Portal informativo de análisis político y social

El PRI le apuesta a la experiencia José Socorro Velázquez es «el elegido»

El PRI le apuesta a la experiencia José Socorro Velázquez es «el elegido»

Feb 20, 2016

Finalmente el PRI en Jalisco le apuesta a la experiencia. Todo está armado para que el futuro dirigente sea José Socorro Velázquez, mejor conocido como «El Coco», alteño, sesentón, originario de Santiaguito de Velázquez, municipio de Arandas, político formado con don Javier García Paniagua y amigo de Eugenio Ruiz Orozco.

Entre los cuatro perfiles de alternativas que se tenían para encontrar al futuro dirigente del PRI en Jalisco, que vendrá a sustituir a su actual presidente Hugo Contreras, se ha tomado la decisión de seleccionar a un político experimentado (sus detractores lo califican de la vieja guardia), que está fuera de la generación de jóvenes cuarentones que gobiernan Jalisco y que encabeza Aristóteles Sandoval.

 

Se frustró la candidatura de «El Chino» López

lopez (2)

El Grupo de Aristóteles Sandoval decidió darle su apoyo, luego que se frustró la precandidatura de Roberto López Lara, secretario General de Gobierno, provocado por los escándalos generados por su hijo envuelto en sucesos violentos y que trascendió a la opinión pública.

En la edición 337 de Conciencia Pública (17 de enero) preguntábamos qué perfil se decidiría para la etapa que viene del PRI, esto es, preparar al partido para la lucha electoral del 2018, si Aristóteles Sandoval en su condición de jefe político del Revolucionario Institucional y Manlio Fabio Beltrones, presidente nacional del PRI, se pronunciarían por un cuadro político joven y/o del grupo cercano al gobernador (entre Héctor Pizano y Rafael Castellanos) o buscarían a alguien que fuera puente con capacidad para articular a la mayor parte de grupos, organizaciones y personajes de este partido en el poder.

Las otras dos alternativas que estaban en la mesa lo representaba Abel Salgado Peña, del Grupo del senador Arturo Zamora Jiménez y un cuarto perfil correspondía a un liderazgo cercano a la base con un discurso crítico como lo representa el laguense y exmagistrado electoral Rubén Vázquez.

Finalmente se establecieron acuerdos con el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones y la decisión resultó salomónica. Aristóteles Sandoval acepta que a la dirigencia del Revolucionario Institucional llegue alguien que tenga capacidad de conciliación y que pueda entreverar con las diversas generaciones que confluyen en dicho partido.

 

Reacciones

jose-socorro-velazquez-israel-rivera-215x224

Algunos opinólogos descalificaron a José Socorro Velázquez por diversas razones: una por no ser joven y no formar parte de la generación política de los actuales gobernantes (tiene 63 años de edad), además de haber formado parte del Comité Directivo Estatal del PRI cuando Eugenio Ruiz Orozco fue candidato a la gubernatura y haber perdido la elección.

De la misma forma se registró descontento entre algunos de los aspirantes a suceder a Hugo Contreras en la presidencia del PRI y estos recordaron una acusación penal que se registró en su contra hace más de 20 años cuando fue funcionario de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

Rubén Vázquez, quien en el último año ha recorrido el Estado sosteniendo reuniones con dirigentes de comités municipales y organizaciones, escribió en su muro de Facebook:

«Si José Socorro Velázquez Hernández, aspira a dirigir el PRI Jalisco, por el bien de tod@s los priistas; pero sobre todo por el bien de él mismo, nos tiene que comprobar que nada tiene que ver con los señalamientos de corrupción que le imputan (…) Que hable ahora, o que calle para siempre».

 

Mariana Fernández a la secretaría general

mariana-fernandez-ramirez

La fórmula que acompañará a José Socorro Velázquez en la dirigencia estatal y que será propuesta para la Secretaría General es la abogada Mariana Fernández, quien fuera diputada local y posteriormente presidente del Instituto Jalisciense de la Mujer, cargo al que renunció para ser candidata a diputada federal por el Distrito 8 de Guadalajara y que perdió en estos comicios federales del mes de junio del pasado año.

Dentro del equipo que se está armando en la futura reestructuración del Comité Directivo Estatal del PRI, se podría integrar a varios de los aspirantes a la dirigencia.

 

Los cuatro perfiles

Gabinete de Aristóteles Sandoval

Para la toma de la decisión debieron ser analizados cuatro perfiles:

  1. Perfil 1. Un presidente de su generación y de su equipo. En ese encuadre se señalaba a tres personajes: Francisco Ayón, secretario de Educación y operador político del gobernador Aristóteles Sandoval, pero éste no ha considerado en este momento dejar el Gobierno del Estado y atender tareas de corte partidista. El abogado Héctor Pizano Ramos, secretario del Trabajo, levantó la mano y expresó su interés por dirigir al PRI. Y un tercero que sin formar parte de la generación del gobernador, lo ven cercano, como es el fiscal central, Rafael Castellanos, quien durante varios años estuvo al frente de la Comisión de Elecciones del PRI y fue representante del CDE ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC). El cuarto aristotelista que se manejó fue Roberto López Lara, secretario General de Gobierno, pero muy pronto esa alternativa quedó rechazada por el gobernador Aristóteles.
  2. Perfil 2. Un presidente que trabaje para el futuro candidato a gobernador. El nombre de Abel Salgado Peña, delegado del PRI en Aguascalientes, encuadraba en ese perfil. Es hombre muy cercano al senador Arturo Zamora Jiménez, quien es el político priista mejor posicionado y que seguramente el futuro candidato presidencial del PRI lo tendrá en primer orden para que le pueda sumar votos en Jalisco a su causa.
  3. Perfil 3. Un presidente intermedio que sin formar parte del grupo de Aristóteles, pueda tener un manejo institucional y que entrevere a las diversas generaciones que concluyen dentro del PRI y que se han sentido desplazadas por el actual grupo dominante que está alrededor del gobernador Aristóteles Sandoval. Se escribió en este espacio que bien podría ser la salida del hombre político Aristóteles Sandoval y seleccionar a un perfil que cuide los equilibrios internos y en ese sentido fueron señalados dos personajes: José Socorro Velázquez y Bernardo González Mora, dos cuadros experimentados y con muchas ganas de convertirse en actores estelares del PRI. Los dos políticos son conciliadores y están más allá del bien y del mal.
  4. Perfil 4. Un presidente con un discurso crítico, que esté cerca de la base. Y en este perfil le queda como anillo al dedo a Rubén Vázquez, quien es el cuadro más cerca de la base, ya que después de la elección de junio pasado se ha dedicado a recorrer el Estado y sostener reuniones con las dirigencias de este partido.

 

Se fortalece el grupo de Ruiz Orozco

ruiz-orozco

El movimiento que se realizará en los próximos días en el Comité Directivo Estatal del PRI impactará en la vida interna del partido, ya que estará en sintonía para preparar el terreno político-electoral y de organización con la carrera al 2018.

El nombramiento de Eugenio Ruiz Orozco de delegado Regional del PRI, determinado por el Comité Ejecutivo Nacional, tuvo su impacto en Jalisco, al regresar a la actividad un grupo político que tuvo su oportunidad histórica en 1995 y que perdió las elecciones frente a Alberto Cárdenas Jiménez, quien había irrumpido recientemente al mundo de la política como presidente municipal de su pueblo Ciudad Guzmán. José Socorro Velázquez, junto con Rafael González Pimienta, formaba parte del Comité Directivo Estatal del PRI.

El contexto socioeconómico en aquella época era muy desfavorable al PRI, parecido al de estos tiempos, devaluación del peso frente al dólar, además de las explosiones del 22 de abril y el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo. La gente estaba muy irritada con el gobierno priista.

Durante los últimos dos años, el Comité Directivo Estatal del PRI ha estado con Hugo Contreras al frente. Uno de los problemas que enfrentó durante este periodo fue la injerencia en la vida interna del magistrado Leonel Sandoval y padre del gobernador Aristóteles Sandoval, quien con la organización que fundó llamada «Más por Jalisco», chocó con las estructuras partidistas, generando malestar entre la familia priista.

La participación en la lucha proselitista al interior del PRI del magistrado Leonel Sandoval llevó a escándalos mediáticos al filtrarse sus propuestas de violentar la ley para ganar elecciones, hecho que fue exhibido en la prensa nacional al marcarlo como «papa Leonel, un padre incómodo».

Previo a que arrancara el proceso electoral, el entonces presidente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, encabezó en Guadalajara una reunión partidista en la que estuvo presente el gobernador Aristóteles Sandoval, a quien le tocó anunciar que nada estaría sobre la dirigencia formal, lo que se interpretó como un alto a la intervención del magistrado Leonel Sandoval.

Más por Jalisco desapareció con sus siglas, pero luego aparecería ese mismo grupo al frente de otra de las organizaciones afines a este partido, Unidad Revolucionaria que llegó a fundar el activista Javier Gamboa, cuyo control le fue arrebatado.

Finalmente el PRI acudió a las elecciones intermedias y el resultado le resultó adverso. Perdió los principales ayuntamientos de la zona metropolitana que habían estado bajo su dominio durante los últimos seis años (Guadalajara, Zapopan y Tlaquepaque) al pasar al control del Partido de Movimiento Ciudadano, cuyo líder es Enrique Alfaro.