Portal informativo de análisis político y social

Armando Brenez, presidente del CICEJ: 25 años de retraso tiene Jalisco en infraestructura hidráulica

Armando Brenez, presidente del CICEJ: 25 años de retraso tiene Jalisco en infraestructura hidráulica

Mar 27, 2018

Por Diego Morales //

Debido a que se tiene más de 25 años de atraso en infraestructura hidráulica por temas políticos, es necesario que se concluya la Presa El Zapotillo, para ir solucionando los problemas de abastecimiento de agua en la Zona Metropolitana de Guadalajara, es la postura que tomó el Ingeniero Armando Brenez Moreno, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Jalisco (CICEJ), en el marco del foro Reutilización y manejo sustentable del agua.

Definitivamente, El Zapotillo tiene que ir para delante. Las autoridades que lleguen, sin importar el color, deben trabajar en ese sentido para que Guadalajara en 20 o 30 años no vaya a colapsar por falta de agua, porque estamos a punto que suceda si no se cabildea bien, si no se interactúa bien y si no sacamos esa obra adelante”.

También, el presidente del CICEJ aseveró que el agua es el milagro de la vida, sin embargo, el hombre, ser depredador por naturaleza, que ha contaminado y dado mal uso, por ello, precisó de acuerdo a la Comisión Nacional del Agua, en su publicación “Situación del sub sector del agua potable, drenaje y saneamiento”, publicado en 2017, uno de los recursos naturales más explotados en México, es el agua.

Se advierte que uno de los recursos naturales del que se ha hecho uso inadecuado en nuestro país es el agua. Enfrentamos serios problemas por sobre explotación que se ha hecho de las diferentes fuentes de abastecimiento a fin de satisfacer la demanda de una población en constante crecimiento y ubicada en zonas o regiones en donde el recurso es escaso”.

Agrega: “El mayor consumo se debe a la ineficiencia de las prácticas de irrigación agrícola, al desarrollo industrial y a los malos hábitos de consumo. Además, en el abastecimiento de agua se registran mermas importantes por fugas en las redes de distribución”.

A la vez, Brenez Moreno afirmó que la preocupación no es exclusiva de México, pues a nivel internacional ocurre algo similar, según el informe de las Naciones Unidas titulado “Agua para todos, agua para la vida”.

Se consigna que la verdadera tragedia de esta crisis es sobre la vida cotidiana de las poblaciones pobres, que sufren el peso de las enfermedades relacionadas con el agua, viviendo en entornos degradados y a menudo peligrosos, luchando para ganarse la vida y por solventar sus necesidades básicas de alimentación. En este informe, se asegura que se trata de un problema de actitud y comportamiento, problemas identificables y localizables”.

Entre algunos datos, que consideró son estremecedores, pues es un problema mundial de actitud y comportamiento.

Únicamente el 2.53 por ciento del total del agua que existe en el planeta es dulce y el resto es salada; los recursos del agua dulce se ven reducidos por la contaminación, a nivel mundial, alrededor de dos millones de toneladas de desechos son arrojados diariamente en aguas receptoras, incluyendo residuos industriales y químicos, vertidos humanos y desechos agrícolas como fertilizantes, pesticidas y residuos pesticidas”.

Además: “las poblaciones más pobres resultan las más afectadas, un 50 por ciento de los países en desarrollo están expuestos a fuentes de agua contaminadas. Los pronósticos más recientes, indican que el cambio climático será responsable que tengamos un 20 por ciento de escasez global del agua. El mundo, que actualmente cuenta con 7 mil 300 millones de habitantes, alcanzará los 8 mil 500 millones en 2030, los 9 mil 700 millones en 2050 y la mayoría vivirá en 60 países y padecerán grandes penurias de agua, México está entre ellos”.

También, el presidente del CICEJ recordó los desafíos aprobados por la Declaración Ministerial de La Haya en el año 2000, con base futura y que a 18 años de distancia siguen vigentes en todo el mundo.

Hay que satisfacer las necesidades humanas básicas, ya que las dolencias relacionadas con el agua son una de las causas más comunes de enfermedad y muerte entre los pobres en los países de desarrollo. Otro desafío es proteger los ecosistemas, y el agua que constituye una parte esencial de todo ecosistema. También, se debe hablar de asegurar el suministro de alimentos para una población mundial creciente y el quinto desafío, apunta a promover una industria más limpia”.

Para cerrar con su discurso, resaltó la importancia de las campañas y foros, como el que organizó el CICEJ, para concientizar a los niños, jóvenes y a la sociedad en general, para que sean los principales promotores de algo que seguramente les tocará padecer, la defensa del agua, que es sinónimo de vida.

Debemos pensar en los millones de personas que carecen del vital líquido, no solo para beber, sino para la función que tiene en la agricultura. Hay que buscar alternativas, como ingenieros civiles, tenemos la responsabilidad de aportar a la sociedad. Así pues, hagamos conciencia, no abusemos de su consumo, no la desperdiciemos, es irresponsable pensar que no nos va a faltar”.

URGEN ARREGLOS INSTITUCIONALES

Es momento de cambiar el paradigma, de tomar decisiones y hacer los arreglos institucionales en los temas relacionados a ecosistemas, medio ambiente y al recurso más escaso, el agua, precisó Magdalena Ruíz Mejía, Secretaria de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial.

En su ponencia, la titular de la SEMADET, resaltó que el tema del agua que ha estado depositado de una manera hidráulica ya cumplió su prometido, es momento de buscar opciones, aceptar aciertos y errores, y no dejar que las futuras generaciones tomen las decisiones.

Ahora traemos crisis regionales, locales o nacionales, tenemos una crisis planetaria. Ese es el ajuste que debemos tener, nos hemos equivocado por cómo hemos enfrentado las relaciones, sigue siendo obtusa, con una profunda desigualdad gigantesca, y aunque en el siglo 21 es cuando mayor bienestar tenemos en la historia de la humanidad, es cuando mayor desigualdad existe en el planeta entre los seres humanos, tampoco hemos ajustado la relación que tenemos con los capitales naturales y de territorios”.

Dentro de la preocupación, está que Jalisco es uno de los estados más vulnerables al cambio climático en uno de los países más vulnerables del continente americano.

Urgen arreglos institucionales, en donde el agua, el cambio climático, el valor del capital natural y la reconversión de los criterios de valor económico, que todos esos se den en corto tiempo, porque el colapso ya está aquí, podemos ir a preguntar a Los Altos de Jalisco a qué profundidad están sacando el agua y cómo la siguen usando. Hay un gran nicho de oportunidad”.

Subrayó: “La necesidad de los arreglos institucionales son imperativos, lo reconocemos, hubo un esfuerzo en donde se trató de sectorizar a la Comisión Estatal del Agua al sector ambiental, sin embargo, las resistencias del sistema y del paradigma todavía no reconocen la necesidad de esa armonización. No solo debe estar sectorizada a la SEMADET, debe reconfigurarse a una Comisión Estatal del Agua en donde los sectores económicos le pregunten el límite y el potencial, que sea redefinido por el sector ambiental, donde la innovación, ciencia y tecnología ayuden a reconfigurar la toma de decisiones, en donde no solamente se vean en estos momentos nuevas gobernanzas sino cuestiones de gobernabilidad”.

Con la urgencia que requiere el tema, Ruíz Mejía subrayó que ya hay zonas afectadas con el cambio climático, como la zona norte y Los Altos de Jalisco, que tienen en el agua el recurso con más crisis.

¿Podemos esperar a la siguiente generación de tomadores de decisiones para que se hagan esos ajustes y arreglos institucionales?, la respuesta es no, porque cuando ellos lleguen y si no tomamos decisiones frente a estos sistemas, tampoco a ellos les van a alcanzar los recursos, el problema debió crecer exponencialmente”.

Agregó: “Vamos a tener que aprender nuevas maneras de enfrentarnos a las problemáticas sociales, económicas, y a nuestros recursos naturales. Yo visiono un Jalisco lleno de riqueza, economía, empleos, pero también un Jalisco sano, lleno de capitales naturales, ríos sanos, aire limpio, bosques conservados, productivos, sociedad justas. Lo que tenemos que hacer es cambiar ese paradigma de manera vigente”.

Consciente de la dificultad que tienen los jaliscienses para llegar a acuerdos, Magdalena Ruíz Mejía exhortó a todos a tener que aprender en qué se han equivocado y buscar aciertos en los proyectos que den solución a los temas de medio ambiente en el estado.

Los jaliscienses nos creemos el ombligo del planeta, sí lo somos, damos identidad a un gran país, pero vamos a tener que aprender de lo que se ha equivocado y cuáles han sido los aciertos en grandes proyectos. En el tema del agua debe ser una visión ecosistémica, de economía verde, equidad y solidaridad, si no tomamos estas recomendaciones, aseguro que la siguiente generación de tomadores de decisiones puede postergar otros 6 años más, otros 12 años más, pero entonces el Río Santiago seguirá igual o más contaminado, nuestros mantos acuíferos seguirán más abatidos, Puerto Vallarta colapsará como ya lo hizo Barra de Navidad. La invitación es hacer esas apuestas”, puntualizó.

El evento, que se llevó a cabo en el auditorio del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Jalisco, también contó con la presencia de autoridades del SIAPA, Gobierno de Zapopan, Guadalajara, entre otros.

 

%d bloggers like this: