Portal informativo de análisis político y social

«He funcionado como bateador emergente de Enrique Alfaro»

«He funcionado como bateador emergente de Enrique Alfaro»

Ago 7, 2016

«Yo estoy fuera de la política, no tengo aspiraciones, estoy concentrado en crear el sistema que garantice a los tapatíos en el corto, mediano y largo plazo, eso es en lo que concentro todos mis esfuerzos, es un cargo muy delicado que no permite que uno ande en cosas políticas, de hecho en 10 meses no he participado en ninguna actividad de carácter político».

Con estas palabras el comisario de Seguridad Pública en Guadalajara, Salvador Caro Cabrera, pareciera se declara fuera de la contienda interna del Partido Movimiento Ciudadano por la candidatura para la alcaldía de Guadalajara en el 2018.

Sin embargo, de inmediato enmienda y abre un resquicio que deja entrever la posibilidad de que se convierta en el candidato naranja y en el posible sucesor de Enrique Alfaro en el gobierno de la capital jalisciense.

«Yo he funcionado —dijo— como una especie de “bateador emergente” de Enrique Alfaro, cuando me sumé con él a finales del 2011 había otros compromisos para que otras personas fueran candidatos a presidente municipal de Guadalajara, tenían dos propuestas, me dijo que no me podía considerar y a su vez yo le dije que a mí no me interesaba y me puso de coordinador de la Zona Metropolitana. Cuando esos dos candidatos se le rajaron, me pidió después de más de dos meses de que yo no realizaba actividades en el municipio y cuando ya la gente había encontrado su lugar, me pidió que me postulara como candidato a presidente municipal. Así pues, llené un hueco que permitió que él ganara ampliamente el municipio de Guadalajara».

 

La entrevista

—Comisario, son varios personajes los que desde una posición de seguridad pública se catapultan a un cargo de elección popular, como Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera, en la Ciudad de México y Rudolph Giuliani** en el caso de Nueva York, ¿ese podría ser su camino?

—No me había puesto a pensar en esos casos.

—¿Pero qué le dicen esos ejemplos?

—Te insisto, no me había puesto a pensar en esos ejemplos.

—Usted ha trabajado políticamente Guadalajara como pocos, conoce sus distritos, sus secciones, ¿sería un error si se le considera un candidato natural?

—Mi esfuerzo a favor de la ciudad tiene que ver con que aquí vivo yo, aquí viven mis hijos, quiero mucho a mi ciudad y quiero verla mejor. Hace unas semanas estuve en Puebla y me llamó mucho la atención el nivel de infraestructura y el nivel de desarrollo que tiene esa ciudad en los últimos años y bueno, yo estoy trabajando con Enrique Alfaro porque él quiere que sucedan en Guadalajara y en Jalisco cosas así y yo quiero formar parte de ese esfuerzo.

 

Un camino minado

—¿Su camino en la Comisaría ha estado minado?

—Así es, el referente es que nunca, en los antecedentes que hay, nunca un comisario de seguridad o un jefe de la policía en Guadalajara había sido tan asediado, tan revisado, tan evaluado, tan escrutado, tan cuestionado, nunca los medios habían estado tan encima de un jefe de la policía como en este caso, pero yo confío en que vamos a superar eso con resultados.

—¿Acreditó los exámenes de control de confianza?

—Por supuesto que pasé el examen de control de confianza, estoy aprobado.

 

«Tengo buena puntería»

Salvador Caro FB

—¿Puede usar pistola?

—Claro que puedo usar pistola cuando yo quiera, solo que no es mi estilo, no es mi modo.

—¿Le impusieron restricciones?

—No tengo limitación en el uso de armas porque soy el que firma la licencia colectiva de más de 2 mil 700 elementos, si tuviera esa restricción, imagínate, es una falsedad. Y te voy a decir algo más de las armas… además tengo buena puntería.

—¿Cuáles son los resultados de su trabajo en estos 10 meses de la administración, en estos primeros 300 días?

—En términos generales nosotros nos planteamos al inicio de la administración cuatro ejes de trabajo: 1.- Abatir de fondo los índices delictivos con cifras reales, con cifras que constaran a nosotros y a los ciudadanos, 2.- Aplicar el Reglamento de Policía y Buen Gobierno, a efecto de mejorar los niveles de convivencia entre la ciudadanía, 3.- Dignificar a la Policía, que es un rubro en el que tenemos avances muy importantes, aunque insuficientes y 4.- Depuración de la Corporación, un punto fundamental para avanzar.

 

100 policías dados de baja

Policia GDL

—Nos habla un poco más de la depuración.

—En los seis años anteriores la Policía estuvo vinculada a la delincuencia organizada, había cotos de poder, zonas completamente de la ciudad en donde no se patrullaba, simple y sencillamente se mandaba recoger dinero por la corrupción; ahora eso se acabó, hemos recuperado zonas importantes. Estamos permanentemente sancionado policías, se han destituido a 12 elementos que incurrieron en irregularidades, 6 más los ha destituido la Comisión de Honor y Justicia, 10 elementos han sido procesados por responsabilidad en delitos, 73 han sido dados de baja por reprobar controles de confianza, 88 mantienen su trabajo a partir de juicios de amparo y hemos recibido 66 renuncias entre las cuales están muchos de los elementos que estaban sujetos a investigación por el rol que tenían en pasadas administraciones.

—¿Qué dicen sus índices, sus números en cuanto a la incidencia delictiva?

—Ayer justamente el Fiscal General salió a reconocer que hay un descenso importante en los índices delictivos, tuvimos meses difíciles, por ejemplo en robo de vehículo, que hoy va a la baja; tuvimos meses igualmente complicados en materia de homicidios y hemos ligado dos meses con números razonables para una ciudad como la nuestra y mantenemos un esfuerzo positivo, importante, con resultados en algunos meses sin precedente en materia de robo a casa-habitación, robo a transeúntes y robo a persona; los niveles de recuperación de vehículos robados igualmente han sido elevados.

—¿En qué zonas se muestra de mejor manera los resultados?

—Son muchas zonas en donde lo que había era complicidad entre mandos y delincuentes que generaba la impunidad, eso se acabó en este gobierno y lo podemos demostrar primero en el Centro Histórico, en Obregón, en Analco y en el barrio de El Santuario como puntos principales. Hoy es otro nivel de seguridad el que se tiene en zonas como Chapultepec, Santa Tere, tuvimos meses muy buenos en los indicadores en la colonia Providencia, aunque hoy estamos replanteando la estrategia ante sucesos que se dieron en el pasado mes y medio. Nos hemos dado un nuevo sistema operativo que nos permite reaccionar con oportunidad para que los ciudadanos puedan vivir tranquilos y en paz.

 

Una policía más transparente

—¿Hay mayor contacto con los tapatíos?

—Hemos implementado medidas para generar transparencia que va más allá del discurso, primero se da el informe de los comandantes de cuadrante a los ciudadanos, en esas reuniones los ciudadanos hacen una evaluación y hacen propuestas para incidir en la estrategia operativa. Y a partir del día de ayer subimos una nueva plataforma donde todos los tapatíos van a estar informados de cuántas patrullas hay en el cuadrante donde vive, cuántos policías, cuántos negocios y los índices a partir de los recursos de los que se disponen, así como el tipo de incidentes que se dan. Pero no se tiene acceso al monitoreo, se tiene acceso a la cantidad de vehículos que existen para esa zona, pero no se puede conocer puntualmente en qué sitios se encuentra cada patrulla, eso solo lo pueden saber unas cuantas personas mediante el monitoreo.

 

Faltan 500 policías

—Finalmente Comisario ¿Cuántos policías hay en Guadalajara y cuántos debería de haber?

—Somos 2 mil 700 y necesitamos 3 mil 200 elementos para estar en una buena posición, pero es muy difícil conseguir personas que tengan la vocación y el interés en prestar este tipo de servicio.