Portal informativo de análisis político y social

ENRIQUE ALFARO ¡JALISCO, 2018; MÉXICO, 2024!

ENRIQUE ALFARO ¡JALISCO, 2018; MÉXICO, 2024!

May 14, 2016

Como un integrante de las grandes ligas en la política mexicana y como el jalisciense con las posibilidades más serias y más viables para llegar a una candidatura presidencial, ve el analista político Guillermo Velasco Barrera al alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez.

Incluso vaticina que en su estrategia está el afianzarse para Jalisco en el 2018 de manera muy contundente, pero al mismo tiempo sobresaliendo en el panorama nacional, gracias a su inclusión en el grupo de los aspirantes a estar en la boleta electoral por la Presidencia del país, por la ruta de la candidatura independiente.

El doctor Velasco Barrera, presidente del capítulo Jalisco de la Asociación de Comunicación Política en México, con sede en España, anticipa que la proyección que está logrando Enrique Alfaro en el contexto nacional tendrá un impacto abrumador en la propia cancha local en el futuro inmediato, particularmente en el proceso electoral del 2018, aunque al mismo tiempo atenúa su comentario y advierte que mucho dependerá del desempeño de su gobierno en la capital jalisciense.

El profesor-investigador en el área de comunicación de la Universidad Panamericana, Doctor en Comunicación Política, exdirector de Comunicación Social del Ayuntamiento de Puebla, exdirector general de RRPP y vocero de la señora Martha Sahagún, fue entrevistado para los lectores del semanario Conciencia Pública, sobre las posibilidades reales que ve en el futuro político de Enrique Alfaro, de quien analiza atributos, pero a la vez hace advertencias dignas de ser atendidas.

 

Un solo independiente

Independientes

¿Considera que en este las candidaturas independientes podrían entrar con el pie derecho en lo que será su estreno en la elección presidencial del 2018?

—Desde luego las candidaturas independientes hoy son una realidad que surge por el hartazgo de la política convencional; es decir, hay las condiciones propicias para que la gente pusiera los ojos ahora en una aventura de carácter presidencial. Condiciones sí que las hay: hay crisis económica, hay polarización, hay escepticismo respecto a la política convencional, entonces en ese sentido, sí. Pero también hay que decir que aunque esto es nuevo, la experiencia triunfante de los independientes es relativamente poca. Si nos vamos a los números en realidad tenemos un gobernador, tenemos tres alcaldes, un diputado federal y un diputado local. Pero también tenemos un montón de suspirantes en el camino que no van a llegar, de hecho si nos concentramos en la elección del 2016 no hay posibilidad alguna de tener un gobernador independiente, lo que es un indicador que no necesariamente la llegada por ejemplo de «El Bronco», aunque se cuestione su independencia por su militancia priista, finalmente es un candidato que llegó sin partido, pero el fenómeno no se va a repetir en el 2016, por lo que yo considero que hay que tomarse con cierta calma ese furor de los independientes, que también tendrán qué demostrar en los hechos, porque estamos en un momento en el que hay expectativa y cabe la pregunta de si es una tendencia o una moda política, eso nos lo van a demostrar los resultados de aquellos independientes que ejercen el gobierno.

¿Será conveniente a su juicio llegar al 2018 con un solo candidato independiente?

—Lo que dice el doctor Castañeda es absolutamente estratégico, otra cosa es que sea posible, pero él no se equivoca en dos condiciones que plantea: 1.- A través de una agenda política independiente postular a un solo personaje, porque de otra manera se atomiza el voto y eso favorece al PRI, y 2.- Pero también se requiere un verdadero sunami político como parte de una polarización social importante que ya existe en el país, del tipo del que se propició con el fenómeno Fox. De hecho sería la única manera en donde un independiente tendría posibilidades reales de llegar a la Presidencia. Pero la pregunta es con qué «gallo» se capitaliza ese descontento y se logra unificar esa agenda única. Claro, Castañeda en su libro «Solo Así», termina por concluir que es él porque tiene agenda y porque ha sido uno de los primeros en impulsar la figura, pero también si somos honestos Castañeda no reúne las características en atributos indispensables para una campaña competitiva.

¿Atomizar los votos favorecería al PRI o a López Obrador que ha sido el más constante en los últimos procesos electorales?

—Si nos vamos a un escenario polarizado en donde está el PRI, López Obrador, si hay un candidato independiente importante, en realidad podríamos irnos a una elección de tercios, pero con la fragmentación termina en última instancia beneficiando al partido que tiene más votos duros en el país, que es el PRI.

 

Similitudes con españa

PODEMOS

¿Podría ocurrir en México en el 2018 lo de España?

—Efectivamente en España el movimiento de los indignados se convirtió en activismo social y derivó después en la creación de partidos emergentes, pero me da la impresión de que estamos todavía distantes de esa posibilidad porque yo la diferencia que veo es que aquí, aun cuando sí hay indignación social, no necesariamente se cristaliza en participación organizada; creo que somos una sociedad que tiene que transitar de la indignación a la capacidad de movilización orquestada. Se trata de un entorno diferente, pero también veo similitudes como personajes atípicos de la partidocracia, pero aquí nos faltaría convertir más en lucha organizada, algo que hoy es indignación ciudadana.

¿La única manera es ir unidos, pero se pueden unir los polos del espectro político?

—En la política cuenta mucho el pragmatismo y ahí están las alianzas PAN-PRD, lo que parece agua y aceite cuando se trata de hacer un bloque anti PRI, lo que ha sido el móvil de las alianzas, funciona, otra cosa es después qué tipo de gobiernos emanen de esas alianzas. Pero desde luego los votos son un mercado y va contra el posicionamiento y la posibilidad de captación de votos y llegado el momento si el tema se revisa con sensatez y con valoración técnica, podría haber una suerte de unificación que casi casi sonaría a un partido de los independientes, pero tendría que haber una agenda única y un planteamiento absolutamente anti PRI como principio para que pegara aprovechando y capitalizar los niveles de desaprobación del Presidente, el momento de corrupción, de violencia y la polarización.

 

MARGARITA IRÁ POR EL PAN

margarita-zavala

¿Margarita realmente la ve usted como independiente?

—Mira, yo sinceramente creo que Margarita Zavala se cuece aparte en esta historia, yo creo que lo que va a pasar realmente con ella es que va a ser una candidata del PAN con barniz independiente, yo creo que Margarita fue ambigua y dijo que siempre y cuando el PAN le cerrara la puerta, pero lo que ha pasado es que con ella se está viviendo un fenómeno similar al de Fox, construyendo por la vía independiente se está convirtiendo en un rival muy difícil de enfrentar en el PAN, porque todos los gobernadores que apostaron y metieron dinero, al menos en las encuestas hoy van muy abajo, y lo que está ocurriendo es que Margarita está imponiéndose al PAN por la vía ciudadana en donde todo el tiempo hace campaña sin el arropamiento de un partido formal, pero crece entre el panismo también. Con ello sumaría al PAN a ciudadanos independientes que comulguen con ella, aunque llegado el caso si le cierren el paso, como un plan B Margarita creo que va por la vía independiente.

 

El ejemplo del grupo San Ángel

Vicente Fox

¿Será más importante el proyecto para definir al candidato o el candidato será el mejor posicionado?

—Yo creo que lo que están viendo es quién tiene posibilidades de ganar más votos, esto no se gana por un proyecto independiente, yo creo que lo que están discutiendo es 1.- Podemos ser capaces de optar por uno, 2.- Cuál es el método para definir con qué gallo vamos con posibilidades de éxito. Es algo que pasó en el Grupo San Ángel, donde concluyeron Elba Esther Gordillo, Fox, Castañeda y Padilla López con intereses muy diversos y lo que prosperó fue que vieron en Fox y líder con características muy peculiares que en un momento político determinado tendría posibilidades y cerraron filas, por la practicidad política y tras ganar ya se repartieron un poco las carteras.

 

Le estorba a Alfaro la marca MC

PMC

¿Del caso Alfaro, ser el más joven del grupo le da posibilidades?

—Yo veo hoy su candidatura a la presidencia como algo muy remoto, pero creo que la ruta y la estrategia es el deslinde de MC, la marca cada vez le estorba más, sabe que lo que ocurrió en Jalisco desde el 2012 es un alfarismo total. Yo soy de la idea de que la filtración del listado nominal precipita un rompimiento o un deslinde con el PMC. Pero a la vez es el único que podría significar para el votante de primera vez un fenómeno atractivo, es un personaje de mucho menor edad que el resto, viene con un historial de éxito indiscutible, no tiene un posicionamiento nacional, pero eso se podría llegar a construir. Yo lo que creo que está haciendo es afianzándose para Jalisco, de manera muy contundente y sobresaliendo incluso en lo nacional, porque esa proyección tendrá un impacto abrumador en la propia cancha local, se visualiza ya como un hombre que está ya en las grandes ligas con posibilidades grandes; es más, ya el solo hecho de estar en ese clan es una victoria política. Él de ahí se habrá de proyectar para 6 o para 12 años si las cosas le van resultando.

¿Usted cree entonces que irá por la gubernatura?

—Si se fuera directamente por la Presidencia sería un brinco con importantes riesgos sin respetar etapas, pero también no hay nada escrito, si llegara a ser el político que reuniera ciertas características para este proceso, no me extrañaría.

 

Fortalezas y debilidades

¿Lo ve entonces en el 18 ganando el estado y en el 24 disputando la Presidencia?

—Desde luego todo estará sujeto al momento político, a los resultados de su gestión y habrá que ver localmente como se dan las cosas, porque es cierto que todo gobierno desgasta, de hecho a mí me da la impresión que lo que Enrique Alfaro está haciendo es que de alguna manera cada vez se desvincula más de Guadalajara que es la responsabilidad primaria que tiene, esto es estar en la ruta de dejar que otros estén en la ruta de administrar la situación municipal y él inclusive en lugar de entrar al desgaste que representa gobernar, él se mueve de foco a otra batalla para inclusive crecerse ahí.

¿Esta indefinición entre la gubernatura y la Presidencia le hará perder tiempo a Alfaro?

—Sí, tienes razón, por eso creo que la estrategia de fondo no es la Presidencia de la República, creo que más bien la estrategia es poner el foco muy lejos sabedor de que eso lo fortalece para el objetivo que es Jalisco; además si él anunciara hoy su aspiración Presidencial, varios lo verían como una posibilidad remota y empezarían una serie de reclamos de que su prioridad no es Guadalajara, por eso creo que él se va a dejar querer en esa posibilidad, pero el objetivo estratégico es Jalisco.

Sería el quinto político de Jalisco, después de los cuatro gobernadores que han estado anotados en las listas de aspirantes a la candidatura presidencial, ¿Sería una opción más seria que las 4 anteriores?

—Sin duda alguna, yo creo que el planteamiento en la percepción de la gente, en el momento que se está viviendo, en el furor que han creado los independientes que antes no existía, claramente me parece que Enrique Alfaro hoy es, no sé si llegará o no, la propuesta más seria… aunque a lo mejor los otros lo intentaron con seriedad, pero Enrique es la propuesta más viable y él está dejando correr estratégicamente esa posibilidad. Se reúnen en torno a él varios componentes que me parece que al discutir el tema lo hacen un fenómeno que no podemos dejar de lado.