Portal informativo de análisis político y social

Los pleitos de Enrique Alfaro, gana el primer round: Embiste el alcalde tapatío y “calandrieros” van por apoyo federal y estatal

Los pleitos de Enrique Alfaro, gana el primer round: Embiste el alcalde tapatío y “calandrieros” van por apoyo federal y estatal

Nov 26, 2017

Por Mario Ávila //

En un auténtico “madruguete” se convirtió la embestida del alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, en contra de las calandrias jaladas por caballos, ya que de manera intempestiva ordenó un operativo de decomiso de carruajes presuntamente por falta de licencia, cuando estaba a punto de publicarse en el Periódico Oficial el dictamen de protección a las calandrias, como Patrimonio Cultural Inmaterial del Estado de Jalisco.

El dictamen estaba listo, una vez que la Comisión de Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial del Estado de la Secretaría de Cultura, había levantado un acta  para recomendar la inscripción del Paseo en Calandrias conducidas por caballos, en el inventario. Es decir, lo único que hacía falta era que el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval ordenara la publicación del dictamen en el Periódico Oficial del Estado de Jalisco, para que se hiciera realidad la protección.

Y en la víspera de que esto ocurriera, Enrique Alfaro Ramirez ordenó el pasado 17 de noviembre, utilizar toda la fuerza policiaca del municipio, para sacar de la circulación con lujo de fuerza, aparentemente a los calandrieros que no cumplían con el reglamento, sin embargo los propios afectados denuncian que la sanción es por oponerse al proyecto alfarista de extinguir las calandrias tradicionales y sustituirlas por carruajes eléctricos.

Con este madruguete, los principales sorprendidos, además de los propios calandrieros afectados, fueron Fidel Alejandro Kosonoy Ayala, defensor de las calandrias tradicionales, Ignacio Bonilla Arroyo, Director de Culturas Populares, de la Secretaría de Cultura, Tomás Eduardo Orendain Verduzco, director general de Patrimonio Cultural de la Secretaría de Cultura y la propia Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado, Myriam Vachez Plagnol.

Hasta 40 policías armados contra calandrieros y turistas

El Gobierno de Guadalajara ejecutó de manera intempestiva un operativo en la ciudad para garantizar, según dijo mediante un comunicado oficial, “que las calandrias operen bajo las normas establecidas (como el Reglamento Sanitario de Control y Protección a los Animales), que tengan permiso vigente,  y que cumplan medidas de seguridad  a favor de la salud y la integridad de los caballos”.

El operativo -abunda-, que realizan en conjunto varias dependencias del municipio, entre ellas la Dirección de Protección Animal con apoyo de Inspección y Vigilancia, la Sindicatura, la Comisaría de Guadalajara, y la Dirección de Movilidad y Transporte, lleva hasta el momento 8 aseguramientos de calandrias por falta de permiso para ejercer esta actividad.

Desde el inicio de este Gobierno -recalca-, la Dirección de Protección Animal ha atendido reportes por maltrato a caballos que no habían tenido respuesta anteriormente. Por eso, el Ayuntamiento aprobó el Reglamento Sanitario de Control y Protección a los Animales con medidas en pro de la salud de los caballos (revisiones médicas periódicas, inspección a los lugares de descanso, uso de herrajes de plástico).

Sentencia también la autoridad municipal que “en caso de incumplir con alguno de los requisitos anteriores, se está levantando un acta de hechos por parte de la Dirección de Protección Animal. Las calandrias que incumplan con estos supuestos serán aseguradas. Los caballos podrán ser retirados por el propietario por sus medios o con apoyo del municipio, en caso de no solicitar el apoyo serán enviados a instalaciones adecuadas de la Comisaría en El Bosque Los Colomos y Oblatos. Las calandrias retiradas se depositarán en un terreno de propiedad municipal en la colonia Mezquitán”.

Finalmente se advierte: “La recuperación de las calandrias y caballos se hará posterior a pagar la multa correspondiente, a obtener el certificado emitido por la Unidad de Protección Animal, a subsanar la sanción obtenida y a acreditar la propiedad”.

Denuncian a Alfaro ante la PGR por lavado de dinero

Fidel Alejandro Kosonoy Ayala, defensor del gremio de los calandrieros, en particular del medio centenar que se ha negado a firmar su consentimiento para transformar sus calandrias en carruajes eléctricos, como es el propósito del alcalde Enrique Alfaro, dijo que insistirán ante la Procuraduría General de la República para que se atienda la querella interpuesta en contra del presidente municipal por lavado de dinero y crimen organizado.

Recordó que ante la PGR hay una demanda en contra de Alfaro Ramírez y la empresa Kadled, por presunto lavado de dinero y crimen organizado, porque la empresa no tiene la capacidad legal para donar 27.5 millones de pesos que costarían el medio centenar de carruajes eléctricos, ya que para de hacer este tipo de donativos, la empresa debió haber facturado el año inmediato anterior un ingreso superior a los 600 millones de pesos y para generar este ingreso legal debió haber tenido arriba de 5 mil millones de pesos en contratos.

Por lo que toca al apoyo estatal al que habrán de recurrir, Fidel Cosonoy expuso que el uso de calandrias tiradas por caballos ya fue aceptada por Cultura y ya tiene protección, aunque el dictamen no haya sido publicado hasta el momento en el Periódico Oficial del Estado.

Denunció que la estrategia de Enrique Alfaro es obligar a los calandrieros a firmar un compromiso de adquirir los carruajes eléctricos, a cambio de recibir la licencia municipal que se les negó por muchos años de manera sistemática.

Este es -dijo-, el pretexto para estar molestando, ya les impusieron multas de 4 o 5 mil pesos, que habrán de resultar impagables, ya que los calandrieros son personas que tienen ingresos apenas para sobrevivir, ganan entre 300 y 400 pesos diarios.

“La intención es acabar con una tradición a costa para impulsar un negocio particular, haciendo uso de la fuerza del estado, ostentación de poder, son gente de trabajo que no merece ser intimidada con un ejército de 40 policías armados para tres calandrieros, como ocurrió en el Parque de la Revolución, donde afectaron también a los turistas que realizaban el tradicional recorrido”, censuró Fidel Kosonoy.

Además anticipó que de ser necesario se recurrirá a instancias internacionales para defenderse del abuso de poder de Enrique Alfaro. “Tenemos tratados internacionales firmados en los que nos habremos de apoyar para exigir su respeto y que se dé marcha atrás en la medida”.

Deunció que el alcalde actúa con soberbia, con prepotencia “y como ciudadanos no nos merecemos ese trato que se le da a las 50 familias de calandrieros que merecen todo nuestro apoyo, nuestro respaldo y nuestra solidaridad, porque sabemos que detrás de esto está el negocio de meter los carruajes eléctricos”.

“Además una donación no debe ser onerosa, es decir no debe recibir nada a cambio y aquí está recibiendo un contrato de 20 años de publicidad, lo que deja en evidencia que el supuesto de la donación, no se da”, según lo explica el defensor número uno de los calandrieros.

Ya en el terreno político electoral, las afrentas contra calandrieros y otros segmentos de la sociedad que han sido agraviados, a juicio de Fidel Cosonoy las habrá de pagar Enrique Alfaro en las urnas el próximo 1 de julio del 2018. “Por supuesto que las va a pagar en las urnas, si usted ve tiene de febrero para acá 17 puntos menos en la preferencia electoral, pero afortunadamente los jóvenes están aprendiendo de esto, la población en general también, imagínese si ahorita que es alcalde ya siente que es dueño de la ciudad, ya cuando sea gobernador nos va a querer cobrar por respirar”.

Finalmente sobre si estos serían sus argumentos cuando ande en campaña por la gubernatura, ya que está registrado como candidato independiente a la gubernatura de Jalisco, Fidel Kosonoy planteó: “Fíjese que no, ya cuando estemos en campaña no voy a atacar a nadie, simplemente voy a hacer propuestas en su momento y ya la ciudadanía tomará su decisión, pero sí voy a luchar mucho contra la corrupción y la impunidad, yo pienso que la corrupción se acabará cuando no exista la impunidad, cuando usted sepa que le va a traer un perjuicio, cuéntelo que va a dejar de hacer muchas cosas. Yo no atacaré a nadie porque no es mi estilo, yo haré propuestas y pondré en la mesa lo que ustedes ya conocen de los excesos y los abusos de la gente que tiene el poder”.