Portal informativo de análisis político y social

La cruda realidad, 45 por ciento de los ex convictos son reincidentes: Foro ¿Qué pasa con la reinserción?

La cruda realidad, 45 por ciento de los ex convictos son reincidentes:  Foro ¿Qué pasa con la reinserción?

Jun 18, 2017

Por Diego Morales

Discriminación, falta de oportunidades laborales y reincidencia, son los principales problemas que enfrentan los ciudadanos que pagan una condena después de haber cometido un ilícito y el principal tema de discusión en el foro “¿Qué pasa con la reinserción social?, organizado por el Colectivo Ciudadano Pro Justicia llevado a cabo en el salón legisladoras del Congreso del Estado.

El problema de la reinserción en México se enfrenta a una realidad cruda cuando el 45 por ciento de las personas que salen de un centro penitenciario, reincide, vuelven a delinquir por una mala reinserción social y falta de oportunidades.

Quienes después de haber purgado la pena y buscan reintegrarse a la sociedad, ésta los rechaza, como sucede con el sector empresarial, que difícilmente le otorga empleo a un ex convicto y más si fue sancionado por el sistema judicial por haber robado.

El juez de Control y Juicio Oral del IV Distrito, Luis Ignacio Ceja Arias, planteó la creación de un sistema independiente de reinserción para reducir la incidencia y no verlo como un gasto, sino como una inversión necesaria a un problema de estado.

Con gran afluencia y participación de colectivos así como de ciudadanía en general, se manifestó la preocupación generalizada de las personas por quienes salen de los centros penitenciarios y debido a la falta de políticas públicas no logran reinsertarse en sus comunidades, por lo que el llamado fue al estado a hacer frente a este problema que aqueja al país.

INJALRESO, 30 AÑOS SIN DAR RESULTADOS

Para la legisladora Martha Villanueva Núñez, presidenta de la Comisión de Readaptación y Reinserción Social del Congreso de Jalisco, quien además fue la moderadora del foro, la reinserción debería ser consecuencia del cumplimiento de la sentencia y el resultado de la orientación adquirida mediante actividades consistentes con el cuidado de la salud, del deporte, la capacitación para el trabajo y el mismo trabajo al interior del centro de reinserción. Además, criticó a INJALRESO por la falta de resultados durante los últimos 30 años.

La reinserción debería ser la consecuencia del cumplimiento de la sentencia. Nuestro sistema se debe adecuar, al interior de los centros no podemos seguir trabajando la reinserción con un sistema fuera de la norma y exigir buenos resultados. Insistiremos que INJALRESO tiene más de 30 años sin dar resultados, además de la opacidad en la que se encuentra, pero si aun así el gobierno del estado no quiere escucharnos, que no se sorprendan las autoridades de la falta de reinserción”, expuso la legisladora.

Por su parte, el diputado Ismael del Toro, en su mensaje de declaratoria inaugural, resaltó los esfuerzos que se hacen con este tipo de foros asegurando que los trabajos de las distintas mesas serán de relevancia en la futura implementación de políticas públicas y se meterán en la agenda legislativa del estado.

UNA OPORTUNIDAD DE CAMBIO

Para la regidora de Guadalajara y ex ombudsman de Jalisco, Guadalupe Morfín Otero, el anhelo más grande que se vive en México es de paz, pues todos los días amanece la sociedad con noticias llenas de violencia, por lo que la reinserción es una palabra clave para cerrar estos círculos violentos y darle oportunidad a aquellos que pagaron una pena de mejorar sus condiciones de vida y las de su comunidad.

Un interno puede vivir una experiencia traumática, pero también puede ser una oportunidad de despegue y de cambio. La reinserción hace posible a las personas reorientar sus vidas, se da a pesar de las condiciones de reclusión, es traerlos otra vez, porque los centros penitenciarios son una cara de nuestra realidad social”.

Con su experiencia en derechos humanos, planteó que en este tipo de procesos es de suma relevancia que los acusados sean tratados con respeto e invitó a hacer conciencia de lo que sucede en las cárceles de México.

Si son imputados se trata de personas normales, como cualquiera, de pecadores estándar, se les puede aplicar la ley. Ojalá hagamos conciencia de lo que sigue sucediendo entre los muros de las cárceles locales, estatales, federales, con una agenda pendiente que les hace falta monitoreo de la sociedad y la presencia ética de los órganos garantes. El nuevo escenario implica que la reinserción tenga derechos y criterios de justicia penitenciaria, para pasar del tratamiento colectivo al trato digno, oportunidades de empleo, atención médica y posibilidad de actividades culturales y educativas”.

CON LAS PUERTAS ABIERTAS

Como parte de los trabajos para llevar a cabo una buena adaptación para las personas que cometieron un delito y cumplen con su pena, la Fiscalía de Reinserción social está de puertas abiertas, vigilando que todas las facultades que les corresponden se lleven con vigilancia y respetando las garantías que la ley otorga a los ciudadanos, indicó su titular Carlos Antonio Zamudio Grave

Debemos de considerar la reinserción social de una persona privada de la libertad con pleno respeto a sus derechos humanos, partiendo de la misma definición que da la propia ley de reinserción, tomando como base el trabajo, la capacitación para el trabajo, la educación, con esos pilares que son el eje de la vinculación social del estado, que tiene la obligación que en cada centro se realicen los ejes para que estos ejes sean la prioridad”.

A su vez, el fiscal de Reinserción Social aseguró que no solo la autoridad penitenciaria es responsable de los temas de reinserción, sino todas las secretarías del Gobierno del Estado y así es como han venido trabajando al respecto.

A partir de la entrada en vigor de la ley nacional, se creó una comisión que preside el secretario General de Gobierno, donde participan diferentes secretarías de gobierno para que dentro de sus presupuestos y programas consideren aquello que va encaminado a la reinserción dentro de los centros penitenciarios. Significa que no solo la autoridad penitenciaria debe ser la única rectora o la única palabra que se puede escuchar en materia de reinserción”.

45 POR CIENTO DE REINCIDENCIA

Uno de los principales factores a meditar y en los cuales las autoridades deben poner cartas en el asunto es en la reincidencia de las personas que salen de un centro penitenciario. Así lo indicó la diputada Claudia Delgadillo, quien expuso la alarmante cifra: de cada 100 personas acusadas por algún delito, 45 de ellas vuelven a delinquir, esto a causa de una mala reinserción social y falta de oportunidades.

Es un tema que le importa a nuestra sociedad, ha sido un tema muy golpeado, un tema juzgado, un tema discriminado. Lamentablemente, en este país, la reinserción se obstaculiza en muchos de sus casos, no podemos hablar de reinserción sin hablar de reincidencia, no existe integración cuando abandonan los penales y llegan a la sociedad, no se sienten parte después de que fueron sentenciados por diferentes razones. Según datos del INEGI, de 2013 a 2016, de cada 100 personas acusadas por algún delito, el 45 por ciento de ellas vuelven a cometer un delito y vuelven a prisión, esto deja de lado a aquellos que vuelven a delinquir, hablamos de un número altísimo que trae consecuencias negativas a la sociedad”.

Para integrarse a la sociedad, las personas se topan con obstáculos que les impiden recrearse normalmente, sobre todo en cuestiones laborales.

Deben integrarse a la sociedad pero se topan con muchos obstáculos que imposibilita que puedan laborar. Se encuentran en cada familia, en su comunidad, pero un aspecto fundamental que no podemos dejar de lado es que a ellos no los quieren contratar para que puedan laborar en el lugar que decidan. Hemos identificado el problema, debemos aterrizarlo en soluciones para estas personas, dar una solución para que se les dé oportunidad de ser acogidos por la sociedad, estas personas únicamente buscan un apoyo para encontrar una segunda oportunidad”.

Así, Claudia Delgadillo precisó que como diputados están en la obligación de lograr avances que permitan que quienes pretenden reinsertarse en la sociedad encuentren menos dificultades.

Sabemos que es un problema que se genera por múltiples factores, sin embargo, como diputados tenemos una sola obligación y responsabilidad de actuar cada quien desde su ámbito, desde sus comisiones para dar soluciones al grave conflicto que enfrentamos en Jalisco. Desde el ámbito legislativo se lograron avances en el código penal, que de manera oficiosa al dictarse la libertad se dé aviso a instituciones como la Fiscalía y el Instituto de Ciencias Forenses para que se restituyan los derechos perdidos a los que fueron condenados, solamente para acceder a una carta de no antecedentes penales, que es solicitada en los trabajos”.

Subrayó: “Sabemos que son discriminados, pero en la práctica todo el tiempo sucede. Tenemos muchas acciones por emprender, debemos como diputados dictar políticas públicas y legislativas que incentiven a las fuentes de trabajo a contratar personas de este sector, se debe difundir el ser aceptadas, no a la discriminación, tenemos que cambiar esta práctica negativa y discriminatoria”.

RECUADRO

BUSCAR APOYO EMPRESARIAL

PIE DE FOTO

Patricia Mestas Torres, directora de Vinculación Laboral del Sistema Nacional de Empleo.

Uno de los factores que más impiden la reinserción es la falta de oportunidades laborales, por ello, Patricia Mestas Torres, Directora de Vinculación Laboral DEL Servicio Nacional de Empleo precisó la necesidad de tocar las puertas a los empresarios y que estos brinden vacantes para las personas que están en este proceso.

A nosotros nos toca tocar las puertas de empresarios. Dentro de reinsertar a una persona que estuvo alejada por situaciones aisladas de su ámbito laboral y encerrado, regresar a una actividad económica, el problema que se presenta más fuerte es volver a tener sus documentos en cuanto a poder formar parte de un empleo formal, el empleo informal es la primera puerta abierta para tener un sustento y no depender de todo lo que le han dado en este tiempo que no pudo trabajar”.

Agregó: “Hemos encontrado que el buscador de empleo tanto anímica como socialmente está desprotegido, cómo volver a confiar, a llegar a creer en sus habilidades o lo que él mismo aprendió dentro de los planteles es un obstáculo grande darle la fuerza necesaria para que crea en sí mismo, con ese respeto social con el que a los grupos de empresarios les hemos pedido que nos abran más la puerta de sus empresas, porque en el proceso donde todavía no pueden tener sus documentos, es el obstáculo más grande para poder reinsertarlo”.

Bajo esta premisa, indicó que estarán trabajando arduamente para que al menos un 2 por ciento de vacantes sean destinadas a personas que buscan reinsertarse en la sociedad.

En la oficina del Servicio Nacional de Empleo tenemos consejeros calificados para buscarle la mejor oportunidad a cualquier buscador de empleo, pero, lo que más nos importa es tener las mejores vacantes, las cámaras de comercio, los sindicatos, los parques industriales, tienen que tener una responsabilidad social junto con nosotros, los invito a que sea de las partes más importantes, trabajar en conjunto para tener por lo menos un 2 por ciento de sus vacantes para este sector de la población”.

 

LOS JUECES SE EXPRESAN: PLANTEAN CREAR PROGRAMA INDEPENDIENTE DE REINSERCIÓN

 

Por Diego Morales //

Como parte del programa se dio oportunidad a distintos jueces de Jalisco para expresar su opinión en tan delicado tema. El primero de ellos, José de Jesús Estrada Navarro, Juez de Control y de Juicio Oral X Distrito, resaltó la problemática que resulta cuando a un ciudadano se le trunca un proyecto de vida, sobre todo cuando son menores de edad, por lo que es importante la participación del estado para reorientarlos en sus vidas.

Los menores traen un debate, con qué gravedad castigar a los adolescentes que cometen actos tipificados en la ley como delitos. El problema se ha centrado en determinar si deben ser sujetos de reproche cuando ejecuten una conducta antijurídica”.

A su vez, precisó que en el nuevo sistema de justicia penal se están haciendo cosas al respecto, pero falta socializarlo, capacitarlo y seguir avanzando para hacerlo funcionar debidamente.

Nadie puede estar en contra que la administración de la justicia sea pública, que se escuchen directamente el alegato de las partes, de regresar a resolver, señalando procedimientos, grabando las participaciones de los intervinientes en las audiencias, cuidando y tutelando los derechos fundamentales del imputado. Hace falta evolucionar el sistema de justicia en México, se está haciendo, vamos por buen camino, hace falta capacitación, interés, seguir avanzando y hacer las adecuaciones para que funcione tal como debe funcionar”.

EL PROBLEMA NO SON LAS LEYES

Para Damián Campos García, Juez de Control VI Distrito en Ciudad Guzmán, el problema no son las leyes, sino el instrumento jurídico que se tiene a la mano, por ello, apela a que si de verdad quieren que una persona se reinserte sin que nadie se dé cuenta quiten los trámites administrativos que se les ponen, de lo contrario nunca se atacará el problema.

Si analizamos el objetivo de esta ley nacional de ejecución penal, está la reinserción, consideramos a una persona que cumplió una penalidad como inadaptado, ya hay que reinsertarlos, lo tienes que poner entre la sociedad sin que nadie se dé cuenta lo que sucedió lo cual no es posible gracias a trámites administrativos que no han querido quitarse, hay que decir las cosas por su nombre si no nunca atacaremos el problema”.

Agrega: “Advertimos políticas públicas que van a permear al sentenciado para ser reinsertado en la sociedad, cuántas personas están asignadas para una supervisión de una persona respecto a la comisión de un delito y sentencia a lo que han hecho después. Hay mucho por reflexionar, lo importante es estar actuando constantemente”.

TOMAR CARTAS EN EL ASUNTO

Con la firme idea de que algo pasa con los programas de reinserción social pues es alarmante que el 45 por ciento reincida, Roberto Carlos Ramos Coronado, Juez de Control y de Juicio Oral IV Distrito, hizo un llamado a tomar cartas en el asunto y no esperar que las cifras sean irreversibles como en Brasil, donde el 70 por ciento de las personas que logran salir de su condena reinciden.

El principal incremento de índice delictivo se lleva a cabo por personas reincidentes, por personas que culminaron su sentencia y ante la poca posibilidad de que una empresa les ofrezca un trabajo digno vuelven a delinquir. En 2009, las cifras proporcionados por el INEGI indican que fue el año con más datos de reincidencia; de 2013 a 2016 en nuestro país de cada 100 personas que son acusadas de un delito, el 45 por ciento de ellas vuelve a delinquir y regresan a la cárcel, por tanto si dejamos crecer este elemento delictivo nos llevaría a países como Brasil que en 2012 tenía 500 mil personas sujetas a proceso, llegando a una reincidencia de 70 por ciento, una cifra altísima”.

Agrega: “Muchas de las personas vuelven a delinquir, no pueden reintegrarse a la comunidad, como ciudadano respetuoso de la ley, aun cuando la prisión haya ayudado a las personas esos progresos se pierden por la falta de supervisión a su liberación, se debe prestar atención especial a la integración social de los criminales y la reinserción de los prisioneros”.

CREAR PROGRAMA INDENDIENTE DE REINSERCIÓN

Para Ignacio Ceja Arias, Juez de Control y Juicio Oral IV Distrito, la propuesta es crear un sistema independiente de reinserción para reducir la incidencia y no verlo como un gasto, sino como una inversión necesaria a un problema de estado.

Nos hace falta tener una percepción de política de estado para enfrentar un problema de estado, el problema de reinserción el estado debe afrontarlo con sus consecuencias económicas, sociales y económicas. Hay un argumento que para terminar con la delincuencia hay que tener mano dura, es decir, meter a los delincuentes presos, construir más cárceles, sería la manera para que los delincuentes aprendan si es que como sociedad nos interesa que aprendan algo nuevo, esta reacción cultural alimentada por algunos medios de comunicación”.

El 40 por ciento de las personas que están cumpliendo pena son reincidentes, el sistema carcelario no corresponde a sus principales responsabilidades, la percepción ciudadana aumenta que la justicia es ineficaz. Si se aspira a disminuir la victimización, la reincidencia es un factor a abordar, para eso se requieren dos cosas: políticas públicas que llevan una reinserción social a las personas que pagan sus condenas y que estas tengan perspectiva a largo plazo sin caer en lo político, eso podría ser el resumen de nuestras condiciones y nuestra realidad social”.

Además, puso énfasis en los procesos de acompañamiento para aquellos que están en su proceso de reinserción social, por ello, propone dejar de alimentar a la llamada universidad del crimen que es la cárcel e implementar medidas cautelares que permitan tener a las personas en la calle en condiciones de reinserción.

No hemos contemplado que es obligación del estado proporcionar los mecanismos para que las personas que han cumplido una pena los que están bajo procedimiento puedan ser acompañados bajo su reinserción social. No es lo mismo aplicar que acompañarlos, un proceso que reactive el proceso de las personas que se encuentran en reinserción, se requiere que se den políticas públicas que mejoren sus condiciones para que se evite el factor más grave, la reincidencia. Para evitar que se sigan graduando personas en la universidad del crimen que es la cárcel, vamos quitándole alumnos, que no estén en la cárcel, utilicemos medidas cautelares que nos permitan tener en la calle a las personas en condiciones de reinserción”.