técnico y jurídico en cada una de las decisiones de la autoridad, que era lo que pedía la bancada de regidores del Partido Movimiento Ciudadano en la pasada administración, y hoy se le olvida que tiene que cumplir con lo que ellos mismos exigieron», dijo el representante de colonias quien denuncia un doble discurso de la fracción del PMC en el gobierno de Ramiro Hernández y la fracción del PMC de hoy, una vez que ya son gobierno.

 

Los dos discursos

Alfaro SL

Entrevistado en compañía del titular de la Comisión Jurídica del Parlamento de Colonias, Carlos Aldana Ortiz, el presidente de la asociación civil, Alejandro Cárdenas Ochoa, dijo percibir en la posición del presidente municipal, como cabeza de la fracción del PMC y de la propia administración municipal, un cambio muy drástico y una incongruencia.

«En la parte del proceso, en la pasada administración hubo infinidad de irregularidades que las hemos estado señalando, las omisiones en la consulta pública, la pretensión de engañar al ciudadano dándoles a consultar documentos incompletos, documentos que tenían muchísimos errores, planos que al final no se conocieron, unos fueron los que exhibieron en la consulta pública y otros finalmente los que publicaron.

«En la pasada administración la fracción del PMC estuvo muy atenta al proceso, señaló las violaciones puntualmente, denunció el ocultamiento de información y el cambio de planos, señaló la alta densidad de población y la discrecionalidad con la que se pretendía implicar en los planes parciales. De hecho votaron en contra todos los planes parciales.

«Hoy, en el primer acercamiento que tuvimos con Alfaro Ramírez, todavía como presidente electo, nos pide que revisemos el tema y le hacemos una propuesta por escrito, diciéndole que el Código Urbano lo faculta a él como Presidente Municipal para pedirle al pleno del Cabildo que se lleve a cabo la revisión de los planes parciales y en su caso la modificación, argumentando errores y omisiones. Por cierto esta revisión se tiene que hacer en el primer año de la nueva administración municipal, pero aclarando que la revisión no necesariamente implica modificación.

«Pedimos esto para que se hiciera una revisión formal de los planes parciales, pero la respuesta fue negativa, el alcalde pidió por su cuenta que nos desistiéramos en las querellas por violaciones graves e irreparables en los procesos legales en los que tomamos parte», reveló Cárdenas Ochoa, quien desde ese momento se negó a aceptar la instrucción del entonces presidente municipal electo.

«En concreto, nosotros vemos que la fracción de Movimiento Ciudadano de la administración municipal anterior, estaba de acuerdo con las acciones jurídicas de los vecinos que combatieron y suspendieron los Planes Parciales aprobados y publicados en el 2015 por la administración de Ramiro Hernández.

«Y en cambio la nueva administración, presidida por Enrique Alfaro, del mismo partido Movimiento Ciudadano, incongruente y prepotentemente ha realizado todas las acciones jurídicas y administrativas para combatir las suspensiones de los vecinos y lograr dar vigencia a los ilegales Planes Parciales del 2015», sentenció el presidente del Parlamento Ciudadano, Alejandro Cárdenas Ochoa.

 

Las violaciones recurrentes

IMG_9915

Para explicar con mayor detalle el fondo del problema y de las violaciones recurrentes de los constructores y las autoridades, Cárdenas Ochoa expuso que los planes vigentes que datan del 2003 son la Zona 1 Centro y Zona 2 Minerva, algunos de estos dos distritos fueron modificados en el 2008; mientras que los de la zona 3, 4, 5, 6 y 7 esos planes parciales fueron modificados en el 2011 en la administración de Aristóteles Sandoval.

Puntualizó que la finalidad de un plan parcial es dar certeza jurídica a los ciudadanos, a los inversionistas, los constructores, pero también a sus autoridades, «de ahí que el principal reclamo que desde el Parlamento de Colonias se hace a las autoridades es en el sentido de que estos planes parciales no le dan certeza jurídica a nadie y tampoco nos generan una mejora en la calidad de vida, por eso de una forma llana le dijimos en un segundo planteamiento que le hicimos al alcalde de Guadalajara, que si los planes que hoy existen no generan una mejor calidad de vida, por qué quieren que nos desistamos de los juicios».

La política federal —expuso Alejandro Cárdenas—, dice que la verticalidad y la ciudad compacta lo que traerá es una mejora en la calidad de vida de los habitantes, esto nosotros lo impulsamos, pero sabemos que tampoco es la panacea, porque sabemos que se deben de aprovechar los espacios de mejor forma, lo que la ley plantea y nosotros argumentamos, es que primero se genere la infraestructura y luego se cambie el uso de suelo. El uso de suelo no es una cuestión de decreto, pero tampoco es una cuestión divina, el uso de suelo es una cuestión muy terrenal, muy técnica y material, por dos aspectos: las características físicas y materiales del suelo y la otra es la infraestructura.

En función de estas dos cuestiones —abundó—, se genera el uso de suelo, no es lo mismo que se tenga una vialidad de tres metros, que una de seis o una de 20 metros de amplitud; no es lo mismo que se tenga un tubo de 3 pulgadas, de 4, de 6 o de 10 para el suministro del agua y no es lo mismo que se cuente con un tubo de 8, 10 o 20 pulgadas para el drenaje. En síntesis, no es lo mismo que se tenga un equipamiento para atender a 20 personas, donde vas a tener a 100.

Denunció el líder del Parlamento de Colonias que el truco que se ha utilizado para violentar estos planes parciales es borrarle la clave y el color, alterando para poder construir en donde se les antoja, «y en la propia ley dice que para que un acto de la autoridad sea legal debe cumplir dos condiciones: que sea materialmente posible y jurídicamente posible y en el caso de los planes parciales aunque le quiten y lo pongan en el papel, es materialmente imposible realizar esas edificaciones».

De ahí que la conclusión del Parlamento es en el sentido de que «si no nos mejora la calidad de vida, si el proceso no está siendo apegado a derecho y a lo que marcan los procesos administrativos, ya tenemos dos elementos para exigir que se inicie un proceso formal de revisión y en su caso con la modificación de los Planes Parciales de Desarrollo».

«Todo el documento de los planes parciales se constriñe a la aplicación de unas tablitas, y esas tablitas es lo que le da la discrecionalidad al funcionario. Por ejemplo en un mismo predio puede haber una edificación que sea como para 50 habitantes o para mil habitantes por hectárea; por ello el funcionario echa mano de la discrecionalidad, porque la ley y los planes parciales se lo permiten y tiene los elementos para tomar una u otra determinación. Esa es la discrecionalidad que nosotros exigimos que se acote», finalizó diciendo, Alejandro Cárdenas Ochoa, presidente del Parlamento de Colonias.

 

El dato:

El Parlamento de Colonias tiene como fin lograr la defensa de los intereses de los ciudadanos, así como incidir en las decisiones de las autoridades, abonarle y coadyuvar con las decisiones de las autoridades. El Parlamento es la suma de esfuerzos de varias asociaciones que se fusionaron desde el 2005 y que hoy opera a través de comisiones de trabajo, como la de Desarrollo Urbano, Medio Ambiente, Jurídica y Difusión, entre otras. Hoy formalmente integran el Parlamento ciudadanos de 27 colonias de los municipios de la Zona Metropolitana, como es el caso de Lomas del Valle, Las Cañadas, Pinar de la Venta Sustentable, entre otras, a quienes se les orienta en la solución de sus problemas particulares, se conoce la situación, se solicita información oficial, se analiza, se genera un diagnóstico y se plantean las acciones a seguir, partiendo del diálogo con las autoridades.

 

La cifra:

300 Denuncias han sido presentadas por ilegalidades frente a los Planes Parciales de Desarrollo vigentes y el Reglamento de Zonificación del municipio de Guadalajara.