Portal informativo de análisis político y social

LA SOCIEDAD MEXICANA NECESITA VER A POLÍTICOS EN LA CÁRCEL DEVOLVIENDO DINERO

LA SOCIEDAD MEXICANA NECESITA VER A POLÍTICOS EN LA CÁRCEL DEVOLVIENDO DINERO

Jul 10, 2016

La llegada de la democracia en el país no terminó con la corrupción, la encareció, sostiene el diputado federal de Movimiento Ciudadano, Macedonio Tamez Guajardo, quien lamenta el desgaste de la clase política con la sociedad, pues para donde se voltee, la impunidad impera, y eso es una carga que como político tiene que cargar.

Entrevistado en Conciencia al Aire, el doctor Macedonio Tamez, con amplia trayectoria política, afirmó que terminar con la corrupción es posible, sin embargo hay que ir de fondo a cuestiones culturales muy arraigadas en la sociedad mexicana.

«Lo que me tiene pasmado es que yo luché por la democracia por muchos años desde el PAN pensando que cuando tuviésemos democracia en México se iba a acabar la corrupción porque si había alternancia se cuidarían unos a otros y no sucedió, tuvimos democracia, hubo alternancia en el poder, no se acabó la corrupción, al contrario, se encareció, porque antes era un solo partido el que robaba a los mexicanos, ahora son todos los partidos, se multiplicó. No quiero decir que no estoy de acuerdo con la democracia, es lo que tenemos, pero sí me decepciona que no deparó en una mejoría para la sociedad mexicana, veamos la miseria de país que tenemos».

Subraya que la corrupción «viene con la visión personal de cada uno de nosotros, no entrarle a ciertas cosas y saber decir que no, decir que no y decir que no, que la gente se comporte bien desde su ámbito de poder. Por supuesto, tenemos que aplicar la ley, el mexicano promedio tiende a violar la ley y faltar a la verdad y tomar lo que no es suyo, lo digo como mexicano que soy conociendo a mis conciudadanos. El mexicano promedio es corrupto, tiene que ver con eso».

El tema, que tiene de fondo un contexto cultural y educativo, viene desde la población hasta la clase política, a la cual el legislador recuerda una anécdota durante su paso como jefe de la Policía de Guadalajara.

«Una vez en un foro que teníamos dijo un académico de Monterrey el saber por qué los policías eran corruptos, por ser mujeriegos, le di la razón pero en realidad la corrupción es común en toda la sociedad mexicana. No me gusta decir que es una cultura, porque el concepto lo quemó el presidente Enrique Peña Nieto, yo digo que es un sistema mediante el cual el país camina, pero camina mal, causando pobreza, injusticia, generando desigualdad junto a 50 millones de pobres. Lo primero es reconocerlo, luego viendo cómo combatirlo, a nivel personal no entrarle».

En las diversas etapas como político, se le recuerda su labor en Zapopan, donde entró a la administración con siete mil empleados y no aumentó la nómina, además corrió gente por actos de corrupción.

«En aquel tiempo era del PAN, con orgullo, cuando me hice presidente de Zapopan el partido quería que metiera gente a la nómina y no, lo que hice fue darle plaza a los que tienen antigüedad, querían que perdonara atrocidades de la anterior administración y tampoco lo hice. Fue lo que me empezó a desalentar en la relación con el partido. Eso lo encuentra uno en todos lados, eso debemos combatirlo con firmeza y determinación.

—¿Cree que en Movimiento Ciudadano es mejor la situación que en el PAN?

—En este momento sí creo que lo sea, al menos en Jalisco, porque ha hecho cosas buenas, tiene gente buena en su plantilla y la lleva bien. Está en riesgo, como toda institución política, lo he advertido y espero que si alguien un día se corrompe tenga la entereza de echarlo fuera y procesarlo penalmente.

—Sobre los actores que emigraron de Acción Nacional, ¿qué opina?

—Sin dar nombres, de la gente que emigró de un partido a otro hay buenos, malos y regulares. Hay de todo en todos lados, no diré que se fue gente buena, también salió gente mala, pero en Acción Nacional quedó gente buena, expreso mis respetos por Miguel Ángel Martínez Espinoza. Deseo bien al PAN, México necesita partidos políticos sólidos, fuertes y congruentes, tanto de derecha como de izquierda.

 

Escasa cultura de legalidad

Emilio Gonzalez

—El tema de fondo son las instituciones, que sean sólidas…

—Es una escasa cultura de legalidad en México. La democracia pensamos ingenuamente que cuando cambiase de partido el gobierno, el nuevo gobierno metería a la cárcel al anterior y no se dio así, se ponen de acuerdo para taparse unos a otros y compartir negocios. Recuerdo, siendo presidente de Zapopan, llegó un regidor del PRI a tratar unos asuntos y al final me dijo si habría negocio o no, le dije que no, así de descarado, se puede dar origen a la complicidad en diversos partidos y está pasando. Debemos acusar, estoy en la Cámara de Diputados en la Comisión Jurisdiccional, buscamos los juicios políticos y nada, he mandado oficios preguntando por juicios políticos y están congelados los expedientes, logramos que se creara la subcomisión de Examen Previo que tenía trece años sin instalarse, hubo prensa y discursos y no pasa nada. La sociedad mexicana necesita ver miembros de la clase política en la cárcel devolviendo el dinero.

 

No hay interés por combatir la corrupción

Corrupción en el gobierno

—¿Contra quiénes había juicio político?

—Contra el gobernador Duarte de Veracruz, el de Chihuahua, el de Oaxaca, pero también muchos otros, por ahí tengo la lista. Yo les decía a los del PRI que lo hicieran para que la sociedad viera que están trabajando, aunque sea un poquito de consideración, pero no hay interés, hay una total vocación por la impunidad absoluta. Ya México ha cambiado, las redes son un factor importantísimo. Siento que la clase política en general debe dejar de proteger a los suyos y empezar a fincar responsabilidades, sobre todo penales, los mexicanos queremos ver a ladrones del gobierno en la cárcel.

—¿No reconoce usted que cuando cambió el gobierno se encareció la política? Más gente, más empleados, más dinero…

—Se encareció y fue creciendo, en términos generales los primeros gobiernos de oposición en toda la república fueron los mejores y poco a poco fueron decayendo, los funcionarios poco a poco fueron viendo que era fácil robar. Hay que analizar los estados que tuvieron varios sexenios con gobiernos de oposición y cómo los mejores fueron los primeros, entonces dónde está la congruencia.

 

La seguridad cada día peor en Jalisco

GUADALAJARA, JALISCO, 24FEBRERO2016.- Cuando viajaban en la patrulla numero 1703 de la corporación de Seguridad Ciudadana de Tlaquepaque, el Director Operativo, Francisco Alejo Rodríguez y sus dos escoltas fueron ejecutados a balazos, esta tarde a las afueras del Motel Los Pinos, que se ubica en la Avenida Revolución casi al cruce de la Avenida Lázaro Cárdenas en el municipio de TlaquepaqueFOTO : FERNANDO CARRANZA GARCIA / CUARTOSCURO.COM

—Es un experto en cuestión de seguridad. ¿Cómo ve el tema en el estado?

—La veo cada día peor, hay que ver la cifra de homicidios, hace falta una acción contundente para combatir la ola de inseguridad que lleva un rato pero que está creciendo, eso no puede verse más que omisiones de quien debe procurar justicia tanto en lo estatal como en lo federal.

—¿Y en los municipios?

—Le están echando ganas, pero esa falta de coordinación con las autoridades estatales y federales está costándole a la población. En mi libro platico que siendo director de la Policía de Guadalajara tenía tres enemigos, por un lado los delincuentes, por otro lado a muchos de los propios policías que se negaban al cambio, pero mi tercer enemigo era la clase política, con los que más batallaba, con regidores y diputados locales, friegue y friegue, pidiendo favores de esos que no se deben dar, pidiendo plaza para su gente que no tenía la capacidad de serlo, pidiendo todo tipo de favores.

—¿Eso le generó empatía en el mismo PAN?

—Pues sí, pero mi lucha era con regidores del PAN y del PRI, lo menciono porque la clase política debe tener su responsabilidad, poner el ejemplo y no solamente no violar la ley sino evitar que se viole.

 

MC tiene la frescura de la innovación

PMC

—Movimiento Ciudadano le dio la oportunidad de ganar una elección. ¿Qué futuro le ve?

—Tienen la frescura de la innovación, están siendo cuidadosos en la elección de cuadros, en el poco tiempo que lleva vigente el movimiento en Jalisco lo veo prometedor, he visto gente que aprecio y me entiendo que deben cuidar que no se caiga en la corrupción, en el favoritismo y la prepotencia, que es lo que tiene perdidos a todos los políticos.

—Y en la Cámara de Diputados Federal, con Clemente Castañeda ha encontrado eco…

—Es un magnífico coordinador, un magnífico parlamentario. Yo no hablo bien de la gente gratuitamente, no tengo ese tipo de cortesías, y la verdad Clemente es un hombre brillante y honesto, tiene una manera de dirigir la fracción y trabajar con las demás fracciones muy serio, creo que Clemente Castañeda es de lo mejor que tiene Movimiento Ciudadano.

—¿Ha sido un buen descubrimiento?

—Ha sido agradable, hemos hecho buen compañerismo y buena amistad. Bajo su nombramiento, Movimiento Ciudadano ha destacado a nivel federal en la Cámara, hemos sostenido posturas contra la corrupción, autoritarismo, ya se nos conoce y reconoce, eso me da mucho orgullo.

—Movimiento Ciudadano creció en Jalisco, a nivel nacional no es así. ¿Es cierta la percepción?

—Tiene visos de partido regional, es un partido fuerte en Jalisco, el más fuerte y espero lo siga siendo, a nivel nacional no, por muchas razones, porque encuentra uno a gente de todos los orígenes, eso no deja de desconcentrar a los electores, sin embargo la línea es propositiva.

—En cuanto al nuevo sistema que se está implementando, donde recae el primer contacto con la policía municipal. ¿Ve a los elementos capacitados?

—La verdad, más que hablar a favor de un sistema u otro, mi reflexión es que de qué sirve hacer leyes si no se cumplen, de qué sirve poner un sistema nuevo si no se cumple y se dejará al garete, el problema de fondo es que dejen hacer las cosas. Pero ya siendo objetivo, el nuevo sistema tiene cosas que lo hacen impráctico, se debe capacitar a los policías, me consta que hay policías que prefieren hacer caso omiso para evitar más trabajo, creo que la concepción del nuevo sistema debió añadir una partida presupuestal para aumentar el número de policías y reducir su trabajo. Al margen de la poca vocación de hacer las cosas de algunos servidores públicos, sí adolece el nuevo sistema de cosas prácticas como esto.

—Parte clave del nuevo sistema es el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, pero le falta personal…

—La mejor y más brillante de las ideas en materia de administración pública si no va acompañada de presupuesto suficiente no sirve para nada. Está el factor humano, un policía no puede estar lúcido después de 12 horas, los informes que se llenan aseguran que el ministerio público fincará bien la acusación, pero tiene que haber personal en policía, es desigual. En Ciencias Forenses es igual, hay gente muy buena ahí, pero con tanto homicidio en Jalisco, las ideas brillantes se quedan si no van acompañadas de dinero para hacerlas realidad.

 

Lo peor que tenemos, el poder judicial

—Había una buena oportunidad de mejorar la justicia y la echaron a perder en el Poder Judicial por un vicio de origen de perversión. ¿Qué opina?

—De acuerdo. El Poder Judicial tiene sus cosas, pone gente inadecuada en puestos. Para donde voltee uno hay irregularidades, a veces me canso, es pesado tanto problema, puntualizó.

 

Sumario

  1. Me decepciona que la democracia no haya logrado mejoría para la sociedad.
  2. El mexicano promedio tiende a violar la ley y faltar a la verdad.
  3. Como alcalde el PAN me pidió metiera gente a la nómina y no lo hice.
  4. En Zapopan corrió gente por actos de corrupción, incluyendo a panistas.
  5. En los partidos políticos y en el PAN hay de todo: gente buena y gente mala.