Portal informativo de análisis político y social

EL PRI BUSCA LA TERCERA ADMINISTRACIÓN CONSECUTIVA, LUEGO DE CINCO PANISTAS

EL PRI BUSCA LA TERCERA ADMINISTRACIÓN CONSECUTIVA, LUEGO DE CINCO PANISTAS

May 30, 2015

Después de cinco administraciones consecutivas encabezadas por el PAN, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz llegó para darle al PRI el gobierno de la recuperación; Ramiro Hernández le dio luego el gobierno de la depuración y la estabilidad y finalmente, si el 7 de junio gana el candidato tricolor, Ricardo Villanueva Lomelí, seguramente encabezaría un gobierno, al fin de resultados.

Guadalajara ha sido el municipio de Jalisco que más tiempo duró gobernado de manera consecutiva por candidatos de Acción Nacional, desde 1995 cuando el capitalino César Luis Coll Carabias derrotó al candidato priista, Ismael Orozco Loreto, que por cierto en aras de lograr mayor identificación con los tapatíos utilizó como eslogan de campaña, la frase: «Porque soy de aquí».

Con todo y su llamado a la identidad de los nacidos en la capital jalisciense, el PAN ganó a los tres años siguientes con Francisco Javier Ramírez Acuña, oriundo de Jamay; luego triunfó el panista Fernando Garza Martínez, nacido en Coahuila, avecindado en Colima y finalmente radicado en Jalisco; le siguió Emilio González Márquez, proveniente de Lagos de Moreno y finalmente concluyó el tercer lustro de gobiernos panistas consecutivos el tapatío Alfonso Petersen Farah.

La historia nos ha dicho y ha quedado probado que para un gobierno municipal, más aún para una ciudad tan importante como Guadalajara, un trienio resulta poco para dar buenos resultados, ya que en el primer año el nuevo gobierno llega y se estabiliza, en el segundo empieza a implementar y cristalizar su oferta de gobierno y en el tercero el alcalde prácticamente abandona el barco en la búsqueda de un nuevo cargo, que en el caso de que hayan ganado las elecciones intermedias, sería la gubernatura del estado.

 

La reconquista del PRI

Aristóteles Sandoval 5

La historia también nos dice que tras el triunfo y la recuperación del municipio, a cargo de Jorge Aristóteles Sandoval, en una elección en la que venció a Jorge Salinas Osornio, el delfín del exgobernador Francisco Javier Ramírez Acuña, Sandoval Díaz tuvo que abocarse a desmantelar toda la estructura que el PAN había construido y heredado en 15 años de gobierno.

Despidió a miles de empleados lo que le ocasionó a través de laudos una gran parte de la problemática financiera que hoy vive la administración municipal, por despidos considerados por la autoridad laboral como injustificados.

Otro fuerte compromiso financiero al que Sandoval Díaz tuvo que hacerle frente en su administración fue la anfitrionía de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011, que en el caso del gobierno municipal le correspondió realizar la pavimentación con concreto de las principales avenidas de la ciudad, entre ellas por las que habrían de transitar las delegaciones deportivas hacia los estadios y las sedes panamericanas, así como de y hacia el aeropuerto y la Vila Panamericana.

Esto implicó la necesidad de solicitar un crédito millonario que colocó a Guadalajara como la ciudad más endeudada del país, calidad y sitio de deshonor que conserva hasta este momento y del que no se ha podido recuperar.

En tanto que en el gobierno de continuidad de Ramiro Hernández García, la estrategia fue la depuración natural y lograr la estabilidad de la administración. Hubo austeridad en la nómina, sacrificio en el gasto para poder cumplir con los compromisos bancarios adquiridos y una mínima inversión en obra pública, a no ser por lo que se logró de manera directa con el gobierno federal para seguir pavimentando calles, en esta ocasión de manera principal en el Oriente de la Ciudad, en donde el PRI con el triunfo en los distritos 9, 11 y 13 conquista la victoria en el municipio, al margen de lo que ocurra en los distritos del poniente, el 8, el 12 y el 14.

En lo que a la depuración se refiere, justo en la administración de Ramiro Hernández es donde estallan dilemas que muy probablemente se venían guardando de la administración anterior, como causa de dos décadas de crisis económica para los militantes del tricolor, porque tenían quéconformarse y repartirse espacios en algunas administraciones municipales, en virtud de que el Gobierno del Estado fue azul durante tres sexenios.

Fue así como empezando la administración Ramiro Hernández tuvo que acusar la primera baja del gabinete, al destituir al secretario de Educación, Juvenal Esparza, para que hiciera frente a una averiguación previa en la que estaba involucrado con una banda de robo de autos, de donde con el paso de los años salió bien librado, pero ya no recuperó su trabajo en el servicio público.

El caso de Elisa Ayón fue un caso atípico en la política de Jalisco, ya que la regidora se sublevó no sólo a la autoridad municipal, sino a la estatal, al Poder Legislativo, a la Fiscalía y hasta que se vio en riesgo de que su asunto llegara al Poder Judicial, apechugó, reculó y aceptó la sanción del Poder Legislativo por 10 años sin cargos en el servicio público.

Ni qué decir del tema de la seguridad en donde se tuvo que echar mano de dos secretarios hasta el momento, quienes nunca han podido atinar a resolver problemas medianos como el robo de conejeros y motorratones, robo de autopartes, robo a casa-habitación y robo a transeúntes; pero tampoco la administración se ha visto eficiente en atender temas que podrían ser hasta administrativos o de mera estrategia o atención ciudadana, como han sido las manifestaciones principalmente del comercio ambulante y la seguridad en los espectáculos deportivos, como el futbol en el estadio Jalisco.

 

El tercer priista con todo a favor

Ramiro_Hernández_6

Esta historia nos dice que el siguiente alcalde de Guadalajara, con poco que haga bien en la administración será suficiente para que los tapatíos le reconozcan una mejor labor. Las finanzas parecen estar estabilizadas, la crisis ya pasó, los corruptos se fueron solos y la inversión podría llegar ya.

Esto significa que si Ricardo Villanueva Lomelí gana la elección del 7 de junio, tendría un terreno fértil para que en la tercera administración consecutiva emanada del PRI, seguramente se podrían dar resultados concretos y puntuales que mejorarían en gran medida la calidad de vida de los tapatíos.

Y proyectos los tiene, el equipamiento de todas las patrullas con cámara de video para vigilar lo mismo a los infractores que a los uniformados en la correcta aplicación de la ley y el reglamento, destaca entre ellos, así como iluminar toda la ciudad para que incluso de noche en Guadalajara parezca como si fuera de día.

Con buenos ojos se ha visto también el tema de hacer llegar a las familias más necesitadas, en los barrios y en las colonias, la canasta básica a un precio de costo y a través de los comerciantes de los mercados municipales, lo que ayudaría a resolver el grave problema de los que menos tienen, y a la vez incentivaría el comercio popular.

Ni qué decir el apoyo a los que menos tienen para que se les pueda exentar del pago del impuesto predial y las becas a los estudiantes del bachillerato para que no abandonen la educación media superior y puedan resistirse al coqueteo de la delincuencia, de las drogas y del crimen para integrarlos a sus filas.

Y ni qué decir de convertir al centro histórico de Guadalajara, con sus iconos y sus símbolos internacionales como el tequila, el mariachi, la charrería y la torta ahogada, en un atractivo turístico que pueda competir con las ciudades más visitadas del mundo, incluso París con todo y su Torre Eiffel.

Conservar los edificios históricos es también parte importante de sus programas, al grado que ha adquirido el compromiso de impulsar un plan para cuidar y aprovechar los inmuebles deteriorados para convertirlos en un espacio limpio y seguro para todos.

 

El trabajo en equipo

Villanueva anuncio

Esta frase que se ha convertido en su eslogan de campaña, representa no sólo que trabajará de la mano con los tres niveles de gobierno y de manera coordinada con los tres poderes del estado, sino que se ha hecho realidad desde la misma campaña en donde mediante el trabajo de equipo, un grupo importante de expertos en comunicación y legalidad han estado al pendiente de defender su candidatura y de denunciar pifias de sus adversarios.

Para ello fue necesario que solicitaran licencia a sus responsabilidades sus compañeros en la administración gubernamental, el jefe de Gabinete, Alberto Lamas y el director de la televisora del Estado C–7, Sergio Ramírez Robles.

Y el trabajo ha dado resultados, desde el «Cuarto de Guerra» de Ricardo Villanueva Lomelí se ha realizado una ardua investigación para exhibir antecedentes penales del candidato a diputado federal por el distrito 4 del Partido Movimiento Ciudadano, Carlos Lomelí Bolaños, a quien le recordaron que en el aeropuerto de Guadalajara lo detuvieron por portación de arma, que estuvo acusado e investigado por autoridades de Estados Unidos y México por nexos con cárteles de la droga y que presuntamente encubrió como prófugo de la justicia al exdirector del Seguro Popular en el gobierno de Emilio González Márquez.

Sin embargo, las denuncias que les ha generado dividendos y un mayor impacto en la opinión pública, ha sido el hecho de que el candidato del PMC, Enrique Alfaro, violó los reglamentos municipales de Zapopan, al no tramitar licencia de construcción para ampliar su casa ubicada en Paseo de La Cueva número 3275 en la colonia Colinas de San Javier.

Destaca también el presunto fraude por 86 millones de pesos en el que se le vincula con una red de corrupción que a través de una empresa de gestión de cobranza Profesionales en Gestión Tributaria, obtuvo del ayuntamiento de Tlajomulco de Zúñiga y que presumiblemente fueron a parar en las arcas de la asociación civil Alianza Ciudadana, que fue la agrupación que catapultó a la candidatura de Alfaro.

Por supuesto en su descargo, el propio equipo del candidato Enrique Alfaro, entre ellos el alcalde con licencia de Tlajomulco de Zúñiga Ismael del Toro Castro, ha desmentido la versión, argumentando que no hay ninguna ilegalidad en la operación de la empresa, no sólo ha cobrado, sino que ha dado resultados de su trabajo al grado de que ha logrado recuperación de casi 400 millones de pesos, además de que esta empresa también le presta los servicios de recuperación de cartera a municipios del PRI como Guadalajara y Tlaquepaque, así como al Siapa.

Sin embargo, una gran muestra del «Trabajo en Equipo» de Villanueva Lomelí ha sido la presentación ante el INE para pedir la cancelación del registro de Enrique Alfaro, por haber rebasado el tope de gastos en campaña electoral, que es de 5 millones 887 mil 541 pesos.

El presidente del PRI, Hugo Contreras y el coordinador de campaña, Miguel Castro, presentaron ante el Instituto Nacional Electoral (INE) una queja en materia de fiscalización con pruebas de que a 15 días de que terminen las campañas se ha excedido el gasto. Contabilizan que al menos en lo que va de las campañas, Alfaro ha tenido 111 eventos, 67 espectaculares aunado a los spots en radio y televisión banners y anuncios en redes sociales.

 

Imaginemos que gana Ricardo

Villanueva FB

En un ejercicio hipotético que no estaría muy alejado de la realidad, siempre y cuando los candidatos del PRI a las seis diputaciones hagan su tarea y no sólo conquisten la victoria en su distrito, sino que empujen la candidatura de Villanueva, veríamos gobernando Guadalajara a un universitario, hechura de Raúl Padilla López, impulsado por el gobernador del estado Jorge Aristóteles Sandoval y avalado plenamente por la dirigencia estatal del tricolor y soportado por planes y proyectos que al fin le darían resultados a los tapatíos.

Seguramente sería una mejor administración que la de sus antecesores del PRI porque le tocaría la parte de cosechar las mieles del esfuerzo y el trabajo que ya se sembró, en particular de llevar a feliz término y a poner en operación la Línea 3 del Tren Ligero.

Le tocaría también cosechar los beneficios de más de seis años de trabajo para cristalizar los proyectos de la Ciudad Creativa Digital, que se manifestarán en fuentes de empleo y grandes inversiones que repercutirán favorablemente en la economía.

Además en materia de seguridad, el trabajo que hoy están haciendo las fuerzas federales, combatiendo frontalmente al cártel más peligroso del país que había sentado sus reales en Guadalajara, en Jalisco y en una decena de entidades del país, se verá reflejado con baja en los índices de criminalidad particularmente para la capital jalisciense.

En síntesis, con el triunfo de Ricardo Villanueva, Guadalajara será distinta, pero la última palabra la tienen los electores y se expresarán el próximo domingo 7 de junio.