Portal informativo de análisis político y social

FILTRACIÓN DE GRABACIÓN SACUDE A GOBIERNO DE GDL

FILTRACIÓN DE GRABACIÓN SACUDE A GOBIERNO DE GDL

Feb 20, 2016

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Mientras los regidores del PAN y del PRI en el ayuntamiento de Guadalajara exigen la destitución del Jefe de Gabinete, Hugo Luna Vázquez, por el contenido de la grabación de una conversación privada, el alcalde le concede una nueva oportunidad, no sin antes reprenderlo públicamente y exigirle respeto y sensatez.

A media semana un par de medios de comunicación revelaron el contenido de la grabación de una conversación en la que Hugo Luna, segundo en el orden de mando en el gobierno tapatío, muestra un lenguaje soez, en un encuentro sostenido con uno de los líderes de comerciantes del Mercado Corona y su abogado.

Las reacciones ante ello fueron de distintos niveles, desde las más radicales como el caso de las fracciones edilicias del PAN y el PRI, aunque en el caso de los tricolores se acompañaron de su grupo parlamentario en la Cámara de Diputados local y la dirigencia partidista estatal, para exigir la destitución inmediata del funcionario.

La «Coordinadora 28 de Mayo», liderada por Jaime Hernández Ortiz, presentó una denuncia penal ante la Fiscalía del Estado por la posible comisión de delitos como el abuso de autoridad, extorsión, delitos de servidores públicos, delitos contra la administración de justicia, amenazas, apropiación y ejercicio indebido de atribuciones oficiales y los que resulten.

En tanto que en un nivel de reclamo menor se manifestaron los titulares del Poder Judicial, Luis Carlos Vega Pámanes y del Tribunal Administrativo del Estado de Jalisco, quienes lamentaron las palabras de Hugo Luna, exigieron respeto para la determinación de los magistrados y advirtieron que la justicia no se negocia ni está sujeta a la voluntad de ningún funcionario y de ningún poder.

 

Luna agradece nueva oportunidad

MC Luna FB

La primera reacción del funcionario tapatío después de conocerse la grabación, fue en el sentido de admitir que es su voz, pero denuncia que la grabación fue editada; al mismo tiempo detalla que se trató de un encuentro el pasado mes de diciembre, con un señor de nombre Luciano, líder de un 10% de los comerciantes del Mercado Corona, quien se acompañó de su abogado, que fue el artífice de la grabación.

Puntualizó que «Luciano y su abogado amenazaron que con sus juicios en proceso podían paralizar el mercado, afectando a todos los locatarios; intentaron chantajear con que se desistían de sus demandas a cambio de otorgarles un local preferencial del mercado sobre la Avenida Hidalgo».

Hugo Luna dijo en su reacción inmediata, haberse percatado que estaban grabando la conversación, por lo que a través de su cuenta en Facebook estableció tajante:

«Al final me di cuenta que me estaba grabando y dije algo que sostengo: eso es de gente sin escrúpulos, traicionera y sin valor moral para representar a nadie».

Un día después y una vez que el alcalde Enrique Alfaro hizo saber, también mediante las redes sociales que le daría una nueva oportunidad a Hugo Luna, el aludido apuntó que hizo un público examen de conciencia y dijo:

«Mis excesos en el lenguaje no se deben repetir. La lección ha sido dura, pero valoro mucho la nueva oportunidad recibida».

«Estoy tranquilo —abunda— porque hasta hoy nunca he robado, porque siempre intento hacer lo correcto y porque en todas mi decisiones me rijo por mis ideales. Hoy refrendo con determinación mi compromiso de seguir trabajando duro por Guadalajara.

«Siempre he creído que vale la pena luchar por un mejor país y esa lucha pasa por cambiar la forma como se ha gobernado; en este intento por ayudar a cambiar las cosas he cometido errores, esta vez, uno de esos errores afectó el proyecto de gobierno en el que participo y por eso ofrezco una disculpa», expuso Luna Vázquez a través del Facebook.

 

Alfaro acepta error, pero niega corrupción o ilegalidad

Alfaro Ceja Fb

La reacción del alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, tras conocer los hechos y las reacciones, fue en este sentido:

«A lo largo de mi carrera política siempre he dado la cara en las buenas y en las malas. Fuimos críticos como oposición y lo seguimos siendo ahora como gobierno. Por eso hoy quiero explicarle a la gente mi posición sobre la grabación de una plática privada que tuvo el jefe de gabinete, Hugo Luna, con un abogado representante de un pequeño grupo de locatarios del Mercado Corona.

Tengo que empezar por lo básico; lamento la manera en que se expresó Hugo Luna, los términos que utilizó y las aseveraciones que hizo. Lo que expresó lo hizo a título personal y no refleja de forma alguna ni el estilo de comunicar, ni la opinión del Gobierno que yo encabezo. De manera contundente repruebo la manera de expresarse de Hugo Luna y ofrezco una disculpa a nombre del Gobierno a quien se haya sentido ofendido.

Lo que hay que decir también, es que en lo que dijo Hugo Luna, no hay ningún acto ni de corrupción, ni de quebranto de la ley. Si las malas palabras que utilizó ofendieron a alguien, yo simplemente les diría que a mí como tapatío, más que las malas palabras, me ofenden la corrupción y el cinismo con el que antes se manejaban en el gobierno de Guadalajara.

Sobre lo expresado respecto a miembros del Poder Judicial, quiero dejar claro que el gobierno que yo encabezo, respeta a los poderes públicos del estado. Institucionalmente, con todas las instancias del Poder Judicial, este gobierno ha mantenido una comunicación fluida y respetuosa. También cuando ha sido necesario, he hecho públicas mis diferencias con decisiones tomadas por distintas autoridades que considero han lastimado los intereses de la ciudad. Sin embargo, cuando lo he hecho ha sido de manera pública y respetando las instituciones. Esa es y será nuestra relación con el Poder Judicial, con el Poder Legislativo y con el Ejecutivo del Estado.

En segundo lugar, quiero recordarles que el desastre que representa el proyecto del Mercado Corona no lo hicimos nosotros, sino la administración priísta de Ramiro Hernández. El Mercado Corona es un proyecto que se pensó mal, se financió mal y se construyó mal. En efecto, este gobierno será implacable en exigir a las constructoras involucradas que cumplan su responsabilidad y le rindan cuentas a los tapatíos de qué fue lo que sucedió en esta obra y eso no es ni chantaje, ni amenaza ni extorsión. Es simplemente una definición clara y lo que nos diferencia de nuestros adversarios políticos. En esta administración nadie va a robar como sí lo permitieron administraciones anteriores del PRI y PAN. Así lo hicimos público y lo definimos desde el primer día de esta administración.

En tercer lugar, con los locatarios del Mercado Corona, tenemos y mantendremos una comunicación cercana y respetuosa siempre. Basta decir que al ciudadano locatario del Corona que hoy tuvo una rueda de prensa presentando los audios, lo recibí personalmente en mi oficina, construimos rutas de entendimiento y tuvo siempre atención y buen trato de mi parte, sin importar que el señor Luciano representa exclusivamente a los poco más de 50 locatarios que no han querido firmar su concesión. El resto de los más de 500 locatarios ya lo hicieron o están en una ruta de trabajo con el Gobierno. Lo que hay que decir es que el abogado que grabó al jefe de gabinete, fue a chantajear y amenazar al gobierno diciendo que a través de los tribunales colapsarían la entrada en operación del Mercado Corona.

Todo esto lo explicó, no para justificar la manera de expresarse de Hugo Luna, reitero que el tono utilizado y los señalamientos que hizo no los comparte este gobierno. Por eso doy la cara y por eso también lamento que haya quienes se estén prestando para querer utilizar este asunto, magnificándolo, buscando una vez más intimidar al gobierno que yo encabezo.

Por eso, a los priistas y panistas oportunistas que hoy salieron a desgarrarse las vestiduras y a dictar cátedra sobre lo que es ser un buen servidor público, con toda la autoridad moral que tienen por su honestidad y servicios a la ciudad y al estado, les reitero que este gobierno no acepta chantajes de nadie.

Este gobierno no tomará decisión alguna a partir de presiones de ningún grupo de interés. Pero a Hugo Luna y a todos los funcionarios del gobierno, les exijo que entendamos que aún en el terreno de lo privado, somos personas públicas y debemos de conducirnos con respeto y con sensatez.

Finalmente, al Poder Judicial, le expreso mi respeto y le reitero nuestra total disposición para continuar con una relación de trabajo que le sirva a Guadalajara y a Jalisco y que anteponga el interés general de la ciudad sobre cualquier interés privado.

A los tapatíos les vuelvo a dar las gracias por informarse y por preguntar. En este gobierno sabemos aceptar los errores de cualquiera de sus integrantes, reconociéndolos aspiramos a no repetirlos y ser mejores.


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad