Portal informativo de análisis político y social

EN EL GABINETE ALFARISTA DIVIDEN OPINIONES MONRAZ Y CARO

EN EL GABINETE ALFARISTA DIVIDEN OPINIONES MONRAZ Y CARO

Sep 26, 2015

Un par de decisiones en los nombramientos de su gabinete le fueron cuestionadas al alcalde electo de Guadalajara Enrique Alfaro Ramírez, La designación de Salvador Caro Cabrera como secretario de Seguridad Ciudadana, un personaje que cuenta sólo con un perfil político y sin ninguna experiencia operativa ni académica en el tema; Diego Monraz Villaseñor encabezará el área de Servicios Públicos Municipales, pese a la mala reputación que le precede en su trayectoria como funcionario panista, particularmente al frente de la Secretaría de Movilidad en el sexenio de Emilio González Márquez.

Las críticas las enfrentó quien será el nuevo alcalde tapatío a partir del 1 de octubre, en el marco de la presentación de su gabinete, asegurando que será él el responsable directo de la buena marcha del municipio.

El nuevo gobierno municipal de la capital jalisciense cambiará desde su logotipo, lo mismo que la estructura administrativa, es decir, reorganizar las secretarías para disminuir el gasto en nómina y aumentar la eficiencia operativa, por tanto se conformaron cinco grandes áreas: Servicios Públicos, Administración e Innovación Gubernamental, Desarrollo Económico y Combate a la Desigualdad, Gestión Integral de la Ciudad y Construcción de Comunidad.

Destaca también la determinación de echar mano de dos personajes que habían sido electos por la ciudadanía como diputados, pero se privilegió el gobierno municipal antes que el Poder Legislativo, por tanto habrán de solicitar licencia para separarse del cargo de diputados locales a partir del 1 de noviembre cuando inicie la LXI Legislatura, el propio Salvador Caro y Hugo Luna Vázquez, quien fungirá en Guadalajara como Jefe de Gabinete.

En tanto que la cercanía de Alfaro Ramírez con las organizaciones de la sociedad civil, se mantienen con la designación de Patricia Martínez, a quien se responsabilizó del área de Gestión Integral de la Ciudad.

Patricia Martínez, licenciada en Ciencias de la Comunicación por la UNIVA, tiene una maestría en Urbanismo por la Universidad Iberoamericana. Es directora de la estrategia de Participación Ciudadana del Plan Maestro de Movilidad Urbana No Motorizada de Guadalajara y es cofundadora de GDL en Bici.

Juan Enrique Ibarra Pedroza será el nuevo secretario general del municipio tapatío, un personaje al que Enrique Alfaro le da el trato de maestro; Bernardo Fernández Labastida, ingeniero por la Universidad Panamericana, será el Constructor de Comunidad y tendrá dentro de su responsabilidad inmediata la tarea de aprobar el nuevo reglamento de Participación Ciudadana, que dará vida al presupuesto participativo y a la revocación de mandato.

Ana Bárbara Casillas García, síndico municipal, es economista con 10 años de experiencia en el sector público. Sus últimos cargos incluyen el de directora de Finanzas de la Tesorería de Tlajomulco (2012–2015) y jefa de Recursos Financieros en la misma dependencia de 2010 a 2012.

Agustín Araujo Padilla, titular de la coordinación de Administración e Innovación Gubernamental, también viene del equipo alfarista que gobernó Tlajomulco en donde fue contralor y su último cargo público fue el de director de Administración y Recursos Humanos del Congreso del Estado de Jalisco en 2014.

Ignacio Lapuente, un empresario, director comercial y de negocios del Grupo Sandstorm Gam, que trabajó en 2014 en las obras de la Ciudad Creativa Digital, es el nuevo contralor municipal; mientras que Antonio Salazar Gómez encabezará el área de Desarrollo Económico y Combate a la Desigualdad. Este funcionario también viene de Tlajomulco Salazar estuvo en donde desempeñó los cargos como director de Promoción Económica y Coordinador de Proyectos Estratégicos durante dos administraciones de Tlajomulco.

 

Equidad de género

Alfaro Ceja FB

Una determinación que tomó Enrique Alfaro fue designar a 37 directoras y 87 jefas de área en respeto a la equidad de género; sin embargo destaca también el hecho de que 48% del total de la estructura directiva recién nombrada nunca ha pertenecido a otras administraciones, es decir, esta será su primera experiencia en el servicio público.

Dijo además Alfaro Ramírez que la nueva administración municipal será más ligera y más eficiente, incluso advirtió que en su conformación se despojó de filias y fobias. En lo económico garantizó que en con esta nueva estructura se logrará un ahorro de 15%, que representa 4 millones de pesos menos al mes, en tanto que sólo en el nivel directivo, con los nuevos salarios se logrará un ahorro de 70 millones de pesos al año incluyendo prestaciones y aguinaldos.

Para dar una punto de comparación con lo que actualmente se hace en el gobierno de Guadalajara, Enrique Alfaro reveló que han detectado en los trabajos de entrega-recepción un caso importante, este año llegó a haber más de mil 900 empleados supernumerarios, obvio, antes del proceso electoral del 7 de junio y ya para el mes de agosto la cantidad había bajado a sólo 800. Lo que esto implicó en recursos públicos fue que en el 2015 se había presupuestado para la contratación de supernumerarios una partida de 196 millones de pesos, de los que hasta el mes de agosto ya se habían ejercido 123 millones de pesos.

 

Con la reingeniería costará menos

Corona Fb

Enrique Alfaro tomará protesta el próximo miércoles 30 de septiembre en una ceremonia a las 19:00 horas después encabezará un acto público en la Plaza de la Liberación en donde dirigirá un mensaje a la ciudad, en presencia de varios gobernadores, electos y en funciones, entre los que ya confirmó Miguel Ángel Mancera.

Expuso que su compromiso es la de construir una ciudad digna, una ciudad que funcione, una ciudad segura, una ciudad consciente y una ciudad que finalmente pueda convertirse en una ciudad líder en el país.

Para conseguir este propósito de entrada se abocó a realizar una reingeniería para lograr los compromisos trazados y cumplir con la oferta que se hizo a la gente durante la campaña.

«Nos propusimos una reingeniería que nos permitiera tener una administración austera, eficaz y con objetivos de gobierno claro».

Hablamos en un principio que lo más importante que tenemos que hacer en esta reingeniería de la administración, era lograr el perfil de gobierno que le sirviera a los ciudadanos y hacer esto implicaba varias cosas. Primero que el gobierno de Guadalajara le costara menos a la gente; segundo, un gobierno más eficiente y mejor coordinado en todas sus áreas; tercero, un gobierno que reconozca las capacidades directivas de las mujeres; cuarto, un gobierno, y lo digo con particular énfasis en este punto para todos, sin filias y sin fobias partidistas y quinto, un gobierno sencillo de entender para todos.