Portal informativo de análisis político y social

«Debemos volver a la gente»; el optimismo regresa al PAN

«Debemos volver a la gente»; el optimismo regresa al PAN

Ago 27, 2016

A sus 47 años, Miguel Ángel Martínez Espinosa tiene la gran tarea de encauzar y unir al panismo jalisciense. Es de familia blanquiazul de cepa. «Nos quedamos los que le tienen amor a la institución, los que creen en el partido y lo que propone», responde entrevistado en los micrófonos de Conciencia al Aire a la pregunta si ya terminó la desbandada de militantes panistas a otros partidos.

Con la experiencia de haber sido regidor de Guadalajara, diputado local y coordinador de la bancada panista en el Congreso del Estado, secretario de Educación de Jalisco y subsecretario de Educación Media Superior durante el gobierno del presidente Felipe Calderón, Martínez Espinosa considera que «el PAN tocó fondo desde el momento que reconoció sus males internos e inició su recuperación».

En la entrevista habla de la responsabilidad actual que tiene y le queda claro que su misión es unir, unificar y no dividir. Es amigo de Margarita Zavala y de Felipe Calderón, pero también del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle y tiene relación permanente con el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya. Al respecto tiene claro cuál es el papel que le corresponde asumir:      

«Me parece que el PAN tiene tres buenos precandidatos perfilados, que cualquiera puede ser competitivo. Mi papel y mi visión tiene que ver con lo que aprecio como el bien fundamental del partido en este momento, no tenemos derecho de dividir al PAN, porque debilitar al PAN sería debilitar una opción que yo creo que es objetivamente mejor que las que presentan los adversarios del PAN. Lo que convoque la unidad del partido tendrá mi apoyo, lo que divida y quebrante al partido tendrá mi repudio. Como corresponde a la figura del presidente del PAN mantendré mi neutralidad al proceso cuidando la investidura».

Los resultados obtenidos en la pasada elección fueron un impulso para Acción Nacional en todo el país, sin embargo, esto debe refrendarse con buenos gobiernos y unidad interna del partido para ser competitivos rumbo al 2018, afirma Miguel Ángel Martínez Espinosa, presidente del PAN en Jalisco.

«Sin duda fue una inyección de ánimo, pero de nada sirve si los gobiernos que entran al cargo no hacen una buena labor, se tiene que refrendar con resultados. Por otro lado, con el cuidado que tenga el PAN en resolver su ecuación interna, si podemos resolver con unidad la vida interna, el PAN tendrá posibilidades de competir en 2018, sin duda será no sólo una inyección de ánimo, sino una buena plataforma para el partido».

  

  

Volver a la gente

Fractura en el PAN

Recuerda que cuando asumió la presidencia estatal del PAN (periodo que concluye en el 2018), los periodistas en forma recurrente le preguntaban si Acción Nacional había tocado ya fondo. El PAN entendió que por haberse distanciado de las personas, el darle la espalda a los ciudadanos, verse en disputas internas, perdió de vista lo fundamental que es la relación con las personas, por la gente, porque esa es nuestra razón de ser, nuestro proyecto fundamental, vamos a recuperar la relación con las personas», expresa convencido.    

¿Ya se terminó la desbandada?

—Yo creo que en su mayor medida aquellos que tenían un pie en otro lado dejaron de militar en el PAN, ahora sí que en las condiciones que quedamos estamos solo los que le tenemos amor a la institución, los que creemos en el partido y lo que propone. No descarto que eventualmente alguno todavía de cara al siguiente proceso electoral defina su participación por otro partido, pero en su inmensa mayoría estamos los que tenemos que estar.

  

  

Expulsados y excluidos

Emilio Gonzalez

Con el orden que tiene el PAN. ¿Están perfectamente identificados los panistas que se fueron a otros partidos?

—Están claramente identificados los que militando en el PAN fueron postulados candidatos por otros partidos, están claramente identificados aquellos que militando en el PAN sirvieron como representantes ante mesas directivas de casillas a otros partidos políticos, frente a ellos el partido ya tomó determinaciones dentro del proceso de revisión del padrón que anunció Ricardo Anaya está considerada la exclusión de estas personas que ni siquiera tuvieron el valor de presentar por escrito su renuncia y nos enteramos cuando los vimos como candidatos. Son alrededor de 40 y 50 estas personas».

  

  

El caso Emilio González

Dentro de los expulsados. ¿Se encuentra el señor Emilio González Márquez?

—Sí, incluso fue público que se le abrió un proceso de sanción, estamos dentro de un régimen de derecho donde privas la presunción de inocencia, en ese sentido los partidos políticos como entes de interés público estamos afectos al sistema de garantías que hay en el país. A Emilio González, como a cualquier miembro activo del partido, antes de resolver su permanencia en Acción Nacional tiene que defenderse de lo que se le acusa. Los órganos en el PAN que resuelven estas cosas tienen independencia con relación a la dirigencia estatal, en ese sentido, confiamos que se resuelva con justicia.

Llega a la presidencia del PAN en un momento de madurez. ¿Llega sin fobias?

—Justamente la madurez en buena medida eso significa, no la tengo en general con personajes de la vida interna del partido, no la tengo con personajes de la vida pública, como bien dice el dicho, amor no quita conocimiento, a las personas se les conoce y se les juzga, pero no hay prejuicio, encono ni agravio en contra de ningún miembro del partido, ni ninguna persona perteneciente a la clase política del estado.

Le toca el trabajo interno de la organización, en Zona Metropolitana y el interior del estado. ¿Cómo va?

—Estamos teniendo reuniones regionales, distrito por distrito, en 6 meses que llevo al frente de la dirigencia hemos dado dos vueltas al estado, en una primera reunión acudimos con los miembros del PAN a agradecerles su participación, de otro lado también para exponerles la ruta que el partido definió para esta etapa, vamos planeando con los miembros del partido de cada región el itinerario que el partido ha de seguir, esta ruta nos permite ser más finos y asertivos en la capacidad de volvernos a dirigir a los ciudadanos, no puedo conocer la situación ni la mentalidad de los habitantes de la zona norte mejor que los miembros de la región, entonces vamos planeando con todos. Ahora toca Zona Metropolitana, que tiene una dinámica distinta y merece una estrategia por separado.

La debilidad del PAN ha sido el fortalecimiento de MC. ¿Cómo ha visto a Acción Nacional en los municipios del interior del estado?

—La debilidad del PAN fue su alejamiento de los ciudadanos, esa dinámica que lo hizo vivir solamente su vida interna como si ahí se agotara toda la vida del estado, los ciudadanos sintieron que el partido y gobierno les dieron la espalda, esa es nuestra debilidad, no los otros partidos, esa debilidad se tiene que resolver volviendo con las personas. El PAN, en 1995, cuando ganó el gobierno del estado, tendría el 20 por ciento de militantes que tiene hoy, su fuerza era la confianza que los ciudadanos depositaban en él. Al debilitarse el partido, se da paso a otras ofertas políticas que se han nutrido de lo que otros partidos van descartando, se alimentan del descarte de otros partidos, en ese sentido, en cada localidad vemos exmilitantes del PAN, del PRI y otros partidos haciendo méritos con los naranjas. Al final de cuentas, la gente habrá de reconocer qué partido tiene mayor solidez, el que se agrupa a los principios y  valores, o aquel que se agrupa alrededor de un caudillo.

La lucha presidencial ha iniciado, hay dos personajes fuertes, Margarita Zavala y Ricardo Anaya. ¿Cuál será la participación de Miguel Ángel Martínez?

—Me parece que el PAN tiene tres buenos precandidatos perfilados, que cualquiera puede ser competitivo. Mi papel y mi visión tiene que ver con lo que aprecio como el bien fundamental del partido en este momento, no tenemos derecho de dividir al PAN, porque debilitar al PAN sería debilitar una opción que yo creo que es objetivamente mejor que las que presentan los adversarios del PAN. Lo que convoque la unidad del partido tendrá mi apoyo, lo que divida y quebrante al partido tendrá mi repudio. Como corresponde a la figura del presidente del PAN mantendré mi neutralidad al proceso cuidando la investidura.

Si con el refuerzo de Acción Nacional los personajes que se fueron quieren regresar. ¿Los recibirán?

—Vamos a decirlo claro, algunos pueden tener la puerta abierta, evidentemente no todos, algunos agradecemos que no estén en el PAN. Empiezo por el alcalde de Ciudad Guzmán, que fue exhibido públicamente extorsionando alcaldes a cambio de obra pública, que por cierto estaba contento al lado de nuestro presidente municipal de Guadalajara viendo la Eurocopa hace unas semanas, ese personaje no pertenece al PAN aunque haya sido militante mucho tiempo, como ese, muchos otros más. Pero la gente de bien, de valores y principios que se engañó con la falsa expectativa de Enrique Alfaro puede tener cabida en la institución, por supuesto que sí.

¿Cuál es el candidato y el partido a vencer en el proceso que viene?

—Yo creo que nuestro principal adversario es nuestra falta de relación con los ciudadanos, es nuestro principal adversario, fuera de ahí, enfrentaremos lo que venga, como lo hemos hecho siempre en Acción Nacional. Creemos que a nivel nacional la contienda pinta para ser una contienda con voto fraccionado, las encuestas colocan a Acción Nacional como el partido con más intención de voto, veremos en el escenario local de cara a la elección quiénes están más posicionados, pero el PAN será competitivo.

¿Tendrán candidatos propios o externos?

—Creo que puede ser una combinación de las dos cosas, pero ya lo habremos de valorar y trabajar internamente, porque nos interesan candidatos que reúnan consenso y congreguen la unidad al partido».

¿Cuándo empezarán los procesos para las candidaturas?

—Este año Acción Nacional renueva todas sus dirigencias municipales y los consejos nacional y estatal, el año que entra lo dedicaremos al trabajo de relación con las personas para ya muy cercano el final de 2017 ir acercándonos a una definición de quiénes podrían ser los candidatos del PAN. Formalmente los procesos electorales inician en octubre del año que entra, por allí estaremos procesando nuestra vida interna.

¿Será elección interna o también de simpatizantes?

—Solo militantes del PAN, si es el camino que se elige, pero el estatuto prevé cualquiera de las tres posibilidades, designación de candidatos, elección de candidatos por militantes o elección de candidatos por militantes y simpatizantes en una elección abierta, cualquiera de estas figuras puede ser, el PAN ha privilegiado siempre el método de elección por militantes casi en todos los procesos, puntualizó.