Portal informativo de análisis político y social

«Las normas deben ser más justas, necesarias, eficaces»: Arturo Zamora

«Las normas deben ser más justas, necesarias, eficaces»: Arturo Zamora

Sep 3, 2016

«Las normas deben ser más justas, necesarias, de mayor eficacia, y debe haber entonces congruencia entre los objetivos proclamados en nuestra Constitución, fundamentalmente en lo que hoy proclama el Artículo Primero Constitucional con la norma penal», resaltó el senador Arturo Zamora Jiménez al argumentar su tesis «Armonización del Corpus Iuris, en el Sistema Penal Mexicano», con que aprobó el examen de grado de Doctor en Derecho por el Instituto de Estudios Jurídicos, en la Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz, en Guadalajara, el 26 de agosto del presente año.

El jurado examinador fue presidido por la doctora en Derecho Consuelo Sirvent Gutiérrez, decana de la UNAM, e integrado también por los doctores José Guillermo García Murillo, José de Jesús Becerra Ramírez, Carlos Ramiro Ruiz Moreno y Rogelio Barba Álvarez, quienes aprobaron con mención honorífica al senador Zamora Jiménez. Es así uno de los pocos integrantes del Senado de la República con grado académico de Doctor, sólo 14 de 128.

Al referir la reforma constitucional del año 2011, Zamora Jiménez indicó que «la reforma al Artículo Primero dio lugar ya a un proceso de unificación cuando se publicó en el ámbito de nuestro Derecho Procesal el Código Nacional de Procedimientos Penales, buscando así concentrar en una norma de procedimiento todos los derechos y las libertades que se establecen a nivel metaconstitucional, producto precisamente de los pactos que México ha venido celebrando en el ámbito internacional, y que hoy cobran vigencia de obligación en todas las aplicaciones de las normas nacionales».

 

Es necesario recodificar

El senador Arturo Zamora recordó que a partir de la reforma constitucional de 2011, el Poder Legislativo estableció un camino para unificar un código nacional de procedimientos penales, y en este sentido dotó de un gran contenido, no creando nuevos derechos, porque ya estaban allí, solamente reconociendo estos nuevos derechos, haciendo una declaración, elevándolos como una parte sustancial del ser humano, en la plenitud de la naturaleza del ser humano. Por esa razón, añadió, el legislador apresuró tener ya un contenido uniforme en una materia muy importante que es el procedimiento penal.

Sin embargo, argumentó:

«Frente a la dispersión de normas penales se requiere la unificación y la codificación… Códice significa unir en un solo momento, en un solo texto, todo aquello que significa una sola materia. Nosotros como legisladores no codificamos, estamos descodificando y, entonces, creamos normas dispersas, de muy difícil conocimiento y por tanto de muy difícil aceptación por parte del destinatario de la norma».

 

Derechos Humanos

Comisión Estatal de Derechos Humanos

Comisión Estatal de Derechos Humanos

Zamora Jiménez señaló que cuando se discutió el proyecto de aquella reforma constitucional, se establecía claramente que los derechos que se reconocían previamente para todos los seres humanos, y que estaban dispersos a lo largo de la Constitución ahora se recogían en un solo artículo y cobraba carta de naturaleza en tal artículo ese gran reconocimiento de unificación y de proclamación a nivel internacional de los Derechos Humanos.

Entonces, indicó:

«Es importante que gran parte de las tareas legislativas ahora tendrán que ir en el sentido de generar la vigencia, la protección, la defensa, incluso la educación sobre los Derechos Humanos en todos aquellos actos de carácter legislativo, pensando siempre en aquellas normas que tienen que ver con la posición que el Estado debe generar en las tres esferas de gobierno y en todos los actos no solamente administrativos sino jurisdiccionales, pensando siempre en la persona; de aquí, entonces, el Principio Pro Homine. Esto es así porque asumimos compromisos internacionales».

 

Globalización de la criminalidad

Zamora Jiménez hizo notar que ante la globalización de la criminalidad, se presenta la obligación de uniformar y de armonizar.

«Hoy vemos que tenemos legislaciones incluso de carácter internacional para combatir el terrorismo, también encontramos legislaciones en el ámbito internacional para combatir la corrupción, la delincuencia organizada, delitos cibernéticos, trata de personas, blanqueo de capitales, entre otras cuestiones que están surgiendo; en este sentido los penales y la Corte Internacional ilustra un proceso de unificación de todas las materias por hibridación, y esto significa que están tomando en consideración las leyes nacionales de los distintos países y los distintos esquemas de combate al delito, adaptándose a cada una de éstas. Para cobrar de alguna manera un vigencia de eficacia y eficiencia en el ámbito del Derecho Penal Internacional».

Apuntó que distintos países del orbe tienen sistemas jurídicos penales con modalidades dicotómicas o modalidades que son uniformadas.

«Así el caso de Alemania y de Suiza, donde tienen dos sistemas federales plenamente conocidos, o el caso de Canadá, que también tiene sistemas penales que son federados como códigos de procedimientos penales que son locales o, incluso, en donde la policía se mueve y aplica las normas en el ámbito provincial».

 

México necesita más que reformas simbólicas

Reforma Financiera

El senador jalisciense argumentó que México estaría en mejores condiciones de enfrentar este tipo de retos que se pueden avecinar también, con un Derecho punitivo armonizado: «un Derecho que permita considerar esta pluralidad que tenemos en México, sin dañarla, sin afectarla, pero sí tener, por supuesto, superados los anacronismos de bastantes códigos penales que tenemos diseminados en el país, como ocurre en el caso de Chihuahua, donde permanece la pena vitalicia».

Dejó claro que «es importante pensar que no debemos hacer reformas simbólicas, porque muchas se realizan para poder salir en el momento y en las circunstancias. Modernizar la norma significa profesionalizar, sanear los temas de justicia penal exige la necesaria armonización para racionalizar adecuadamente nuestro sistema de Derecho Penal».