Portal informativo de análisis político y social

La visión del académico Francisco Jiménez: Una Costa Sur muy caliente; focos rojos y prácticas de delincuencia organizada

La visión del académico Francisco Jiménez: Una Costa Sur muy caliente; focos rojos y prácticas de delincuencia organizada

Ene 8, 2018

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Mario Ávila //

Un llamado de emergencia, más allá de los protocolos de “focos rojos” que se encienden cuando hay una alerta en materia de seguridad, fue e que planteó como una medida indispensable para la región de la Costa Sur de Jalisco, el académico Francisco Javier Jiménez Reynoso, luego de que el año 2017 cerró con dos asesinatos de políticos, Salvador Magaña, coordinador de PMC en La Huerta y el diputado local Saúl Galindo Plazola, del PRD en Tomatlán.

Con ello ronda ya los 200 crímenes cometidos en contra de servidores públicos en Jalisco en un lustro, sin embargo han sido en la región de la puerta de la llamada “Costa Alegre”, en donde se han concentrado los ataques más impactantes o bien han sido funcionarios que tienen su origen ahí, los que han sido las víctimas de las embestidas criminales en Jalisco.

El abogado e investigador de la UdeG, Jiménez Reynoso advierte que las acciones de la autoridad deben tomarse de inmediato, sobre todo para garantizar un adecuado proceso electoral que ya se encuentra en marcha, ya que los riegos no solo son para los actores políticos que aspiran a contender por un cargo de elección popular en la región, sino para los trabajadores de los órganos electorales que acuden con temor y a riesgo de sus vidas, a preparar la elección en esa zona.

El riesgo –dijo-, es inminente de que las prácticas de la delincuencia organizada estarían siendo utilizadas en el proceso electoral 2018, las amenazas cumplidas están a la orden del día y a pesar de que se presenten denuncias, los matan.

Golpean a capacitadores electorales –abundó-, amenazan a la gente, hay un riesgo verdadero para los organizadores del proceso electoral y para los candidatos de todos los partidos políticos, por ello los servidores públicos y los políticos de alto nivel se han mostrado asustados y consternados.

Expuso que los focos que se han encendido en esta región del Estado son “más que rojos” y aseguró que en Jalisco estamos prácticamente al mismo nivel de riesgo que en Guerrero.

Planteó que podrían darse casos como los que él personalmente vivió hace 12 años cuando asesoraba a un político de Zamora, Michoacán, en donde se llegó al extremo de lanzar bombas para incendiar las oficinas del IFE y destruir toda la documentación del proceso electoral.

Los trabajadores de los órganos tienen miedo, y así me lo han dicho de primera mano, entran con sus carpetitas dócilmente en sus vehículos oficiales y se paran junto a ellos gente armada con grandes camionetas para azuzarlos y ponerles un tiempo límite para hacer su trabajo y salir del municipio”, planteó el académico experto en temas de seguridad y electorales, Francisco Jiménez.

ASESINATOS QUE HAN CAUSADO CONSTERNACIÓN

El 9 de marzo del 2013 a una semana de iniciado el gobierno de Jorge Aristóteles Sandoval asesinaron en Av. Acueducto al recién designado Secretario de Turismo, Jesús Gallegos Álvarez quien fue ejecutado en la Colinas de San Javier, al salir de una reunión de gabinete en Casa Jalisco.

Un año después se dieron los homicidios del diputado federal, Gabriel Gómez Michel, (PRI-PVEM) y de Manuel Gómez Torres, alcalde de Ayutla, los que causaron conmoción en la sociedad de Jalisco.

El año 2015 no estaría exento de un crimen de un funcionario, ya que Javier Galván Guerrero, también oriundo de Autlán y delegado del ISSSTE en Jalisco, fue abatido a balazos en la Colonia Ladrón de Guevara.

Ese año muere también asesinado Feliciano García Fierros, regidor de San Pedro Tlaquepaque y días más tarde matan a su hijo; la tarde del miércoles 24 de febrero Francisco Javier Alejo Rodríguez, subdirector operativo de la Policía de Tlaquepaque y sus escoltas Daniel Rocha Chávez y José de Jesús Hernández Centeno fueron asesinados.

Han caído además directores de las corporaciones policiacas de otros municipios como Zapotlanejo, Zacolaco de Torres y Ahualulco de Mercado, entre otros, hasta sumar casi 200 servidores públicos de diversos niveles asesinados en Jalisco hasta la fecha.

TOMATLÁN LO VIO NACER Y SU PUEBLO LE DIJO ADIÓS

El diputado perredista Saúl Galindo fue asesinado en presencia de su hijo, la mañana del 28 de diciembre del 2017 en su tierra natal, Tomatlán. El legislador del PRD viajaba en una camioneta Ford Lobo de color gris, en la Carretera Federal 200, cerca de su rancho, cuando fue abatido interceptado, bajado de su unidad y asesinado.

Galindo Plazola era presidente de la Comisión Legislativa de Justicia, y anticipó licencia a su cargo para contender por la alcaldía de Tomatlán, cargo que ya había ocupado, de 2013 a 2015.

El dirigente estatal del PRD, Víctor Hugo Prado, dijo que el hecho es parte de la espiral violenta que vive Jalisco. “No queremos especular quienes pudieron ser los autores intelectuales y materiales, lo que queremos es una investigación”, expuso.

Saúl Galindo, licenciado en Ciencias Sociales, era miembro de la Legislatura LXI en donde además de presidir la Comisión de Justicia, era vocal en las comisiones de Sistema Estatal Anticorrupción, Ganadería, Desarrollo Regional, Turismo, Comité de Planeación del Poder Legislativo, Desarrollo Urbano, Movilidad y Transporte, Vialidad, Transporte y Comunicaciones, Puntos Constitucionales, Estudios Legislativos y Reglamentos, Administración, Vigilancia y Responsabilidades.

Fue coordinador de SEDESOL Jalisco; entre el 2001 y 2003 fue director de Obras Públicas del Ayuntamiento de Tomatlán, en la administración 2004 – 2006 fue Regidor en el Ayuntamiento de Tomatlán y fue presidente municipal en el período 2012-2015.

ASESINAN A ACTIVISTA DE MC QUE DENUNCIÓ AL PRI

Cuatro días antes, es decir el 24 de diciembre del 2017, Salvador Magaña, activista y coordinador del Partido Movimiento Ciudadano (PMC) en el municipio de La Huerta, fue secuestrado y asesinado.

“Salvador fue un líder social y un defensor de derechos humanos muy importante. Desde hace muchos años tuvimos oportunidad de dar muchas batallas juntos”, señaló su compañero de partido, el diputado federal Clemente Castañeda.

Según detalló este diputado federal por el MC, el 23 de diciembre se produjo el secuestro de Magaña, y en Nochebuena hallaron su cadáver abandonado en una carretera, con varias heridas de arma blanca. “Fue asesinado a sangre fría”, denunció.

Según explicó el legislador, se desconocen las causas del asesinato de Magaña, quien fue un importante líder social y defensor del medioambiente en la región de La Huerta y las playas de Costalegre.

Según destacaron medios locales, días antes de su muerte Magaña también denunció vía redes sociales un supuesto traslado de despensas del sistema estatal de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) a las oficinas municipales del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) en La Huerta.

“Vamos a levantar la voz y exigir justicia para Salvador y para sus familiares. No vamos a permitir como sucede a miles de víctimas en este país que sea simple y llanamente criminalizado porque la autoridad es incapaz de hacer justicia”, expuso Castañeda Hoeflitch.


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad