Portal informativo de análisis político y social

La guerra del agua: Alfaro vs Aristóteles

La guerra del agua: Alfaro vs Aristóteles

Jul 30, 2017

Por Mario Ávila //

Salvar Temacapulín, la presa El Zapotillo a 80 metros, evitar el transvase de agua a León y signar nuevos acuerdos de distribución del agua del río Verde que beneficien a Jalisco, son algunas de las propuestas de Enrique Alfaro en un nuevo enfrentamiento que se ve venir contra el gobernador Aristóteles Sandoval.

Una luz de esperanza se asoma en el horizonte de Temacapulín, luego de que el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez plantea una nueva alternativa para enfrentar, lo que llamó el problema número uno de Jalisco, el abasto de agua.

Su nueva propuesta habla de tomar la determinación de que la cortina de la presa El Zapotillo llegue solo a 80 metros, para lograr dos cosas fundamentales, que se salve el poblado de Temacapulín y que no se le otorgue agua a León, Guanajuato.

Al mismo tiempo plantea que la obra de la presa continúe, así como la realización de la infraestructura como El Purgatorio, para que el agua llegue finalmente a los municipios de Los Altos de Jalisco y a la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Para ello se habrán de tonar varias determinaciones relevantes que tienen qué ver con la necesidad de provocar la gestación ante Conagua, de nuevos acuerdos de distribución del agua del río Verde, así como se habrá de presentar una controversia constitucional para evitar el otorgamiento del derecho de vía en los terrenos por donde pasa el acueducto que llevaría el agua a León, Guanajuato.

Esta postura del alcalde tapatío, Alfaro Ramírez, el aspirante mejor posicionado en las encuestas de cara a la elección de nuevo gobernador de Jalisco en el 2018, en la que se acompaña de la mayoría de los presidentes municipales de la Zona Metropolitana y de la Zona Conurbada, así como de las fracciones parlamentarias mayoritarias de Jalisco en el Congreso del Estado y en la Cámara de Diputado Federal, llega un mes después de que el mandatario del PRI, Jorge Aristóteles Sandoval revelara el contenido de los estudios realizados por la UNOPS, en los que se determina como necesaria la altura de la cortina de la presa El Zapotillo a 105 metros, para que se beneficien los habitantes de León, Los Altos de Jalisco y la ZMG, aunque desaparezcan los poblados de Temacapulín, Acacico y Palmarejo, a quienes en campaña a la gubernatura un lustro atrás, ofreció defender.

Las posturas encontradas

En la presentación del trabajo realizado por el grupo político del Partido Movimiento Ciudadano, se advierte que una determinación es que desde el Congreso no se avalará el convenio con altura a 105 metros, que por garantizar el agua para Guanajuato, inunda Temacapulín y pone en riesgo el agua para Jalisco.

Se presentará un acuerdo legislativo exhortando al gobernador para que se cancele el convenio del 2005 y el nuevo convenio entre CONAGUA y Jalisco incluya los siguientes puntos: el agua debe ser para Jalisco, no al transvase a Guanajuato, cortina de la presa a 80 metros y no se inundara Temacapulín.

Los diputados habrían de presentar un acuerdo para que el Congreso promueva una controversia constitucional por la omisión de la aprobación que valida el otorgamiento del derecho de vía para la construcción del acueducto de Los Altos a Guanajuato, desde la presa El Zapotillo.

Nuevo modelo de gestión integral del agua

En la presentación del trabajo realizado para resolver el problema del agua, Enrique Alfaro hizo saber que la construcción de la presa El Zapotillo solo soluciona una parte del problema. “Lo que la ciudad y el Estado necesitan es un nuevo modelo de gestión integral del agua, que pueda verdaderamente atender temas como el mantenimiento de la red hidráulica para el abastecimiento, a fin de reducir las fugas que son una fuente de pérdida del vital líquido muy importante”.

Una política pública integral –dijo-, para implementar sistemas de ahorro de agua dentro de los hogares del área metropolitana de Guadalajara y la actualización de la normatividad en materia de urbanización para garantizar que exista la infraestructura en materia de captación de agua de lluvia y recarga de nuestros mantos acuíferos.

Y una vez resuelto el tema de la presa y del acuerdo de distribución –abundó-, lo que le planteamos al gobernador es la instalación de una mesa técnica con el Colegio de Ingenieros y la Cámara de la Construcción, junto con el Observatorio del Agua, para definir los proyectos para la conducción, derivación y el bombeo del agua para el abasto del área metropolitana y de los municipios de Los Altos de Jalisco. Y lo que le ofrecemos al gobernador, es nuestro apoyo y la representación de los diputados federales de MC para la relación de un frente legislativo para etiquetar los recursos que se requieran para la implementación de dichos proyectos, para que queden etiquetados en el Presupuesto de Egresos 2018, porque una cosa es hacer la cortina de la presa y otra será garantizar que el agua llegue hasta la presa El Purgatorio, que se haga la presa El Purgatorio y que tengamos el sistema de bombeo y distribución para la red de agua de la ciudad.

 Las verdades a medias de Aristóteles, según Alfaro

Plantea Alfaro Ramírez, que en realidad el agua de la presa El Zapotillo a105 metros, lo que se genera es que Jalisco deja de tener agua, con 910 millones de metros cúbicos almacenados, ya que la salida del agua que vendría a Guadalajara y a Los Altos, está diseñada en la parte baja de la presa y la salida del agua que va a Guanajuato está diseñada en la parte superior de la presa a 63 metros de altura, lo que significa que si la presa no tiene un nivel suficiente el agua para Guanajuato no sale, necesitas una altura y una presión suficiente para que esta toma pueda generar condiciones para que haya agua para León.

Le cierras aquí abajo y ya generas los niveles que necesitas, todo el interés en subir la altura de la cortina es en función del interés del estado de Guanajuato, no de Jalisco, el gobernador lo tiene que aceptar y asumir con seriedad. La altura a 105 metros solo le sirve a Guanajuato y va a generar un efecto terriblemente nocivo en toda la zona de Los Altos de Jalisco por muchas razones”, explicó el munícipe tapatío.

Detalló que con el escenario a 105 metros de altura se inundarían 3 mil 864 hectáreas y sólo 2 mil 100 hectáreas con la cortina a 80 metros. Los efectos que esta superficie inundada generarían en contaminación y gas de efecto invernadero son terribles.

Aseguró que la cortina a 105 metros inunda Temacapulin, “pero se llegó a decir que con la cortina 80 metros se inundaba también Temaca, lo que es falso, a 80 metros se salva Temacapulin, porque hay que revisar un escenario adicional en donde por cuestiones de operación está presa debe dejar un colchón de 20% con relación a la altura con respecto al nivel de operación máximo de la cortina, eso implicaría que el agua llegaría a 70.7 metros de altura y así Temacapulin queda totalmente salvado. Sí se contemplará eventualmente hacer algún tipo de contención preventiva adicional, lo que nos dicen los niveles topográficos es que Temaca se salva con la cortina a 80 metros”.

También expuso que el daño ambiental de la cortina a 105 metros tiene distintas manifestaciones. “No solo la inundación de Temaca, sino genera impactos ambientales graves, tendríamos el doble de gases de efecto invernadero y algunos que son 200 veces más dañinos que el CO2 que producen los coches en la ciudad; toda la superficie vegetal inundada se descompone, genera este efecto que tiene un impacto terrible en el medio ambiente. Hoy todo mundo entiende el impacto nocivo que tienen las presas en términos ambientales y aquí lo que seguimos es pensando en las mismas soluciones, buscando inundar casi el doble de la superficie que se inundaría con la cortina a 80 metros”.

 

La danza de los números

Alfaro Ramírez expuso que en el 2005 decían que el escurrimiento anual del caudal del río Verde era de 328 millones de metros cúbicos, para el Zapotillo en el 2007 se planteaban 700 millones de mts3 de almacenamiento y es el que propone el gobernador y sobre esta base dice que podría hacer un replanteamiento (nuevos acuerdos) para llegar a tener 1.8 para Guanajuato y 5.7 metros se podrían dividir para Los Altos y la ZMG.

Plantear –dijo-, un escenario de gasto firme de 7.5 metros por segundo es una fantasía, no hay ese gasto disponible, lo que sí planteamos es que puede haber un gasto firme de 5.6 metros cúbicos por segundo y nuestra posición es no al transvase a Guanajuato. Primero se tiene que resolver el agua para Jalisco, nuestro deber como jaliscienses es cuidar los interés del Estado, sabemos que el agua es de la nación, pero hay un problema de abasto terrible y esta presa se está construyendo en territorio de JaIisco, y si nuestro gobernador no defiende los intereses del Estado, quién los va a defender”.

De ahí que 5.6 metros cúbicos por segundo, sin transvase a Guanajuato y con 2 metros cúbicos para Los Altos y 3.6 metros cúbicos para la ZMG, es un sueño realista, objetivo y que nos permitiría establecer una mesa en el Observatorio del Agua, lo que sería un nuevo modelo de distribución del agua con dos premisas, no a transvase y la cortina a 80 metros.

Así terminaría la discusión, habría agua para la ciudad pero no es una solución total, con ello solo se aporta el 58% del agua que se necesita para resolver el problema de abasto para Los Altos y la ciudad.

Por ello pedimos a Aristóteles que reconsidere su postura, que volvamos a abrir la mesa de trabajo y le digamos  a la Federación cual es la posición de Jalisco, la que habremos de defender por los intereses de los jaliscienses; queremos del gobernador una respuesta sensata, sin confrontación y congruente con lo que él mismo ofreció, dijo que estaba dispuesto a debatir si había un análisis técnico serio, eso es lo que estamos poniendo sobre la mesa”, plateó el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez.

La demanda real de agua para Jalisco

El análisis que realizó el equipo del munícipe tapatío, se basó principalmente en los datos que generó la UNOPS con su estudio en el que presenta cinco escenarios posibles, cuatro con la cortina de la presa El Zapotillo a 105 metros de altura y solo uno a 80 metros.

De todos ellos establece el gasto firme, cuánta agua se puede sacar de la presa parta Guanajuato, la ciudad y Los Altos y se determinan 8.6 metros cúbicos por segundo, luego se van a otro de 7.5 y con ese modelo el gobernador dice que ese es la apuesta de Jalisco. En los escenarios más conservadores se tiene que considerar el efecto del cambio climático que no se considera la propuesta del gobernador.

El gobernador dijo que el caudal de 8.3 metros cúbicos por segundo no es viable y elige otro que no considera el cambio climático. Sin desacreditar el estudio de 4 mil hojas de la UNOPS, nos llama la atención la disparidad de las cifras, con las anteriores datos se diseñó el proyecto de la presa y ahora hablar de un escurrimiento anual promedio de 563 millones de metros cúbicos nos parece un problema básico en el estudio de la UNOPS”.

Aunque la propia UNOPS dice que es probable que en otros años habrá menos disponibilidad. La UNOPS dice que habría 563 millones de metros cúbicos al año, pero la CONAGUA decía que había 459 millones, la CNA deja que había 385 millones, y lo más curiosos de todo que cuando se incorpora el factor fundamental del cambio climático como factor que determina y acota la disponibilidad de agua, la cifra oficial CONAGUA dice que bajaría a 271 millones de metros cúbicos al año”.

La UNOPS hace un ejercicio de integración de la información disponible y genera una especie de modelo que permite construir distintos escenarios y llenar huecos de información, pero no es que haya hecho nuevas mediciones, sino que integró información para proyectar escenarios posibles.

No queremos generar una confrontación con el gobernador, al contrario, le queremos ayudar a que tome la decisión que Jalisco necesita, le queremos echar la mano para que no se equivoque, queremos apoyarlo para que defienda los intereses de nuestra ciudad y de nuestro Estado”.

Tampoco queremos inventar el hilo negro, nuestra propuesta no es novedosa y no busca cambiar el rumbo de la discusión, lo que traemos es una recapitulación y conclusiones que nos permiten explicar por qué tenemos que encontrar una salida a partir de un principio básico, las limitadas acciones que tiene la ZMG y Los Altos para abastecerse de agua y el río Verde es la opción más viable”.

El problema tiene que ver con saber la verdad del agua disponible y qué se pretende hacer con la presa El Zapotillo. Esta postura es la que habremos de defender, cerraremos filas en defensa de los intereses de Jalisco. Hoy la presa Elías González Chávez, pozos y Chapala, es de donde se dispone de agua para la ZMG”.

Alfaro Ramírez finalizó diciendo que es falso que el déficit de la ciudad sea de 3.4 metros cúbicos por segundo. “Eso solo donde abarca el SIAPA, pero la ciudad es de 9 municipios con varios que no son parte del SIAPA, hay que agregarle 2.6 metros cúbicos por segundo y así entendemos que el déficit real es de 6 metros cúbicos por segundo y si a eso le agregamos que Los Altos en donde la mayoría de los acuíferos ya están en condiciones de sobre explotación, tenemos un déficit de abasto de 3.9 metros cúbicos por segundo que se suma a los 6 de la ciudad, dan por resultado 9.9 metros cúbicos por segundo, de ahí que se concluya que el problema es mucho mayor que la simple construcción de una presa, requiere de un replanteamiento completo de la política de gestión integral del agua en la entidad”.

Decreto de distribucíon de agua:

El decreto presidencial de distribución de la cuenca de 1995 dice que a Jalisco le tocarían 12.2 metros cúbicos por segundo y a Guanajuato 3.8 metros cúbicos por segundo, con un volumen a distribuir de 16 metros cúbicos por segundo, pero en el 2005 se plantea la construcción de El Zapotillo a 80 metros, solo para Guanajuato y Los Altos.