Portal informativo de análisis político y social

Manlio no quiere gobiernos que se encariñen con escritorios

Manlio no quiere gobiernos que se encariñen con escritorios

Abr 2, 2016

A la vieja usanza, con camiones llenos de gente obstruyendo las arterias contiguas a la abarrotada Plaza Juárez y con un fuerte dispositivo de seguridad que incluía detector de metales a la entrada y policías vestidos de civiles, José Socorro Velázquez y Mariana Fernández tomaron protesta como presidente y secretaria general del Partido Revolucionario Institucional.

Con la presencia de miembros del gabinete del Ejecutivo estatal, de diputados locales y federales, así como alcaldes, regidores y militancia en general y con la venia del dirigente nacional del partido tricolor, Manlio Fabio Beltrones, arrancó formalmente el relevo del comité directivo estatal que tendrá como objetivo ganar la elección de 2018.

 

El compromiso del PRI es con el futuro

Manlio Fabio Beltrones copy

Fuertemente ovacionado, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, expuso que su presencia en Jalisco está más allá de presenciar el relevo de dirigencia estatal, sino a regresar el compromiso a un Estado donde existe un gran vigor y se le reconoce el esfuerzo a nivel nacional, como es Jalisco.

«La responsabilidad que asumen Coco y Mariana es no simplemente buscar el futuro; no se trata de ganar elecciones, en el PRI lo que vemos es una actividad político-electoral que nos permita ganar y después gobernar mejor, de eso se trata, el gobernador sabe lo que es cumplir una responsabilidad, ascender, ganar elecciones, gobernar y presentar resultados, su partido le hace un reconocimiento al trabajo de Aristóteles Sandoval».

Bajo la premisa que el compromiso del PRI es con el futuro, con buenos gobiernos y resultados, Beltrones resaltó la lealtad del «Coco» Velázquez, del cual espera buenos resultados.

«Frente a lo mejor del priismo, que es la gente, quien está siempre presente, la lealtad tiene un corazón tranquilo, eso es lo que procuramos dentro del PRI, más allá de los que pueden ir una vez y otra vez con oportunismo puro, ir de un lugar a otro, nosotros permanecemos siempre con la vista puesta en la responsabilidad y el amor que le tenemos a Jalisco y a México. Venimos aquí a darle un relevo al partido, que forma parte de un relevo con un entreveramiento generacional, Coco y Mariana vienen a hacer una fórmula que permitirá dar buenos resultados al partido y mejores resultados a Jalisco. Lo decimos saludando a las dirigencias nacionales, de cada uno de los priistas, de cada responsable que está en cada trinchera que nos permiten ser sólidos defensores de las causas populares, la responsabilidad del PRI no tiene tiempo, sino que en el tiempo es como se va confirmando».

La clave en un partido como el PRI, con 87 años de existencia, es por la capacidad de transformación y ver el futuro con los relevos generacionales.

«En 2012 le pedimos a México y Jalisco una nueva oportunidad de estar al frente de los destinos del país y del Estado. Hicimos una campaña con compromisos, hoy podemos decir a cuatro años de distancia que se ha cumplido y se ha cumplido bien. Cómo ignorar lo que ha sucedido en cuatro años, difícil podría ser, México en cuatro años, que deberá reconocerse en los años por venir, ha pasado del siglo 20 al siglo 21 con reformas de fondo, que también pueden hacer y están haciendo que las vidas de nosotros cambien, una reforma laboral que ha crecido el empleo, una reforma de telecomunicaciones que permite hacer con más facilidad todo, una reforma en materia de competencia económica que nos permita acabar con monopolios, una reforma en carácter político, todo eso hay que cuidarlo, fortalecerlo, hay que vigilar que se cumpla hasta las últimas consecuencias».

Manlio Fabio Beltrones expuso que en su partido no quieren gobiernos que se encariñen con los escritorios, sino gobiernos cercanos a la gente, porque la sociedad está cansada de figuras que lo único que buscan es ganar, pero no saben gobernar.

«Recuerdo perfectamente bien la sentencia que un buen amigo nuestro como Luis Donaldo Colosio pintaba frecuentemente, decía que el poder desgasta, pero lo que más desgasta es no poder, hoy hay algunos gobiernos aquí y en otras partes que procuraron ganar pero que no están dando resultados. Hoy el PRI hace un compromiso, renovarse para avanzar, hacerlo no nada más con las edades, sino con la actitud, recordemos perfectamente que solamente se envejece cuando se pierde la audacia, hoy la audacia está de nuestro lado, de un PRI motivado, que sabe entreverarse generacionalmente, que sabe hacer los cambios y transformar, por eso es que somos el partido histórico y el más fuerte del país y así seguiremos conservando».

Frente a su clase política, el dirigente le mandó un mensaje a Jalisco, un estado que le ha dado mucho a México, que en la actualidad provee de políticos en el Comité Nacional: hay que vivir para hacer política y no vivir de la política.

«Jalisco no está nada más en nuestro pensamiento, sino en nuestro corazón, por eso es que el Comité Ejecutivo Nacional viene a decirles que Jalisco le ha dado mucho a México, pero México le debe mucho más a Jalisco, por eso viva Jalisco y viva el PRI en Jalisco», puntualizó entre el júbilo de los presentes.

 

La fortaleza del partido

Aristoteles 338 Fb

En su discurso, que destacó por tomar el micrófono y dejar de lado el papel escrito para improvisar, el gobernador del estado, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, confirmó el honor de recibir al dirigente nacional del PRI y refrendó su confianza en la dirigencia estatal entrante.

«La presencia de Manlio nos reconforta, la presencia de los líderes de organizaciones en el estado es gente que vive la lucha permanentemente y vive del lado de la sociedad, su presencia viene a innovar en esta nueva era bajo la dirigencia de Coco Velázquez y Mariana Fernández que no tengo duda fortalecerán al partido, fortalecerán al priismo que estará unido hasta lograr sus metas y objetivos».

El gobernador afirmó que él y todos los miembros de su gabinete estuvieron en el acto en su tiempo libre y sin gastar un solo peso del estado, fue por convicción de darle la cara al priismo en Jalisco.

«Hay que hablarle por su nombre a las cosas, de los aciertos aprender y seguir mejorando, de los errores aprender y no volverlos a cometer, que el partido señale a quien no atienda y no esté cerca de su gente, quien no entienda los problemas de la gente, esos funcionarios no tienen cabida en nuestro gobierno».

El gobernador aseguró que el PRI es un instituto político maduro, que ha construido el país con aciertos, así como errores, por lo que el reto es no voltear hacia atrás, aprender de lo bueno, evitar los errores y estar cercanos a la gente, buscando la transformación del pueblo y un futuro mejor.

«Vivimos transformando nuestra realidad con hechos, no con palabras, no con líderes mesiánicos y oportunistas a quienes ya les ganamos y siguen aprovechando el oportunismo. Vamos con hechos a demostrar que aquí hay proyecto de Estado, que hay resultados y que hablamos con hechos con nuestra gente y no con ilusiones que después no se pueden cumplir en el ejercicio de gobierno. Ya los derrotamos, pero tenemos que salir a las calles, levantarnos de nuestros escritorios, no hay cabida al que le agarre amor al escritorio, hay que convencer con hechos, no hay que conquistar conciencias, hay que cautivar corazones, no es que haya más comunidad o sociedad en el PRI, es que el partido vaya a la comunidad, es el reto y la gran transformación por la que estamos luchando».

Sandoval Díaz hizo una invitación a trabajar unidos, abrazados del debate, pues las soluciones no las tienen los políticos, esa debe ser la gran apuesta de un instituto como el PRI, olvidándose del cortoplacismo de la elección y pensando en el futuro de las nuevas generaciones.

«Hay esperanza en Jalisco, no hay que defraudar a la sociedad. Diario me levanto y pienso qué hacer por mi Estado y por mi patria, cuando me acuesto veo que nos falta mucho por hacer, día a día lo vivo intensamente y con pasión porque así me formó este gran instituto político, cerca de la lucha y las necesidades de las causas ciudadanas. Yo veo en Mariana y en Coco Velázquez una dirigencia que verá por esa aspiración y esa lucha a través del mejor instituto político, el Revolucionario Institucional», finalizó.

 

Ganar 2018, el objetivo

Constancias PMC SL

 

En un largo discurso de alrededor de media hora, el presidente del Partido Revolucionario Institucional en Jalisco, José Socorro Velázquez, se dijo contento con la oportunidad que se le presenta, un cargo que toma con plena convicción, seriedad y certeza que transitará por un buen camino, inspirado en la confianza de Manlio Fabio Beltrones.

«Nos fortalece su presencia, los priístas de esta tierra sabemos que contamos con la presencia de una dirigencia que sí conoce y reconoce la importancia de nuestro Estado no sólo por su peso electoral, sino por lo que Jalisco significa para el país. El PRI es de todos, sobre todo de su militancia, los dirigentes no debemos entender una responsabilidad pasajera como si fuera permanente, el pueblo y el partido son los que permanecen, gobernantes y dirigentes somos eventuales en la vida política, no valen aquí ni filias ni fobias».

Dentro de los objetivos primordiales está el ser un partido incluyente, pues el precio por excluir es que se han convertido en la mejor escuela de opositores.

«El PRI requiere pasión pero también prudencia, valor pero también inteligencia, juventud con deseo de aprender y experiencia con ánimo de enseñar, pero también de seguir aprendiendo, necesitamos un partido que abra espacio a los jóvenes pero que no arrincone a los viejos. El Revolucionario Institucional sigue siendo el partido histórico de la Revolución Mexicana, mas no por ello se aparta de las nuevas realidades que se viven. Estamos obligados a transformarnos hasta llegar a un sistema democrático que sea el reflejo de la madurez de la sociedad, nuestro partido nunca le ha tenido miedo a la competencia, por el contrario. Comprometido con la democracia, mucho más con la justicia social, no creo en la desaparición de las ideologías, nosotros no hay que olvidarlo que tenemos un origen, el alcance de la justicia social seguirá siendo el gran pendiente».

Coco Velázquez expresó que el PRI es un partido de ganadores y estarán en la lucha para ganar, pues no son estrategas de la derrota ni suicidas políticos, por lo cual en 2018 con renovados bríos buscarán la victoria electoral.

«Ya no somos un partido invicto, pero sí un partido victorioso, el PRI vive en México y en Jalisco, en las próximas elecciones saldremos adelante manteniendo lo ganado y recuperando lo perdido, fortalecidos, renovados, comprometidos todos con el entusiasmo de tantos jóvenes que se sienten orgullosos de ser priistas. No hay triunfos anticipados ni derrotas adelantadas, es irresponsable darse por vencido sin luchar, sin entregar todo por buscar la victoria, sin buscar apasionadamente lograr el triunfo de una militancia que se cuenta por cientos de miles. El PRI no quiere ver hacia atrás en busca de culpables, sino mirar hacia adelante en busca de victorias alcanzables, vamos hacia al frente fortalecidos por nuestras alianzas históricas».

«Trabajaremos por un partido que no cambie convicciones por conveniencias, que no caiga en el espectáculo con alianzas que revuelvan el agua con el aceite, un partido que jamás le apueste a la pepena de los cargos de representación proporcional para satisfacer ambiciones en lugar de plantearse su objetivo con triunfos electorales para poner en práctica las políticas públicas identificadas con sus ideales», concluyó.