Portal informativo de análisis político y social

La lucha por el poder los confronta: López Obrador y Alfaro, de aliados a enemigos

La lucha por el poder los confronta: López Obrador y Alfaro, de aliados a enemigos

Abr 10, 2018

Por Raúl Cantú //

De aliados a enemigos. Hace seis años Andrés Manuel López Obrador y Enrique Alfaro jugaron en el mismo equipo. Uno para candidato a la Presidencia de la República y el otro a la gubernatura de Jalisco. Los dos perdieron.

Hoy de nuevo los dos vuelven a ser candidatos a ambas posiciones y los dos son los favoritos en las encuestas, pero hoy rompieron lanzas y van por caminos separados y hasta confrontados.

AQUELLA ENTREVISTA CON JAIME AVILÉS

Pero las diferencias no nacen de estas elecciones. El agravio de Alfaro a López Obrador nace cuando el jalisciense decide abandonar el proyecto de López Obrador al no acompañarlo con Morena, para subirse años después al proyecto con otros partidos políticos como el PAN y PRD, con quienes a la postre y junto con el dirigente nacional de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, formarían la coalición Por México al Frente con Ricardo Anaya de candidato presidencial.

¿Pero qué piensa López Obrador de Alfaro? ¿Por qué afirma que éste es un político que busca el poder por el poder y la alianza tejida con Raúl Padilla?

El 9 de octubre del 2015, Andrés Manuel López Obrador fue entrevistado por el periodista e ícono de la izquierda mexicana, Jaime Avilés (ya fallecido), donde se refirió a Enrique Alfaro y Raúl Padilla, al afirmar que la génesis de ambos es el Grupo Universidad que no tiene ideales y que busca el poder por el poder.

Nosotros quisimos hacer un acuerdo con Alfaro y él no quiso caminar con nosotros, porque él tiene una concepción política distinta, yo no creo que sea un hombre con convicciones, con ideales, lo veo más como un hombre de poder, su movimiento es una especie de neopanismo, pero no está planteando cambiar el régimen, (busca) llegar a los cargos. Ocuparlos, no quisieron participar con nosotros (…) Los que decidieron participar con nosotros traen también muchos problemas, imagínate, casi todos ellos vienen del movimiento universitario… de donde viene Raúl Padilla”.

El gran cacique de Jalisco –subraya Jaime Aviles-.

Y López Obrador lo avala: “Imagínante, Padilla y los no Padilla”

Alfaro viene de allí. De hecho ya les dio puestos en su nuevo equipo de gobierno –precisa Avilés-

AMLO, responde: “Sí y se entienden y se van a entender, pero te encuentras con otros personajes que supuestamente están en contra de Padilla, pero tienen la misma formación, se quedaron en el almanaque, en aquellas luchas que tampoco tenían luchas de ideales y de principios, es el poder por el poder, no es fácil encontrar con quién apoyarse”.

LO DIFÍCIL DE MORENA EN JALISCO

Antes López Obrador había referido a lo complicado que ha sido organizar Morena en Jalisco en razón precisamente de que el Grupo Universidad tiene metida la mano en todos lados. “Es muy difícil. No tuvimos a los dirigentes. Yo no lo puedo hacer todo. Se requieren dirigentes en los estados, en las regiones, no es tan fácil. Siempre hablamos de neoliberalismo y de la crisis económica, pero se nos olvida la crisis política, en estos 30 años acabaron con todo, o sea la cultura de las convicciones, de los principios, lo que predomina es el oportunismo, el individualismo, la simulación, la falta de democracia, eso es lo que predomina. Por ejemplo el caso de Jalisco, nos apoyamos primero en gente que decidió irse con Alfaro, nosotros quisimos hacer un acuerdo con Alfaro y él no quiso…”.

LA DESCALIFICACIÓN DEL INOMBRABLE

En su primera visita ya de candidato oficial a Jalisco, Andrés Manuel López Obrador abrió fuego contra Enrique Alfaro que hoy apoya a Ricardo Anaya, el abanderado presidencial de la coalición de México al Frente. “Quiero que Carlos (Lomelí) sea gobernador de Jalisco porque quiero entenderme con un gobernador como Carlos Lomelí. Voy a respetar la voluntad del pueblo de Jalisco, pero sí deseo, de todo corazón, que Carlos sea el próximo gobernador de Jalisco. ¡Les pido que su voto sea parejo! ¡Que nos den la confianza por completo! ¡No quiero tener que entenderme, toco madera, con otros! ¿Saben qué? ¡No les tengo confianza…a los otros! ¡A uno en particular que ni siquiera voy a mencionar su nombre! ¡Es un traidorzón! ¡Y ahí les dejo la tarea…, no les va a costar mucho trabajo investigar a quien me refiero! ¡Pero eso es más de lo mismo! ¡No se dejen engañar! ¡Eso es gatopardismo! ¡La misma gata, nada más que revolcada!

Alfaro a su vez que se distingue por ser de mecha corta y le gusta subirse al ring para hacer honor a su fama de entrón y echado para adelante, cuando se trata de responderle las descalificaciones de López Obrador ha sido prudente y no se ha subido al ring. Sin embargo no dio nota. Prefirió hablar de amor y paz, y para que haya pleito se requiere de dos. No picó el anzuelo.

PACTOS HASTA CON SALINAS DE GORTARI

No es la primera ocasión que el político tabasqueño hace referencia a Enrique Alfaro. En septiembre del pasado año desde Los Altos de Jalisco López Obrador pintó una radiografía muy distinta a la que el alcalde de Guadalajara con licencia oferta. “Alfaro es demagogo, falso, no está cumpliendo con lo que le ofreció a la gente y ahora anda en alianza con los políticos corruptos”.

Precisamente Enrique Alfaro y Raúl Padilla fueron pieza clave en la construcción de la coalición del Frente que logró unir al Partido Movimiento Ciudadano con el PAN y el PRD y que hoy postula a Ricardo Anaya a la Presidencia de la República.

Lo que les estoy diciendo lo pueden investigar, con decirles que tiene alianza hasta con Aristóteles, no tiene principios ni ideales, es un politiquero (…) pero tiene también alianza con Salinas, con Calderón, con Fox y con toda esa malanteada, no es una gente seria (…) Yo creo que la gente de Jalisco ya se dio cuenta que el PRI, el PAN, el llamado Movimiento Ciudadano es más de lo mismo y van a darnos su confianza y nosotros no vamos a traicionar al pueblo de Jalisco”, dijo en septiembre del 2017 de la misma forma en Yahualica en asamblea informativa frente a militantes.

Los partidos que lo integran, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano firmaron el Pacto por México (“contra México, son cómplices del gasolinazo y han aprobado año con año a cambio de moches, el presupuesto enviado por Peña al Congreso”), escribió después López Obrador en redes sociales.

Entre el 14 y el 15 de septiembre del 2017 López Obrador visitó los municipios de Arandas, Yahualica y Jalostotitlán para encabezar reuniones con militantes de Morena, precisando que su proyecto político está en contra de inundar el pueblo de Temacapulín, de acuerdo al proyecto del gobierno federal que en ese tiempo impulsaba la construcción de la cortina de la Presa de El Zapotillo llegara a 105 metros de altura.

RESPETO A AMLO”: ALFARO

¿Y cómo tomó Alfaro el insultó que recibiera de López Obrador?

En entrevista con el Diario Milenio un mes después (octubre del 2017) de esa expresión negativa en su contra, el entonces alcalde de Guadalajara se tragó las injurias.

A la pregunta qué le enojó a AMLO de Alfaro, dijo: “No tengo idea. Me pidió irme a Morena. Le expliqué que iba a costar dejar MC”.

¿Quién traicionó a quién?

Lo único que he hecho en los últimos años de mi vida política ha sido ayudar a Andrés Manuel. Que venga a decir lo que dijo es lamentable”.

¿Algo que nos quiera advertir de él?

Lo respetaré por lo que fue: un líder muy importante. Pero no me gusta el nuevo tono y la dinámica en la que se encuentra”.

¿Dice AMLO que es un demagogo?

Andrés Manuel vive en otro planeta. Desprecia la política local. Él tiene un pedestal desde el cual cree que puede ver el mundo, es un grave error.

¿Simulan que están enojados?

No estoy enojado. Me entristece ver su posición. No creo que esa le sirva a México.

¿Qué sabe AMLO de usted y sus acuerdos con Aristóteles?

Sé más de la gente que rodea a AMLO que lo que él pueda saber de algo malo mío.

¿Por ejemplo?

Muchos personajes de por aquí que son la nueva clase política de Morena. Al tiempo.

%d bloggers like this: