Portal informativo de análisis político y social

Pablo Lemus llega a romper inercias

Pablo Lemus llega a romper inercias

Dic 20, 2015

Luego de dos administraciones anodinas en las que los gobernantes del PRI, Héctor Vielma y Héctor Robles, agudizaron el abismo entre los habitantes que más y los que menos tienen en Zapopan, llega a la presidencia municipal por el Partido Movimiento Ciudadano, Pablo Lemus, un joven empresario que está dispuesto a romper inercias.

La inercia de responsabilizar al gobernante anterior de haber dejado un municipio endeudado y con poca capacidad para la realización de grandes acciones de gobierno y poco margen para la realización de obra pública, ha sido una constante en lo que en otros tiempos fue la gran villa maicera del estado.

Durante casi dos décadas las justificaciones han sido las mismas. Daniel Ituarte (PAN) responsabilizó de su ineptitud a Jorge Humberto Chavira (PRI); Cornelio Ramírez Acuña en lo que fue la continuidad de los gobiernos panistas bien pudo hacer mucho, pero se dedicó a acumular dólares en la caja fuerte y en los cajones de los escritorios del área de la Tesorería; Macedonio Tamez (PAN) gobernó para la clase pudiente y se distinguió en hacerle dos pasos a desnivel con dedicatoria a los habitantes de Puerta de Hierro y de Valle Real; Arturo Zamora (PRI) se dedicó a pagar la deuda heredada por tres administraciones albiazules; llegó después Juan Sánchez Aldana (PAN) considerado el gobernante más mezquino de los últimos años; pasó lista de presentes Héctor Vielma (PRI) a quien no le alcanzó el tiempo para hacer obra, pero sí para pactar préstamos millonarios y finalmente cuando ya había proyectos, obras iniciadas y dinero en caja para realizarlas, llega Héctor Robles(PRI) para echarse a la hamaca y terminar de saquear lo que quedaba en las arcas públicas dejando inconclusas las obras destinadas a las clases más necesitadas, como la reconstrucción del Hospitalito, el Centro Cultural del Mercado de la Colonia Constitución y la pavimentación de las calles en colonias depauperadas, «que al fin los que ahí viven ni carro tienen», dijo el alcalde haciendo gala del cinismo que lo caracterizaba, ante las cámaras de Televisa en un Foro Al Tanto cuya transmisión incluso fue pagada con recursos públicos del pueblo de Zapopan.

Hoy, cuando ya se aprobó la reelección y los gobiernos municipales pueden durar no sólo 3 sino hasta 6 años, Zapopan le concede la oportunidad de regir sus destinos al expresidente de Coparmex, Pablo Lemus Navarro, el heredero de un gran empresario exitoso en la comercialización de instrumentos musicales.

Hoy Zapopan optó por darle una oportunidad a un político nuevo, a un joven recién llegado al servicio público, proveniente de las lides de la iniciativa privada, que el reto más importante que tiene debe ser el sensibilizarse de las necesidades de las clases más necesitadas, que al fin y al cabo para los ricos del municipio ya muchos alcaldes han gobernado y se han desvivido en atenderlos.

Tres ejes son los pilares fundamentales que habrán de regir sus políticas de gobierno: 1.- Un gobierno del lado de los ciudadanos; 2.- Un gobierno con visión y sentido común y 3.- Un nuevo modelo de seguridad.

Pablo Lemus Navarro sabe que hoy tiene la oportunidad de trascender transformando para bien la vida de los habitantes de Zapopan. Pablo Lemus tiene ante sí el reto de su vida, romper inercias y de una vez por todas gobernar preferentemente para las clases más necesitadas para acortar la enorme brecha que se ha creado entre ricos y pobres en lo que hoy es el municipio de los mayores contrastes sociales en el país.