Portal informativo de análisis político y social

Por la libre, deja PMC a María Elena Limón

Por la libre, deja PMC a María Elena Limón

Abr 9, 2016

En el Partido Movimiento Ciudadano se dicen muy respetuosos de las autoridades municipales y entienden que el partido los hizo candidatos, pero el pueblo los hizo gobernantes, de ahí entonces que las 24 presidencias que el partido naranja tiene en igual número de municipios de Jalisco, se deben al pueblo, no se deben al partido.

Con esta explicación justifica el presidente del Consejo Político Estatal del PMC, Juan Enrique Ibarra Pedroza, el que la alcaldesa de Tlaquepaque, María Elena Limón, siga actuando con absoluta libertad y tomando personalmente sus propias decisiones.

Con casi una decena de movimientos en funcionarios de primer nivel en su gabinete, los más recientes en el área de seguridad pública, María Elena Limón es seguramente la alcaldesa del PMC en Jalisco que ha enfrentado las mayores dificultes en el arranque de su administración.

Esto lo sabe Ibarra Pedroza quien explica: «En estos primeros seis meses todos los gobiernos han enfrentado sus peculiaridades específicas, todos los gobiernos, los presidentes y presidentas han sido de mucho trabajo y con resultados concretos. Incluyendo Tlaquepaque, obvio el entorno, el contexto, las condiciones políticas históricas de Tlaquepaque también eran De un mayor desafío y eran un mayor reto, pero María Elena ha tenido la sensibilidad y ha tenido la entereza de enfrentarlos con eficacia».

—¿Ya entró al redil?

—Nunca se ha salido del redil María Elena, nunca ha estado fuera de redil. Nosotros, déjame decirte de entrada, claro, tenemos vasos comunicantes y María Elena siempre ha estado en los cauces de la legalidad, en los cauces de la relación con PMC, nunca ha estado fuera de redil y en los cauces de los resultados.

—¿La tendrán que apoyar más que a los otros 23 justamente por las condiciones políticas de Tlaquepaque?

—Nosotros no somos discriminatorios, apoyamos a todos, hemos estado cerca de ella como hemos estado cerca del presidente de San Sebastián del Oeste, del de Cihuatlán que ha tenido inclusive hasta cuestiones adversas de la naturaleza como ciclones y sismos, con todos tenemos una muy buena relación.

—¿Seguirá libre en la toma de decisiones y los cambios constantes en materia de recursos humanos?

—María Elena es una mujer de trabajo, es una mujer activa y tenemos una comunicación permanente con ella, somos muy respetuosos de todos los alcaldes y de las alcaldesas. En el Partido Movimiento Ciudadano somos muy respetuosos de las autoridades municipales y entendemos que el partido los hizo candidatos, pero el pueblo los hizo gobernantes, luego entonces ellos se deben al pueblo, no al partido».

—¿En estos primeros seis meses de las administraciones municipales, es Guadalajara el modelo a seguir?

—Creo que todos nuestros gobiernos de MC son modelo, esa es nuestra aspiración, evidentemente Alfaro ha sido un presidente que fijó como primer punto en su agenda restituir el orden en Guadalajara, dar respuesta a la gente que aspiraba y anhelaba a que hubiera una autoridad que verdaderamente atendiera las causas de la gente y Enrique lo está haciendo holgadamente y además del orden, con programas de carácter social, en infraestructura, en equipamiento, en seguridad pública también y en lo que nos compete a nosotros también en el terreno de la movilidad.

 

Un autoridad amante del orden

Alfaro Naranja FB

—¿Cuáles son los momentos más difíciles en los primeros seis meses de Alfaro?

—La sociedad lo advirtió, creo que lo más difícil era dejar en claro ante la gente que hay una autoridad amante del orden, que se respeten los derechos de la gente y que haya claridad de que el interés primario general es el interés público, el interés común, antes que los intereses individuales. Todo mundo lo sabe, es el caso del ambulantaje que se reguló, que se transparentó a través de ordenamientos municipales.

—¿Y el mayor acierto?

—El tema de la cuestión urbana. No hay un precedente de un municipio que haya emitido un reglamento de compensación y mitigación para quienes hicieron construcciones y desarrollo excedidos de la ley o violentado la ley; están en proceso de regularización, pero con sanciones que van a derivar en beneficio de la comunidad. El Reglamento de Compensación y Mitigación, además de una manera completamente transparente, clara, con apego a la ley y que tendrá que ser aprobado caso por caso por el ayuntamiento. No son arreglos en lo oscurito ni por debajo de la mesa, ni componendas, ni mucho menos con «moches». Es con reglas y con normas muy claras y muy precisas.

 

Lo de Hugo Luna, en el anecdotario

—¿El caso Hugo Luna no lo consideran uno de los más difíciles en este lapso?

—No, ni remotamente, es un episodio que quedará en el anecdotario, los problemas centrales tú los sabes, eres un tapatío observador, eres un cronista tú de la vida pública de la ciudad, no, lo de Hugo es un episodio que insisto no va a pasar más que de cuestión de anécdota. Hugo ha dado muestras sobradas de ser un funcionario eficiente, honesto y que da resultados.

—¿Cuál será su función con la ratificación al frente del Consejo Político del PMC en Jalisco?

—Una tarea central es que los 24 gobiernos municipales y los órganos de representación en los Congresos, tengan una política congruente con los principios y valores nuestros, de tener gobiernos honrados, gobiernos honestos, eficaces, que den resultados y que estén cerca de la gente.

—¿Y cómo dividirá su tiempo entre las tareas partidistas y las del ayuntamiento como Secretario General en Guadalajara?

—La atención está centrada en las encomiendas que tengo en el gobierno de la ciudad de Guadalajara. Por lo que toca a la ratificación del Consejo, se trata de un órgano colegiado que tiene como obligación al menos una reunión semestral, no es una función de carácter operativa. Es un órgano en donde se diseñan, se construyen los criterios de la acción política de Movimiento Ciudadano, que ya están en marcha; donde se definen también cuestiones como la aprobación del presupuesto y del gasto del PMC que también ya se aprobó a finales del año pasado. El Consejo participa también en la designación de nombramientos en casos de vacancias de los órganos directivos, de manera que no es una función que le signifique jornadas diarias ni mucho menos de trabajo, como órgano colegiado es solo estar atento a una buena causa, a contribuir a que haya cohesión política de quienes estamos en el PMC.