Portal informativo de análisis político y social

Implacables contra la corrupción dentro y fuera del PAN

Implacables contra la corrupción dentro y fuera del PAN

Dic 5, 2015

Para muchos fue la crónica de un triunfo anunciado y los panistas de Jalisco apuestan a la continuidad de los últimos diez años al relevar a su dirigente estatal y elegir a Miguel Ángel Martínez Espinoza como nuevo presidente y quien asume la responsabilidad de rectificar, acercarse a la gente.

Conocida la planilla, ahora resta la conformación de la comisión permanente por decisión del consejo y enfrentar los retos que Espinoza Martínez asegura tener muy claros como salir del tercer lugar a donde lo mandaron en el pasado proceso y evitar el fenómeno de los grupos.

Serán, asegura, más exigentes «con nosotros mismos, para nuestro propio desempeño y el de nuestros funcionarios de partido y funcionarios públicos, pero también conociendo que estamos en un espacio de competitividad trataremos de responder a esta necesidad de que los ciudadanos puedan identificar plenamente qué representa y qué significa cada partido político».

Su estrategia, establecerse claramente como una opción real, radical, frente al PRI y al PMC, los que tenían que irse ya se fueron y vendrá una reivindicación ideológica, le dice a Conciencia Pública tras reconocer los errores que lo dejan con apenas cinco diputados plurinominales, ningún distrito ganado: la corrupción, la falta de sanciones internas y el alejamiento de la gente.

¿Espera impugnaciones?

«Yo creo que no hay razones para ello, creo que la jornada transcurrió en paz, sin mayores incidentes, así lo manifestó el presidente de la comisión electoral (Alfonso Rejón Cervantes) y en buena medida pues así lo han reconocido los diferentes actores. Eso y el derecho de recurrir a las instancias partidistas frente a los tribunales es un derecho que tiene cualquier persona, ¿no?».

Su equipo de trabajo se integra por todas las corrientes, ¿el mensaje es acabar con el grupismo?

«Aquí se inaugura una nueva etapa en la que el partido no le pertenece a los grupos internos, es propiedad de toda la institución y más que de la institución, de los jaliscienses porque los partidos políticos son sociedades de interés público».

¿No había una impugnación por los centros de votación?

«Sí, había algunas impugnaciones previas, vamos a ver qué dicen los órganos de autoridad del partido, creo que en este caso pues son elementos que no inciden en el resultado puesto que hubo, contra lo que se especulaba, una copiosa participación, hubo agilidad en la posibilidad de que los compañeros ejercieran su voto y hubo conocimiento suficiente también para que las personas pudieran saber cuáles eran los centros de votación que estaban dispuestos y pudieran acudir para participar en el proceso.

Con experiencia como diputado federal, secretario de Educación en la administración de Francisco Ramírez Acuña y funcionario federal también en la SEP, Miguel Ángel Martínez reconoce que ya no son tiempos de triunfo pero sabe cuáles son sus principales retos:

— Bueno, primero lo que corresponde a un espacio de alta competitividad electoral, es decir, nosotros nos situamos en un contexto de mayor exigencia para con nosotros mismos, para nuestro propio desempeño y el de nuestros funcionarios de partido y funcionarios públicos, pero también conociendo que estamos en un espacio de competitividad trataremos de responder a esta necesidad de que los ciudadanos puedan identificar plenamente qué representa y qué significa cada partido político, que vean en nosotros claramente dibujada una alternativa que es radicalmente distinta de los 2 opciones principales que tiene actualmente en la escena».

Espinoza Martínez dibuja al PRI y al PMC: «un partido que desilusionó a los jaliscienses, puesto que se propuso como alternativa de cambio y lo que ha venido ocurriendo es que tenemos 3 años de gobierno del estado y una alternativa que es francamente demagógica, que propone una cosa en campaña y acaba haciendo otra, que es el caso de la demagogia alfarista que nosotros claramente identificamos. Enfrente de esas dos opciones el PAN tiene que exponerse con sus personajes, con su propuesta y, bueno, pues que sean los ciudadanos al final los que decidan».

No es una tarea fácil esa parte ideológica. Ahora tienen cinco diputados después de que llegaron a ser mayoría.

«Bueno, a mí me tocó un escenario complejo porque me tocó esa legislatura donde éramos 20 del PAN y 20 del resto, aquel famoso 20–20»

La legislatura de los panzazos de Manuel Verdín en la bancada de Acción Nacional enfrentando a la de Raúl Padilla.

«Exactamente, aquella pintoresca legislatura de los panzazos. Pero a mí me tocó ser coordinador de ese grupo parlamentario y, bueno, en un escenario francamente complicado pero simplemente hago referencia a lo siguiente, 3 años antes de que el PAN ganara la gubernatura por primera vez, es decir, del periodo 92 al 95, que fue si mal no recuerdo la 53 legislatura, eran seis o siete diputados del PAN y teníamos sólo 15 alcaldías. Hoy tenemos 5 diputados locales, ciertamente, pero tenemos 29 alcaldías, lo cual nos coloca en una escena pues similar a aquella y si en aquella pusimos alto al gobierno del estado, no veo por qué no estemos competitivos en esta ocasión».

¿Cuál considera usted que ha sido la problemática que ha enfrentado el PAN, por ejemplo el poder que se desgastó con la corrupción?

«Son muchos elementos, uno es ciertamente la imagen de corrupción que por hechos de algunos funcionarios que no se supieron sancionar a tiempo dañó a toda la imagen del gobierno del PAN en su última etapa. También el divisionismo interno del partido y también el aislamiento que el partido ha vivido durante el último periodo, donde se ha visto prácticamente cerrado en su vida interna, en su dinámica interior como si estuviera aislado de la vida pública y lo que nosotros queremos es justamente reducir esas 3 situaciones. O sea queremos un PAN que salga al encuentro de las personas, un PAN que esté en la calle codo a codo trabajando con las personas, identificándose con su problemática, gestionando la solución de sus problemas, trabajando junto con ellos.

Queremos un PAN unido y esa es la convocatoria a la que llamamos a todos los militantes del partido y obtuvimos una respuesta mayoritaria, lo que da a entender que el partido está construyendo su unidad y queremos un partido que como ya lo dijo Ricardo Anaya, sea implacable con la corrupción de los de dentro y de los de fuera», agrega.

¿Dónde estaba el partido cuando comenzaron estos hechos de corrupción en el gobierno y en la administración pública?

«Creo que el partido estaba demasiado envuelto en su dinámica interna como para ocuparse del impacto negativo que generaban este tipo de conductas y creo que en ese sentido nos equivocamos pero me parece que aquí desde la posición que asume Ricardo Anaya y desde la que podemos asumir en el estado, pues podemos dar un claro efecto de rectificación en el sentido de que estamos claros cuál es la ruta que nos lleva a recuperar la credibilidad y la confianza de los ciudadanos».

¿Cuál sería la palabra clave, rectificar o reafiliar?

«Rectificar, por supuesto, es también claro que el padrón del partido necesita un proceso de auditoría de revisión de su composición interna, me parece muy elocuente que en los últimos procesos electorales a los consejos locales la militancia del partido hubiera participado la mitad o menos de los miembros de Acción Nacional. Esto quiere decir que hay algo del padrón que tiene que ser revisado».

En los últimos años le ha ocurrido al PAN que después de un proceso interno no logra sanar heridas y le escuchaba a usted de que no hay cicatrices donde no hubo heridas. Me llama la atención, Faviola Martínez no estuvo en la rueda de prensa el día de ayer.

«Sí, bueno, pues esa es una decisión de ella, nosotros durante la campaña optamos por no agredir, por no descalificar a los compañeros, por no desacreditar sus propuestas ni mucho menos, más bien nos centramos en nuestra propia convocatoria a la concordia y a la unidad, a la reconciliación del partido y nos dedicamos a exponer nuestro proyecto y nuestro programa. En ese sentido estamos con la conciencia tranquila de no haber dejado heridos en el camino, a eso me refería yo que cuando no se causan heridas no hay necesidad de cicatrización».

A pesar de ello, dice, «confiamos en verlos incluidos porque ahí los queremos trabajando».

Usted habla de reestructurar, de ir en contra de la corrupción, y qué va a pasar con los traidores, con los que estuvieron en su partido pero trabajaron por otro partido y los dejaron colgados.

«La mayor parte de ellos ya claramente se adscribieron a otros proyectos políticos, ¿no?, eso es, ya para nosotros no son objeto de atención, nuestro objeto de atención son los electores, son las personas que están afuera del partido esperando el regreso de Acción Nacional, así como se habla del PRI de siempre de manera despectiva, así de manera positiva nosotros queremos traer de regreso al PAN de siempre».

¿Cuál es su postura en torno a las denuncias contra la administración del PAN, en días pasados hubo una orden de aprehensión contra el señor César Coll?

«Un gobierno al que le toman 3 años armar averiguaciones en hechos que ellos mismos señalaban como comprobados de inicio, es un gobierno que manifiesta claramente su incapacidad para perseguir los delitos. Yo pienso que en este caso más bien hay una intencionalidad política ante un personaje que salió de la esfera política hacia la procuración de justicia y me parece que ese es un error muy lamentable, porque la procuración de justicia, la impartición de justicia no se puede politizar. Mientras todo esto ocurre, mientras el gobierno demuestra su incapacidad de perseguir los delitos que dice se cometieron, tenemos al estado en el primer lugar en extorsiones, por ejemplo, una franca incapacidad del gobierno en materia de procuración de justicia».

¿Ya preparando lo que sigue?

«Excelente».

¿En algún momento temió perder?

«No, yo creo que el contacto que fuimos teniendo con los compañeros del partido fue confirmando nuestra apuesta por la concordia, por la unidad del partido, era la apuesta correcta, coincidía con lo que los compañeros del partido esperaban ver reflejado en su dirigente y sobre ese proyecto iremos trabajando».

Así se conforma la planilla:

Omar Borboa, Martha Romo, Claudia Murguía, Norma Cordero, Amparo González Luna, Tarcisio Rodríguez, Salomón García y Sergio Tavares.

Traducido a grupos:

La secretaría general en manos del grupo de los Cortés, la estructura en manos del expanista Eduardo Rosales, señalado como uno de los principales operadores.

Y dos de extracción netamente tradicional al interior del PAN, Tarcisio Rodríguez y Amparo González Luna, hija de don Efraín.

«Creo que tratamos de guardar muchos equilibrios. Lo mismo estaba anunciado en cuanto a integrantes que pertenecen a municipios de la zona metropolitana como los hay del interior del estado casi en la misma proporción. Por otra parte, pues hay de personas que son de diferentes generaciones, de diferentes trayectorias, algunas en el ámbito administrativo, pues tratamos de reflejar esta pluralidad que es Acción Nacional.

 

Los datos duros

En la elección del PAN votó el 47 por ciento, «de los cuales el 51 por ciento se inclinó por la fórmula que yo encabezo», dice Miguel Ángel Martínez.

No comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. order speech - order speech ...You must Fax or Email your order no later than one week prior to the contest. Your…