Portal informativo de análisis político y social

DECISIÓN TÉCNICA, NO POLÍTICA, RECOMIENDAN SOBRE UBER

DECISIÓN TÉCNICA, NO POLÍTICA, RECOMIENDAN SOBRE UBER

Ago 22, 2015

La regulación de Uber debe darse con base en el resultado de los estudios del Instituto de Movilidad, debe darse de manera abierta a la sociedad y debe darse sin la participación de los diputados que tengan conflicto de interés.

Este fue en síntesis el contenido de la recomendación número 38 del Observatorio Ciudadano del Transporte Público, dada a conocer por su presidente, Alberto Galarza «El Rojo», quien hizo énfasis en el hecho de que la decisión que se tome desde el Ejecutivo y el Legislativo debe darse atendiendo sólo a elementos técnicos, dejando al margen los argumentos políticos.

Alberto Galarza, quien también es presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) expuso: «Lo que nosotros estamos recomendando es que antes de tomar una decisión de regular estas plataformas digitales, tiene que haber una serie de estudios por parte del Instituto de Movilidad para poder realmente analizar el impacto que tienen estas plataformas en la ciudad».

El nuevo paradigma de estas plataformas se ha tratado a nivel internacional, por lo que me imagino que hay experiencias en determinados países o en determinadas ciudades para analizar en conjunto y poder tomar decisiones que le beneficien al Estado.

Sobre todo, abundó, lo que le pedimos al gobernador Jorge Aristóteles Sandoval es que espere a los análisis que está realizando el Instituto de Movilidad, porque al final lo que no nos gustaría es que se tomara una decisión política del tema, más que una decisión técnica avalada por el análisis de una situación de este tipo que nos pueda decir muy claramente cuál es la mejor regulación, pero sobre todo cuál le conviene al Estado tributariamente y también cuál permite la libre competencia.

 

No dejarse presionar

Rojo copy

El planteamiento lo hace el Observatorio Ciudadano del Transporte Público para frenar el ímpetu del mandatario jalisciense que había anunciado que en una semana quedaría lista la propuesta de regulación sobre el nuevo servicio de taxis a través de la plataforma de Uber.

Incluso ante el anuncio de los taxistas tradicionales de realizar una segunda gran manifestación, Alberto Galarza alzó la voz:

«Es una cuestión muy sencilla, no dejarse presionar por gremios que han tenido secuestrado el transporte de taxi desde hace mucho tiempo y que se permita un análisis mediante un debate público, de cara a la sociedad para que se pueda legislar de manera transparente».

Negó que esta prórroga que pide al gobernador sirva a Uber para seguir creciendo de manera desmedida y sin ningún control, antes bien explicó que:

«Lo que nosotros creemos más bien es que estas plataformas ya existen, ya están prestando un servicio, no están prohibidas por la ley, por lo cual están permitidas, que es un principio general del derecho que dice en un análisis de este tema el maestro emérito de la Universidad de Guadalajara, Adalberto Ortega Solís, que lo que no está prohibido por la ley, está permitido.

Lo que estamos diciendo nosotros es que ha habido un debate acerca de estas plataformas, no de cara a la sociedad, han sido negociaciones en privado y se han hecho bolas tanto el gobierno como la empresa en declarar que unos y otros están tratando de manera incorrecta el debate; por eso decimos que haya estudios técnicos, después que haya un debate abierto de las posiciones de cada una de las partes, para que el legislador pueda tener todos los elementos para poder hacer su trabajo.

Y la otra, los legisladores que tengan conflictos de interés, para ser muy claros, los legisladores que posean taxis, tienen que excusarse del tema para poder tener mucho más certeza de que se lleve una legislación sin sesgos de grupos de poder», planteó Galarza Villaseñor.

 

Mejorar, no copiar la regulación del DF

Uber Df Db

Sobre la posibilidad de que sólo se copie la regulación de Uber que ya se hizo en el Distrito Federal, Alberto Galarza fijó su postura: «Yo creo que la del DF puede ser un precedente importante que se puede utilizar, pero también creo que puede mejorarse. Por ejemplo en el DF cuando se regulariza Uber le dan el permiso a cada vehículo, aquí es un problema porque no se lo está dando el permiso a la plataforma y se puede exceder el mercado, rebasarlos y entonces los mismos contratos que tiene esta empresa, es de retirar algunos vehículos si el mercado se satura. Y si tú le das un permiso ya no lo vas a poder retirar fácilmente para poder cumplir con las reglas del mercado».

Con relación a la tarifa, el líder estudiantil planteó que a su juicio la tarifa no la tiene que regular el Estado, «en este caso la tarifa la modera el mercado, la oferta y la demanda; Uber no está en competencia directa con todo el mercado de los taxistas, su nicho de mercado son las personas que tienen tarjeta de crédito, que confían en dar sus datos de la tarjeta a una plataforma electrónica y poseen un teléfono inteligente con internet. Esos son los usuarios de Uber.

«Por eso también hay que tener datos precisos de cuál es la cantidad de usuarios potenciales de Uber, cuál es el perfil y sobre todo que haya una legislación que obligue a los taxistas a modernizarse, a tener elementos de seguridad para el usuario, pero sobre todo que se aplique todo el peso de la ley al momento en el que los taxistas se excedan en tarifas, que es también lo que pasa muy seguido y por eso estas plataformas están teniendo éxito específicamente en este país».

Sobre el poder de los sindicatos que ya obligaron en una ocasión al Estado a efectuar operativos y a sacar de la circulación a 15 unidades de Uber y la posibilidad de que se vuelvan a repetir a raíz de la nueva manifestación de ruleteros, el presidente de la FEU aseguró que se trató de un operativo ilegal, porque aunque modificaron hace dos meses, «y lo tengo qué decir con todas las letras “a escondidas”, el reglamento de los taxis es ilegal porque no contempla que Uber no es dueña de ningún carro, simplemente es la plataforma que conecta un particular con otro para prestar un servicio.

«En fin, es complicado desde el punto de vista jurídico, y por eso repetimos, lo que decimos es:

  1. Que se tengan todos los elementos técnicos para poder tomar una decisión informados.
  2. Que el debate se dé abierto a la sociedad para que sea transparente.
  3. Que los legisladores que tengan conflicto de interés se excusen para que este tema no tenga la percepción de una actuación incorrecta por parte de los legisladores movidos por un interés privado».

Finalmente a la pregunta de si gana el usuario con la reglamentación de Uber, Alberto Galarza Villaseñor, presidente del Observatorio Ciudadano del Transporte Público, no dudó y contestó:

«Es precisamente dentro de las recomendaciones lo que nosotros ponemos como primer objetivo, que ante todo esto se pondere al usuario sobre todas las cosas; que el debate vaya encaminado a que gane el usuario, hoy el usuario gana con la competencia a un transporte de taxi que ha abusado de sus tarifas, que ha abusado de la ciudadanía con su mal servicio, hoy obliga a los taxistas a modernizarse y a seguir la regla de las tarifas, creo que gana el usuario, hoy el usuario también tiene una alternativa para no usar su automóvil, para no contaminar más, para que no se muevan 5 carros sino uno solo con 5 personas, creo que también le gana la ciudad, pero eso nos lo tienen qué indicar los estudios».