Portal informativo de análisis político y social

El Alfarismo, el gran triunfador de la jornada electoral: Jalisco votó por López Obrador y Enrique Alfaro

El Alfarismo, el gran triunfador de la jornada electoral: Jalisco votó por López Obrador y Enrique Alfaro

Jul 5, 2018

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Mario Ávila //

La jornada electoral histórica en el país del pasado 1 de julio, dejó en claro que Jalisco se cuece aparte y si bien en la entidad como en las otras cinco con mayor padrón electoral en el país, el voto fue abrumador en favor del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, los jaliscienses votaron de manera diferenciada y en la elección local el triunfo aplastante fue para el Partido Movimiento Ciudadano y su candidato a gobernador, Enrique Alfaro Ramírez.

Con ello Jalisco es el primer estado de la República que será gobernado por este incipiente partido político, que con dificultades rebasa el 3% de la votación nacional como requisito mínimo para conservar el registro, sin embargo por encima de la filiación partidista está un movimiento que gira en torno a la figura de un solo líder, de ahí que el triunfo no es tanto del PMC, ni mucho menos de la coalición parcial “Por México al frente” en la que participaron con el PAN y el PRD, sino que fue el “Alfarismo” el gran triunfador de la jornada electoral en la entidad.

A Enrique Alfaro, alcalde de Guadalajara con licencia, la ciudadanía le concedió una victoria con 15 puntos porcentuales por encima del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que también se estrenará en Jalisco como segunda fuerza política, dejando la posición de fuerzas políticas minoritarias, al PRI y al PAN, que eran los únicos partidos que habían gobernado en la entidad.

EL CONTROL DEL LEGISLATIVO SIGUE SIENDO NARANJA

En la elección de gobernador, según el PREP la opción de Enrique Alfaro alcanzó 40.1% de los sufragios, dejando el 24.3 para el candidato de Morena, Carlos Lomelí Bolaños; el 16.6% para el abanderado del PRI, Miguel Castro Reynoso; el 10.7% para el panista Miguel Ángel Espinoza Martínez; el 2.7% para el candidato del PVEM Salvador Cosío Gaona; el 1.9% para Martha Rosa Araiza, candidata del Partido Nueva Alianza y el 1.0% para Carlos Orozco Santillán, abanderado de Partido Revolucionario Constitucional.

En el caso de la elección al Congreso del Estado, las 20 curules que se disputan por la vía de la elección de mayoría, podrían quedar de la siguiente forma: 11 las conquistaron los candidatos de la coalición Por México al frente que integraron MC, PAN y PRD, 4 son de Movimiento Ciudadano, 2 para el PAN y con la opción solo quedarán 3 para diputados de Morena.

Todo ello en espera de que se califique la elección de diputados, de la que depende el reparto de las 18 diputaciones por la vía de la representación proporcional (plurinominales), que se entregarán a ritmo de 2 y 1, dos en relación a la lista de los partidos políticos y 1 de repechaje para el mejor perdedor en cada uno de los distritos.

También de la elección de diputados, habrán de depender dos temas muy importantes en la vida política del Estado, el financiamiento público para los partidos políticos en función de la votación alcanzada y el registro como partido político en Jalisco para los partidos que hayan alcanzado al menos el 3% de la votación, ya que de otra manera se habrá perdido el registro, riesgo en el que se encuentran el Partido Nueva Alianza, Partido de la Revolución Democrática y Partido Verde Ecologista de México.

PARA EL FRENTE Y MC SE QUEDAN 71 MUNICIPIOS

En el caso de la elección municipal, MC aumenta considerablemente el número de gobiernos municipales y por ende aumenta a más del 80% la población en la entidad que es gobernada por alcaldes emanados de las filas del movimiento naranja.

En la Zona Metropolitana de Guadalajara ratificó su condición de mandamás absoluto y añadió a su lista los municipios de Tonalá y El Salto, un par de municipios que se consideraban reductos infranqueables del Partido Revolucionario Institucional.

A partir del 1 de octubre, Movimiento Ciudadano será gobierno en 26 municipios jaliscienses, mientras que también logró la victoria en coalición con el PAN y el PRD en 45 municipalidades; el PRI conquistó la victoria en 21 municipios; el PAN en 13; Morena en 8; en 4 gobernarán alcaldes emanados de Nueva Alianza, entre ellos Tuxpan en donde repite por segunda administración consecutiva; en otros 4 triunfaron candidatos del Partido Verde Ecologista de México, concretamente en Mazamitla, San Sebastián del Oeste, Zapotlán del Rey y Concepción de Buenos Aires y solo 2 serán gobernados por el PRD, concretamente en Cihuatlán y Ejutla.

VICTORIA CON SABOR AGRIDULCE

Aunque el triunfo de Movimiento Ciudadano fue de “carro completo” en Jalisco, la celebración fue austera, el triunfo fue agridulce a consecuencia de que se registró un evidente voto diferenciado con una abierta mayoría en la elección presidencial en favor del candidato de Morena, cuando la instrucción pública de Enrique Alfaro había sido de 6 de 6, es decir que todas las boletas se marcaran en favor de MC y en el caso de la elección presidencial, en favor de Ricardo Anaya candidato de la coalición Por México al Frente.

Fue evidente que cientos de miles de votantes que cruzaron la boleta por Enrique Alfaro, al mismo tiempo votaron por Andrés Manuel López Obrador, lo que dejó visiblemente preocupado al líder naranja en la entidad, sobre todo porque en las cúpulas de ambos partido se registró una abierta animadversión, una disputa directa, un enfrentamiento verbal continuo y persistente y una lucha legal en los tribunales con la presentación de demandas por ambas partes, después de acusaciones graves, en las que se involucró lo mismo a Enrique Alfaro Ramírez y a Carlos Lomelí Bolaños.

De hecho en el bunker de Morena instalado en el primer piso de un hotel en Punto Sao Paulo, fue en donde se dio la primera reacción una vez que se efectuó el cierre de casillas, en donde Carlos Lomelí salió visiblemente emocionado a dar un mensaje, en el que obviamente hacía alusión al triunfo de Andrés Manuel, pero también advertía que según sus números él aventajaba a Enrique Alfaro en el conteo rápido.

Sin embargo lo que más presumía era que lo que a Enrique Alfaro y Movimiento Ciudadano le llevó hacer en 12 años de trabajo intenso, él y Morena lo hicieron solo en un lapso de tres meses, dejando ver en esta aseveración que el enfrentamiento personal se mantendría en los mismos términos en los que cerró el proceso de campañas, con un abierto duelo entre MC y Morena, dejando al PRI y al PAN, que eran los únicos que hacían la política en el estado durante toda la historia y que hoy quedaron solo con una presencia marginal.

Y para rematar, Lomelí Bolaños eligió como un sitio para festejar el triunfo de AMLO en Jalisco, la Glorieta de los Niños Héroes, ubicada a escasas cuatro cuadras de las oficinas centrales de Movimiento Ciudadano.

En contraparte en el cuartel de MC de avenida La Paz, cuando se llegó la hora de dar la cara con resultados en mano, salió Enrique Alfaro rodeado de los candidatos triunfantes, al Senado, a la Cámara Federal, al Congreso del Estado y a las alcaldías de la Zona Metropolitana, pero extrañamente con las caras largas, pese al triunfo arrollador y contundente.

No fue el festejo de hace tres años, ni la euforia de hace 6, es más se le vio más contento el Alfaro del 2012 cuando admitió su derrota contra Aristóteles Sandoval, que hoy que apabulló en Jalisco.

La causa era obvia, le preocupa sobremanera no solo que haya triunfado uno de los peores adversarios políticos que ha tenido en su carrera, pero más aún le preocupaba que AMLO hubiera ganado de manera aplastante en Jalisco con los votos de sus correligionarios de MC.

Pese a este trago amargo, Enrique Alfaro agradeció la confianza de los ciudadanos para conquistar este triunfo histórico, e incluso se dijo orgulloso de haber logrado la victoria más amplia en la historia de la alternancia de Jalisco desde aquel lejano 1995.

Después de la victoria contundente, dijo que el proceso ha culminado y ahora inicia una época de diálogo y de reconciliación incluso con los medios de comunicación, pero su propósito le duró muy poco ya que minutos después se irritó cuando se le preguntó su versión sobre las versiones periodísticas publicadas un día antes en el portal de Aristegui Noticias, en donde se hablaba de sendas investigaciones presuntamente en México y Estados Unidos que indagan sobre sus ligas con el crimen organizado y sobre la petición de Morena en el sentido de que se cancelara su registro.

Es ridículo. Ni vale la pena que te conteste”, dijo visiblemente irritado, luego de lo cual expuso que la relación con los medios de comunicación será la misma que con el virtual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, “de respeto, pero no voy a permitir que me difamen y que me calumnien de esa manera”.

Minutos más tarde, un poco de mejor humor apareció Alfaro Ramírez en el templete instalado en la glorieta Minerva, a donde asistieron no más de 500 simpatizantes, fríos, parcos y poco enjundiosos, pese a que a esa hora ya estaba circulando en las redes sociales la felicitación abierta y pomposa del gobernador priísta, Jorge Aristóteles Sandoval, por el triunfo conseguido.

A propósito de Aristóteles Sandoval, el candidato triunfante dijo que no habrá un afán de persecución ni cacería de brujas, pero aclaró que cada quien tiene que pagar las consecuencias de sus actos, porque no se convertirá en tapadera.

Y la única ovación que ahora recibió fue cuando dijo: “Vámonos a echar unos tequilas… ¡todos a festejar!”.

Diputaciones de mayoría: 20

Alianza MC, PAN, PRD: 11

Movimiento Ciudadano: 4

Alianza Morena, PES y PT: 3

PAN: 2

Gobiernos municipales:

Frente MC, PAN y PRD: 45

MC: 26

PRI: 21

PAN: 13

Morena: 8

Nueva Alianza: 4

PVEM: 4

PRD: 2


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad