Portal informativo de análisis político y social

Conferencia de Eduardo Almaguer: Fracasó la alternancia en la lucha anticorrupción; “impunidad: el cáncer de México”

Conferencia de Eduardo Almaguer: Fracasó la  alternancia en  la lucha anticorrupción; “impunidad: el cáncer de México”

Oct 15, 2017

Por Mario Ávila //

Del peor mal que azota a México, la corrupción, el soborno y la impunidad, pero también de las posibles soluciones y estrategias para enfrentarlos, habló el Fiscal General de Jalisco, Jesús Eduardo Almaguer Ramírez, en la víspera de que presente su renuncia al cargo para disputar un cargo de elección popular en el proceso del 1 de julio del 2018 por el Partido Revolucionario Institucional.

Eduardo Almaguer habló con mucha crudeza, pero también con realismo sobre el tema de “Impunidad: El cáncer de México”, que fue el tema del que le pidieron que hablara ante los miembros de la agrupación política nacional, Confío en México, que preside Salvador Cosío Gaona.

Expuso el Fiscal que de acuerdo al índice global de impunidad elaborado por la Universidad de las Américas de Puebla y publicado el pasado 27 de agosto, México ocupa el primer lugar en América Latina en impunidad con 69.39 puntos y el cuarto lugar mundial en impunidad, teniendo como referente al país de Croacia que con 36.01 es el lugar con menor impunidad en el mundo.

Explicó que este índice se obtiene de la comparativa de la información relacionada con los indicadores en materia de seguridad, derechos humanos y justicia, pero dejó en claro que en el caso de México, el mismo documento alerta sobre las deficiencias estructurales, particularmente del sistema de justicia, señalando que mientras que en otros países del mundo existen 16.23 jueces por cada 100 mil habitantes, en México se tienen sólo 4.2 jueces por cada 100 mil habitantes.

Detalla el documento que la violación a los derechos humanos, la poca capacitación a las policías y un alto porcentaje de personas detenidas sin sentencia, son los elementos principales que originan esta deshonrosa calificación para México.

Sin embargo, Almaguer Ramírez también se refirió a otros elementos estadísticos que colocan a nuestro país en sitios deshonrosos, y dijo: “La corrupción es la acción humana que transgrede las normas legales y los principios éticos, la corrupción en el ámbito político y administrativo tiene su más alto referente en el soborno, y México ocupa el último lugar en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en su combate, se encuentra en el lugar número 18  en el G20 y el lugar número 30, de 32 en América Latina”.

La corrupción en México –dijo-, es necesario conocerla, localizarla, medir su extensión, identificar sus causas, encontrar las áreas de riesgo que permitan su reproducción, examinar sus mecanismos de operación y exigir sus efectos para estudiar las experiencias exitosas y solamente así poder traducir la indignación en una estrategia exitosa para combatirla.

La corrupción y la impunidad –abundó-, dañan todos los ámbitos de nuestra vida social, cuando preguntamos por qué en México tienen una percepción mala de las instituciones y de quienes integramos estas instituciones, es porque la corrupción ha generado que solo el 37% de la población apruebe la democracia, que solo el 27% de los mexicanos se sientan satisfechos con su democracia, que el 91% de los ciudadanos no confíe en los partidos políticos, que el 83% de los ciudadanos no confíe en sus legisladores y que el 80 % de los ciudadanos no confíe en sus instituciones judiciales y en su sistema de procuración y administración de justicia.

 LA HISTORIA Y LAS OMISIONES

En presencia de más de 200 integrantes de Confío en México, APN, que tiene liderazgos en las 12 regiones de la entidad y del secretario General de Gobierno, Roberto López Lara, que acudió como invitado especial, Eduardo Almaguer apuntó que México inició en el año 2000 una transición democrática, “se fortalecieron las instituciones electorales, se generaron nuevas formas de hacer política en la sociedad civil y en los propios partidos políticos, pero nunca se cambió el sistema ni administrativo, ni judicial, ni de fiscalización”.

La transición democrática no previó en su proceso reformar estas instituciones, se dejó intacto este sistema, por ello en estos primeros años de alternancia en nuestro país, si bien hubo avances democráticos, hubo un crecimiento exponencial en la corrupción y en la impunidad”, planteó.

Y puso un ejemplo real para entender mejor el fenómeno: “Al realizarse la transición democrática y al no revisar el sistema administrativo, judicial y de fiscalización, cualquier municipio y cualquier entidad en la república podía endeudarse tal y como lo decidieran los gobernantes o los presidentes municipales en turno. ¿Qué sucedió? Gobiernos estatales y municipales en bancarrota, en el buró de crédito, deudas más altas que su propio presupuesto, con ello pésimos servicios públicos y obviamente disminución de la calidad de vida de sus habitantes”.

No había una ley, es más no existe en este momento una ley que sancione este tipo de excesos. A la llegada del presidente de la República Enrique Peña Nieto, se genera una reforma hacendaria, una reforma de cuenta y gasto público que por primera vez impide que los estados y municipios se puedan seguir endeudando como lo venían haciendo”.

Recordó que cuando tuvo la oportunidad de dirigir al PRI en Jalisco, se dio la entrega recepción de nuevas administraciones municipales y una vez más de manera cíclica, la autoridad municipal en turno dejaba las arcas vacías, dejaba sin vehículos, sin archivos y sin ningún tipo de recursos materiales a la administración entrante y nunca sucedía nada.

Ante ello –sentencio-, tomé la decisión de expulsar a 5 presidentes municipales de nuestro partido, por su falta de ética, porque quizá no teníamos la posibilidad de sancionarlos judicialmente, pero sí podíamos sancionarlos éticamente y procedimos a su expulsión. 

SU PASO POR LA JLCYA

Recordó Eduardo Almaguer Ramírez que la falta de un conjunto de normas, leyes y reglamentos, permitió en prácticamente 12 años el crecimiento exponencial de la corrupción. “Habría que recordar cuando tuve la oportunidad de ser nombrado por el gobernador del Estado como Secretario del Trabajo, en el mes de marzo del 2013 encontré una Secretaría de Trabajo y una Junta Local de Conciliación y Arbitraje, donde todos mandaban, menos la autoridad; donde todo imperaba, menos el derecho y la ley; donde todos alcanzaban justicia, menos los más débiles, particularmente los trabajadores”.

Encontré una explotación inhumana en los más débiles y humildes, nuestros indígenas mexicanos, que desde el estado de Guerrero, Oaxaca y Chiapas, eran trasladados en camiones de redilas a trabajar en los campos agrícolas en Jalisco y vivían en pésimas condiciones, dormían en el piso y tomaban agua de la que circulaba por esas zonas en el campo; encontramos niños, mujeres embarazadas, trabajando en medio de plaguicidas y fertilizantes; ante ello y con lo que daban los elementos legales, procedimos no solamente a clausurar, sino a realizar algunas detenciones y gracias todo este proceso y al apoyo y confianza del gobernador, logramos en el país no solamente visibilizar la explotación agrícola, sino también logar por primera vez un salario mínimo, porque ni eso existía, para los trabajadores agrícolas”.

Habría que recordar también la corrupción e impunidad que imperaba con un grupo de abogados que se habían apropiado de este tribunal laboral para prácticamente terminar con las empresas y con la estabilidad social y económica en el Estado; a estos mal llamados “talibanes” los tuvimos que perseguir durante tres años y después de 586 amparos que interpusieron, logramos meterlos a la cárcel en tres ocasiones”, dijo Eduardo Almaguer.

 800 CORRUPTOS SON DADOS DE BAJA EN LA FISCALÍA

El Fiscal Eduardo Almaguer continuó contando su historia: “En el caso de la Fiscalía General, en estos dos años y tres meses hemos trabajado con una política de cero tolerancia a la corrupción y a la impunidad; más de 800 servidores públicos han sido dados de baja de la Fiscalía General, de ellos 300 han sido consignados ante la autoridad judicial”.

A mi llegada había un divorcio con las organizaciones civiles y sociales, había graves denuncias de violación a los derechos humanos, Amnistía Internacional había instalado una oficina en Jalisco para dar seguimiento a esta violación a los derechos humanos y teníamos la presencia del alto comisionado para los derechos humanos de las Naciones Unidas con una atención especial para Jalisco.

Recuerdo a mediados del mes de junio del 2015 cuando el gobernador del Estado me hizo la invitación de ser fiscal general, que la primera instrucción era rescatar la credibilidad y la legitimidad en nuestra institución y que teníamos que ir a fondo en contra de la corrupción y de la violación a los derechos humanos. Por ello la primera recomendación de la CEDHJ por tortura fue atendida e hicimos la primer consignación de policías por el delito de tortura en todo el país, fuimos el primer estado en hacerlo, ya no se les ponía a disposición de una autoridad judicial por abuso de autoridad o lesiones, sino por el delito de tortura, logramos también la sentencia de dos policías municipales quienes torturando, asesinaron a un detenido, estos fueron sentenciados por el delito de tortura y a partir de ese momento iniciamos a acatar todas las recomendaciones de la CEDHJ y de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Inmediatamente iniciamos un diálogo y acercamiento tanto con Amnistía Internacional, como con la oficina del alto comisionado de las Naciones Unidas para un tema fundamental, el tema de los desaparecidos en Jalisco y a nivel nacional. Hace unos días se mencionó que en nuestro país se tenían registros de 33 mil mexicanos desaparecidos y es Jalisco el primer estado de la República, no solamente en generar una Fiscalía Especial para Desaparecidos, es el primero en constituir una unidad de análisis y contexto, la mejor del país y es el primer estado que tomó las mejores experiencias y modelos de países como Argentina, Brasil, Chile, Perú y Colombia, para aplicarlo en nuestro estado, para poder resarcir y resolver el mayor crimen, el crimen más grave, el crimen de lesa humanidad de desaparecer a una persona.

 

LAS ACCIONES QUE VIENEN

En presencia también Cynthia Patricia Cantero Pacheco, presidenta del Instituto de Transparencia e Información Pública (ITEI) y de Augusto Chacón Benavides, director del Observatorio Ciudadano Jalisco Cómo Vamos, quienes fueron invitados para hacer comentarios sobre la ponencia del Fiscal General de Jalisco, Eduardo Almaguer expuso cuáles son las acciones puntuales que siguen en el combate a la corrupción y la impunidad.

Hizo saber que el mandatario jalisciense toma la decisión de ciudadanizar desde su creación el Sistema Estatal Anticorrupción, atendiendo el reclamo de los ciudadanos, no solo de escuchar y atender, sino de que sean protagonistas directos en la construcción de este sistema, del que se derivan tres acciones fundamentales, la designación de un Fiscal Anticorrupción electo por los ciudadanos, un Fiscal General autónomo, revisado, consultado y evaluado por los ciudadanos y un Auditor con un Tribunal, revisado y avalado por los ciudadanos.

Pero falta formar –dijo-, un comité de seguimiento, materializar el esfuerzo real de ir en contra de la corrupción, pero hay que darle seguimiento, hay que evaluar el trabajo y los resultados de las personas, sin temor  a que si no funcionan hay que cambiarlos, tenemos que acostumbrarnos a que el que no funcione, se vaya.

El nuevo Sistema Estatal Anticorrupción –abundó-, ya no solamente tiene que ver con los gobernantes, hoy tienen que ver con todos aquellos particulares que se relacionan con el gobierno; cortemos de raíz el origen de la corrupción, de unos y de otros, dejemos de estar lanzando la piedra y escondiendo la mano, si vamos a hablar de lucha contra la corrupción, hagámoslo de frente, directos, sabiendo que quizá sea la única oportunidad en este momento que se conjunten las condiciones  para verdaderamente generar un sistema estatal anticorrupción con mujeres y hombres legítimos, que dejemos de hablar en los discursos del amor a México y lo practiquemos a diario, que no sea solo un discurso, una plática, un slogan.

El Fiscal aseguró que la realidad hoy día es distinta: “Se aumentaron las penas, se generaron otras figuras y nunca más, como a mí me sucedió, vamos a tener que frustrarnos de no poder detener, perseguir o sancionar a un mal funcionario público porque se perdió el expediente, porque se desapareció el expediente, porque se quemó el expediente, porque no existieron los expedientes. Esa frustración también la siente la sociedad al observar la corrupción que se está realizando, que no sean castigados quienes la realizan y entonces generar la impunidad que vuelve a generar a su vez más corrupción”.

 

PRUEBAS DE CONTROL DE CONFIANZA TAMBIÉN AL PODER JUDICIAL

Como acciones puntuales para combatir el círculo vicioso de corrupción-impunidad-corrupción en Jalisco, Jesús Eduardo Almaguer Ramírez habló de la necesidad de avanzar en la aplicación de la extinción de dominio, que según dijo, “hoy solo se aplica para el narcotráfico, el homicidio y el secuestro, pero no se aplica para los beneficios de los delitos patrimoniales y en los delitos en contra de la sociedad a partir del manejo de recursos público, como el fraude, el despojo, el robo, y ni a los que se llevan el dinero del pueblo, no podemos quitarle sus bienes simplemente porque no está en la ley”.

Lamentó también que con la transición democrática se terminó con el servicio civil de carrera, con la meritocracia “y con ella los que han llegado a ejercer el gobierno buscan resolver su patrimonio en tres o en seis años y eso ha generado una gran corrupción en todos los ámbitos, por ello tenemos que reformar para que el servicio civil de carrera evite que quienes llegan de servidores públicos, resuelvan en un periodo de gobierno su situación patrimonial”.

RECUADRO

LAS PROPUESTAS PARA MEJORAR SEGURIDAD

PÚBLICA Y PROCURACIÓN DE JUSTICIA

Y terminó diciendo que para mejorar la seguridad pública y la procuración de justicia, se necesitan tres acciones puntuales:

1.- Un presupuesto etiquetado claro para seguridad y que se eviten como sociedad que autoridades municipales utilicen los cuerpos policiales en su beneficio y podamos tener una policía estatal única; no puede haber municipios con cuatro policías; no puede haber ciudades con medio millón de habitantes que las cuiden al día 45 policías; no puede haber salarios en el interior del estado de 6 mil pesos para los policías, sin seguridad social, sin prestaciones de ningún tipo, sin equipamiento, lo único que se está realizando es poner a la policía municipal  disposición del crimen organizado, tiene que haber un presupuesto y una voluntad política.

2.- El nuevo sistema de justicia penal, tenemos que mantenerlo y fortalecerlo, es un avance democrático, social y económico, pero debe de ser perfeccionado, tienen que reformarse algunas figuras para que este verdaderamente le sirva a los mexicanos ya los jaliscienses.

3.- Dejar de lado la simulación, un policía, un actuario, un secretario, un agente del MP, un coordinador, un director de división, un director general y un fiscal general, somos evaluados en el examen de control y confianza, psicológicamente nuestras capacidades intelectuales, nuestras capacidades de resistir las presiones y las tentaciones, nuestras capacidades de dirigir, se evalúa nuestra confianza y se evalúa también todo nuestro patrimonio, nuestros ingresos y nuestros egresos, ¿porqué no sucede eso con el Poder Judicial?, ¿porqué no cerramos el círculo de las policías preventivas, la procuración de justicia y la administración de justicia?, ¿porqué la SCJN tiene que emitir jurisprudencia para que no se apliquen esas evaluaciones al Poder Judicial si reciben recursos del pueblo para aplicar justicia al pueblo, si son funcionarios y servidores públicos?, tenemos que atrevernos a dar ese paso para entonces tener un círculo virtuoso en el tema de seguridad y de procuración de justicia.