Portal informativo de análisis político y social

ECONOMÍA: DOCTOR ISRAEL MACÍAS DE LA UP: México, por controlar la inflación, ha descuidado su crecimiento

ECONOMÍA: DOCTOR ISRAEL MACÍAS DE LA UP: México, por controlar la inflación, ha descuidado su crecimiento

Feb 25, 2017

Por redacción

Después de la tormenta viene la calma, el peso se recupera poco a poco de la fuerte caída que tuvo frente al dólar, sobre todo después de los resultados electorales en Estados Unidos. Para el doctor Israel Macías López, catedrático de economía de la Universidad Panamericana, la incertidumbre es el peor aliado de la economía nacional, pues ante la inesperada llegada de Donald Trump a la presidencia el peso llegó a 23 pesos por dólar.

Durante la pasada semana, la moneda mexicana llegó a su mejor nivel desde el 9 de noviembre del 2016, cuando se anunció la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos.

El tipo de cambio alcanzó un precio de 20.15 pesos por dólar, lo que se explica por la decisión del Banco de México de implementar un programa de coberturas cambiarias liquidables al vencimiento por diferencias en moneda nacional.

«Pareciera que si algo le hace daño a nuestra economía y nuestra moneda es la incertidumbre, no saber qué pasará y no conocer las reglas del juego, sobre todo qué tipo de economía nos espera, es lo que más daño le hace a la estabilidad económica de México, por eso lo tuvimos hace unas semanas a 23 pesos por dólar. En estos últimos días, va en sentido de recuperación».

BAJO CRECIMIENTO

Un problema que ha vivido la economía de México durante las últimas 3 décadas es el bajo crecimiento de la economía, ya que su promedio anual ha sido entre el 2 y el 2.5%. «Por controlar la inflación se ha descuidado el crecimiento económico del país. Es cierto que en los ochenta y en los noventa llegamos a tener niveles de inflación de hasta 150% y la economía era un desastre, lo que ya se logró controlar, pero se ha descuidado el crecimiento», precisa el catedrático de la Universidad Panamericana.

«La agenda pendiente es que el país crezca, eso implica otro tipo de enfoque y de planeación con un objetivo distinto, ya que el crecimiento ha quedado relegado a un segundo plano», apunta.

A pesar de que en los anteriores tres sexenios se manejaron cifras de 2.3 puntos de crecimiento de promedio anual, para 2017 el panorama es crítico y preocupante, así lo manifestó el catedrático entrevistado en Conciencia al Aire.

«Recordemos que el crecimiento la gente pregunta que por qué hacemos tanto escándalo a esos numeritos, es muy importante porque es la velocidad a la cual va desempeñándose la economía, si esta velocidad baja es como un carro, quiere decir que los kilómetros que vamos recorriendo son menos, la generación de empleo es menos, el dinero en circulación es menos, las ventas son menos, esa vida económica que depende de hacer circular el dinero con compras, con ventas, con viajes, con consumo, inversión, se vuelve lento y todos lo padecemos. No es un secreto, 2017 tendrá un crecimiento de al menos la mitad de lo que tuvimos el año pasado que es preocupante».

Subraya: «La variable que más nos ha quedado a deber en la economía mexicana no durante este sexenio sino desde los ochenta, es el crecimiento, porque es cierto, aunque hay datos de crecimientos mejores en sexenios pasados en realidad todos han quedado a deber, el promedio de crecimiento en México si bien ha sido del 2.5 desde hace 30 años, ese promedio alguien dirá que es positivo porque crece más que los países desarrollados, pues sí, pero este país para generar empleos formales y tener una dinámica económica debería estar creciendo entre 5 y 6 por ciento todos los años, entonces, cuando salimos a la calle y vemos ese mar de gente en la economía informal, vemos que los salarios están castigados, que pareciera que las opciones laborales con salarios dignos son escasos, lo que estamos viendo es el reflejo de tantos años con crecimientos malos, este año al parecer tampoco será la excepción».

EL CRECIMIENTO DE OTRAS ECONOMÍAS

Países como Rusia y China han crecido más del 100 por ciento en su economía durante las últimas décadas, impulsados por sus reformas, ¿Qué tenemos que hacer para llegar a ese tipo de crecimiento?

No hay una receta mágica para eso, pero sí parte de una serie de cosas, México ha tenido un gran éxito económico en un aspecto en particular que es el control de la inflación, desde los años ochenta México tiene una política económica centrada únicamente en controlar la inflación, se entiende porque a quienes nos tocó vivir las crisis eran inflaciones del 150 anual, pero han cambiado partidos, hemos tenido distintos sexenios y la política no ha variado, tenemos las inflaciones muy bajas, naturalmente eso nos ha obligado a descuidar el crecimiento, entonces creo que es la agenda pendiente, como país el objetivo que nos hemos planteado lo hemos logrado, es una buena noticia, nos planteamos destruir a la inflación y se ha logrado, ahora la agenda pendiente es hacer que el país crezca a las tasas que tendría que estar creciendo, eso implica otro tipo de enfoque, de planeación y un objetivo distinto. Mientras sigamos enfocados a bajar la inflación, el crecimiento queda relegado a un segundo plano.

No todo es fatalismo, quien tiene contratos de exportación viven en jauja, además los negocios de turismo se ven beneficiados…

Creo que ahí tiene una gran ventaja Jalisco, que es una economía muy diversificada, algunos sectores sufren, otros ven la bonanza, la mayoría de los países en América Latina tienen la obsesión de ver un dólar barato en México, cada vez que vemos que el peso se hunde es cuestión de crisis, cuando en la mayoría de los países desarrollados como Japón, el mismo Estados Unidos, se preocupan cuando su moneda empieza a estar muy fuerte, porque significa un freno interno a sus ventas, su comercio y su turismo, entonces, creo que al final lo interesante es lograr un equilibrio que termine potencializando ambos sectores, queremos una industria fuerte y deseos de consumir productos del mundo, es parte de vivir en esta economía integrada. En general, aunque quizá los números no sean tan positivos con un crecimiento a la mitad, hay sectores en México y en Jalisco que ven una posición benéfica al haber un dólar caro.

Anuncian que las gasolinas bajarán un centavo más. ¿No tendrían que bajar el impuesto que tiene?

Sí, de hecho sería la solución definitiva, mucha gente dice que cómo es posible que Guatemala, que no tiene petróleo, tenga gasolina más barata, la razón es sencilla, Guatemala no tiene un impuesto tan fuerte como lo tiene México, esa es la única diferencia, importa su gasolina igual que México, entonces la diferencia la hace el impuesto, pero el gobierno mexicano se acostumbró a acompañar su gasto que recibía de parte de los ingresos petroleros, eso lo hizo ser ineficiente en su cobro de impuestos, muy poquitos pagamos impuestos en el país y a los que nos tienen bien agarrados nos exprimen más. El precio del petróleo se colapsa enormemente, el gobierno se queda con un boquete fiscal enorme que la manera de estarlo cubriendo son los impuestos a la gasolina, el gobierno, aunque quisiera eliminar el impuesto, se queda con un problema de impuestos horrendo, que lo obligaría a hacer ajustes más duros o seguirse endeudando. Digamos que prácticamente tenemos que hacernos la idea, la gasolina no va a bajar a menos que baje el petróleo, o a menos que baje el dólar».

¿Entonces para qué son las reservas de tantos miles de millones de dólares?

Cuántas veces se ha mencionado el tema, las reservas no son del gobierno de México, me da la impresión que si fueran del gobierno no habría, son del Banco de México, que actúa como guardián, son como las fichas que tiene el país para seguir operando a nivel internacional, recordemos que cualquier operación, compra o contrato que se haga estará firmada en dólares, las reservas están como garantía que el país puede seguir haciendo operaciones con el mundo.

%d bloggers like this: