Portal informativo de análisis político y social

DEMANDAS LABORALES FRAUDULENTAS GOLPEAN A CESJAL

DEMANDAS LABORALES  FRAUDULENTAS  GOLPEAN A CESJAL

Nov 22, 2014

Los investigadores Myrna Aranzazú Machuca Sierra, Alberto Pérez Martínez y Juan Manuel Anaya Zamora, que le ganaron una demanda laboral al Consejo Económico y Social del Estado de Jalisco (Cesjal), tienen ya en la bolsa más de 10 millones de pesos, pero también tienen un pie en la cárcel, ya que ganar el litigio incurrieron en delitos, como la falsificación de documentos y declaración en falsedad ante una autoridad en funciones, incluso se podría configurar un delito grave, que es el de asociación delictuosa.

El litigio laboral por despido injustificado que duró 7 años y fue resuelto en la instancia federal en favor de los investigadores, provocará la parálisis del Cesjal, ya que los 10 millones de pesos que habrán de erogar por mandato judicial significan más del 70% del total del presupuesto anual que recibe el organismo, que es de alrededor de 14 millones de pesos.

Para el Cesjal esta resolución fue injusta, sobre todo porque siempre sostuvieron que los tres personajes involucrados en la querella nunca fueron contratados por el Consejo y nunca desempeñaron una tarea laboral. Es decir, fue un abuso de parte de los investigadores, en donde hubo también una dosis de fraude, de complicidad y hasta de tráfico de influencias.

El único documento que se presentó ante las autoridades para comprobar que existió una relación laboral, fue una carta escrita en una hoja en blanco, sin membrete, sin sellos y sólo firmada por el exconsejero del Cesjal, Luis Ignacio Román Morales, un personaje que siempre se caracterizó por ser crítico con la institución en la que se desempeñó por más de 4 años.

Luis Ignacio Román Morales, académico del ITESO, admite que su carta no era sinónimo de un compromiso laboral, ya que sólo fue para comunicarle a los tres investigadores que su proyecto denominado Siglo XXI había sido seleccionado, pero que después de esa carta debieron correr otros trámites para considerar que estaban contratados. Incluso reconoce que él carecía de autoridad para contratar personal para el Cesjal.

Por lo que toca a los favorecidos con la resolución millonaria, Myrna Aranzazú Machuca Sierra, vive desde hace varios años en Australia; Juan Manuel Anaya Zamora dice haber sido reinstalado en el Cesjal, pero se niega a aportar más detalles y Alberto Pérez Martínez, quien labora en la Ciudad Creativa Digital al lado de Mauricio Navarro Gárate, se niega a dar entrevistas, reconoce que hace un año fueron notificados del triunfo del juicio laboral millonario, pero sabe que tiene que seguir atendiendo otros procedimientos legales, como uno de carácter penal que se sigue en la Fiscalía General del Estado por falsedad en declaraciones y por falsificación de firmas.

SIMILITUD CON EL CASO «LÓPEZ CASTRO»

Proporcionalmente hablando, este es un caso mucho más crítico que el de los «López Castro» para el Congreso del Estado, ya que el Legislativo fue condenado a pagar injustamente alrededor de 60 millones de pesos, cuando la dependencia tiene un presupuesto de 600 millones de pesos.

Sin embargo, en el caso del Cesjal, los más de 10 millones de pesos que tendrá que pagar por la demanda laboral, representa más del 70% del total del presupuesto anual que es de sólo 14 millones de pesos, lo que provocará una parálisis.

Esta es la apreciación del secretario general del Cesjal, Óscar Ábrego de León, quien sentenció que las tres personas que alegan que tuvieron una relación laboral con el Cesjal, mienten.

«Jamás hubo tal, no hay nada que demuestre que trabajaron para Cesjal, y si digo nada, es nada», asegura en forma tácita, tras lo cual estableció que en este momento están defendiéndose de las consecuencias de este fraude que se maquiló como en el caso del Congreso del Estado.

Detalló que el rumbo que tomó la demanda laboral no fue adecuadamente atendido en su momento. Se presentó la demanda laboral en tiempos de la secretaria Fanny, pero se recrudeció y se descuidó con el secretario general Francisco González Vallejo.

«Pero finalmente nosotros más que buscar a los culpables que desatendieron esto, lo que nosotros estamos haciendo hoy es tratar de defender esta situación interponiendo recursos de revisión, aunque sabemos que ya hay una sentencia que nos fue adversa», expresa Ábrego de León.

Recordó que con su llegada a la secretaría del Cesjal se dio cuenta que se había desatendido esta demanda y lamentablemente se dicta una sentencia en contra del Cesjal y revela: «Ellos están solicitando más de 10 millones de pesos y ante esta situación lo que estamos haciendo es recurrir a lo que nos queda en la vía jurídica para defender este recurso que es público, al igual que lo está padeciendo el Congreso del Estado; por desgracia, no siempre la jurisprudencia es justa y hoy estamos siendo víctimas de una injusticia».

Dijo que de manera paralela la defensa ha promovido un recurso, un incidente de falsedad de firmas que está comprobándose y que en menos de 15 días tendrán una resolución al respecto a este caso, lo que provocaría que pudiera darse un vuelco a la situación de la demanda; es decir, los demandantes han sido a la vez demandados y podrían ganar el dinero, pero perder su libertad.

DIFERENCIAS EN LO LOCAL Y LO FEDERAL

Óscar Ábrego dijo haber encontrado a una Junta Local de Conciliación y Arbitraje sensible al tema, abiertos, el secretario de Trabajo ha sido bastante sensible para atender la circunstancia que se está padeciendo. «En este caso debo decirte que en la JLCyA, hemos tenido absoluta apertura para ser atendidos. Esto no fue promovido por malos abogados como en casos como el del Siapa, fue promovido por tres personas que en algún momento lo que quisieron fue que se les contratara a la fuerza».

Aseguró que lo único que existe y con lo que soportan su demanda laboral es la carta del consejero Ignacio Román Morales, que a su juicio es totalmente vulnerable y lanzó un reto: «Yo desafío a los tres demandantes a que comprueben que lo que ellos han emprendido, es justo; que muestren ante los medios de comunicación por qué y cuáles son los argumentos jurídicos reales, éticos y morales para fundamentar su demanda laboral; que muestren ante los medios de comunicación cuál es su expediente. Así se habrán de dar cuenta que no existe razón alguna para que el Cesjal fuera demandado».

No existe ni existió contrato alguno, no tenían cargo alguno, nada. «Y nada es nada; no hay nada por el pleno, ni por la mesa directiva, ningún órgano de gobierno autorizó algún vínculo contractual con los demandantes; sólo se presentó una propuesta de un proyecto que ellos llamaron Siglo XXI, por cierto muy mal hecho, no se les aprobó por dos motivos: 1.- Por mal hecho y 2.-Por caro».

Abunda: «Entonces un exconsejero, Ignacio Román, les emite una carta de que iban a ser contratados, pero además una carta sin membrete, sin ninguna autorización institucional, jamás hubo un vínculo contractual con estas personas, ningún órgano de gobierno del Cesjal les autorizó esa propuesta mal hecha».

Sobre las consecuencias que esta sentencia tendrá para el Cesjal, Óscar Ábrego dijo que el presupuesto es de poco más de «14 millones de pesos, lo que significa que más de 10 millones de pesos representan más del 71% del presupuesto anual».

Por lo que auguró una parálisis absoluta del Cesjal, con toda su plantilla laboral de poco más de 25 personas administrativas, a las que se suman otro grupo de consultores e investigadores externos.

EL CASO LABORAL SE CONVIERTE EN PENAL

Sobre el rumbo que han tomado los acontecimientos, Ábrego de León planteó que sólo se están defendiendo de una sentencia, por lo tanto lo que se busca es tratar de disminuir el daño económico para el Cesjal.

«Nosotros calculamos que antes de que termine el año tendremos noticias sobre el desenlace del litigio, porque hay una desesperación por cobrar el dinero de parte de los demandantes; de ahí que presentamos un incidente con la falsedad de firmas ante la Fiscalía», comentó el secretario general del organismo.

Lamenta también que la parálisis aceche al organismo cuando el Cesjal ha tenido este 2014, un año récord en materia de recomendaciones emitidas y atendidas. Entre ellas se atiende y se procesa la recomendación sobre el distintivo de la calidad Jalisco; se está procesando todo un protocolo de certificación agroalimentaria; se está procesando la recomendación que emitieron junto con la CEDHJ y el Cesjal para crear un protocolo para el respeto a los derechos humanos en situación de crisis masiva y la recomendación que se desarrolla en la Subsecretaría de Finanzas.

Hay que recordar también que la base del paquete de recomendaciones del Observatorio Ciudadano de Movilidad en el Transporte Público fue el trabajo que previamente habían hecho de manera conjunta Red Ciudadana y el Cesjal, es decir, son recomendaciones que llevan un proceso de carácter legislativo, por lo que bien se puede hablar de que son paquetes, y a veces un paquete lleva más de 20 recomendaciones.

Óscar Ábrego finalizó diciendo que tiene la instrucción del presidente Enrique Michel, de la mesa directiva del Cesjal y del pleno del Cesjal, de continuar con la defensa jurídica hasta donde llegue, «ya que hay una gran indignación del pleno de las 21 instituciones que conforman el Cesjal, por este atraco en el que ya hay una sentencia, pero del que vamos a seguir defendiéndonos, finalmente mi papel es atender la solicitud de los consejeros del Cesjal y estamos en eso».

«YO NO CONTRATÉ A NADIE»: IGNACIO ROMÁN MORALES

A sabiendas de que no estaba entre sus facultades la contratación de personal, el exconsejero Ignacio Román Morales asegura que él no contrató a nadie, «sólo puede contratar propiamente Cesjal, yo era consejero, pero no era parte de la estructura administrativa».

«Hay una carta en la que yo digo: Se hizo un procedimiento para seleccionar a unas personas para hacer un estudio, y como yo era presidente de la Comisión de Desarrollo, lo único que hice fue avisar cuáles habían sido los resultados del procedimiento. Pero yo no podía contratar», planteó el exconsejero de Cesjal quien con esa declaración pretende deslindarse de la demanda laboral de Myrna Aranzazú Machuca Sierra, Alberto Pérez Martínez y Juan Manuel Anaya Zamora.

«Yo lo que digo es que estas personas pudieron haber trabajado con el Cesjal o pudieron haber tenido una relación laboral, pero la relación que hayan tenido no fue porque yo, en lo personal lo haya determinado, yo no podía contratar a nadie, yo no tenía esas atribuciones», abundó.

Sin embargo, pide no dar más declaraciones porque «es justamente ese tipo de detalles o de precisiones administrativas que a mí no me toca estar metido en eso, por eso yo prefiero justamente en ese tipo de asuntos, no declarar, aunque finalmente ya he testificado ante la instancia correspondiente, pero finalmente yo no soy la estructura administrativa que pudiese hacer una cosa como ésa, de decir yo no tenía ninguna atribución para decir: estoy contratando o no».

Reveló que él no participó propiamente en lo que tuviera que ver con lo de la demanda laboral, pero se negó a dar detalle de ante qué instancia hizo su declaración: «Si yo le digo ahorita así con pelos y señales, ante quién fui en cada caso, diciendo qué… qué dijo el otro,… qué le respondió… es empezar a involucrarme de nuevo en un proceso que ni me tocó, ni me toca».

Sobre la carta que él firmó en favor de los investigadores, y que es el único elemento de prueba que presentaron los quejosos, expuso: «Ese documento lo único que dice es que se hizo en el proceso de selección para desarrollar un estudio, ellos habían salido seleccionados y que ellos entonces tendrían que comunicarse con otra persona, para hacer todo lo que siguiera en su actividad».

«Entonces a partir de esto ese asunto dejó de corresponderme a mí y le corresponde más bien a la institución llamada Cesjal, que es la que tenía que hacer el proceso de contratación, de trabajo y de todo lo demás. En esa carta yo jamás pude haber dicho que yo los contrataba o que habían sido contratados, en esos términos», sentenció.

Y apuntó diciendo: «La carta es solo como un antecedente, no de que fueron contratados, pero sí de que fueron seleccionados, de ahí la palabra es clave: fueron seleccionados, y eso sí lo podía avalar yo; no fueron contratados, aquí ya vienen otros documentos que son los que seguramente presentaron las partes en todo el juicio».

Finalizó asegurando que la carta no se emitió a los demandantes por una cuestión de amistad: «No, de ninguna manera. De hecho durante todo el procedimiento llegaron un montón de currículos, muchos elementos y realmente no había justamente ninguna relación personal que me acercara a ellos, de hecho a una persona la conocía muy ligeramente y a los otros dos jamás los había visto en mi vida».

«NO ESTOY INTERESADO EN HACER DECLARACIONES»

Por su parte el investigador Alberto Pérez Martínez, que hoy labora para la Ciudad Creativa Digital, admite haber sido notificado desde hace un año del triunfo en la querella laboral que interpuso en contra de Cesjal.

Sin embargo, de inmediato a las siguientes preguntas responde de manera tácita: «No te voy a dar declaración; no tengo interés de salir en los medios; este es un asunto que va por los medios legales y nosotros estamos apegados a lo que diga la Junta y el Tribunal.

¿Y también lo que diga la Fiscalía, porque entiendo que en su contra también hay una denuncia penal, verdad?

—«Ni te preocupes por eso».

—————————————————-

LA FAMOSA CARTA:

Guadalajara, Jal., 15 de diciembre del 2006

Mtra. Myrna Aranzazú Machuca Sierra

Por este conducto, atendiendo a su amable solicitud me permito hacer de su conocimiento que en virtud de haber reunido los requisitos previsto en las bases de convocatoria para seleccionar al personal que llevará a cabo el proyecto Jalisco Siglo XXI, los miembros de la comisión del CESJAL encargada de la conducción del proyecto que asistieron al proceso de selección en cita, la han seleccionado para ocupar, de entre los cargos sujetos a concurso, el de coordinadora general, debiendo iniciar su ejercicio a partir de enero del próximo año.

Asimismo me permito informarle que han sido seleccionados Alberto Tomás Pérez Martínez y Juan Manuel Anaya Zamora como especialistas en problemática empresarial y especialista en problemática social, respectivamente, quienes a partir de la fecha antes señalada serán sus colaboradores en el proyecto para el cual han sido seleccionados.

En breve, la Mtra. Fanny Lorena Jiménez, Secretaria General, se pondrá en contacto con usted y el resto de los seleccionados para señalarles los pasos a seguir a fin de formalizar su contratación.

Estaremos en contacto con ustedes a la brevedad posible para ponernos a trabajar de inmediato.

Atentamente

Dr. Luis Ignacio Román Morales

Presidente de la Comisión de Desarrollo, Cohesión Social y Ecología

Consejo Económico y Social del Estado de Jalisco /CESJAL).

%d bloggers like this: