Portal informativo de análisis político y social

MARCELINO GARCÍA BARRAGÁN: UN GENERAL CON CONVICCIONES FIRMES Y LEALTAD INQUEBRANTABLE

MARCELINO GARCÍA BARRAGÁN: UN GENERAL CON CONVICCIONES  FIRMES Y LEALTAD INQUEBRANTABLE

Sep 6, 2014

Compartir en redes sociales:
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Shares

Por una inquebrantable lealtad, la fuerza de sus convicciones, compromiso social y su sencillez como ser humano, el general Marcelino García Barragán salvó a México en uno de sus momentos de mayor peligro, resaltó el regidor zapopano Juan Carlos García y bisnieto del ameritado jalisciense, al participar de orador durante la ceremonia para conmemorar el XXXV aniversario luctuoso de su partida la pasada semana en la Rotonda de los Hombres Ilustres de Jalisco.

El general Marcelino García Barragán tuvo la fuerza de sus convicciones en la doctrina de la Revolución Mexicana, con un compromiso social a toda prueba, con hombría de bien para hacer valer su palabra, su sencillez como ser humano que le permitió nunca envanecerse con los altos cargos que desempeñó y su inquebrantable lealtad institucional que le ayudó a salvar a la patria en uno de sus momentos de mayor peligro.

Para mí, dijo, es difícil hablar del general Marcelino García Barragán porque habrá quien lo vea de alguna manera influenciada por la pasión que inspira la sangre, pero en esta ocasión lo justifico ya que siempre será un orgullo y un ejemplo de vida, donde nació la vocación y el interés por la vida pública, expresó ante la presencia de autoridades civiles y militares, así como familiares del militar originario de Autlán.

Recordó Juan Carlos García que su tío bisabuelo fue un hombre humilde que nació en los espacios más modestos de la vida, en la que se forjó un destino que lo llevó a tener la máxima responsabilidad para un soldado de la nación: ser el Secretario de la Defensa Nacional.

Recordó que desde muy joven fue motivado por las injusticias que se vivían en el país a causa de la dictadura porfirista y de ahí que se haya incorporado a las fuerzas revolucionarias. Más adelante tendría la satisfacción de regresar al Colegio para ser su director, designado por el presidente Manuel Ávila Camacho.

Mencionó que las circunstancias del momento lo orillaron a dejar la dirección de enseñanza de las Fuerzas Armadas para ser candidato por el PRI a la gubernatura de Jalisco, pero siempre se consideró más militar que político.

Se distinguió, sin embargo, por ser un extraordinario gobernante… comprometido con las causas sociales. Gran promotor de la educación, del respeto a los derechos laborales, del desarrollo del campo, de la creación de infraestructura y de la ampliación de la red de comunicaciones en todo el territorio jalisciense”.

Destacó que siempre fue un hombre de palabra, de compromiso y fuertes convicciones, que vivió el abuso de poder central que finalmente ordenó su desafuero por no prestarse a la farsa, lo que permitió alterar indebidamente la voluntad del pueblo en cuanto a la duración del periodo gubernamental.

Luego añadió: “ese aparente tropiezo político le permitió al general un espacio para la reflexión, mismo que dedicó a trabajar en el campo y seguir en contacto con las clases sociales más desprotegidas. Pasados los años y cicatrizadas las heridas políticas, el presidente Adolfo López Mateos lo reincorpora a las fuerzas armadas, para servir, como comandante de las zonas militares, con sede en Irapuato y Toluca.

Posteriormente, al ser declarado presidente electo Gustavo Díaz Ordaz, lo mandó llamar para darle a conocer la decisión que había tomado, de nombrarlo Secretario de la Defensa Nacional.

Los trágicos acontecimientos del 68 marcaron, sin duda, el sexenio de Díaz Ordaz. En esos episodios se vivieron inconfesables traiciones y admirables lealtades. El general quedó marcado por su probidad indiscutible al comandante supremo de las fuerzas armadas y responsable de las instituciones nacionales.

Refirió que a casi 46 años de aquellos lamentables acontecimientos, se ha podido evidenciar quiénes fueron los autores de las traiciones que llevaron al derramamiento de sangre, con ello corroborar quiénes fueron los garantes de las lealtades que permitieron la continuidad de la vida institucional de México.

Enseguida destacó el relato de Francisco Martín Moreno en su libro Arrebatos carnales, donde Fultton Freeman, en su momento embajador de Estados Unidos en México, le ofreció dar un golpe de Estado. A lo que el General recusó:

Señor embajador, permítame decirle que aceptar su ofrecimiento implica traicionar a mi país, mi carrera, a los míos, mis convicciones y el destino político de México, descarto cualquier posibilidad de un golpe de Estado, se equivocó usted de hombre”, refiere la cita del escritor histórico.

Entonces el general García Barragán se puso de pie, colocó ambos puños en el escritorio y le pidió al embajador que se retirara inmediatamente de su oficina. En ese momento se hizo patria, expresó Juan Carlos García.

MOMENTO TRASCEDENTAL PARA MÉXICO

Recordó al general García Barragán como un hombre de campo, que conocía la siembra que rinde buenos frutos a su tiempo, que no son inmediatos sino que viven su proceso y tardan en llegar, como es el caso de las reformas del presidente Enrique Peña.

Tal vez hoy no veamos los frutos, pero sería irresponsable no sembrar, para que nuestros hijos cosechen mañana y tanto en nuestro país, como en nuestro Estado, gracias a las políticas públicas establecidas por nuestro gobernador Jorge Aristóteles Sandoval, tengamos el bienestar que los jaliscienses merecemos.

Y agregó: “abonemos todas las siembras con el esfuerzo cotidiano, arranquemos la mala hierba de la discordia, fortalezcamos la unidad en el respeto a la diversidad y construyamos con optimismo un porvenir como lo han soñado nuestros mejores hombres”, concluyó.

Por su parte, el secretario general de Gobierno de Jalisco, Roberto López Lara, recalcó los grandes valores de servicio a la patria y lealtad en el hombre de quien fuera gobernador de Jalisco.

Señaló que su legado de lucha, trabajo y compromiso por Jalisco hoy es ejemplo para las actuales y futuras generaciones.

Este gobierno rescata el valor de la lealtad, asumiéndolo como una característica básica para responder a los ciudadanos. Debemos ser leales al mandato de gobernar y eso se traduce en nunca perder de vista que nuestras acciones deben siembre estar encaminadas pensando en el bienestar de la sociedad”, dijo Roberto López Lara.

Al acto asistieron el exgobernador del estado Guillermo Cosío Vidaurri; Luis Carlos Vega Pámanes, presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado; Julio Nelson García, en representación de la mesa directiva del Congreso del Estado; el general brigadier Diplomado del Estado Mayor, Ricardo Reyes; Verónica Flores Pérez, regidora del Ayuntamiento de Guadalajara; Juan Carlos García Christeinicke, regidor de Zapopan y familiar del general Marcelino García Barragán.


Compartir en redes sociales:
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Shares
468 ad