Portal informativo de análisis político y social

FRENTE AL GASOLINAZO PODRÍA HABER SUBSIDIO AL TRANSPORTE PÚBLICO

FRENTE AL GASOLINAZO PODRÍA HABER SUBSIDIO AL TRANSPORTE PÚBLICO

Ene 7, 2017

Como un golpe letal a la movilidad para Jalisco podría ser considerado el incremento del 20 y el 24% a los precios de la gasolina y el diésel, decidido por el Gobierno Federal a partir del 1 de enero.

Por supuesto que el impacto es nacional y la afectación se siente por igual en todos los rincones del país desde el primer día del 2017, sin embargo en el caso de Jalisco y en concreto en la Zona Metropolitana de Guadalajara la afectación es mayor, en virtud de que es la ciudad en donde la movilidad es el problema social número uno.

En Jalisco hay un parque vehicular de 3.3 millones de automotores, de los cuales más de 2 millones circulan en la Zona Metropolitana de Guadalajara; en la entidad se consumen casi 18 millones de litros de combustible al día (en el país se consumen 200 millones de litros diarios), lo que da como resultado un impacto de 4 pesos por litro en el alza en el precio de la gasolina y el diésel, un daño de más de 70 millones de pesos diarios, lo que significa más de 25 mil millones de pesos en un año, solo en el caso de Jalisco, cifra que contrasta con los 1 mil 640 millones de pesos que recibirá Jalisco en el 2017 por concepto de la venta de petróleo, de lo cual la mayoría se va a los municipios.

Sin embargo hay factores que seguramente habrán de agravar el problema en lugar de resolverlo, ya que las posturas parecen irreconciliables. El presidente de la República Enrique Peña Nieto, inflexible; el gobernador podría dar anuncios este domingo de un plan de apoyo a la economía familiar y que bien podría ser subsidio al transporte público; los alcaldes de la Zona Metropolitana apostándole todo a la movilización para lograr meter reversa al gasolinazo; en tanto que el PAN y el PRD proponiendo ingenuamente enmiendas legales desde el Poder Legislativo para modificar el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS).

Sin embargo, también hay en Jalisco un escenario de juego sucio, de política ruda, en donde los actores en lo último que piensan en es la ciudadanía y ahí tenemos a los naranjas azuzando a la población a inconformarse y a manifestarse.

En una semana de manifestaciones intensas y de inconformidad nacional, Jalisco no ha sido la excepción, se han tomado desde la mitad de la semana seis casetas de cobro en carreteras federales, cediendo libremente el paso de los vehículos, aunque para el fin de semana, cuatro ya habían sido desbloqueadas con acciones de la Policía Federal, es decir, El Arenal hacia Tepic y Acatlán, San Marcos y Sayula hacia Colima, fueron recuperadas y solo estaban pendientes los casos de La Joya y Tepatitlán.

 

 

 

El alza más dañina en 76 años

Los miembros de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (AMEGAS), lamentaron el incremento histórico, “el más grave en 76 años”, según lo señaló su presidente Pablo González Córdova, quien recordó que siempre ha sido el presidente en turno el que determina el precio de combustible.

Sabemos –dijo-, que ahorita no se va a liberar el precio, el precio lo puso el Ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto para que opere en este año, pero me parece que sí fue bastante cargado en un solo pago, cuando se pudo haber hecho como antes, con un incremento ligero que se fuera deslizando mes con mes.

El representante de 12 mil gasolineras afiliadas en AMEGAS dice que sus compañeros están preocupados por el precio que determinó la SHCP en un orden nada usual en 76 años, “la Reforma Energética va por su cuarto año y se quiere impulsar con esta liberación de precios, pero el impacto que se sufre en México en este momento es de entre el 20 y 24%, es decir, 800% más que el rango de la inflación”.

Recordó que en los gobiernos de Fox, Calderón y en los inicios de Peña, los precios subieron en el orden del 3% de acuerdo a la inflación anual proyectada por el Banco de México, “hoy el aumento es del 24%, es decir 8 veces más la inflación de un año y eso es lo que impacta en los precios; un litro de Premium que es de 92 octanos se vende 3.50 pesos más caro a partir del 1 de enero y ante ello es la reacción de la ciudadanía”, dijo.

González Córdova consideró que la SHCP, a través de la Comisión Reguladora de Energía, debe reconsiderar, y primero escuchar al pueblo para realizar ese tipo de incrementos que sí dañan a la economía, ocho veces más que el aumento de la inflación.

Y su postura fue clara, piden que reconsideren el IEPS, “aunque sabemos no se puede eliminar por completo, pero sí puede haber un deslizamiento en el precio en una menor cantidad como lo fue en la administración de Felipe Calderón en la que los aumentos fueron de 11 centavos cada mes y era 1.32 pesos cada año, ahora sube 3.50 pesos en un solo momento y ve la diferencia”.

Pablo González, presidente de AMEGAS, insistió en que el precio de los 200 millones de litros que se venden en un solo día en el país, puede deslizarse a razón de 15 centavos cada mes y no en los 5.50 pesos en un solo día, como ocurrió a partir del 1 de enero.

Comentó también que en su participación en las mesas de consulta de la Reforma Energética propusieron estas alternativas de deslizamiento, “y las hemos planteado también en la Comisión Reguladora de Energía, hemos tenido pláticas con Pemex, sin embargo no ha sido resuelto, ellos han trazado una línea que es de 1,450 precios diferentes en todo el país para este 2017, cuando la apertura y la liberación de los precios realmente se planea para noviembre del 2017 en los primeros 20 estados de la República”.

Detalló que hoy con el IEPS un litro de gasolina tiene 7.51 pesos de impuesto “y si se vende a 16.50 el resultado es que el 44% de un litro de gasolina es de impuestos, eso se tiene que abatir; mientras que en Estados Unidos se vende el litro de gasolina a 8 pesos y de impuesto se paga 1.50 pesos de impuestos; por eso no hay ninguna gasolinera en el país de empresas extranjeras, porque el extranjero vendrían a vender su gasolina pero se desalientan por lo que tendría que pagar de impuestos”.

Pablo González Córdova habló también del robo de combustible que es del orden de 40 mil millones de pesos al año por la “ordeña” de la delincuencia organizada en los 9 mil kilómetros de poliducto que hay en el país, es decir el robo del recurso a todos los mexicanos es de la siguiente magnitud: de 20 mil barriles de gasolina, solo llegan 15 mil barriles a las 77 terminales de abastecimiento que hay en el país, ya que 5 mil barriles fueron extraídos.

Y como una consecuencia de ello, se refirió al hecho de que en esta temporada, previo a la liberación de precios, esté abierta la posibilidad de que se permita la participación en renta de los poliductos, lo que bajaría los costos de operación, ya que se rentaría la mitad de los 8 mil kilómetros de poliducto y de los centros de almacenamiento, para que Pemex administre la otra mitad, “pero no hay un solo ofertante con ese tipo de pérdidas, incluso si nosotros le entráramos a ese negocio, tendríamos una pérdida de 4 millones de pesos por gasolinera al año”.

Pablo González, presidente de la AMEGAS, finalizó diciendo que a su juicio el grave problema que hoy se padece con el precio de la gasolina, es a causa de que la última refinería que se hizo en el país fue hace 40 años en Salina Cruz, Oaxaca.

 

 

 

EL ANUNCIO DE ARISTÓTELES

Este domingo 8 de enero el gobernador Aristóteles Sandoval dará a conocer la instrumentación de un programa de apoyo a las familias ante el impacto del alza al precio de la gasolina.

El secretario de Planeación, Administración y Finanzas, Héctor Pérez Partida, reveló que el gobernador Aristóteles Sandoval analiza implementar un subsidio a la tarifa del transporte público. “Son cosas que se están analizando, de lo que se trata es que frente a esta adversidad que estamos viviendo, frente a este año complicado, tratar de actuar lo mejor posible para minimizar el impacto negativo”.

“El transporte público es un tema que le preocupa al gobernador Aristóteles Sandoval y a todo el equipo de trabajo, porque allí sí afectamos prácticamente a todos los jaliscienses, y sobre todo a los de menos ingresos. Lo hemos discutido, hemos valorado diferentes opciones, pero no se ha tomado todavía una decisión”, dijo Pérez Partida a los medios de comunicación.

Cabe mencionar que en 2016 Jalisco recibió 1,598 millones de pesos federales por cuotas del IEPS a las gasolinas y en el 2017 se espera que lleguen 1,611 millones de pesos de los 257 mil 466 millones de pesos que recibirá el gobierno federal por este rubro de recaudación.

 

 

 

LAS CIFRAS DEL GASOLINAZO:

  • 3.3 Millones de automotores circulan en Jalisco
  • 18 Millones de litros de combustible se consumen en promedio al día en Jalisco
  • 200 Millones de litros de combustible se consumen a diario en el país
  • 4 Pesos por litro es el impacto en el alza en el precio de la gasolina y el diésel
  • 25 Mil millones de pesos es el tamaño del impacto del alza en el precio de la gasolina en Jalisco.
  • 1,640 Millones de pesos es la partida que recibirá Jalisco de la Federación por la venta de petróleo en el 2017, la mayoría va a los municipios.
  • 300 Millones de pesos, el impacto anual del gasolinazo en los gobiernos del PMC en la Zona Metropolitana.
  • 3,240 Millones de pesos el costo del subsidio al pasaje del transporte público que aumentará a 9 pesos en la ZMG.

 

 

 

El pasaje a 9 pesos y el subsidio que propone Alfaro

 

El presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, se anticipó a lo que el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval revelaría este domingo y confirmó que el resultado de los estudios técnicos arroja que el incremento del precio a la tarifa del transporte público deberá de ser de 2 pesos, es decir, se deberá autorizar una tarifa al pasaje de 9 pesos.

Sin embargo, al mismo tiempo planteó la necesidad de que se disponga de una partida de 3 mil 240 millones de pesos para que el incremento no le afecte al usuario, sino que los 2 pesos se subsidien a través de ahorros y reasignaciones que se le pueden hacer al Presupuesto de Egresos 2017 desde el Congreso del Estado.

Alfaro Ramírez, en tanto, admitió que después del gasolinazo sí hay un riesgo grave de que se colapse el servicio del transporte público en la ZMG, y expuso que a su juicio, más allá de la calidad en la prestación del servicio, no se les debe cargar el costo del incremento a los usuarios. “Se debe hacer lo que se tenga qué hacer, hay que sumarnos para conseguir 3 mil 200 millones de pesos de los 2 pesos extra sin que le cueste a la gente”.

Alfaro Ramírez apuntó que no es un negocio privado nada más, sino que es un servicio público, por lo que los requisitos indispensables de mejora en el servicio a su juicio deben mantenerse como la renovación de unidades, la migración al nuevo modelo de ruta-empresa y la implementación del sistema de prepago.

A la pregunta de que de dónde podría salir el dinero para asumir ese subsidio, el alcalde de Guadalajara comentó con determinación, que bien podría ser del financiamiento a los partidos políticos, lo que es realmente revelador, ya que lo dice el líder moral de partido que en Jalisco recibe el subsidio más cuantioso.

Puntualizó que los alcaldes del PMC en la Zona Metropolitana han puesto mucho de su parte, “en el primer año de nuestros gobiernos mantuvimos congelados los aumentos al impuesto predial en nuestros municipios para demostrar que se puede gobernar apretándose el cinturón, sin cobrarle más a la gente; también hemos implementado medidas de austeridad, saneado finanzas, combatido la deuda púbica, eliminado gastos innecesarios y ofensivos para los ciudadanos… en una situación como esta, hay que entenderlo, necesitamos que la gente sea consciente del ámbito de responsabilidad que tenemos los gobiernos municipales, estamos atados de manos porque no tenemos injerencia en la definición de políticas económicas, monetarias o hacendarias”.

Pero hay algo en lo que estamos obligados y convencidos –abundó-, que tenemos que hacer, proteger el interés público y tomar decisiones que beneficien a la gente y hoy les vamos a presentar tres acciones que nos parecen muy importantes para combatir los terribles efectos de esta decisión que ha tomado el gobierno federal, el PRI y sus aliados:

  1. Reversa al gasolinazo sin aceptar soluciones a medias, sino una reducción al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios IEPS.
  2. Bajar 100 millones de pesos a los gastos en Guadalajara en temas no prioritarios y 136 millones de pesos en el caso de Zapopan, que es el impacto directo para no afectar servicios prioritarios como el patrullaje de la policía, ambulancias, bomberos y protección civil.
  3. Proponer el subsidio directo de 3 mil 240 millones de pesos del Presupuesto del Estado al precio del transporte público, para que no sean los usuarios los que paguen las consecuencias del incremento al precio del diésel y la gasolina.