Portal informativo de análisis político y social

LA MARIHUANA REBOTARÁ EN EL MURO Y SE QUEDARÁ EN MÉXICO

LA MARIHUANA REBOTARÁ EN EL MURO Y SE QUEDARÁ EN MÉXICO

Nov 19, 2016

Graves son las consecuencias para México en materia de drogas, tras el triunfo de Donald Trump y la aprobación en 32 estados de la Unión Americana para el uso recreativo de la marihuana, según análisis del investigador de la Universidad de Guadalajara, Francisco Jiménez Reynoso.

Explica el académico, paralelo a la legalización de la marihuana en uso lúdico se estará dando luz verde a la siembra del enervante, lo que provocará que Estados Unidos sea autosuficiente en la producción del vegetal verde, por lo que la cannabis que va de México ya no tendrá mercado y podría quedarse para el consumo en casa.

Por otro lado, con la construcción del muro y el reforzamiento de la vigilancia en la frontera, como lo ofreció en la campaña el presidente electo Donald Trump, muchas de las drogas prohibidas rebotarán, se quedarán en el país y se agudizará el consumo y se incrementará exponencialmente el número de adictos en el país.

Jiménez Reynoso habló en primera instancia de los 32 estados que aprobaron el uso recreativo de la marihuana y dijo: «Ellos lo hacen como una estrategia en su beneficio, en virtud de que Estados Unidos es el país número uno en el orbe en el consumo de la marihuana y por eso otros países de Centro y Sudamérica lo abastecen, encontraron ya un estilo de vida abasteciendo a los consumidores de Norteamérica».

«Países como Colombia, Chile, Brasil, México, eligieron una forma de vida que fortaleció a diversos cárteles dedicados a la venta y exportación de marihuana a Estados Unidos; el problema es que el tema del trasiego arrastra muchos conflictos, trae drogadicción, hay peleas por las regiones entre los cárteles, hay disputas territoriales entre narcotraficantes y eso desde hace algunos años lo detectaron los norteamericanos y con la finalidad de ir abatiendo este problema que se convierte en una espiral de violencia, finalmente deciden ir regularizando gradualmente el consumo con fines recreativos».

PROMOCIÓN DESDE HOLLYWOOD

«La estrategia es tal que en el caso de Hollywood de 10 películas que se realizan, 7 promueven el consumo de la marihuana manejando escenas en donde fumar la hierba es como si ya fuera muy cotidiano y lo hacen hasta causando gracia, en tono de broma; por eso es que hay tanto adicto a la marihuana en Estados Unidos y ahora con la finalidad de combatir a los narcotraficantes mexicanos, colombianos y brasileños deciden desarticular esos negocios de manera inteligente, ahora permiten que puedan sembrar en sus casas, en sus patios, determinado número de metros cuadrados para consumo personal o familiar del enervante».

Jiménez Reynoso, experto en el análisis de temas de seguridad, aseguró que esta situación habrá de traer rebotes o consecuencias, «una de ellas es que en este momento ya no es negocio sembrar marihuana para los narcotraficantes mexicanos, por lo que habrán de cambiar de giro y ahora en vez de sembrar marihuana habrán de sembrar productos derivados de la heroína, la amapola, se habrán de multiplicar los laboratorios de drogas sintéticas, otras sustancias son las que se habrán de estar produciendo para enganchar a otro tipo de consumidores en el mercado estadounidense, pero drogas que sigan estando prohibidas».

Reveló que ya el cártel sinaloense tuvo la capacidad a nivel mundial de ser pionero en la producción de la heroína de color blanco, que enloquece a los norteamericanos, es más cara y esa es la moda en este momento, «y otras sustancias que siguen estando prohibidas como la cocaína, son las que van a estar produciendo los mismos narcotraficantes que antes producían la marihuana, ahora que los norteamericanos que empiezan a ser autosuficientes, simplemente van a cambiar de giro».

Aquí viene otro problema coyuntural —dijo—, ahora que ha ganado Donald Trump, al menos si todo marcha como la Constitución lo indica, es decir, si no pasa nada extraordinario, va a estar al frente 4 años y eso del muro es algo cuestionable porque ya tienen cientos de kilómetros de muro, la realidad es ampliarlo y reforzarlo, eso ya tiene tiempo, no es nuevo, pero al momento que se refuerce la vigilancia, el problema es que el trasiego de esos productos prohibidos va a rebotar en el muro de manera franca y directa en casa y habrá más consumo entre los mexicanos, habrá más oferta, se podría incluso abaratar el precio.

«Es decir, abundó, las repercusiones serán graves y serias con la llegada de Trump, porque ellos están actuando, en mi opinión, preservando su soberanía y a su país, ellos están actuando con inteligencia y yo no veo que en nuestro país se estén buscando opciones de la misma manera. Yo no veo planes de las autoridades mexicanas de qué es lo que va a pasar con la posible deportación, casi inminente de tres millones de mexicanos con antecedentes penales, en dónde se van a emplear, a dónde se van a ir, en dónde se van a ubicar estas personas que van a deportar… en fin, no veo la inteligencia de las autoridades mexicanas para reubicarlos, para darles un trabajo, para evitar que se vayan a las calles a delinquir. De por sí como está la inseguridad en México y todavía mandar a 3 millones de mexicanos a las calles, eso puede complicar la situación, aún más de lo que está».

Otra complicación que tendrá este rebote de las drogas en el muro y ante la medida de la aprobación en 32 estados de la Unión Americana del uso recreativo de la marihuana, se dará en el tema de salud, según lo explicó el universitario Jiménez Reynoso.

«México enfrentaría una crisis severa en materia de salud, una vez que la marihuana se quede en México y aumente sustancialmente el número de usuarios en el país, es decir, habría más consumidores, habría más adictos, habría más enfermos, se incrementaría, en mi opinión, la delincuencia porque el adicto comienza robando dinero en su casa para comprar la mercancía, después le sigue robando objetos en su casa a sus familiares, posteriormente al acabarse esos objetos en su hogar, el siguiente paso son los cristalazos para sacar bolsas, computadoras, carteras, teléfonos, autoestéreos o autopartes para rematarlas y seguir comprando droga.

«Luego viene otra escala que es la posible incorporación a bandas semiorganizadas, ya no actúan solos, se adhieren a un grupo de sujetos que no pertenecen al crimen organizado como tal, pero tampoco es delincuencia común, es un híbrido, en mi opinión. Y de ahí los delincuentes dan el salto a los cárteles o al crimen organizado, las organizaciones con poder logístico, organizacional y me atrevo a decir que hasta político.

El investigador aseguró que el camino o la tendencia que nos están trazando como país, es ir hacia la legalización de la marihuana para fines recreativos, pero la diferencia con Estados Unidos es que ellos son un país de primer mundo, con una economía fuerte y sólida, con una cultura muy distinta. «Lo que allá es recreación, aquí habrá de ser un pobre marihuano, son dos cosas muy diferentes vistas desde la óptica de la sociedad y ante ello se habrá de ver la diferencia más marcada en lo que son los sistemas de salud de ambos países», expuso el también profesor en el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades de la UdeG.

«Yo no veo en México una campaña seria, fuerte, sólida en relación a la prevención del uso de las drogas, solo veo políticos oportunistas que aprovecharon la coyuntura del momento para sacarse fotos con los debates de la marihuana y al terminar esas mesas de trabajo aventaron el tema, se ocuparon de sus asuntos y la propuesta la dejaron al garete, es decir, no hay seriedad en un programa de difusión para prevenir a los jóvenes y niños sobre las consecuencias que les puede acarrear el consumir marihuana», finalizó diciendo el investigador Francisco Jiménez Reynoso.