Portal informativo de análisis político y social

Desinformación y mala capacitación, debilidades del nuevo modelo de justicia

Desinformación y mala capacitación, debilidades del nuevo modelo de justicia

Jun 10, 2017

Por Mario Ávila // 

Que la ciudadanía llegue a conocer las bondades y no solo las debilidades del nuevo modelo de justicia penal, es uno de los objetivos del foro “¿Qué pasa con la justicia?”, organizado por el Colectivo Ciudadano Pro Justicia y del que se vivió el primero de cuatro capítulos en el salón Legisladoras del Congreso del Estado.

En los trabajos de la primera jornada quedó en claro que la opinión generalizada de la ciudadanía, es que se trata de un modelo que deja en libertad a los delincuentes a pesar de que una y otra vez sean detenidos, pero esto obedece a dos factores realmente importantes que han sido la principal debilidad del nuevo modelo de justicia penal, la desinformación a la ciudadanía y la mala capacitación de los involucrados.

Yo he visto a muchos inocentes en la cárcel”, dijo el ex fiscal central Rafael Castellanos, antes de precisar que uno de los factores primordiales por los que vela este nuevo modelo de justicia, es la presunción de inocencia, en la que se te garantiza que ya no aplicará el viejo sistema de primero detener, para luego investigar.

En el foro de análisis de este nuevo sistema, tomaron parte la diputada Martha Villanueva, presidenta de la comisión de Reinserción Social de la LXI Legislatura; José Luis Tello del Colegio de Abogados; Alma Chávez Guth del Consejo de Atención a Víctimas; Javier Zaragoza del Círculo de Periodistas; Jesús Medina presidente de la FEU, Rafael Castellanos ex fiscal central y Gabriel Ibarra, periodista; en tanto que en calidad de ponentes estuvieron el fiscal de Derechos Humanos de la Fiscalía, Dante Haro, Cristian Felpe Navarro, Rogelio Barba, Jorge Eduardo Antón y el magistrado Antonio Fierros.

El foro fue inaugurado por el diputado presidente del Congreso del Estado, Ismael del Toro Castro, quien felicito al Colectivo Ciudadano Pro Justicia, por tener la inquietud de analizar la implementación del nuevo modelo de justicia, ya que con tantos cambios efectivamente trae consigo un impacto social tan importante.

ES APENAS UN BEBÉ BALBUCEANTE

Para el ex fiscal central, Rafael Castellanos, la sociedad debe saber que este nuevo modelo de justicia nacido hace apenas 1 año, es apenas un “bebé balbuceante” y explicó lo ocurrido hace unas semanas con los enfrentamientos entre los elementos policiacos de Guadalajara y Zapopan, con los de la Fiscalía del Estado.

La nota –dijo-, fue que las policías no estaban coordinadas, que las policías estaban enfrentadas en Jalisco y que sus titulares de Zapopan y Guadalajara estaban enfrentados con el Fiscal General del Estado, Eduardo Almaguer y que eran motivos políticos los que provocaban estos enfrentamientos. Esa no era la nota, el enfrentamiento no era tal, esa era la enfermedad, pero el síntoma era otro, es decir el enfrentamiento fue porque la policía estatal le reclamaba a las policías municipales que no se hicieran cargo de la noticia criminal, el lugar donde se comete un ilícito o donde hay un accidente y tenemos una víctima.

El verdadero problema –abundó-, es que faltó capacitación como policías estatales, ministeriales y preventivos, los 20 mil 500 policías municipales en los 125 municipios no tuvieron una capacitación adecuada porque los tiempos no lo permitieron y aquí en estos foros venimos a decir eso, queremos decirle a la sociedad cómo funciona este nuevo sistema, cómo está implementándose el nuevo sistema, quiénes son los responsables de implementar el nuevo sistema, desde el primer respondiente el policía preventivo, hasta el juez de control, pasando por el ministerio público y las investigaciones de las policías ministeriales, cómo funciona este nuevo sistema que viene a sustituir a un sistema inquisitivo y castigador que nosotros tuvimos en función por muchos años, en donde se detenía para investigar, en el nuevo sistema se tiene que investigar para detener; y quizá la bondad más grande del nuevo sistema es la presunción de inocencia, es decir de verdad hacer efectivo el derecho de que todos somos inocentes hasta que una sentencia de un juez dicte lo contrario; en el sistema anterior era al revés, en cuanto yo era detenido, yo tenía que probar mi inocencia y eventualmente mientras que llegaba la sentencia, era un culpable.

Rafael Castellanos explicó que esta bondad evita que vayan inocentes a las cárceles, “y en el sistema anterior, yo fui testigo de que había inocentes en las cárceles, esta bondad no debemos perderla y de alguna manera la podemos llegar a perder si no comunicamos debidamente de qué se trata el sistema, a la sociedad en general, porque hoy se dice que los delincuentes están en la calle, que los detenemos y que no los consignamos, que los detenemos y que no los privamos de la libertad, es que así funciona el sistema, hay que decirle a la sociedad cómo funciona el sistema para que lo entienda y eventualmente el sistema sí funciona, sí se llega a las metas que se requieren para poder tener una sociedad en paz, pero no es de la noche a la mañana, necesitamos tiempo”.

CREAR UN MANUAL PARA EL CIUDADANO

Para el periodista y analista político, Gabriel Ibarra Bourjac, será bueno analizar en este foro como este nuevo modelo se puede perfeccionar. “Ese es el punto, rectificar esa serie de inconsistencias y errores que se han presentado en el camino de la instrumentación de este nuevo modelo, pero creo que hay un error de fondo terrible que es de comunicación, el gobierno no es un buen comunicador y una de nuestras aportaciones es justamente que se instrumente un programa de comunicación, pero que de verdad llegue a los ciudadanos, que se pueda socializar”.

En concreto planteó que una de las propuestas que surgen del foro es que se instrumente una política de comunicación, una especie de ABC de lo más elemental que el ciudadano debe saber sobre el nuevo modelo de justicia, algo muy sencillo y para ello se puede echar mano de una serie de mecanismos de comunicación que van a tratar de instrumentar.

Aseguró que si hay confusión entre los actores que les corresponde aplicar este nuevo modelo, hay dudas en el actuar del primer respondiente, en la labor del agente ministerial, que los peritos no son suficientes, que están rebasados, que quién llega primero, que el reincidente, “muchas cosas que si ellos mismos no entienden, menos van a entender los ciudadanos y por ello se da la descalificación automática de que el modelo nuevo no sirve”.

Gabriel Ibarra hizo mención de que fueron siete semanas de reuniones para la preparación del foro. “En este grupo de ciudadanos en donde no pretendemos dejarle la responsabilidad solo a la gente del gobierno, a los diputados, a los juzgadores, sino también como ciudadanos debemos involucrarnos, debemos externar nuestro punto de vista sobre el nuevo modelo y eso nos sirve de retroalimentación, esto habrá de contribuir a una mejor sociedad, dar puntos de vista, expresarnos sobre algo que a todos nos impacta y que a todos nos interesa”.

Expuso que a todos nos impacta el cómo se imparta la justicia, “porque eso está ligado al tema de inseguridad, de la violencia y en ese sentido si se instrumenta un nuevo modelo de justicia que viene a sustituir a un modelo que en el mundo tiene 2 mil años basado en el derecho romano y en México tiene más de 100 un modelo de justicia en donde el 98% de los actos delictivos quedan impunes y solamente 2% llegan a ser juzgados”.

De ese tamaño –dijo-, es el viejo modelo que lo viene a sustituir este nuevo modelo, cuando hay un cambio obviamente se genera un impacto fuerte, hay resistencias y esto provoca ciertos trastornos; yo no sé si el nuevo modelo sea lo mejor, pero le doy el beneficio de la duda con una actitud crítica y propositiva y la idea con este foro, es que más allá de estar criticando y descalificando, es que escuchemos nuestra voz, que la sociedad se exprese”.

LAMENTA 8 AÑOS PERDIDOS, LA DIPUTADA MARTHA VILLANUEVA

Para la diputada Martha Villanueva, presidenta de la comisión de Reinserción Social en el Congreso del Estado, fueron ocho años desperdiciados en la implementación del nuevo modelo de justicia penal, que se hubieran aprovechado en la capacitación, en la socialización y ahorita sí se podría estar viendo las bondades de este nuevo modelo de justicia penal, “pero lamentablemente no se tomó con la seriedad y la responsabilidad con la que debió haber atendido este tema”, expuso.

Se dijo satisfecha de los resultados del foro que generó muchas expectativas. “Nos gustó por la pluralidad, por la cantidad de organizaciones que participaron y porque deja lo que quería realmente, la opinión de los ciudadanos, la retroalimentación que se busca entre los ciudadanos y los gobernantes”.

Explicó que cuando va a las colonias se da cuenta que a la gente le cuesta mucho trabajo entender cómo andan libres los delincuentes después de haber sido detenidos por la policía. “Saben que algo está pasando, se preguntan qué pasa con la justicia, esa es la interrogante de todos los ciudadanos y por eso llevamos a cabo este foro que hoy inicia y que continúa el martes 13 de junio, cuando se abordará el tema de la reinserción social”.

Dijo que se ha llegado a la conclusión de que falta capacitación a los primeros respondientes y a toda la cadena que son los responsables de aplicar el sistema de justicia y estableció que cuando se tengan las conclusiones de los cuatro foros, se hará el compromiso de que si algo se tiene que hacer de parte del Congreso del Estado, se hace, pero pidió que quedara claro que este sistema de justicia penal es de índole federal, “no nos toca a nosotros, aunque el pleno del Poder Legislativo sí puede hacer alguna aportación o propuesta al Congreso de la Unión; lo que está dentro de nuestra competencia, lo hacemos”.

LOS TRES EJES DEL NUEVO MODELO DE JUSTICIA

Para el magistrado del STJJ, Antonio Fierros, el nuevo modelo de justicia se sostiene como una mesa de tres patas, con tres ejes:

1.- La reforma a las leyes.- Creo que los paquetes legislativos ya están debidamente integrados, yo no conozco una ley que sea impropia o mala, conozco leyes que probablemente deban perfeccionarse.

2.- Infraestructura.- Estamos en una transición que es lenta por un aspecto esencial, la economía, todo mundo tenemos deseos inmensos de que esto funcione, tenemos la impresión de que en cuanto lleguemos a una sala de juicios orales vamos a ver una sala de primer mundo y en comparación les digo que en Chile es factible que nos encontremos con una mesa ordinaria y tres sillas, el juez, el fiscal y el defensor y sin aparatos de tecnología trascendentes, más que una grabadora y la posibilidad de tratar de buscar ese cambio siempre para bien.

3.- Capacitación.- Desde el 2005 empezamos a capacitarnos en el Tribunal para encontrarnos en una mesa de tres patas que tendrán que ser los operadores, el juez, el fiscal o ministerio público y el defensor, si solo alguno de ellos no está en el nivel de proporcionar resultados satisfactorios a la sociedad, esto no va a funcionar.

Explica Antonio Fierros que con esta nueva reforma al modelo de justicia, uno de los objetivos del nuevo sistema de justicia penal, restituir el daño; la pretensión de la ley ya no es sancionatoria, ya no es con el fin único de privarlos de la libertad y sacarlos de circulación, la finalidad hoy es que reparen el daño. “Hay delitos en los cuales no podemos con la simple reparación del daño, otorgar un resarcimiento de las circunstancias a como estaban antes de cuando se diera la conducta ilícita, pero tenemos que ser objetivos, el 87% de las personas que se encuentran privadas de su libertad, no están presos por delitos graves, están esencialmente por delitos patrimoniales y si ustedes le preguntan a un ofendido de un delito patrimonial, cuál es su pretensión, esencialmente tendrán que responder que me reparen el daño, que me regresen mi auto, me que regresen mi capital, que me regresen mis propiedades”.

Y a sabiendas de que la sociedad tiene una duda generalizada sobre el nuevo modelo de justicia penal, él mismo se cuestionó: “¿Por qué algunas personas están libres después de haber incurrido, una, dos y hasta 10 veces como el paradigmático Kevin y no está privado de su libertad?”

Y así se respondió a sí mismo: “El primer respondiente tiene muchas obligaciones, se recarga el trabajo en él, se recarga el trabajo en una persona a la cual no se le exige un grado de licenciatura o un nivel de educación alto, y entre otras cosas una de sus obligaciones es en forma inmediata una vez que tiene conocimiento de un hecho punible, informar para engrosar a la Plataforma México, ya que si hoy le llega la información al agente del ministerio público en la Agencia 1, mañana al de la 2, pasado al de la 3 y así sucesivamente hasta la 20, si entre ellos no subieron la información, nadie va a saber que estuvo retenido y entonces no podemos exigirle al de la mesa 14 que lo retenga porque el primero no subió la información o porque sucede como es hoy una realidad, el simple hecho de llenar 14 formatos para un primer respondiente limite su disponibilidad, por ello prefieren levarlo a la esquina y que le vaya bien, eso sucede y de ellos somos responsables todos y cada uno de los que conformamos la sociedad”.

 

CONCLUSIONES: FACULTADES DEL PRIMER RESPONDIENTE

José Luis Tello dio a conocer las conclusiones de la mesa “Capacitación, facultades y responsabilidad del primer respondiente”, en donde participaron 65 personas y hubo 22 intervenciones directas: a).- La capacitación para el primer respondiente que como requisito tenga carrera profesional o técnica; b) Que se les dote de las herramientas necesarias para hacer su trabajo, muchas veces los policías no tiene equipo de trabajo, o son arrestados por una llanta ponchada de su patrulla y c).- Establecer incentivos por el buen quehacer de los elementos policiacos que hacen grandes esfuerzos como el caso de Guadalajara, que tiene 584 colonias y solo 350 patrullas.

ATENCIÓN Y ASESORÍA A VÍCTIMAS

Alma Chávez Guth, Consejera Ciudadana del Consejo de Atención a Víctimas, coordinó la mesa 2 “Atención y asesoría a víctimas del delito, en la que hubo 25 participantes, entre víctimas, familiares de víctimas, defensores de víctimas, estudiantes y servidores públicos del ayuntamiento de Tlaquepaque.

Se vieron casos específicos de algunas víctimas que han vivido en primera persona los efectos de la corrupción, complicidad y la gran impunidad, a ellos los asesores de la Comisión los atendieron puntualmente; se recibió la propuesta de atención a víctimas desde los primeros auxilios psicológicos que sean dentro de las primeras 48 horas y se propuso que hubiera traductores en el nuevo sistema de justicia y que hubiera también una mayor representación de parte de la comunidad indígena.

DIAGNÓSTICO CON ÓPTICA CIUDADANA

Jesús Medina, presidente de la FEU, coordinó los trabajos de la mesa 4 en la que se llegó a las siguientes conclusiones: “Alto índice de desinformación y desinterés de la ciudadanía por el nuevo modelo de justicia penal, la gente se dice en contra de un sistema cuando en verdad no lo conoce; el nuevo sistema traerá resultados positivos, pero a largo plazo a partir de capacitación adecuada y es nuestra obligación como representantes de asociaciones civiles, difundir la información afuera de los recintos gubernamentales y de las instalaciones educativas”.

%d bloggers like this: