Portal informativo de análisis político y social

Las Villas Panamericanas no debieron construirse en El Bajío: Pablo Lemus Navarro, alcalde de Zapopan

Las Villas Panamericanas no debieron construirse en El Bajío: Pablo Lemus Navarro, alcalde de Zapopan

Sep 2, 2018

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Diego Morales //

Convertir un error histórico en un vocacionamiento para la ciudad, recuperar los recursos invertidos por el Gobierno de Jalisco y los trabajadores al servicio del Estado y evitar un daño ecológico mayor en la zona de El Bajío, son los motivos por los cuales el presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, gestiona que se instale el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) en las Villas Panamericanas.

El tema, que será un proceso nada sencillo, que requerirá tiempo, esfuerzo y una mesa de análisis crítico, no está relacionado a los negocios inmobiliarios como se le ha cuestionado, por ello, Pablo Lemus asegura: mientras él sea alcalde, las Villas no tendrán alta densidad ni serán casas habitación.

Algunas de las cuestiones que estamos realizando son los metros cuadrados necesarios de oficina que requerirían para el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Los cálculos en este momento son alrededor de 25 mil metros cuadrados los que se requieren en el edificio”.

Siempre he hablado de esta relación de ganar ganar porque estos 25 mil metros cuadrados si los multiplicamos por el costo de la construcción, más el terreno podríamos hablar que la construcción de este nuevo edificio en La Paz, BC, como está planteado le costaría al gobierno federal alrededor de 600 millones de pesos, en el caso de ir a la Villa Panamericana se ahorraría este recurso y va directamente en el discurso que ha seguido el presidente electo Andrés Manuel López Obrador sobre la austeridad”.

Subraya: “Será un proyecto importante para la transformación de la vida pública en la economía no solamente de Zapopan sino de toda la Zona Metropolitana de Guadalajara. Lo digo claramente, la Villa Panamericana nunca se debió haber construido en la zona del Bajío; segunda cosa, no estamos proponiendo un perdón ni olvido, es decir, si hubo un delito en la construcción de la Villa Panamericana que se continúe, lo que estamos proponiendo adicional a las ventajas de la austeridad del gobierno federal, de la vocación de ciencia y tecnología para toda la ciudad, proponemos un tercer punto que es cuidar todo el entorno de la Villa Panamericana y que los recursos invertidos del gobierno de Jalisco y de los trabajadores al servicio del estado se puedan recuperar”.

Pregunta. ¿Cómo le harán con la avalancha que hay de amparos?

Respuesta. Los amparos que se tienen en este momento y además algunos de ellos tienen mucha razón de ser, son para evitar que la Villa Panamericana se convierta en un negocio inmobiliario, es decir, pensemos en un departamento donde viven cuatro personas, que estos habitantes están aproximadamente entre 10 y 14 horas del departamento, el uso es súper intensivo, de lo contrario, con una densidad de baja densidad como se propone para la Villa Panamericana, no tendríamos esas afectaciones al subsuelo ni al entorno. Esto quiere decir que los amparos que se tienen no tendrían objeto de ser porque la Villa no se utilizaría para la vivienda, lo he dejado claro, nunca como presidente municipal permitiré que la Villa Panamericana se convierta en un negocio inmobiliario, sí queremos un desarrollo de bajo impacto. Otra cosa importante, he escuchado distintas opiniones y las respeto entorno a la posibilidad que las Villas Panamericanas mejor se derrumben para conservar las situaciones de medio ambiente, nunca se debió haber construido ahí, pero hoy tiene una plataforma de concreto en alrededor 8 hectáreas, pero son más de 100 mil metros cuadrados construidos, imaginen el impacto ambiental que tendría derrumbar la Villa y que todo ese escombro cayera a los alrededores, la plancha de concreto aseguro que no volverá a crecer un árbol ahí, las afectaciones ya están dadas pero derrumbándolo sería peor.

P. ¿Cómo proteger lo que se estima son mil hectáreas de la zona de El Bajío, que son una recarga importante de acuíferos de la metrópoli?

R. Si revisas los planes parciales vigentes en la zona del Bajío, aquellos polémicos que se aprobaron en el último día del presidente municipal Vielma, lo que hacen es proteger la zona, por eso se ha evitado el desarrollo masivo en toda la zona, es decir, lo que nosotros proponemos es que venga el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, esto no implica que pudiera darse una urbanización en la zona, por el contrario, lo que queremos es preservar a través de la protección de estos planes parciales de desarrollo la zona del Bajío, estos planes proponen que la mayor parte del entorno del Bajío se quede como área verde de protección natural a los mantos acuíferos y así seguirá siendo, no tengo la intención que nada dañe el entorno ecológico y esto habrá que estarlo cuidando en administraciones para que no vaya a llegar un alcalde a convertir la zona en Andares, no es lo que queremos hacer, por el contrario, queremos un desarrollo sustentable. Si logramos el objetivo de ser la sede de ciencia y tecnología en el país vamos a lograr un clúster que va a cambiar radicalmente la economía de todo Jalisco, es una relación ganar ganar para todos.

P. Aceptando que CONACYT acepte la propuesta, ¿en cuánto tiempo se resolverían los problemas jurídicos presentados en diversos tribunales?

R. Lo más importante una vez que se de esta decisión que espero sea favorable, lo que tenemos que hacer es sentarnos entre todas las partes relacionadas, las personas que tienen algunos amparos, el gobierno federal, estatal y municipal, para buscar los esquemas, que ya los tenemos con la vía que vamos a proponer para quitar estos amparos y suspensiones, lo primero que tenemos que mostrar todos es una buena voluntad, creo que el hecho que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología es un punto que nos puede unir a todos nosotros, encontremos donde coincidimos, evitando diferencia, ponernos a trabajar en este gran proyecto para la ciudad.

P. ¿Qué objetivo persigue en sí el ayuntamiento para hacer esta propuesta?

R. Son tres: El convertir un error histórico de la construcción de la Villa Panamericana en un lugar inadecuado para convertirlo en una oportunidad de vocacionamiento para la ciudad; segundo, recuperar los recursos invertidos del gobierno del Estado y los trabajadores al servicio del estado, solamente de estas dos partes hablamos de mil 300 millones de pesos traídos a valor presente; la tercera cosa importante, que esto no vaya a ocasionar un desarrollo masivo en todas las zonas sino una protección al medio ambiente. Si viene el CONACYT ningún alcalde tendrá la posibilidad de hacer las Villas un negocio inmobiliario.


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *