Portal informativo de análisis político y social

Entrevista a experto Fernando Espinoza de los Monteros: Cuestiona quién tiene el poder real en municipios

Entrevista a experto Fernando Espinoza de los Monteros: Cuestiona quién tiene el poder real en municipios

Mar 19, 2018

Por Mario Ávila //

Con la premisa de que no hay crimen organizado que florezca, si no hay protección del poder público, el análisis del investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Fernando Espinoza de los Monteros, sobre los sucesos violentos que se padecen en la Zona Metropolitana (ZMG), gira en torno a que la delincuencia está operando a sus anchas.

Y lo hace porque el poder político debe tener compromisos inconfesables con ellos, para que hayan motivado que se tomen acciones como la que se tomó para el caso de Tlaquepaque, y seguramente tendrán que tomarlas en Zapopan, en Guadalajara y en Tonalá también”, expuso el académico, experto en temas de seguridad.

La situación está fuera de cualquier contexto –dijo-, el crimen organizado no solamente compró impunidad sino que ejerce el poder en la Zona Metropolitana, es decir el poder político de los municipios que son los jefes en las policías, está supeditado al crimen organizado y eso está claro con lo que hemos visto en el caso de Tlaquepaque. Pero en Zapopan y en Guadalajara no cantan mal las rancheras”, agrega.

Vaticinó que este año se habrán de romper todos los récords en delitos de alto impacto. “Va mucho más allá que cualquier otro año y se debe a que hay además una lucha interna en el crimen organizado, pero cuando las comadres se pelean salen las verdades, alguien hizo evidente que las corporaciones policiacas están en manos de algunos de los grupos que están contendiendo en esta lucha que se está dando”, planteó.

Dijo que el hecho de que los elementos policiacos estén en la nómina del narco, no es nuevo, ya que eso ocurre desde hace muchas décadas, “pero lo que sí yo creo, es que el PAN y el PRI les marcaban límites y ahora con los gobiernos del PMC en los principales municipios metropolitanos, estos límites han sido rebasados, al grado de que debemos de preguntarnos quién realmente gobierna en esos municipios, si el poder formal está en manos de los presidentes municipales, el poder real en manos de quién está”.

Sobre el cacareado argumento de que en esas luchas entre los miembros de diferentes cárteles, se matan entre ellos, el maestro Espinoza de los Monteros aclaró que a su juicio esa no es una justificación. “En esta lucha no está lejano el poder político que ha generado compromisos de impunidad con ellos y por eso está ocurriendo esto, no hay poder político que los pueda detener, por eso la intervención de la Federación y del Estado, porque superó todo lo que nosotros habíamos visto, se rompieron los equilibrios”, expuso.

Del argumento planteado por el alcalde de Guadalajara, Juan Enrique Ibarra Pedroza, que habla de un montaje político, el investigador de la UdeG, estableció de manera contundente: “Ahí no hay ningún montaje, aquí han incapacidad y hay que dejarlo perfectamente claro, Enrique Alfaro desde un principio quiso armar sus propias estrategias policiacas para contener al crimen, al margen del Gobierno del Estado y generó lo que llamó Agencia Metropolitana de Seguridad… y cuál es el resultado, el resultado es que tiran una raya en el agua y que no resolvieron absolutamente nada y ahora podemos decirles con toda propiedad que son incapaces y que han sido incapaces para gobernar una ciudad y para dar seguridad a los habitantes de la Zona Metropolitana, porque curiosamente ellos tienen el poder en la inmensa mayoría de los municipios de lo que hoy se conoce como área metropolitana”.

Espinoza de los Monteros sentenció que los gobiernos del PRI, del PAN y de MC han dado muestras de que no son confiables para atender el problema de la seguridad “y ahora los políticos ya no tiene nada que decir, los que hoy debemos de actuar somos los ciudadanos, debemos organizarnos y no volver a creer en gente como esta que no sire para gobernar, que son incapaces, que no tiene soluciones para resolver los problemas fundamentales de la ciudad, no solamente en el tema de la seguridad pública que es importantísima, sino también el resto de los problemas, se la han pasado haciendo obras de relumbrón desatendiendo los servicios públicos y todo nos señala que hay corrupción e incapacidad”.

Insisto –dijo-, yo creo que en la solución del tema de la seguridad ahora debemos de involucrarnos todos, no solamente las instituciones que ejercen el poder, sino también las instituciones que impactan a la sociedad como las universidades, la iniciativa privada, las organizaciones de la sociedad civil y por supuesto la iglesia que juega un papel importantísimo en este tipo de situaciones, en una sociedad que está reclamando que se ejerza el poder con honestidad, sin corrupción y con eficacia; el ejercicio del poder no está siendo ni eficaz, es corrupto y no se están tomándolas soluciones adecuadas para dotar a los gobernados de los servicios públicos, no al menos a los que aspiramos y a los que está obligado el poder público a otorgarle a los ciudadanos y entre ellos uno fundamental es la seguridad pública, pero hay que voltear a ver cómo está la pavimentación, la iluminación de las calles, el servicio de recolección de basura y van a encontrar que todo está fallando”.

El poder –abundó-, no se ejerce con decisiones como quitar las calandrias porque se desmayó un caballo en el centro, no, el ejercicio del poder es una cosa seria y hay que demandar como sociedad que se ejerza en forma adecuada, eficaz y fundamentalmente sin corrupción”.

Y remató: “A poco más de 100 días de las elecciones, hay que darle un escarmiento a la partidocracia en este país, en este Estado y en la Zona Metropolitana, que no ha servido para resolver los problemas fundamentales de la sociedad, no hay que votar por ninguno de ellos, por la partidocracia corrupta e ineficaz que nos ha venido gobernando en este país y en este Estado”.

Sobre si son válidos los argumentos de que hay violencia porque hay una disputa en la plaza, el maestro Fernando Espinoza de los Monteros apuntó: “Siempre nosotros tenemos un pretexto, en el 2011 mataron a Nacho Coronel y el argumento para justificar el incremento en los índices delictivos, fue que se quedaron los grupos sin dirección y hubo luego un reacomodo de grupos; pero yo me pregunto, cómo puede estar una sociedad como la tapatía a expensas de lo que suceda con las gentes del crimen organizado”.

Y para redondear la idea, planteó: “Es como cuando nos dicen que el peso mexicano está fuertísimo y que está respaldado con 150 mil millones de dólares, y es tan fuerte el peso mexicano que cuando se levanta Trump y escribe algo en el twitter, con una sola declaración hecha por el presidente de los Estados Unidos el dólar se dispara y nuestra moneda cae; lo que quiere decir que nuestra economía no es fuerte. Y también esto quiere decir que si los criminales nos desestabilizan con sus problemas caseros, es reflejo de que nuestras instituciones no son fuertes, no están haciendo sus función y el colmo, son corruptas, la sociedad no puede depender de lo que pasa en el crimen organizado”.

El experto en el análisis de los temas de seguridad pública, dejó en claro que Jalisco ha sido tradicionalmente atractivo para el narcotráfico por su situación geográfica, “tiene a unos pasos el puerto de Manzanillo, que es un puerto importantísimo para la salida de drogas y no estamos lejos del puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, que son los puertos del Pacífico ideales para el trasiego de drogas”.

Además comentó que las drogas que están de moda son las sintéticas y la goma de opio, y los estados que más cosechan goma son Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Sinaloa, y Jalisco está en medio de ellos.

Finalmente recordó que al inicio del actual sexenio nos escandalizábamos porque desde el Gobierno Federal nos comparaban con Michoacán, Guerreo o Tamaulipas, “y hoy no solo los empatamos, sino que los andamos rebasando en índices delictivos, Jalisco está sumamente descompuesto y eso es muy preocupante, lo que nos indica es que hay un relajamiento en el poder público, que es lo que motiva la intervención de la Federación y del Estado, dada la debilidad de los gobiernos municipales”.

LOS NARANJA SE DEFIENDEN; FUE MONTAJE POLÍTICO, DICEN

En defensa de la presunta inocencia de la administración gubernamental de San Pedro Tlaquepaque y acusando que se trataba de un montaje político, salió el alcalde de Guadalajara, Juan Enrique Ibarra Pedroza, jefe de los temas políticos y jurídicos del grupo político que encabeza, Enrique Alfaro Ramírez, candidato a gobernador por el Partido Movimiento Ciudadano.

En reunión de trabajo del Consejo de Seguridad Pública de la Zona Metropolitana, convocada justo para analizar el tema de Tlaquepaque, Ibarra Pedroza estableció de manera contundente frente al gobernador, Jorge Aristóteles Sandoval: “Nuestros gobiernos están en toda la disposición y voluntad de seguir haciendo lo necesario para erradicar la corrupción dentro de las corporaciones policiacas”.

No vamos a regatear nada –dijo-, pero seremos firmes para que exista el mínimo básico de comunicación necesaria para una coordinación institucional efectiva. Nuestros gobiernos nunca han solapado a nadie. Nuestros gobiernos no lo van a hacer hoy”.

Y abundó: “Señor gobernador. Lo que vimos ayer en el municipio de San Pedro Tlaquepaque no fue un operativo en materia de seguridad, fue un montaje político. Por eso queremos ser enfáticos y decir que no podemos permitir que vuelva a suceder lo de ayer. Le dejamos muy claro que no puede volver a confundir a la ciudadanía ni a los medios de comunicación. Ayer nos dijeron a todos que el operativo era coordinado por el Ejército Mexicano, cuando en realidad fue una iniciativa estrictamente estatal, tal y como se puede confirmar en el acuerdo publicado el día de ayer en el Periódico Oficial del Estado de Jalisco. Dar información imprecisa para confundir, ensucia todos los esfuerzos hechos durante meses”.

Y remató: “No podemos permitir que se digan medias verdades, que se intente engañar a la gente. Pero queremos ser muy claros, no podemos permitir que estos operativos sean parte de una estrategia electoral. No podemos permitir la politización del tema de la seguridad”.

%d bloggers like this: