Portal informativo de análisis político y social

El voto de Movimiento Ciudadano definirá la legalización de Uber

El voto de Movimiento Ciudadano definirá la legalización de Uber

Mar 13, 2016

En la víspera de la legalización de Uber por parte del Congreso del Estado, los taxistas tradicionales se manifiestan, protestan, reclaman, argumentan y son oídos, pero no son escuchados por los diputados de la LXI Legislatura local.

Uno de los puntos que se les argumentó a los legisladores tras un plantón de miles de taxistas que se manifestaron en la zona metropolitana de Guadalajara y de manera simultánea en Ciudad Guzmán, El Salto, Ameca, Autlán y Puerto Vallarta, es que los más de 10 mil ruleteros están desesperados, molestos y que la situación podría salirse de control.

Lo dijo el líder de la CROC en Jalisco, Antonio Álvarez Esparza, en la reunión donde el diputado presidente del Poder Legislativo, Alejandro Hermosillo, así como los diputados Claudia Delgadillo, Jorge Arana, Pedro Kumamoto y Saúl Galindo, recibieron a los representantes de los inconformes: Nuestros compañeros están muy alterados y hasta ahora hemos podido tranquilizarlos para que la situación no pase a mayores, pero si ustedes siguen con su intento de privatizar el servicio nosotros ya no nos haremos responsables de lo que pueda ocurrir, y ocurrió.

Primero, en la Plaza de la Liberación al rendir un informe de los nulos resultados obtenidos en la reunión con los legisladores, los taxistas congregados amenazaron hasta con desconocer sus dirigentes y se dijeron dispuestos a quedarse en un plantón permanente.

Minutos más tarde, en el cruce de las avenidas 16 de Septiembre y López Cotilla, los taxistas cayeron en la provocación de un grupo de mozalbetes que se reúne a las afueras de la Plaza de la Tecnología y protagonizaron un zafarrancho en el que los taxistas ganaron primero en la batalla cuerpo a cuerpo, pero después perdieron cuando los de la plaza se atrincheraron en la azotea del edificio y desde ahí lanzaron todo tipo de proyectiles para dañar los vehículos estacionados.

Sin embargo, la derrota más dolorosa para los autos amarillos fue ante los ojos de la ciudadanía, ya que cientos se congregaron en las inmediaciones de lo que fue el campo de batalla, para reprocharles los gestos de violencia, con gritos a favor de Uber.

Es necesario hacer mención el desatino de los elementos de seguridad en los hechos. Primero debe reprobarse el comportamiento de los guardias de seguridad privada de la Plaza de la Tecnología, quienes evidentemente protegieron a los agresores, a los jóvenes que perversamente provocaron a los taxistas y luego cuando fueron tundidos a golpes en la pelea mano a mano, los resguardaron dentro de la plaza, solo para permitir que se atrincheraran, se armaran y regresaran a la batalla, tanto a ras de piso, como desde las alturas, ya que un grupo de mozalbetes se trepó a la azotea para desde ahí agredir a discreción, evitando así la posibilidad de salir afectados nuevamente.

Y en los casos de las corporaciones policiales del municipio y del Estado, fue evidente la lentitud de la reacción ante la contingencia, en el caso de la policía municipal con una mínima cantidad de elementos que simplemente se limitaron a intentar calmar a los rijosos, en tanto que la policía del Estado, teniendo un cuartel a 5 cuadras de distancia, tardó casi una hora en llegar al sitio del conflicto para garantizar el cese de las hostilidades.

Los números del zafarrancho fue de 47 muchachos de la Plaza de la Tecnología detenidos, pero solo 15 consignados ante un juez y enviados a Puente Grande, particularmente se trataba de jóvenes reincidentes, ya que muchos de ellos también habían participado en el enfrentamiento, meses atrás, con seguidores del equipo América y miembros de la porra Monumental.

Mientras que con relación al número de manifestantes, el comandante Manuel Martínez Velázquez, de la Semov, dijo que los manifestantes llegaron a bordo de mil 845 unidades de taxi en la Zona Metropolitana y 295 en el interior del estado en Ciudad Guzmán, Ameca y El Salto.

 

El voto de los taxistas

e0237b5b-453c-4ae3-912a-f3dbb1d64e77

 

El encuentro entre los líderes de los taxistas de la CTM, CROC y CNOP con los legisladores, entre ellos los priistas Jorge Arana y Claudia Delgadillo, obliga a analizar cuáles son los elementos por los que desde un gobierno tricolor nació la iniciativa de legalizar el servicio de la empresa Uber, a sabiendas de que los principales perjudicados serían los 15 mil taxistas y sus familias, que forman parte de organizaciones del PRI, que formaban parte de su voto duro pero que en las pasadas elecciones gran parte de ellos le dio el voto a Enrique Alfaro y los candidatos postulados por Movimiento Ciudadano.

Y de inmediato surgen dos lecturas que bien podrían tener sustento: 1.- Abrir la puerta a Uber es un castigo del PRI para sancionar a sus bases por haber volteado bandera en el proceso electoral del 2015, en donde el voto duro de las organizaciones del tricolor habría sido suficiente para contener la ola naranja de Enrique Alfaro al que apoyaron en buena medida.

2.- El que la fracción representada en el Congreso del Estado del Partido Movimiento Ciudadano participe en la elaboración de la ley y asuma sus costos ante los taxistas tradicionales que le dieron su voto.

La primera podría explicarse por el hecho de que, aunque la llegada de Uber a Guadalajara fue coincidente con el arribo de Jorge Aristóteles Sandoval al Gobierno del Estado, no fue sino hasta septiembre del 2015, es decir, tres meses después de la derrota del PRI en las elecciones intermedias, cuando el mandatario jalisciense presentó al Congreso del Estado la iniciativa para legalizar a Uber y con ello afectar a los taxistas tradicionales.

Sin embargo, la iniciativa no fue dictaminada y menos votada, en razón de que fuera la LXI Legislatura donde el Partido Movimiento Ciudadano represente la primera minoría, cuyo voto se convierte en fundamental para el derrotero de lo que será la nueva ley.

En el segundo caso, una vez consumada la aprobación de la reforma al artículo 33 de la Ley de Movilidad del Estado de Jalisco para legitimar el servicio de autos de alquiler mediante las plataformas electrónicas, el voto de la fracción del Partido Movimiento Ciudadano será determinante.

La posición de la fracción del Partido Movimiento Ciudadano es clara: la legalización de Uber y que sea la ley de la oferta y la demanda la que regule el número de unidades que deben de circular, sin que el Estado intervenga o establezca un límite a este aspecto.

Cabe recordar que la relación entre los taxistas y el PRI quedó dañada porque claramente el voto en forma mayoritaria fue a favor de Enrique Alfaro y los candidatos postulados por el partido de color naranja.

 

Competencia con otro tipo de usuario

uber

El diputado priista Jorge Arana considera que «tienen que tomar una buena decisión (…) No es una negativa a ultranza, no es una postura de que desaparezcan los taxistas tradicionales, es una postura lógica, saben que Uber llega, hace competencia, pero sólo piden que la competencia no sea con el usuario normal de la calle, que la competencia sea con alguien que normalmente no usa taxi».

«Que la competencia sea con el muchacho que va a un bar, con una familia que sale a divertirse, con el Ejecutivo que tiene una agenda que cumplir en la ciudad, que son los que pueden tomar esos vehículos, pero si se les va a dar apertura a los Uber legislando que sean vehículos que tengan esas condiciones y no que inviertan 150 mil pesos en un vehículo económico, cuando un taxi realmente les cuesta 500 mil pesos con el permiso y con los trámites», plantea.

Jorge Arana, quien en su carrera política ya fue en dos ocasiones alcalde de Tonalá, candidato a gobernador y a la alcaldía de Guadalajara, y en un par de legislaturas diputado local y federal, argumentó: «Es necesario llegar a acuerdos en el sentido de que si vamos a dar apertura a plataformas como CityDrive, Uber y otras, que sea condicionado a que no se perjudique a los taxistas, que presten el servicio con vehículos de no más de 5 años de uso y que estén limitados a ciertas características».

Rechazó que aunque la iniciativa central que se discute haya sido presentada por el gobernador, haya sido Aristóteles Sandoval quien le abrió las puertas de Jalisco a Uber.

«No, de ninguna manera, Uber iba a llegar de cualquier manera, fue circunstancia geográfica de tiempo, pero no porque él haya llegado, los Uber llegaron hace dos años, él ya tiene más de tres, o sea cuando él llegó no estaban. Es como los mototaxis, no llegaron porque llegó alguien, llegaron por la necesidad, en un principio era transportar a la gente del interior de la colonia a tomar el camión y luego se fueron ampliando; no fue porque alguien haya llegado o porque alguien les haya dado el permiso, sino son circunstancias del momento que se dan».

Y Arana Arana se refirió a lo que sería una alternativa para resarcir el daño a los taxistas aglutinados en las organizaciones de su partido:

«Yo lo que he planteado y lo que me gustaría es que los que son operadores de taxi y no tienen un permiso, ellos sean los principales sujetos a tener un permiso, yo me doy cuenta que hay gente que tiene 10, 15 o 20 años trabajando y son simplemente operadores, pagan cuota, pagan mensualidad, pero para mí son los que tienen derecho, los que tienen de 5 años en adelante que sean los primeros en beneficiarse con un permiso; es una de las propuestas que se han puesto sobre la mesa, a mí me parecería extraordinario que se beneficiara a los choferes, a los operadores, a los que pagan 250 o 300 pesos al día, ellos son los que deberían tener el derecho y andan pagando mensualidad, pagando renta por carro o por permiso».

 

Eliminan de sus consignas el: «Uber-nador»

20333389909_dd069b7cbf_k-e1440449726344

A diferencia de la manifestación del año pasado y por el mismo motivo, los taxistas en esta ocasión eliminaron de sus consignas la palabra «Uber-nador», con la que acusan al mandatario jalisciense, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, de ver con buenos ojos a la empresa Uber.

Sin embargo, esta interpretación, aunque se mantiene entre las bases, los líderes de las organizaciones sindicales tratan de extinguirla con declaraciones, como las realizadas por el dirigente de la CROC en Jalisco, Antonio Álvarez Esparza, quien niega categórico que haya sido el gobernador quien le abrió las puertas de Jalisco a Uber.

«Se la abrieron ellos solos, se la abrió el capital, es el predominio del capitalismo mundial, es el predominio de la individualización y de la privatización, porque esto es privatizar, es dejar el servicio en manos del que sea, simplemente con que tenga una modesta aplicación y un teléfono de mano. Ya ahorita yo puedo hablarle a un vecino o a un cuate por ahí, como está pasando ya en algunas colonias, solo le hablan a «Don Pedro» y les manda de su flotilla de 10 o 20 automóviles, uno para que dé el servicio, porque Uber ya empezó con la demolición del Estado de Derecho».

Incluso recuerda que habían logrado del Gobierno del Estado que se realizara un operativo para sacar de la circulación a las unidades de Uber, en virtud de que operan de manera ilegal,

«sin embargo ha habido una presión desmesurada nacional e internacional del capital, de cabilderos y de las redes sociales que han estado presionando demasiado al Gobierno del Estado y entonces se presentó esta iniciativa en contra de la que estamos nosotros porque sabemos que debe de actuarse, no de regularse».

 

Quiero ver a Uber: claudia delgadillo

claudia-delgadillo-640x433

«Mi posicionamiento ha sido que vengan estas empresas como Uber y nos expliquen cómo es que se quieren regularizar después de que en algunos años no lo hicieron y ahora ya quieren ser regulares; que nos expliquen cuántos vehículos están circulando porque de repente sabemos que hay como 5 mil vehículos, que nos digan cuál es la plataforma real. Queremos saber por qué ahora están cobrando en efectivo, queremos que nos expliquen por qué quieren meter coches con 10 años de antigüedad si se supone que es un transporte tan moderno. Hay muchos cuestionamientos que yo estaría haciendo a estas empresas».

 

Candados sugeridos por el PRI

analisis-uber

1.- Que no sean más de 1,200 unidades, a fin de respetar el indicador de un taxi por cada 350 habitantes.

2.- La forma de cobro debe ser única y exclusivamente electrónica.

3.- La licencia para conductores debe ser obligadamente la C 3.

4.- No deben prestar servicio en sitios, plazas comerciales, hoteles, central camionera y aeropuerto.

5.- Uber debe ser responsable solidario con el usuario y terceros.

6.- Solo se debe prestar el servicio con autos último modelo y renovados cada 4 años.

7.- Las empresas, socios, vehículos y conductores deben ser regulados por el Gobierno del Estado.

8.- Colocar holograma o distintivo en el medallón de cada unidad, por seguridad.

9.- Cada tres años podría haber una revisión de la Semov para otorgar nuevas autorizaciones.

10.- Reformar el Código Penal y tipificar como delito el prestar un servicio público sin tener concesión.

11.- Las empresas APPS deberán estar debidamente registradas ante el SAT y la SHCP.

12.- Los autos para prestar el servicio deben pasar revista mecánica cuando menos cada 12 meses.