Portal informativo de análisis político y social

Luz y sombra del servicio público: Historias contrastantes en el Poder Judicial

Luz y sombra del servicio público: Historias contrastantes en el Poder Judicial

Sep 10, 2017

Por Mario Ávila //

Este martes 12 de septiembre habrán de dejar el cargo de manera obligada, los magistrados del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco, Celso Rodríguez González y Juan José Rodríguez López, después de haber cumplido con dos períodos en el cargo de 7 y 10 años respectivamente y con ello pondrán fin a su carrera que quisieron extender a través de un amparo que les fue rechazado.

Celso Rodríguez y Juan José Rodríguez, salen por la vía obligada y que puede ser a través de dos rutas, es decir después de haber cumplido con dos períodos o bien después de haber llegado a los 70 años de edad.

Dos semanas antes en el mismo seno del STJJ se da una salida contrastante, la del magistrado Raúl Acosta Cordero, quien después de 49 años de trayectoria laboral en el Poder Judicial y a pesar de contar con 66 años de edad, decide renunciar voluntariamente al cargo, para disfrutar su vejez y a su familia.

En los tres casos, habrá una indemnización como lo estipula la ley de un “haber de retiro” por 4 millones 377 mil pesos para cada uno, más una pensión con el 100% de su sueldo.

Uno se va por la puerta de enfrente, con la frente en alto, las manos limpias y la satisfacción del deber cumplido, mientras que los otros dos prácticamente son echados por el Juez 4º de Distrito que les negó el amparo que solicitaban para quedarse en el cargo, argumentando que nunca hubo un segundo nombramiento por parte del Congreso del Estado, que nunca hubo un dictamen, una sesión y unan votación en donde hayan resultado electos.

Para contrarrestar esta posición, se tuvo que recurrir a los archivos del Poder Legislativo a fin de demostrar que tres legislaturas atrás, la Comisión de Justicia presidida en ese entonces por el diputado Samuel Romero Valle, había realizado el procedimiento.

Raúl Acosta se despidió en la sesión del Pleno del STJJ y recibió un nutrido aplauso, que casi llegó al grado de ovación por parte de todos sus compañeros presentes, excepto dos que no asistieron a la sesión, justamente Celso y Juan José Rodríguez, y uno que abandonó la sala para no testificar la despedida, el magistrado Leonel Sandoval que ya había cumplido también con sus dos períodos, pero por la vía del amparo ganó el juicio al Congreso por una confusión en las fechas de la ratificación y por ello durará hasta que cumpla los 70 años de edad, lo que ocurrirá en el 2019.

Mientras que en el historial del magistrado Celso Rodríguez, quien fue presidente del STJJ en una par de períodos y casi justo en el sexenio que gobernó el panista Emilio González Márquez (2006-2012), aparecen varios nubarrones, que fueron rematados por las acusaciones de fraude en la construcción del edificio de la Ciudad Judicial, también pesa sobre él una denuncia por enriquecimiento ilícito que se presentó ante la PGR y que fue entregada en la residencia oficial de Los Pinos, ataques a mano armada a su vehículo y está señalado en una investigación donde resultó muerto un joyero en la colonia Jardines de la Paz.

 LISTO EL PROCESO DE RELEVO

El retiro voluntario del magistrado Raúl Acosta Cordero fue halagado por el diputado presidente de la Comisión de Justicia en la LXI Legislatura, Saúl Galindo Plazola, quien expuso: “Su retiro es voluntario y se da sorprendentemente para mí, es una salida de lujo, es un ejemplo porque pudo haberse permitido llegar a los 70 años en el cargo, yo aplaudo la decisión”.

Sobre el nombramiento que vence el 12 de septiembre de los magistrados Celso Rodríguez y Juan José Rodríguez, detalló que vence el segundo nombramiento por 10 años, lo que los ha llevado a tener ya iniciado el proceso para cubrir estas dos vacantes que estarán disponibles a más tardar este martes.

Y detalló: “En la Comisión de Justicia se emitió una convocatoria, la aprobó el pleno, se desahogó el procedimiento y se emitió un dictamen de elegibilidad para los 53 aspirantes, aunque algunos en el desarrollo de la convocatoria, cuatro de ellos no vinieron a las comparecencias, pero este no es requisito para declararlos inelegibles; en documentos han cumplido cabalmente con los requisitos, nosotros ya enviamos a las diversas dependencias solicitando información para cotejar con lo presentado por los aspirantes y de los 53 no encontramos elementos de ilegibilidad, particularmente en antecedentes penales y no cuentan con imposibilidad por quejas o procedimientos legales, por lo que son elegibles los 53 y el pleno deberá emitir los dos nombramientos y se les tomará protesta de inmediato”.

Sobre el “derecho al pataleo” que ejercieron los dos magistrados salientes, el diputado Saúl Galindo recordó. “Ya lo agotaron los dos magistrados al solicitar el recurso de amparo por considerar ellos que no habían sido ratificados en segundo nombramiento y se les ha desmentido públicamente y en el Juzgado de Distrito, tan es así que ejercieron un segundo período de 10 años, si no entonces no hubieran sido magistrados y hasta presidente del Poder Judicial como lo fue Celso en dos ocasiones”.

No hay argumentos jurídicos legales –dijo-, para que se les pudiese haber otorgado la suspensión en este proceso de nombramientos nuevos para ocupar sus vacantes, el Juez de Distrito 4 les resolvió la imposibilidad a la solicitud de amparo.

Detalló que el único argumento jurídico que esgrimieron en su favor, fue el no haber sido ratificados por el Congreso del Estado, dicen que no hubo una sesión y una votación para ratificarlos en el cargo de 10 años por segunda ocasión; pero ante ello el Congreso envía un documento signado por el presidente de la Comisión de Justicia Samuel Romero Valle, en donde se les hace saber que fueron ratificados para un segundo período.

Por ello –advierte el legislador perredista-, no hay un impedimento para concluir el proceso de la convocatoria con la elección y la toma de protesta de los nuevos magistrados.

Recuerda incluso que algunos magistrados interpusieron un recurso para la inamovilidad, que está en litigio, pero que no es posible acceder a esta petición porque en la SCJN misma se han emitido sentencias en las que no hay más juzgadores para toda la vida, no hay nombramientos vitalicios.

%d bloggers like this: