Portal informativo de análisis político y social

«El Charro Asqueado» a un año de su partida

«El Charro Asqueado» a un año de su partida

Feb 13, 2016

Trascender significa sobrepasar. Una persona trasciende cuando sobrepasa con su personalidad, sus hechos, su presencia y su recuerdo. Y aunque todos de alguna forma trascienden, hay quienes lo hacen de una forma que quienes lo recuerden lo reviven cada día o cada mes, en los aniversarios, como éste en el que recordamos a José Corona «El Charro Asqueado»:

¡«Buen día mis amigos! ¡Güenos días mis amigos, bienvenidos, bienvenidas a una emisión más del informe de policía En Punto! Les saludamos con mucho gusto esta mañanita hermosa, preciosa, tranquila».

—Es la voz inconfundible de José Corona que se escucha en el cuadrante tal cual, con ese estilo inconfundible que lo convirtió en personaje.

«El Charro Asqueado», amigo de muchos, amigo de nadie, pero contrario a lo que afectara a los cercanos o a la sociedad a la que pertenecía y a la que veía con su particular punto de vista, José Corona «El Charro Asqueado» buscó la forma de hacer llegar sus mensajes a través de formas y fondos divertidos, singulares, especiales y populares.

Y vuelve a aparecer «El Charro» con su voz bravía y aguardentosa: «Todo sucedió alrededor de las 3:30 de la mañana cuando elementos de la policía mañacipal y bomberos acudieron al cruce de las calles Agua Fría y Tabachines en la colonia La Higuera».

Con bromas o seriedad, con gusto o disgusto, reflexivo o apasionado, temprano o por la tarde, como titular o colaborador en programas de radio o televisión, José Corona «El Charro Asqueado», aparecía ante el público para decir, explicar, compartir su verdad que en infinidad de ocasiones el público, su público, la asumía como propia.

 

 

La reata del Charro

Como todos los miércoles, tenemos para usted con sumo placer y con harta alegría la reata del charro: Indicaron que tenían la intención de robarse la Lobo para después llevarla a la calle de 5 de Febrero, aunque no explicaron por qué se llevaron a la víctima «a lo mejor no sabían manejar, verdad… llévenos por favor a la 5 de  Febrero, ahí  lo vamos a bajar».

Amigo, padre, pareja, compañero de trabajo, José Corona «El Charro Asqueado», pasó por la vida de infinidad de personas a las que de alguna forma tocó con su sentir y su decir, con sus congruencias e incongruencias, con su fe o su incredulidad, sin importarle que quien lo escuchaba o veía compartiera sus dichos. «El Charro» expresaba y cuando menos buscaba el cuestionamiento de muchos que consideraban cuando menos la verdad, lo inamovible, lo inatacable, lo sagrado o lo incuestionable.

Voz del Charro:

Gracias, yo nada más le recuerdo que un ciudadano informado no puede ser engañado.

Como fue y será en cualquier ser humano, la vida de José Corona «El Charro Asqueado» terminó, con solo 39 años de edad enfrentó una enfermedad que finalmente lo venció para descubrir que sería trascendente por lo que hizo y fue, supo que moriría y lo asumió como parte de su ser, como parte de lo que debería enfrentar y que de ninguna forma impidió que su último aliento expresara lo que sentía: José Corona «El Charro Asqueado».

Hoy lo recordamos en su aniversario, aunque cada día lo recordamos en su ausencia física y en el recuerdo.