Portal informativo de análisis político y social

Forman en Guanajuato comité técnico que va contra el lago de Chapala

Forman en Guanajuato comité técnico que va contra el lago de Chapala

Oct 8, 2016

«La mayoría de los jaliscienses estamos de acuerdo en defender el lago de Chapala y tenemos una minoría en el poder que les importa un bledo el lago de Chapala», precisó Manuel Villagómez Rodríguez, presidente de la Fundación Cuenca Lerma Chapala-Santiago, A.C., respecto a la falta de acuerdos en Jalisco para el abastecimiento de agua a la Zona Metropolitana.

En entrevista concedida en Conciencia al Aire, Villagómez Rodríguez fundamentó estos señalamientos alarmado por el nacimiento de un comité técnico para hacer un fideicomiso en Guanajuato.

«Viene a duplicar las actividades del consejo de la cuenca. Aquí la preocupación está en que presidiendo ese comité quedó Javier Usabiaga, enemigo del lago de Chapala de hace muchos años, quedaron cuatro vocalías en Guanajuato, para Jalisco se dio una vocalía a Tito Lugo que no aparece ni en la foto, no sabemos si fue o no fue. Aquí la duda es por qué Jalisco está aceptando una vocalía de segunda en un comité que claramente irá en contra del lago de Chapala, además no manejará recursos, las vocalías son honorarias, nosotros pertenecemos pero somos invitados de piedra, ni la palabra nos prestan, pero asistimos».

En este comité, que nació cuando ya se cierra el temporal de lluvias, la situación es la siguiente: «En octubre se hace una junta y esa será el balance de cuánta agua llegó y dónde está; en noviembre, se hace otra junta para la distribución de esa agua, desde hoy pronostico, quedará todo exactamente igual, las presas del alto Lerma y el bajo Lerma, del medio Lerma también, hasta Chapala quedaremos en 65 por ciento, espero que de aquí a finales de octubre lleguemos el 66 por ciento».

«Esta diferencia, que queda entre una y otra, es por falta de coraje de las autoridades de Jalisco, lo digo así, porque Peña Nieto nos dio un decreto en 2014, ese decreto dice que es para que se distribuya el agua equitativamente entre distritos tomando en cuenta el nivel del lago de Chapala, pero si Jalisco no reclama que se aplique ese decreto como es, lo digo porque visito la entrada del agua del río Lerma a la Presa del Mezquite, es una presa derivadora, hay un canal con capacidad de 24 metros cúbicos por segundo, esta cantidad de agua que se va para Michoacán, va por todos los canales, partecita llega a La Barca, pero es un enorme desperdicio, si a esto le agregas lo que se queda en Guanajuato con la Presa de Solís, que estará en un 90 por ciento de su capacidad».

 

Les vale gorro

A su vez, Manuel Villagómez reitera: «a las autoridades de Jalisco les vale gorro», esto en razón de que fueron más de 20 años de lucha para que el agua no fuera por acuerdos porque no se cumplían, sino por decretos, que en la actualidad tampoco se están cumpliendo.

«El primer delegado que le tocó aplicar el decreto, que se fue por actos de corrupción, dijo que no le dio tiempo de aplicarlo; después llegó Jorge Malagón Díaz, el cuate no sabemos si vive aquí o dónde diablos viva, dejó colgado al observatorio del agua, nunca aparece para nada, siempre manda un segundo o tercero. No sabemos cuál sea la opinión del presidente de la junta de gobierno que es Enrique Dau, ni de Tito Lugo, que es el de la Comisión Estatal del Agua quienes deberían estar peleando este asunto. En resumen: pasa a ser lo mismo del año pasado o antepasado. Con o sin decreto, no hay acuerdo».

 

Hay que echar abajo acuerdo del 2005

—La Zona Metropolita sigue aumentando su población y es triste que no se avance en el tema del agua. ¿Qué pasa ahí?

—El 23 de febrero de 1990, don Guillermo Cosío Vidaurri estaba firmando el acuerdo, que por cierto estuvo de testigo Salinas de Gortari, para que se estudiaran la Cuenca del Río Verde, los estudios tardaron cuatro años, en 2004 se anuncian los estudios, se reservaron 504 millones de metros cúbicos, 120 para León y 384 para Guadalajara.

En abril de 2007, ese acuerdo pasó a ser decreto federal por parte de Zedillo, en 2006 Alberto Cárdenas pidió que se quitaran 12 metros cúbicos y que se fueran para uso agropecuario. Quedaron 120 millones para León, 300 millones para Guadalajara y 72 millones para los agricultores de Jalisco. Viene después una serie de problemas, se fue por Arcediano, se perdió tiempo y dinero. Después de Arcediano se va a San Nicolás, se lo echamos abajo, después viene El Zapotillo, ahí se empantanó todo, es una corrupción enorme, porque no se ha tomado la decisión en beneficio de la colectividad y las decisiones se toman por beneficios particulares. Hay que echar abajo el acuerdo de Ramírez Acuña de 2005, porque tampoco lo pasaron por el Congreso, es muy ingrato que en ese acuerdo Ramírez Acuña y Dau le quiten el agua a Guadalajara, no llega porque no tiene, no hay una gota de agua en ese acuerdo, por eso no hay, y vienen con el famoso Purgatorio».

¿Qué pasa con el Purgatorio?

«Está parado por falta de recursos, quebró la constructora, la concesión la dio César Coll Carabias, casi la terminó, echó a andar la obra, nada más que llegó el cambio de gobierno, entonces ya como César Coll Carabias siguió pie juntillas el proyecto que le dejó Enrique Dau Flores, este en compensación siguió a pie juntillas el proyecto del Purgatorio. Es una presita de 30 metros de altura, es un sistema de bombeo, no es presa, eso no va a durar. Nada más van a bombear, van a parar, lo van a llenar y volver a bombear. Se fue a 8 mil millones de pesos nada más el Purgatorio, va para un proyecto fallido».

 

Y otro sexenio perdido…

«No avanzamos, reitero, ya sea el gobernador, Enrique Alfaro, o ya sea el Congreso, tienen que meter una controversia constitucional y echar abajo el acuerdo de Ramírez Acuña de 2005, así de simple, ahí sí empezar de nuevo un acuerdo que le dé auténticamente agua a Guadalajara. Se ha gastado una gran cantidad de dinero en mentiras, tantos años, ya son once años de ese acuerdo. No seguimos abasteciendo de Chapala, lo que tenemos en la Presa de Calderón, los acuíferos de Toluquilla, los pozos de Zapopan, nada más eso tenemos, 9 metros cúbicos y se habla que hacen falta 3 metros cúbicos».

¿Se está yendo el sexenio de Aristóteles Sandoval?

«Él sabe perfectamente bien lo que tiene qué hacer y cómo. Lo que sucede es que los intereses de Abengoa ya están muy metidos inclusive en la Suprema Corte de Justicia, ya está demandando a la oposición y metió orden en la ONU, conocemos el documento, lo hemos leído y criticado, cómo es posible que venga la ONU a decir que se haga la cortina de 105 metros de altura, el documento ya lo dijo», puntualizó.