Portal informativo de análisis político y social

Buscará PRI arrebatarle el poder a MC en ZMG

Buscará PRI arrebatarle el poder a MC en ZMG

Oct 9, 2016

Para la dirigencia nacional del PRI, tan importante es refrendar el poder en el 2018 en el Gobierno del Estado, como arrebatarle al Partido Movimiento Ciudadano los gobiernos municipales de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Este objetivo lo planteó el líder nacional tricolor, Enrique Ochoa Reza, en su reciente visita a Jalisco, en el marco de una gira por todas las entidades del país, en donde en 60 días ha visitado 23 de 32 y pretende culminar el trabajo de acercamiento con la militancia en los primeros 100 días al frente del Comité Directivo Nacional.

Expuso que las calificaciones de la ciudadanía son claras: «no hay resultados en seguridad, no hay resultados en obra pública, no hay resultados en economía y, por tanto, esos presidentes municipales de MC no le sirven al estado de Jalisco».

Aseguró que los gobiernos de MC le mienten a la sociedad, «encuestas revelan que esos gobiernos no están entregando resultados, esos presidentes municipales de MC no le sirven al estado de Jalisco, se la viven de paseo, están buscando votos en otros estados y por eso vamos a recuperar todos los municipios de una sola en el 2018».

Sin embargo, admitió que hoy día las encuestas de preferencia electoral le son adversas a su partido en Jalisco y más aún en la ZMG, pero confió en que las cosas tienen que cambiar. «El PRI reconoce que tiene que redoblar los esfuerzos para acercarse a la ciudadanía, por eso estamos impulsando una política de puertas abiertas en el partido, a todos los ciudadanos».

«También tenemos que hacer un alto en el camino y reflexionar qué aspectos tenemos qué mejorar, qué cosas tenemos qué cambiar, por eso he recorrido en estos primeros dos meses y dos semanas precisamente para conocer los análisis críticos y autocríticos, pero sobre todo propositivos que tienen los priistas para atender las causas de la ciudadanía».

«Vamos a trabajar mañana, tarde y noche de aquí a la elección del 2018 para ofrecer las mejores candidatas y candidatos y también para defender las mejores causas de la ciudadanía para pedir el voto mayoritario en cada municipio de la Zona Metropolitana del estado de Jalisco».

Enrique Ochoa vivió de cerca en este diálogo con la militancia, el sentir del priismo de Jalisco, recibió reproches, denuncias, acusaciones, pero pulsó también las muestras de afecto de las bases para un personaje que fue prácticamente expulsado del Gabinete en el Estado cuando ocupaba el cargo de Secretario General de Gobierno y que hoy es el secretario de Organización, es decir, el número 3 del CEN del PRI, el senador Arturo Zamora Jiménez, que prácticamente empató en el «aplausómetro» con el gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz.

Banderas, música, matracas, municipios, distritos, organizaciones, batucada, el olé olé, Tlaquepaque, CNOP, distrito 13, Red Jóvenes por México, Tonalá, el «jilguero» sembrando emoción desde el estrado, aguas frescas, banda, El Salto, UR, Onmpri, campesinos y los militantes del tricolor de El Salto manifestándole su apoyo al cacique Joel González y reclamando la destitución del presidente municipal, Marcos Godínez Montes, fueron las escenas que le dieron colorido a la visita del líder nacional del tricolor, Enrique Ochoa Reza.

 

La visita como oposición

Enrique Ochoa Reza

Pero Enrique Ochoa ya conocía la otra cara de Jalisco, lo vivió como oposición en una visita que realizó cuatro años atrás y la que dijo, fue una de las visitas más relevantes, «el PRI era dos veces oposición, en lo federal y lo estatal, en el debate de Expo Guadalajara de Peña y de Aristóteles por la mañana; en ese escenario adverso con tres administraciones estatales y dos federales de Acción Nacional, Peña y Aristóteles ganan los debates y recuperamos la confianza de la ciudadanía».

Planteó el líder nacional del tricolor que el mensaje que dejó el resultado de los procesos electorales de este año, «es que debemos combatir la corrupción y la impunidad, debemos de ser los priistas los primeros garantes ante toda la ciudadanía, de la transparencia y la rendición de cuentas de nuestros propios gobiernos, el buen juez por su casa empieza, no podemos tapar el sol con un dedo, seamos los priistas los primeros en señalar y en pedir todo el peso de la ley, eso nos dará la calidad moral para denunciar los actos de corrupción y de impunidad que suceden y abundan en otros partidos políticos en MC, PAN, PRD y Morena».

«Pero al calor de las elecciones, cuando la oposición nos señale, seamos los priistas los primeros en salir a defender el buen nombre de nuestros candidatos, de nuestros militantes y el buen nombre del partido».

En este recorrido con la militancia, Enrique Ochoa ha acudido a 23 estados en 60 días que lleva en el cargo y habrá de recorrerlos todos en los primeros 100 días al frente del Comité Ejecutivo Nacional.

«He encontrado un priismo vivo, crítico, plural, los priistas tenemos distintas formas de cómo resolver la política, de cómo ver la política, venimos de diferentes experiencias sociales y tenemos distintas manera de atender un problema; tenemos una diversidad política muy amplia, pero ante ello lo que más vale es la unidad, cuando el priismo está dividido o fragmentado, perdemos las elecciones y le hacemos el trabajo fácil a la oposición».

Planteó que es el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, un elemento de unidad y dejó una instrucción precisa: «Todos, gobernador, presidentes municipales, diputados federales y locales, delegados federales, regidores y todos los funcionarios de los gobiernos priistas, tienen la responsabilidad de abrir las puertas de su oficina para atender a la sociedad y para rendir cuentas a la ciudadanía».

En entrevista realizada al finalizar el mitin que se llevó a cabo en el patio central de las oficinas del Comité Directivo Estatal del PRI, habló de las determinaciones relevantes que se han tomado en la capital del país.

«La Comisión de Justicia Partidaria ha llevado a cabo dos acciones que son muy importantes para el partido, primero atrajo los casos que por su relevancia nacional deberían atenderse en Justicia Partidaria, que estaban radicados en las comisiones estatales y que por alguna razón se habían detenido los procesos o se habían burocratizado; para evitar burocratismos y para atender los casos con toda seriedad, Justicia Partidaria ha atraído los casos de Veracruz, de Chihuahua y de Quintana Roo y en una resolución histórica la Comisión de Justicia Partidaria suspendió del partido al gobernador Javier Duarte, de Veracruz, es la primera vez en la historia que un gobernador en funciones es cesado de su militancia».

Argumentó que la Comisión continuará analizando los otros casos que se han remitido y los que ha atraído por su relevancia nacional y cuando tenga los resultados los informará a la sociedad.

 

Orfandad política, recuerda Coco Velázquez

COCO SL

En el multitudinario acto, el dirigente estatal del PRI, José Socorro Velázquez, planteó que lo mismo en el partido que en el gobierno, se tiene un gran compromiso con el combate a la corrupción y a la impunidad, lo mismo a favor de la transparencia y la rendición de cuentas y recordó que en este tema se firmó un convenio de colaboración con el Instituto de Transparencia e Información Pública, «para que el PRI en Jalisco siga siendo como ya lo es, la organización política que ocupa el primer lugar en las calificaciones que otorga el propio ITEI».

José Socorro Velázquez dijo al gobernador, ante la presencia del presidente nacional del partido y de frente a la militancia, que le manifestó su permanente reconocimiento a su labor así como su gratitud por el respaldo irrestricto que siempre le ha dado a la organización política que lo llevó a recuperar el Gobierno del Estado para servir mejor a los jaliscienses.

Mientras que a Enrique Ochoa, le planteó: «El PRI tiene un enorme compromiso histórico político y moral con la sociedad mexicana, confiamos en que usted sabrá conducirlo con sensibilidad y prudencia en este momento difícil para la nación, México requiere que el PRI sea un partido con agenda de avanzada, solidaria con las causas populares, un partido que siga coadyuvando al perfeccionamiento de nuestra democracia, pero que no se desentienda de su compromiso con la justicia social».

«Necesitamos un partido fuerte para respaldar a los gobernantes que han salido de sus filas, pero también para reconvenirlos cuando se aparten de sus compromisos con los que menos tienen; un partido consciente de la importancia de mantener la estabilidad macroeconómica, pero exigente en la atención de las demandas sociales; un partido que apoye al presidente Peña Nieto en su lucha con frecuencia incomprendida por transformar para bien a la nación; un partido que apoye al presidente en todas sus iniciativas, especialmente aquellas que tienen que ver con el fortalecimiento de las libertades y los derechos humanos, no solo en las que tengan la complacencia de poderes fácticos que tiran la piedra y esconden la mano; un partido progresista que no se deje intimidar por los que buscan refugio en el siglo XIX para evadir por conveniencia las realidades del siglo XXI».

Y vino el reproche con una reflexión que hizo en su toma de la presidencia hace algunos meses y la quiso repetir de frente al nuevo presidente nacional del PRI:

«Desde 1995, cuando una serie de circunstancias combinadas nos llevaron a la pérdida del Gobierno del Estado, en distintos momentos los jaliscienses nos vimos envueltos en inexplicables olvidos por parte del CEN, como si Jalisco fuera una tierra perdida y no una de las entidades más importantes de la Federación; largos y difíciles fueron aquellos primeros años de orfandad política a la que nos relegaron dirigencias que nos olvidaron, que nos vieron con malos ojos porque tuvimos la desgracia de pagar culpas ajenas y de sufrir consecuencias por errores que cometieron otros. En aquella ocasión afirmé que eso no debía volver a ocurrir, mucho menos ahora cuando ya somos la primera fuerza electoral y tal como se lo recordé respetuosamente hace unos días, no debemos olvidar que el triunfo de la República pasa por el triunfo de Jalisco».

Finalmente hizo una reflexión:

«La realidad ciertamente nos dispone un escenario complicado, pero no imposible de resolver, no existe adversidad que no pueda vencerse con determinación y esfuerzo, a eso estamos decididos los priistas de Jalisco para demostrar la grandeza de nuestro partido y presumir el orgullo de nuestra pertenencia».

 

Mujeres, campesinos y jóvenes tienen prioridad: JASD

Segundo Informe Aristóteles (Custom)

Por su parte el gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval, hizo un poco de historia para aterrizar después en la situación presente de su partido, expuso que hace 12 años, «muchos no se quieren acordar, pero el debate era acabar con los monopolios, porque la riqueza se sigue concentrando en unas cuantas manos, habiendo tanta pobreza, y cuando llega Enrique Peña Nieto, decide impulsar una reforma para tocar a los poderosos y para acabar con los monopolios en este país y que ganaran los pobres, los consumidores y la gente que menos tiene».

Y se logró esa reforma, recuerden ustedes cuando todos hablábamos de que queríamos a los mejores maestros frente a nuestros alumnos y quién iba a pensar que se acabaría el poderío de Elba Esther Gordillo, llegó el presidente Peña Nieto, impulsó la reforma, acabó con el cacicazgo y está impulsando la modernidad en la educación en nuestro país.

Impulsó también la reforma energética para estar de acuerdo a las necesidades del siglo XXI consumiendo energía limpia, pero sobre todo energía que nos cueste menos, hacia allá es el tránsito, sobre todo después de que se dejaron tres décadas de impulsar reformas.

Dijo que el que llegaba, solo llegaba a administrar la riqueza y recordó que con Vicente Fox que tuvo a 80 dólares por barril de petróleo, administrando la riqueza perdimos más de 200 mil empleos; con Felipe Calderón también con buenas condiciones en el precio del barril, ganamos solo 500 mil empleos y hoy con el presidente EPN van más de 2.5 millones de empleos generados en el país «y esto no es obra de la casualidad, que hoy Jalisco tenga la tasa de desocupación más baja, que hoy Jalisco sea el estado que más mexicanos ha sacado de la pobreza según Ceneval, no lo digo yo, que hoy Jalisco siga atrayendo más inversiones y esté generando más empleos, solo en tres años y medio hemos generado 241 mil empleos».

Y planteó cuál es el reto actual: «Ahora como priistas, hay que trabajar para eliminar la brecha laboral entre la mujer y el hombre, y que donde trabaje la mujer y trabaje el hombre, se les pague igual para que la mujer esté en igualdad de condiciones; hoy el PRI debe asumir la lucha para poder tener mejores sueldos y salarios, ese es el trabajo de nuestro partido, luchar para que los campesinos puedan tener una mejor tecnología, insumos, mejores condiciones y apoyarlos desde su producción y hasta la comercialización o exportación de su producto, luchar para que los jóvenes no abandonen la educación y que los que tengan inquietudes para emprender un negocio, cuenten con el apoyo y el acompañamiento de su gobierno.

Al acto acudieron además de cientos de militantes venidos de los 125 municipios de Jalisco, José Luis Orozco Sánchez Aldana, coordinador de diputados federales; Hugo Contreras, coordinador de diputados locales; Eugenio Ruiz Orozco, delegado regional del CEN del PRI; Roberto López Lara, secretario general del Gobierno del Estado; el senador Jesús Casillas; José Socorro Velázquez, líder del CDE del PRI; Mariana Fernández Ramírez, secretaria general del CDE del PRI; Greta Rojas de Ochoa, esposa de Enrique Ochoa Reza, el senador Arturo Zamora Jiménez y el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz.