Portal informativo de análisis político y social

DAÑÓ FUERTES INTERESES REFORMAS ENERGÉTICAS Y DE TELECOMUNICACIONES

DAÑÓ FUERTES INTERESES REFORMAS ENERGÉTICAS Y DE TELECOMUNICACIONES

Ene 7, 2017

Muy preocupante la situación que vive el país ante las reacciones generadas por el gasolinazo, ya que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto tiene enemigos importantes como resultado de las reformas en telecomunicaciones y energética, dañó intereses y hay quienes se frotan las manos por ver caer al gobierno, advierte el doctor Javier Hurtado, presidente de El Colegio de Jalisco.

“Son insensibles las personas (funcionarios de la Secretaría de Hacienda) que hacen estos anuncios, no sé qué quieren, a río revuelto ganancia de pescadores”, precisa el también maestro y catedrático de la Universidad de Guadalajara, entrevistado en los micrófonos de Conciencia al Aire.

“Estoy en contra del alza a la gasolina pero también estoy en contra de aquellos que le apuestan en hacer caer al gobierno, que piensan que un ambiente de inestabilidad y saqueos es lo mejor, no se justifica una cosa con otra, están tomando de pretexto la gasolina cuando todavía no se refleja el impacto total en los precios del consumidor, están cometiendo actos vandálicos que quieren que tenga repercusiones políticas. Me parece grave lo que está sucediendo”, explica.

 

 

 

UN PÉSIMO MENSAJE

Para Javier Hurtado, el mensaje del presidente a la nación debió ser más de sensibilidad social y menos de explicaciones, pues sólo se generó más malestar en la población.

“En un principio en los primeros días sí llegué a pensar que esta situación se daría marcha atrás, en una medida tan simple como decir que van a subsidiar el litro de gasolina con un peso, un mísero peso, con el cual no se hará más pobre el Estado Mexicano, esperaba que el presidente tuviera sensibilidad social para recuperar su credibilidad, su imagen, dar marcha atrás, echarle la culpa al secretario de Hacienda, correrlo, un estadista hubiera hecho eso, un político hubiera hecho eso, un primer ministro ya hubiera despedido a su ministro de finanzas por haber hecho esto, claro (…) Estamos hablando de un sistema parlamentario, aquí tenemos un presidente. Hubiera esperado que hubiera echado la culpa de una medida desacertada, y también decir que fue una medida precipitada, pero que él como presidente resuelve y hace un subsidio a la gasolina y todo vuelve a la calma, sin ningún problema”.

 

 

 

SE BENEFICIA LA OPOSICIÓN

Con las circunstancias que vive el país, Hurtado asegura que habrá políticos populistas que tratarán de sacar caldo de cultivo de la situación, como dice el dicho “A río revuelto, ganancia de pescadores”.

“Es una visión de muy corto plazo, la población no se chupa el dedo, perfectamente se da cuenta que quienes aprobaron esto fueron los diputados de todos los partidos, hay algunos que dicen que no, es parcialmente cierto, la Ley de Ingresos de la Federación fue aprobada por todos los diputados presentes, hubo ausentes, los únicos que votaron en contra fueron algunos diputados de Morena y del PRD, pero ya en lo particular en los artículos se incrementaron los que votaron en contra, ahí sí es cierto, pero votaron a favor la Ley de Ingresos de la Federación. Creo que la gente a final de cuentas le pasará la factura a todos los partidos, en especial al que tiene el cargo del Ejecutivo federal, eso es inevitable”.

 

 

 

POR UN CAMBIO DE DEMOCRACIA

Una de las propuestas que hace Javier Hurtado es apelar a un cambio de modelo de democracia, donde los ciudadanos no sean sólo receptores sino participantes activos en las decisiones públicas.

“Cómo es posible que los ciudadanos seamos sólo receptores de una versión que dan nuestros representantes populares, o los burócratas, que nadie pueda interrogarlos ni haber un diálogo racional, por qué no se establece eso que existe en otros países europeos que se llaman asambleas deliberantes, por ejemplo, por qué no van los de Secretaría de Hacienda frente a expertos y frente a ciudadanos seleccionados por sorteo y se discute en realidad esta medida para que se les abran los ojos a los tomadores de decisiones y puedan reconsiderarla. Si seguimos en el esquema que los partidos nos representan, que no representan a nadie, estamos acabados, seguirá siendo así siempre, esté el partido que esté: el rojo, amarillo, verde, anaranjado o azul”.

Subraya: “El problema de fondo es el paradigma de democracia que tenemos que hace que tengamos gobernantes corruptos, con esos sueldazos, que toman decisiones apartados del sentir popular, está en crisis la noción del representante popular, cómo puede ser que un diputado tome ese tipo de decisiones, cómo puede ser que la disciplina partidaria esté por encima de la solidaridad y la responsabilidad con los representados, no puede ser”.

A su vez, lamentó las manifestaciones vandálicas que se han venido dando en el país, donde no hay un plan estratégico para calmar la situación.

Para el presidente de El Colegio de Jalisco, los cambios deben ser de fondo al sistema político mexicano, porque la democracia actual ha creado partidos de oligarcas, que cuestan mucho dinero a los mexicanos y que están lejos de ser representantes populares.

“Empecemos a pensar en una democracia por sorteo, como los irlandeses, una democracia que existía en la Grecia antigua, la democracia que conocemos por elección es para los privilegiados, la democracia por sorteo es para el pueblo, es lo que iguala las oportunidades, entonces no necesitaríamos partidos, o serían muy chiquitos”.

“Urgen las transformaciones de fondo, urge terminar con el modelo de partidos tan costoso, tan ineficiente, urge terminar y mandar al basurero de la historia al INE, que no tiene razón de ser, urge hacer un cambio de gobierno en el cual pueda haber responsabilidad política de los gobernantes y que estos puedan ser castigados y ser sancionados por sus decisiones, en cualquier sistema democrático del mundo ya hubiera caído mínimo el Secretario de Hacienda, mínimo”, plantea.

Agrega: “Me parece que están equivocando su función, un presidente no está para contar pesos y centavos, que se lo deje al responsable del Banco de México, un presidente tiene que ser estadista, ver más allá de las cuestiones de corto plazo, si alguien dice que es un beneficio de largo plazo también tiene que ver a corto plazo las necesidades sociales de la población, no los indicadores macroeconómicos que tanto le interesa e importa al presidente más que las necesidades sociales de la población”.

Con este contexto, Javier Hurtado aseveró que al ver al presidente Enrique Peña Nieto recordó cuánta falta hace un personaje como Luis Donaldo Colosio.

“Me recordó que decía que hace falta reflejar las finanzas nacionales a las finanzas familiares, que las buenas cuentas nacionales se vean reflejadas en los bolsillos de todos los mexicanos. Qué nos ganamos nosotros con que haya estabilidad económica si hay pobreza, si hay descontento social, qué nos ganamos cuando nos dicen que el precio de la gasolina es similar al que existe en otros países del mundo pero no se dice que los salarios en México son de hambre”, puntualizó