Portal informativo de análisis político y social

Dos personajes ligados al poder: Votos en abstención garantizan lugar a Gómez Álvarez y Cortés Guardado en el Sistema Estatal Anticorrupción

Dos personajes ligados al poder: Votos en abstención garantizan lugar a Gómez Álvarez y Cortés Guardado en el Sistema Estatal Anticorrupción

Oct 29, 2017

Por Mario Ávila //

Dos personajes que cuentan con las mayores posibilidades de estar en la lista final de los 5 integrantes del Comité de Participación Social del Sistema Estatal Anticorrupción, David Gómez Álvarez y Marco Antonio Cortés Guardado, son los que a la vez garantizan abstenciones constantes, ya que sus antecedentes laborales y sus grandes amigos están ligados a los dos entes públicos que reciben las cantidades más opulentas de recursos públicos, el Gobierno del Estado y la Universidad de Guadalajara.

Marco Antonio Cortés Guardado

El primero se desempeñó como subsecretario de Planeación y Evaluación en el gobierno de Jorge Aristóteles Sandoval del marzo del 2013 a agosto del 2016, en tanto que el segundo fue rector de la Universidad de Guadalajara de manera emergente, cuando el Consejo general Universitario decidió cesar al rector Carlos Briseño Torres al año y medio de haber asumido el cargo y tras de haber destituido de su cargo de presidente del Corporativo de Empresas de la UdeG, a Raúl Padilla López.

Es decir ambos estarán obligados a abstenerse en temas que tengan que ver con denuncias sobre actos de corrupción en donde los denunciados sean estas dos entidades públicas, que son a la vez las dos que reciben las mayores cantidades de recursos públicos, el Gobierno del Estado opera anualmente con un presupuesto de más de 100 mil millones de pesos y la Universidad de Guadalajara ejerce al año más de 12 mil millones de pesos provenientes de los gobiernos federal y estatal.

Gómez Álvarez y Cortés Guardado llegan a la ronda definitiva para la selección de 5 miembros del Comité de Participación Social, entre 24 personajes que superaron una acuciosa revisión de su curriculum y la documentación que presentaron para que avalara su registro como candidatos, designación que por cierto fue hecha por los 9 integrantes de la Comisión de Selección, en donde también ha habido abstenciones, como fue el caso de Mara Robles, que se marginó de revisar el CV de Cortés Guardado, por tratarse de dos ramas del mismo árbol, es decir los dos se desempeñan como rectores de centro universitario de la Universidad de Guadalajara, ella en Los Altos y él en Vallarta.

Una vez que tuvo lugar la pasarela de los 24 aspirantes que superaron la segunda ronda de selección, a principios de noviembre se habrán de realizar las designaciones de los 5 miembros del Comité de Participación Ciudadana y el 15 de noviembre se prevé que se estén lanzando las convocatorias para cargos de auditor y magistrados del Tribunal Administrativo del Estado, lo que significa que se tendrá que trabajar contra reloj, sobre todo una vez que el Congreso rechazó posponer las designaciones hasta el mes de marzo.

David Gómez Alvarez

NIEGAN NEXOS PARTIDISTAS Y DE GRUPOS DE PODER

Justo durante la pasarela ante la Comisión de Selección, a la pregunta de si se tendría que excusar de temas que tengan que ver con la administración de Jorge Aristóteles Sandoval, Gómez Álvarez expuso: “Entre las funciones del Comité no está la revisión de las cuentas públicas y por mi conducción ética y política a mi paso por la Subsecretaría dejé claro que yo no pertenezco a ese grupo político y que no tengo ningún compromiso político con el gobernador, ni con el alcalde de Guadalajara, ni con algún otro actor político de la región y por ello yo me voy a conducir absolutamente independiente”.

Al hablar de uno de los actos de corrupción que ha atendido en sus encargos en el servicio público, Gómez Álvarez recordó que siendo presidente del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco, había estallado el escándalo nacional de compras de materiales electorales, por ello propuso invitar a Transparencia Mexicana para que fuera testigo social del procedimiento en Jalisco.

Recordó que el material por decenas de millones de pesos se le compraba a una misma empresa, que dos partidos políticos impugnaron en los tribunales la inclusión del testigo social y finalmente admitió haber perdido la batalla y las compras del material se le hicieron a la misma empresa de siempre.

Por cierto en su paso por la presidencia del IEPC, David Gómez Álvarez superó también observaciones por 12.5 millones de pesos que le hizo en su momento la Auditoría Superior del Estado, que registró Mural en su edición del 18 de octubre del 2010 y que hablaban de: 1.- Subsidio irregular del Impuesto Sobre el Producto del Trabajo para los altos mandos del organismo electoral por 4 millones 277 mil pesos; 2.- Estímulo del Día del Servidor Público 2009 para el secretario ejecutivo, Carlos Trejo y seis directores del instituto por 258 mil 985 mil pesos, lo que según la Auditoria Superior, representa una violación al artículo 54 bis de la Ley para los Servidores Públicos; 3.- Subsidio injustificado de ISPT derivado del pago de un finiquito y el cobro en efectivo de vacaciones no disfrutadas por 39 mil 175 pesos, para Diego Palomar, ex asesor de Gómez Álvarez, lo cual está prohibido; 4.- Contratación de la empresa de asesoría y capacitación Verifone, la cual se llevó a cabo sin licitar y el contrato asciende a 5 millones 100 mil pesos; 5.- Pagó por 334 mil 200 pesos en el 2009 por la realización de un convivio de despedida (música, comida y bebidas) de los Consejos Distritales y 6.- Pago anticipado de 250 mil pesos a un hotel para la realización de un seminario que nunca se llevó a cabo. Al 30 de junio del 2010, el recurso no había regresado a las arcas del instituto.

 

CORTÉS GUARDADO TUVO UN DÍA DE CAMPO

La comparecencia para Marco Antonio Cortés Guardado, ex rector de la UdeG, fue un auténtico día de campo, ya que los integrantes de la Comisión de Selección se desvivieron lanzando halagos a su currículum, incluyendo a su propia compañera de trabajo, Mara Robles, rectora del CUAltos, quien admitió que se había excusado de revisar su propuesta porque ser ambos rectores de centro universitario, pero aseguró que no hay una relación de subordinación entre ambos.

Juan de la Borbolla, rector de la UP le preguntó si en la práctica no eran incompatibles los cargos, a lo que contestó: “Es muy difícil conciliar las dos agendas, por ello sí tendría que dejar la rectoría del Centro Universitario de la UdeG en la Costa Norte en Vallarta”.

El periodista Diego Petersen Farah le cuestionó qué casos fuertes de corrupción se topó en 4 años y medio de su rectoría, y expuso: “Bueno, no me topé con casos identificados, comprobados de corrupción de desvío de recursos, atendiéndonos a las auditorías internas y las del órgano federal y el estatal; lo que sí nos pasaba con cierta frecuencia eran observaciones administrativas que nos hablaban de deficiencias en el manejo y ejercicio de los recursos, todas esas observaciones se subsanaban en el tiempo previsto por la ley, y la verdad lo que predominaba mucho eran faltas administrativas y actos de corrupción menores”.

René Rivial por su parte preguntó si no se daba en la UdeG el robo hormiga, y Cortés Guardado contestó: “Eso sí, a pesar de la vigilancia que hay, la desaparición de computadoras y de equipo es frecuente en la Universidad, en algunos casos se ha encontrado a los responsables, pero en la mayoría de los casos es muy difícil porque suele ser gente de la misma universidad, que por razones de familiaridad en el trabajo, se cubren unos a otros. Sí ocurre con cierta frecuencia no al grado de dañar el patrimonio, pero sí arruina el trabajo de investigadores, profesores o la operación diaria de la universidad”.