Portal informativo de análisis político y social

Guadalajara, una ciudad con enfermedad crónica… obesa, diabética e hipertensa

Guadalajara, una ciudad con enfermedad crónica… obesa, diabética e hipertensa

Nov 5, 2016

Antonio Fregoso Anguiano, médico de profesión y servidor público por convicción, levanta la mano para preparar un proyecto que lo pueda catapultar como candidato a la presidencia municipal de Guadalajara, por la vía de la candidatura independiente.

Tras admitir que en efecto le gustaría tener la oportunidad de servir a la ciudad en la que nació, en la época de la Guadalajara romántica de mediados del siglo pasado, Fregoso Anguiano, fiel a su disciplina hace un diagnóstico de los padecimientos principales que a su juicio tiene la segunda ciudad más importante del país.

«Haciendo una metáfora de Guadalajara y comparándola con un cuerpo humano, yo diría que mi ciudad tiene una enfermedad crónica, es una ciudad que tiene obesidad, diabetes e hipertensión… y se trata de un paciente que no se cuida, que es desordenado, que sigue subiendo de peso y que no se controla, sigue comiendo azúcar y postres, en consecuencia la presión metabólicamente va a subir y si “el paciente” mantiene ese ritmo, evidentemente tiene un futuro caótico en calidad de vida».

Y explica:

«Entre más se deteriore la calidad de vida es peor, eso le pasa a Guadalajara, si no controlamos ahorita, si no entramos todos a resolver el problema, Guadalajara y su calidad de vida será peor cada día, y vaya que hoy día su calidad ya es terrible».

Advierte que no debe ser muy difícil gobernar Guadalajara. «La obligación de un gobierno municipal es solo brindar los servicios públicos, el ciudadano común y corriente estaría satisfecho si cuando menos los servicios básicos estuvieran brindándose adecuadamente, recolección de basura, iluminación, prevención, seguridad, aunque hay problemas que son del Estrado y de la Federación como la pobreza, la marginación, la desigualdad».

«Yo veo —abundó— que a Guadalajara le cuesta mucho dar servicios médicos de calidad, los médicos son de calidad, el personal es de calidad, pero la atención no es de calidad porque no tienen los elementos para darla».

A la pregunta concreta de si buscará una opción para contender por Guadalajara en el 2018, el galeno que hoy labora como Jefe del Servicio Médico de Empleados y Consulta Externa del Hospital Civil de Guadalajara, confirmó: «Sí me gustaría, te soy franco, yo les digo a mis amigos que me gusta la fiesta taurina y en una metáfora, yo siempre he visto los toros desde la barrera y a veces me gustaría la adrenalina de estar frente al toro, criticar a un matador es muy fácil cuando no está uno en el ruedo… pero en Guadalajara sí buscaría participar a través de una candidatura independiente, yo creo que los partidos y los políticos de los partidos han perdido sus valores, han perdido credibilidad, aunque algunas pocas personas se salvan».

«Si nosotros buscamos una alternativa para Guadalajara tendría que ser con la participación de la gente, no hay de otra, no hay dinero, endeudarse como lo están haciendo sería un paliativo, pero no estaríamos invitando a la participación de la ciudadanía; hay mucha inseguridad, pero no es incrementando número de policías, armamento o equipo, el camino para resolver el problema de la violencia, sino sería involucrando a los afectados de la violencia, participando la gente haciéndose cargo de lo que le corresponde, la denuncia, la prevención.

«Es una falacia que los candidatos pidan a los ciudadanos que les digan sus necesidades, si ya las conocemos, nosotros también somos ciudadanos, quién no ha sido afectado por la violencia, por la delincuencia, quién no padece los baches, la falta de iluminación, las ponchaduras de los autos en estas calles tan dañadas, las dificultes de la vialidad, es increíble que todos los días del fraccionamiento Monraz al Hospital Civil hago diario un recorrido de 50 minutos en sólo 8 kilómetros, cuando si voy a Tapalpa llego en una hora», expuso el galeno que por vez primera quiere incursionar en la política.

 

Servidor público de convicción

Antonio Fregoso nació en Guadalajara en el famoso barrio de El Santuario, colindando con las no menos famosas colonias Alcalde Barranquitas y El Retiro. «Yo nací y crecí en la orilla de la ciudad, me da nostalgia recordar lo agradable que vivíamos y el paseo dominical era un paseo en el camión por toda la ciudad con un solo boleto, era un agasajo».

Estudió en la Prepa 1, ingresó a la carrera de Medicina de la Universidad de Guadalajara, el deporte fue una constante en su vida, incluso defendió el uniforme de los Leones Negros en la selección de Basquetbol.

Como médico, dice ser un servidor público de convicción y eso le parece gratificante, hoy trabaja en el Hospital Civil Nuevo, una institución donde atiende a población abierta sin distinguirla y no solo a los habitantes de Jalisco, sino de cualquier parte del país dada su atención de vanguardia con mucha tecnología y médicos brillantes.

Es maestro en la Universidad de Guadalajara y en la administración 2012–2015 trabajó en la Cruz Verde de Guadalajara donde se dio cuenta que se trata de una institución muy noble, con un sentido humanitario muy alto, pero en este momento con una capacidad de solución lastimosa, particularmente por la grave carencia de recursos.

Estuvo un tiempo en la milicia, saliendo de la carrera de Medicina estudió una especialidad en el Ejército, donde se quedó para aprender valores como el respeto, la lealtad, la disciplina, la responsabilidad.

 

El crecimiento desordenado

Fregoso Anguiano habló del cambio de la Guadalajara nostálgica de la mitad del siglo pasado, a la de hoy, y dijo:

«Es un cambio gigantesco, el incremento de la población, la globalización, la migración, la infraestructura, en este momento Guadalajara ha sido rebasada, creció sin planeación, muchos gobiernos sin sentido común y yo creo que a nuestra ciudad le han tocado gobernantes sin capacidad, pero también sin sentido común, sin sensibilidad al menos para escuchar las necesidades del ciudadano, por ello hacen obras y crean infraestructura, creen solucionar problemas con sus políticas públicas fallidas.

Sobre el proyecto de redensificar el centro de la ciudad, expuso que antes que eso se debería pensar en la movilidad de esta zona.

«Antes ibas al centro a disfrutarlo, hoy vas solo por necesidad, ya no es un paseo, no hay atractivos, carecemos de museos, no hay opciones de cultura, la ciudad de hace 30 años la perdimos».

Y planteó lo que a su juicio debería hacerse con algunos de los terrenos adquiridos en principio para la Villa Panamericana y destinados después a la Ciudad Creativa Digital.

«Ahí debería de aprovecharse un gran terreno para hacer una ciudad para la gente de la tercera edad, el estado se preocupa por muchas cosas, pero la tendencia es a que se incremente la población de adultos mayores y si de por sí se van con pensiones de risa y se quedan marginados porque las familias los segregan, se genera un problema social grave. Ahí yo vería un hospital de salud, una casa de asistencia donde se les brinde muchos apoyo».

Finalmente a la pregunta de por qué buscar una candidatura independiente, si para la comunidad universitaria y para el Sindicato de Trabajadores Académicos de la UdeG está el PRD a su disposición, el médico Antonio Fregoso planteó:

«Yo considero que los partidos han perdido su responsabilidad, aunque haya buenas intenciones en sus principios y valores, todos son muy claros, son una opción para cualquier ciudadano, pero la gente ya no cree en los partidos políticos, los políticos se han encargado de que ya la gente desconfíe de los partidos, se han equivocado».