Portal informativo de análisis político y social

Estudio de Semadet: Villas Panamericanas no afectan zona de recarga de El Bajío

Estudio de Semadet: Villas Panamericanas no afectan zona de recarga de El Bajío

Sep 9, 2018

Compartir en redes sociales:
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

Por Mario Ávila //

Con un estudio de impacto ambiental realizado desde el 2015 y que mantuvo oculto durante tres años, el gobierno de Aristóteles Sandoval Díaz podría concederle al futuro gobierno de Enrique Alfaro Ramírez y al gobierno municipal de Zapopan que encabeza Pablo Lemus, la “llave” que abre la puerta para darle legalidad y uso a esta obra inmobiliaria construida de manera irregular y con permisos provisionales, en la zona de El Bajío, en los límites con el bosque de La Primavera y de la que siempre dijo que se trataba de un símbolo de la corrupción.

Por casi seis años la situación de las Villas se ha mantenido incierta, a 100 días de que finalice su sexenio, Aristóteles Sandoval secunda y respalda con argumentos técnicos, la propuesta del alcalde reelecto del municipio de Zapopan, Pablo Lemus, en el sentido de que se proponga oficialmente al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, utilizar el cuestionado inmueble como sede del Conacyt.

Con la revelación de los resultados de esta evaluación técnica a la zona de El Bajío, Sandoval Díaz podría destrabar los dilemas legales que se habían originado, ante la demanda social de que los edificios fueran demolidos, sino que también facilita al gobernador entrante, Alfaro Ramírez, la posibilidad de sanear las finanzas de Pensiones del Estado y del Iprovipe (Inmobiliaria y Promotora de Vivienda de Interés Público), desde donde se dispusieron de casi mil millones de pesos, adicionales a otros casi 500 millones de pesos para las obras de urbanización del entorno, además de que resolvería el dilema legal con la el grupo Corey Integral, fraccionadores de la obra.

EL ESTUDIO SE HIZO EN 2015

Básicamente los resultados de lo que fue la primera evaluación de impacto ambiental estratégica en la zona de El Bajío, realizada en el 2015, entregada al ayuntamiento de Zapopan en el 2017 y revelada con tres años de retraso, revelan que con las Villas Panamericanas no afectan a la zona de carga de mantos acuíferos, como siempre se aseguró, ya que la zona de las filtraciones del agua se encuentra hacia el norte de las Villas, en terrenos cercanos al fraccionamiento Rancho Contento.

De ahí que el titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, Magdalena Ruiz Mejía, aseguró en conferencia de prensa que si las recomendaciones emanadas del estudio se aplican, “hacen no solamente compatible o viable el Conacyt, sino que estarían dando un mensaje de un ordenamiento del territorio basado en el agua, en los servicios ambientales y en la convivencia con el bosque de La Primavera y nuestra zona metropolitana”.

Con ello la funcionaria asegura que el Gobierno de Jalisco reitera su compromiso por reducir riesgos de impacto ambiental en zona El Bajío y que la Evaluación de Impacto Ambiental Estratégico sirve como un instrumento de referencia para la zona de El Bajío, con la finalidad de abonar a sus atribuciones constitucionales en materia de gestión de su territorio.

ES LA PRIMERA EVALUACIÓN ESTRATÉGICA

Esta es -dijo-, la primera Evaluación Ambiental Estratégica que se realiza desde el Gobierno de Estatal, siguiendo los estándares internacionales en materia de impacto ambiental, dada la relevancia del tema. En todo momento, el Ejecutivo Estatal, a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (SEMADET) ha dado acompañamiento a los municipios en su toma de decisiones, participando en consultas públicas y actualización de sus instrumentos de ordenamiento”.

Es importante resaltar -abundó-, que este estudio es una valiosa herramienta técnica, innovadora e histórica que crea prospectivas con base en información de la zona de El Bajío, y pese a que estas decisiones son correspondientes al municipio, pero desde el Gobierno de Jalisco se deja este instrumento como un aspecto a considerar. Esta evaluación analizó dicha zona en su totalidad y de manera integral, considerando aspectos hidrológicos, geológicos, flora y fauna, y emite algunas recomendaciones específicas de mitigación y control de impactos asociados a la urbanización del área Metropolitana de Guadalajara (AMG) hacia el poniente”.

La titular de la Semadet, Magdalena Ruiz Mejía, explicó que con este estudio se proporciona opciones para la integración de cuestiones ambientales, económicas y sociales y ayuda a desarrollar propuestas para la acción, para mejorar las oportunidades de desarrollo sostenible y mitigando los efectos perjudiciales en la zona.

Y abundó: “Además, se realizó considerando nuevos marcos metodológicos y propone el desarrollo de capacidades institucionales específicas para el análisis de las dinámicas territoriales particulares, mediante el sistema de evaluación de impactos.

Desde el Gobierno del Estado se reconoce y respeta la competencia del gobierno municipal de incidir y decidir sobre su territorio, y están en su derecho de valorar y considerar la información que contiene el estudio que pusimos a su consideración. Considerando la prioridad de esa zona, la actual Administración reitera su compromiso a permanecer pendiente de la toma de medidas de protección territorial, no sólo en el tema de las Villas Panamericanas, sino de toda la zona circundante al Bosque La Primavera”.

Entre los datos relevantes se destaca que la Evaluación Ambiental Estratégica de Planes Parciales de Desarrollo Urbano de Boca de Arena y El Bajío, en Zapopan, Jalisco, se hizo en un área de estudio consta de 1,288.51 hectáreas en la zona conocida como El Bajío, al poniente de Guadalajara, una cuenca cerrada que durante largo tiempo ha permanecido un tanto al margen del fragor del crecimiento urbano de la metrópoli.

Se establece que el objetivo de la evaluación fue contribuir a la planeación estratégica que facilite el desarrollo ambiental y socialmente sustentable, resiliente al cambio climático y bajo en emisiones de carbono, en el municipio de Zapopan.

Entre las bondades del Bajío se enlistan: Ubicación privilegiada frente a la expansión del Área Metropolitana de Guadalajara, su colindancia con el Periférico, su potencial vinculación con grandes vías primarias, le permitirán tener una ventajosa accesibilidad, así como su cercanía con el bosque de La Primavera; pero de la misma manera le otorga enormes ventajas ambientales como la calidad de aire con vientos favorables, belleza paisajística enriquecida con flora y fauna y agua subterránea de muy buena calidad.

En contraparte se sentencia en el estudio: “Paradójicamente dicha calidad ambiental por su condición limítrofe, muestra también débiles equilibrios ambientales frente a los cambios de uso de suelo; si la calidad ambiental asigna valor económico a los terrenos, de la misma manera frente al deterioro o el riesgo, los terrenos se podrían fácilmente desvalorizar. El aire contaminado puede tornarse altamente peligroso por las condiciones topográficas y la proclividad de esta para el mantenimiento de inversiones térmicas, lo cual puede ocurrir por cualquier contingencia ambiental o por las posibilidades de un incendio en el bosque”.

Se abunda: “Por su parte el paisaje puede ser amenazado frente a posibles deterioros del bosque, un incendio de copa podría dejar secuelas por varios años. Finalmente el agua, tratándose de El Bajío de una cuenca cerrada, debe considerarse seriamente la posibilidad de inundaciones, los daños posibles al acuífero subterráneo por la creciente extracción y las secuelas de los dos anteriores, pueden auspiciar la formación de las ya conocidas grietas o abras”.


Compartir en redes sociales:
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share
468 ad