Portal informativo de análisis político y social

Gabriel Ibarra Félix, ex titular de Prodeur: Graves errores técnicos en línea 1 y 2 del tren ligero: Falla la obra pública en Jalisco porque no se socializa, se impone

Gabriel Ibarra Félix, ex titular de Prodeur: Graves errores técnicos en línea 1 y 2 del tren ligero: Falla la obra pública en Jalisco porque no se socializa, se impone

Feb 19, 2018

Compartir en redes sociales:
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Shares

Por Mario Ávila //

La obra pública en Jalisco se ha complicado en su ejecución y algunos proyectos han llegado a fracasar en los últimos sexenios, a causa de que más que socialización, lo que hacen los gobernantes es actuar con la imposición por delante.

Así lo dijo el ex titular de la Procuraduría de Desarrollo Urbano, Gabriel Ibarra Félix, quien puso como ejemplo de ello un largo listado de obras de impacto metropolitano y estatal, y otras que se ejecutaron a capricho y se tuvo que pagar graves consecuencias por el autoritarismo con el que se realizaron.

Advirtiendo que su análisis lo hacía sin filias ni fobias, el abogado e ingeniero, Ibarra Félix, habló en principio de la atinada y gran obra de la construcción de colectores en el gobierno de Alberto Orozco Romero, con la que se anticipó a la solución de un grave problema en la ZMG y cuya maquinaria quedó exhibida en una glorieta frente a la Secretaría de Movilidad.

Y justo del tema de la movilidad, Ibara Félix habló también de la máxima obra de los últimos 30 años para la Zona Metropolitana de Guadalajara, como es el caso del Tren Ligero.

Dijo que el error más grave en la Línea 1 fue la construcción del túnel sobre la avenida Federalismo en tiempo del gobierno de Alberto Orozco Romero, “construido con unas dimensiones que no eran las adecuadas y por tanto lo que se pensó que podría servir para la instalación del Metro en Guadalajara, apenas sirvió para que circularan los trolebuses y después para unidades sencillas de Tren Ligero”.

Dijo también que en el caso de la Línea 2 en el gobierno de Guillermo Cosío Vidaurri, el gran error fue “empecinarse en cruzar la Calzada Independencia de manera subterránea y con ello lo que ocasionó fue obligarse a modificar el cauce del río de San Juan de Dios y el propio colector, por lo que se tuvo la necesidad de adecuar la instalación de un sifón, que finalmente resultó de consecuencias trágicas en aquel fatídico 22 de abril de 1992 cuando se bloqueó la gasolina acumulada en el drenaje y estallaron 8 kilómetros de colector en el Oriente de Guadalajara causando centenares de muertos”.

Aquí –abundó-, la propuesta era que el tren cruzara la Calzada Independencia de manera elevada, para respetar el cauce del colector que se había adecuado a las condiciones de lo que antes era un río, pero la arbitrariedad de las autoridades, imponiendo sus criterios y privilegiando el paisaje de San Juan de Dios, determinaron que el cruce sería subterráneo.

Recordó que problemas similares se han tenido con otros túneles “que se han encaprichado a construir como fue sobre la avenida López Mateos, en el cruce con avenida De Las Rosas, en donde en el gobierno de Francisco Ramírez Acuña terminaron rompiendo el drenaje y colocando una sustitución de el en el centro de la avenida López Mateos, adentro del túnel.

SOCIALIZAR, ANTES QUE EXPROPIAR

Un error constante de las obras públicas de gran impacto, a juicio del abogado e ingeniero Gabriel Ibarra Félix, es el tema de las expropiaciones que han llevado al fracaso o han dejado mal hechas algunas grandes obras, como fue el caso de la Presa de Arcediano en el fondo de la barranca de Huentitán, en donde una sola persona, Lupita Lara, les dio una batalla jurídica que terminó haciendo desistir al gobierno de Francisco Ramírez Acuña.

Recordó también que en el gobierno de Alberto Cárdenas Jiménez se dio un caso similar con la construcción del nodo vial de Los Cubos, en donde se contempló en el proyecto de ejecución de obra, el terreno en el que se ubicaban las oficinas del INEGI entre Lázaro Cárdenas y Vallarta y como nuca se socializó su compra a la dueña de los terrenos, al final no se pudo disponer de ese espacio y los trazos de la obra se tuvieron que modificar drásticamente y por ello quedaron retornos, curvas y vueltas muy pronunciadas que requieren circular a menos de 30 kilómetros por hora para circular con seguridad.

Esta pifia se repitió años después, en el gobierno de Emilio González Márquez, con la construcción del nodo Revolución frente al ingreso a la Central Camionera, en donde finalmente quedó en medio de una enorme jardinera, un taller mecánico para tráileres, cuyo propietario nunca pudo ser convencido de que vendiera el terreno para la realización de la obra.

Por cierto en el nivel municipal este error se comete de manera constante y un ejemplo de ello fue en el puente de Patria y Acueducto, en donde el plano original se trazó ya disponiendo con los terrenos del Súper La Playa, que nunca pudieron ser adquiridos por la autoridad, simple y sencillamente porque los propietarios se negaron a vender”, recordó el ex titular de la Prodeur.

En este tema, Ibarra Félix planteó que es necesario que las autoridades socialicen y convenzan a los ciudadanos que verán impactado su estilo de vida con ciertas obras, en lugar de actuar con el autoritarismo que se ha caracterizado en los últimos años.

Detalló que hay casos en donde los ciudadanos incluso se involucran en la aportación de recursos a las obras que realmente les van a causar un beneficio directo y entre ellos se refirió a los vecinos de la Colonia Chapalita, a los de las colonia Las Fuentes y a los habitantes del condominio de Rancho Contento y San Isidro, quienes a través de asociaciones vecinales, lo mismo realizan aportaciones económicas, que se defienden jurídicamente antes las obras que la autoridad pretende ejecutar.

También a manera de recomendación, Gabriel Ibarra Félix planteó que los nuevos gobiernos deben volver al esquema de los Consejo de Colaboración y a los Comités de Plusvalía, mediante los que en el pasado se lograba que los ciudadanos aportaran para la realización de obras importantes como fue la construcción de la calzada Lázaro Cárdenas y la ampliación de avenidas importantes como Vallarta, Hidalgo y República, entre muchas otras.


Compartir en redes sociales:
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Shares
468 ad