Portal informativo de análisis político y social

LOS AHORROS DEL GOBIERNO NO SUPERARÁN LOS 20 MIL MILLONES

LOS AHORROS DEL GOBIERNO NO SUPERARÁN LOS 20 MIL MILLONES

Ene 21, 2017

Transcurridas ya tres semanas de molestia y enojo social, de protesta y de reclamo, todo parece indicar que no habrá reversa al «gasolinazo», pese a algunos entes municipales, estatales y algunos particulares han interpuesto recursos legales, como controversias ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, iniciativas ante el Poder Legislativo Federal y juicios de amparo, bien podrían considerarse estos procedimientos como un simple «derecho al pataleo».

En respuesta, desde los distintos niveles de gobierno en el país, se proponen y se plantean estrategias y compromisos para realizar ahorros y regresar al erario público recursos que pudieran ser aplicados en programas sociales, que de convertirse en realidad no sumarían el 10% del total del golpe asestado a la economía nacional, que golpea en mayor medida a la clase media.

En este alud de propuestas e iniciativas, hay algunas que parecen sensatas, viables y realistas; hay otras deseables pero a la vez imposibles de cumplir y hay muchas que han sido planteadas más como iniciativas tramposas con fines políticos, antes que de beneficio social.

Lo cierto es que sumando los ofrecimientos de austeridad que han hecho los Tres Poderes a nivel federal, sumados a entes autónomos como el INE, el ahorro no superaría los 20 mil millones de pesos.

Ante el manifiesto malestar social que ha provocado el llamado «gasolinazo», que ha generado cientos de manifestaciones en la mayor parte de ciudades del país, se han expresado voces en torno a cómo acotar el llamado «gandallismo de la clase gobernante», que se manifiesta en los altos sueldos, aguinaldos y bonos, contrastantes con la mala calidad de gobierno que tenemos los mexicanos.

Ante la presión social, ha venido la respuesta de la clase política, tanto de los tres niveles de gobierno como de los partidos políticos.

 

 

 

EN EL EJECUTIVO 20 MIL DESPIDOS

A esta crisis causada por el «gasolinazo», el Poder Ejecutivo Federal ofrece hacerle frente con una serie de medidas de austeridad entre las que destacan el cancelar 20 mil plazas laborales y la reducción en 10% de los sueldos y salarios de mandos superiores de dependencias federales, lo que generaría un ahorro de 7 mil 700 millones de pesos.

Ello aplicaría en las entidades de la administración pública federal y empresas productivas del Estado, entre las que se encuentran las 18 Secretarías, las 299 entidades del Gobierno, la representación federal en los 32 estados y las 146 embajadas y consulados.

En el caso de las 299 entidades de Gobierno, destaca el caso del Instituto Nacional Electoral (INE), que por su cuenta anunció una serie de medidas de austeridad que contempla la suspensión de la construcción de dos nuevos edificios, en los que se invertiría más de mil millones de pesos, así como la reducción de 10% al salario de los consejeros electorales.

En conferencia de prensa, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, anunció cinco medidas de austeridad «que el Instituto implementará de inmediato para reducir gastos y optimizar el uso de los recursos».

La suspensión de la construcción de las instalaciones proyectadas en sus oficinas centrales en Viaducto Tlalpan, cuyo costo ascendía a mil 70 millones de pesos, implicará que el dinero será regresado a las autoridades hacendarias.

Además, los salarios de los consejeros electorales y de los integrantes de la Junta General Ejecutiva ampliada se reducirán un 10% y renunciarán a la prestación de telefonía celular, de acuerdo con un comunicado difundido este miércoles.

También se hará una revisión al uso de vehículos oficiales «y, a pesar del aumento en los precios del combustible, en el Instituto no se incrementarán los montos asignados para gasto de gasolina en todos esos vehículos», detalló el funcionario.

Adicionalmente se plantea que la Junta General Ejecutiva revisará las partidas presupuestales de 2017 y presentará al Consejo General un conjunto adicional de medidas de austeridad, racionalidad y economía en el ejercicio del gasto que puedan significar economías adicionales para las finanzas públicas del país.

 

 

 

Hasta 100 diputados y 32 senadores menos

Una propuesta que ha salido de la fracción parlamentaria del PRI en la Cámara de Diputados federal consiste en reducir lo obeso del Poder Legislativo con la eliminación de hasta 100 diputados y 32 senadores.

El periodista Pedro Ferriz de Con, hoy convertido en aspirante independiente a la Presidencia de la República, durante los últimos años ha encabezado un movimiento por la eliminación de los diputados federales y senadores independientes.

Si los trámites de esta propuesta no son realizados con celeridad, sus efectos podrían tener vigencia desde el 2018 y el ahorro económico que esto representa tendría efectos inmediatos.

Por ejemplo, en el caso del Senado de la República que ejerce un presupuesto de egresos de 4 mil 541 millones de pesos para el 2017, el gasto podría reducirse en un 25% con solo 96 senadores y se lograría un ahorro de 1 mil 150 millones de pesos cada año.

El presidente del Senado, Pablo Escudero Morales, informó que la Mesa Directiva de esta cámara emitió un acuerdo de austeridad y disciplina presupuestaria para el ejercicio fiscal 2017. Dicho acuerdo contiene por lo menos 30 acciones para reducir el gasto de esta cámara, sin afectar el cumplimiento de las metas y objetivos de los trabajos legislativos.

«Abundó que el acuerdo se sujetará a establecer una política de “crecimiento cero” respecto de la creación de plazas de estructura y de honorarios, además de que no se incrementará por ningún motivo el parque vehicular y se congelarán las plazas que queden vacantes».

«Se reducirá, al menos, en un 10 por ciento el gasto del Senado de la República en viáticos y pasajes, materiales y suministros de oficina, servicios de alimentación y de telefonía, el consumo de combustibles, de asesorías, consultorías, estudios e investigaciones.

La propuesta de la senadora independiente, Marta Tagle, es mucho más ambiciosa, ya que además habla de la reducción hasta del 50% en el salario de los senadores, con lo que se podría lograr recortar en al menos mil millones de pesos el presupuesto anual del Senado, que este año ascendió a 4 mil 541 millones de pesos.

 

 

 

Los diputados recortan 500 mdp

Líderes parlamentarios del PRI, PAN y PRD en la Cámara de Diputados prometieron tomar esta semana acciones administrativas para reducir su gasto. Entre las medidas prometidas delinearon la renuncia al seguro de gastos médicos mayores, vales de gasolina, reducción de viajes y hasta de sus dietas legislativas.

«Queremos que la disminución de gastos en la Cámara de Diputados sea al menos de 500 millones de pesos, por lo que propondremos se eliminen los gastos en telefonía celular, en combustibles que no sean plenamente justificables, en viajes internacionales en clase premier, que también se analicen con absoluta responsabilidad las remuneraciones de diputados y servidores públicos de este Poder Legislativo, así como los gastos médicos», afirmó el coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Marko Cortés.

Por cierto, en caso de que en la Cámara de Diputados se eliminaran 100 curules, solo en sueldos de estaría logrando un ahorro de 200 millones de pesos anuales, ya que de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017, aprobado en San Lázaro, los legisladores federales tienen una percepción anual de 1 millón 942 mil 911 pesos, ello en virtud de que cada legislador recibe al mes 73 mil 910 pesos por concepto de dieta, 45 mil 786 por asistencia legislativa, 28 mil 773 pesos por atención ciudadana, 2 mil 780 pesos de vales de despensa y un vale de 170 pesos por cada sesión para los restaurantes y la cafetería de la Cámara.

La propuesta de desaparecer las 32 posiciones en el Senado y 100 en San Lázaro, la hizo el vicecoordinador del PRI en San Lázaro, Jorge Carlos Ramírez Marín, la cual reforma los artículos 52, 53, 54 y 56 de la Carta Magna y fue presentada ante los miembros de la Comisión Permanente, en donde sostuvo que para reducir los gastos del Congreso no basta con disminuir viáticos, vales de gasolina o seguros de vida, hay que ir más allá y ajustar la onerosa burocracia.

«No caigamos en el simplismo de creer que recortar los viajes o recortar los seguros de vida es transformar al Congreso mexicano. Eso es responder a coyuntura, eso es querer ponerse un traje que no le queda hoy a nadie en esta generación de políticos que ha visto pasar la transformación del país y no ha intervenido para hacer la transformación del Congreso, su real y auténtica transformación», justificó.

En tribuna, Ramírez Marín sostuvo que «no es comprensible un Congreso de este tamaño para un país con este tamaño de desigualdades; no es comprensible que sigamos sosteniendo, para dificultar más el trabajo legislativo, una onerosa burocracia legislativa cuando tenemos un país que exige acciones más rápidas, determinaciones más rápidas, legislaciones más eficientes».

 

 

 

El Poder Judicial ofrece ahorro de 2.8%

Por su parte, el Poder Judicial de la Federación, lo que ofrece es sólo un ahorro del 2.8% del total de su presupuesto anual que alcanza para el 2017 los 69 mil 400 millones de pesos, que por cierto se incrementó en 5 mil 800 millones de pesos con relación a lo que tenía en 2016.

La oferta de ahorrar 1 mil 900 millones de pesos salió desde la Suprema Corte de Justicia de la Nación y fue el ministro Alberto Pérez Dayán quien lanzó un exhorto a los otros poderes a hacer sus propios ajustes: «Hoy las circunstancias globales y la suma de factores económicos negativos imponen severas restricciones en el ejercicio presupuestal, el Estado y su erario se ven fuertemente constreñidos por esos fenómenos y la jurisdicción no puede ni debe soslayar, hacerlo significaría permanecer irresponsablemente ajenos e indiferentes frente a una realidad».

En un comunicado, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) precisaron que ello contribuirá a un aprovechamiento responsable de los recursos.

El documento precisa que los rubros que permitirán alcanzar estas metas de ahorro están relacionados con el diferimiento de proyectos de obra pública no prioritarios; la racionalización de los gastos de viáticos y pasajes, así como de la adquisición de bienes, muebles e inmuebles.

Asimismo, señaló que se acordó la devolución al erario de los ingresos excedentes, las vacantes temporales en plazas jurisdiccionales que se generen en el transcurso del año y racionalización de gastos de ceremonial y difusión.

«Las medidas de austeridad garantizarán en todo momento condiciones necesarias para una operación eficiente, que asegure el cumplimiento de las funciones del Poder Judicial de la Federación», aseguró el Poder Judicial.

 

 

 

 

LA LUCHA DE FERRIZ DE CON

Desde enero del 2010, el periodista Pedro Ferriz de Con empezó un movimiento a favor de la desaparición de los legisladores plurinominales. Y en abril del 2011 le entregó precisamente al entonces presidente de la Cámara Baja, Jorge Carlos González Marín, cuatro millones de firmas ciudadanas que reprueban la existencia de estos legisladores de partido.

Ferriz de Con era el titular de la Primera Emisión de Imagen Informativa, uno de los noticiarios más escuchados a nivel nacional, sin embargo, su confrontación directa con el candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, orillaría a la empresa a dejarlo fuera de su programación.

El diario Excélsior publicó que desde entonces el comunicador tomó el liderazgo de un sector de la sociedad que reprueba la sobrerrepresentación legislativa y durante más de un año en su espacio informativo convocó a sumarse al «esfuerzo democrático para deshacerse de los más de 200 diputados y 64 senadores» que le cuestan recursos públicos al Estado.

Ferriz utilizó el slogan «No quiero que haya legisladores plurinominales en México». Los simpatizantes respondían poniendo su nombre completo, luego su número de credencial de elector.

La información fue confidencial y está salvaguardada, ya que el único poder que puede descifrar ese código y eso solo para saber si la credencial es válida es el IFE.

«No queremos ya más diputados y senadores escogidos por sus propios partidos y no por la sociedad. En cambio, urge la posibilidad de su reelección. Aquellos que por su compromiso y resultados puedan y deban seguir en la labor legislativa. Si en otro tiempo se incrementó el tamaño del Congreso para dar espacio a corrientes políticas que no tenían acceso por la vía del voto, hoy ese tiempo está rebasado y la sociedad dispuesta a reconocerlas, adoptarlas o rechazarlas», aseguró el periodista Ferriz de Con.

«La libre iniciativa de cuatro millones de infatigables e inquietos radioescuchas y sin incluir al resto de los auditorios que desean tener que ver con el arribo de ustedes al poder y al fuero. Cuatro millones que se dieron un espacio para opinar como ciudadanos responsables, sabedores que la democracia se ejerce todos los días, conscientes de que no hay poder en México que pueda ignorar a la sociedad», les manifestó el crítico periodista a los entonces coordinadores legislativos de la San Lázaro.

La respuesta de Ramírez Marín en aquella época que «ahora corresponde a los legisladores que estas iniciativas pasen a la Cámara de Diputados, para analizar».

«No podemos determinar, no es función de la Mesa Directiva, si esta renovación será con menos o más diputados. Los diputados, sin lugar a dudas, la tomarán en cuenta», destacó.

Refirió que el proceso de representación en México, que está más que nunca sujeta al escrutinio de la sociedad, ha dejado de satisfacer a la sociedad en su forma pura.

«Lo que ponderamos es que un medio de comunicación haya decidido darse a la tarea de emprender una campaña cívica, que quizá no compartamos en todos sus matices y no estemos de acuerdo con todas sus facetas, no cabe duda que significa la ocasión de despertar a la sociedad sobre los temas que tienen que ocuparse definitivamente; su gobierno y cómo gobierna a la sociedad que lo escogió. Entre ellos estamos nosotros, los diputados, que somos parte del Poder Legislativo», expresó Ramírez Marín.