Portal informativo de análisis político y social

Presentan libro ¿Y ahora qué? de la revista Nexos: “El país no está fuera de rumbo; hay mucho por hacer”, dice Aguilar Camín

Presentan libro ¿Y ahora qué? de la revista Nexos: “El país no está fuera de rumbo; hay mucho por hacer”, dice Aguilar Camín

Abr 25, 2018

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Mario Ávila //

Para resolver los graves problemas que enfrenta México en temas como la corrupción, la desigualdad, falta de democracia, ingobernabilidad, inseguridad, carencia de estado de bienestar, violaciones al estado de derecho y relaciones de México con el mundo, la UdeG y la revista Nexos celebraron un seminario que tuvo por lema “¿Y ahora qué?”.

El tema de seminario es el mismo que el del libro que desde el año pasado escribió el investigador Héctor Aguilar Camín, quien presente en la inauguración admitió que la simple pregunta ¿Y ahora qué? Podría interpretarse como ante la problemática que se vive en el país, el futuro es sombrío, como que no existen alternativas de solución o como que ya no hay nada por hacer.

Al contrario, el contenido del libro y la metodología de este seminario, nos demostrarán que hay mucho por hacer, que no todo está perdido, que no estamos atrapados, que existe una hoja de ruta por la cual podemos transitar para cristalizar cambios institucionales que provocarían una mejoría y un horizonte de soluciones a los problemas del país”, explicó el director de la revista Nexos, Héctor Aguilar Camín.

De hecho en su libro, que es el compendio de 33 ensayos realizados por expertos en diversos temas que hoy representan un problema para el país, destaca también la existencia de tres propuestas de solución para cada tema, lo que significa que el libro arroja 99 rutas de escape para el futuro de México.

Aguilar Camín estuvo acompañado en el acto inaugural del seminario efectuado en el Conjunto de Artes Escénicas de la UdeG, por el rector de la Universidad de Guadalajara, Miguel Ángel Navarro y por el presidente del Centro de Estudios Estratégicos para el Desarrollo de la propia UdeG, Raúl Padilla López.

El seminario consistió en la realización de mesas de trabajo durante dos días, para analizar temas como la corrupción, la desigualdad y prosperidad, democracia y gobernabilidad del país, inseguridad, estado de bienestar de la seguridad social de los mexicanos, el estado de derecho y las relaciones de México con el mundo.

Se trató de una conversación libre de cada uno de los ponentes sobre el estado en el que se encuentran hoy en el ambiente político de México, como se miran estos problemas, una conversación entre panelistas y abriendo un periodo de casi media hora de preguntas del público a los integrantes de la mesa, para el intercambio de puntos de vista en el ejercicio.

El país no está fuera de rumbo, tiene muchas cosas importantes por hacer y se puede asumir eso pensando en el futuro”, dijo en resumen Héctor Aguilar Camín, quien pidió a los estudiantes presentes que participaron en el seminario, que hicieran el libro suyo, no para que lo compren necesariamente, sino que entiendan que institucionalmente es suyo porque se gestó a iniciativa conjunta con Raúl Padilla López en el marco de la Feria Internacional del Libro del año antepasado.

Pero el año pasado –dijo-, el panorama era tan inhóspito y tan preocupante que nos sentamos a conversar y dijimos que era un momento de enorme desconcierto por lo que podíamos esperar del nuevo presidente de Estados Unidos y en México estaba muy reciente la secuela del gasolinazo, había motines en México por el aumento de la gasolina y el gobierno daba la impresión de estar auténticamente perdido y sin rumbo.

Por ello –abundó-, tratamos de ir a preguntarles a las gentes que ya habían estudiado o que estaban estudiando los problemas centrales del país, a ver qué podían, no solo explicar de los problemas, sino qué se podría hacer en relación a esos problemas. Les pedimos que nos dieran un resumen de 3 mil palabras de una problemática puntual y que nos aportaran tres soluciones concretas, que si bien no resolverían el problema que estaban planteando, por lo menos se podía contener, atenuar o ponerlo en el rumbo de una solución.

Y fue así –explicó-, como realmente de una manera casi mágica, en el curso de tres meses tuvimos 33 ensayos con 99 propuestas de cambios de política pública, ese es el libro ¿Y ahora qué?, que ha tenido un éxito de ventas, porque creo que llena una expectativa y una necesidad del momento que vive el país, más ahora en estos días de campañas. Este es uno de los frutos más acabados del conocimiento sobre el país que hay acumulado en lo más refinado de la sociedad civil mexicana.

También expuso Aguilar Camín: “La lectura de este libro parece decir que ya no hay camino, que se nos acabaron las opciones, que estamos confundidos y no sabemos a dónde ir; al contrario, lo que este libro muestra es que ahora hay mucho qué hacer, hay una enorme cantidad de opciones de cambios institucionales, de mejoría desde la vida pública y en cada ámbito se pueden identificar acciones y decisiones que son pertinentes, que son localizables, que son completas, que no son fáciles, que no son soluciones milagrosas que resuelven las cosas de un día para otro, eso no existe en el mundo, pero que sí es un horizonte de soluciones y de cambios institucionales que pueden mejorar profundamente la vida de México, hay muchísimo qué hacer”.

No es verdad que no sepamos a dónde caminar, no es verdad que no tengamos opciones, no es verdad que estemos atrapados en problemas que son insolubles, no es verdad y ese es el espíritu que yo quisiera que se viera en este seminario. No es un país que esté a la deriva, es un país que tiene como lo dice uno de los capítulos de este libro, hojas de ruta y aquí hay 99 propuestas concretas de como paliar institucionalmente los problemas de este país. El futuro no está cerrado, hay mucho qué hacer por México”, terminó diciendo en el acto inaugural el investigador, el académico, el comunicador Héctor Aguilar Camín.

LA SITUACIÓN EXIGE ESFUERZOS COLECTIVOS: RAÚL PADILLA

Por su parte el presidente del Centro de Estudios Estratégicos para el Desarrollo de la propia UdeG, Raúl Padilla López, dijo que tanto el libro como el seminario, es un fruto del esfuerzo de reconocidos investigadores y estudiosos, en cuyo análisis del acontecer nacional, han encontrado y registrado evidencias sobre su condición actual y sobre esas se fundamentan sólidas propuestas de mejora para México. “Se trata de un esfuerzo colectivo porque la difícil situación nacional así lo exige, y con urgencia”, planteó.

Explicó que la caída en el poder adquisitivo, el aumento de la violencia particularmente en contra de mujeres, la pérdida de soberanía y el pesimismo generalizado, configuran un estado de malestar nacional que no se solucionará con oídos sordos, ni apartando la mirada de estos y otros graves problemas, sino afrontándolos con base en reflexiones y propuestas centradas en la más estricta ética y responsabilidad social y ciudadana.

Construir la confianza nacional es indispensable para salir de la vorágine de corrupción en que se encuentra México, pero lamentablemente es una labor sumamente difícil, los territorios desgarrados por el hambre, el crimen y la ignorancia, sufren de un entramado social cada vez más precario e inestable; sin confianza no se puede construir un futuro promisorio para nuestro país, el abandono de la juventud ensombrece más este triste panorama y para colmo el agresivo ambiente internacional ha puesto en evidencia la timidez de nuestro aparato estatal para confrontar con inteligencia y dignidad, la forma y contenido de nuestras relaciones internacionales”, refirió el también presidente de la FIL.

En resumen –dijo-, son tan grandes las urgencias cotidianas para los mexicanos, que la visión de futuro pasa a segundo plano, pero hoy más que nunca de cara a este año difícil, es crucial preguntarse ¿Y ahora qué?. Responder en distintos modos, grados o medidas a esta interrogante, justifica ampliamente la pertinencia de este seminario”.

Por todo lo anterior –abundó-, aplaudo los esfuerzos del reconocido y respetado historiador y periodista Héctor Aguilar Camín y el conjunto de 33 excelentes académicos, investigadores y analistas críticos de la realidad que colaboraron en el libro “¿Y ahora qué?, porque gracias a su visión analítica contamos con un marco reflexivo e interpretativo del presente nacional que nos coloca en la posibilidad de orientar correctamente nuestras energías para salir de las dificultades en que se encuentra actualmente el país.

Recordó que “hace poco más de dos años, en el marco de la FIL tuve el gusto de sostener una inmejorable conversación con Héctor Aguilar Camín, en la que nos propusimos esforzarnos en convocar a los más reconocidos expertos del país, para aportar su visión en torno a los temas más relevantes de la agenda pública, el desafío era contar con un análisis de los problemas, pero también con propuestas reales para su solución, es decir contra con el remedio y el tramito”.

El resultado de esos trabajos cobra vida el día de hoy en este foro, reconozco con ello el gran compromiso y visión de la prestigiada revista Nexos, que junto con la Fundación de la Universidad de Guadalajara y el Centro de Estudios Estratégicos para el Desarrollo de la UdeG, han ofrecido generosamente su trabajo, su recurso, su talento para completar este esfuerzo académicos que sin duda perfila nuestras reflexiones sobre el futuro, hacia una verdadera senda de paz y justicia”, dijo el también ex rector de la UdeG, Raúl Padilla López.

LA CORRUPCIÓN MATA: DIEGO PETERSEN

En lo que fue la primera mesa de trabajo sobre el tema de “La Corrupción”, la politóloga María Amparo Casals, dijo que el problema de la corrupción se debería de empezar a resolver por el último eslabón de la cadena, por el último paso del círculo de la ilegalidad en México, que es la impunidad.

La corrupción en México es en efecto un fenómeno, es una práctica y es un conjunto de conductas sistémicas, no sólo porque las encontramos en todos lados, en el gobierno, en la ciudadanía, en el sector privado y en el sector público; es un nivel de vida que alcanza incluso el carácter de norma social, de la cual si te apartas eres mal visto”, estableció la investigadora.

Por su parte el subdirector editorial de El Informador Diego Petersen Farah expuso en términos de seguridad nos debemos preguntar por qué alguien puede delinquir impunemente, por qué las colonias son controladas por el crimen organizado y no por la policía y detalló que el gobierno no puede impedir que un loco criminal mate a otra persona, “pero lo que sí tiene que asegurarnos el Estado es que ese acto no quedará impune, cuando ese acto queda impune ahí empieza la cadena de corrupción de la que hablaba María Amparo”.

Pero si a eso le sumamos la convivencia entre el crimen organizado y el Estado, que hacen que esa impunidad funcione, nos hace pensar que hay una gran cantidad de dinero sucio del crimen organizado en los entes públicos y desde las mismas campañas políticas”, expuso Petersen Farah quien concluyó que la corrupción mata y para evidenciarlo se refirió a los casos más recientes de los estudiantes de cine en Tonalá, el candidato asesinado en Jilotlán de los Dolores y los tres italianos desaparecidos en Tecalitlán.

CONVOCA EL RECTOR DE LA UDEG A TRANSFORMAR LA REALIDAD

La obra del destacado intelectual Héctor Aguilar Camín sirve como punto de partida para el diálogo que vamos a emprender en estas dos jornadas de reflexión”, dijo el rector de la Universidad de Guadalajara, Miguel Ángel Navarro, quien detalló que en sus páginas conocidos intelectuales abordan la situación que vive nuestro país en temas estratégicos, además se realizan diagnósticos, se analizan los problemas y se presenta una hoja de ruta en la que se sintetizan las propuestas que hacen los académicos participantes.

Estableció que “una democracia se debe caracterizar por la dialéctica entre los miembros que la componen y el sistema de vida en el que están involucrados todos los ciudadanos. La democracia, el ejercicio del poder, la toma de decisiones sobre los asuntos públicos, el gobierno, todos son temas muy importantes como para dejarlos, se dice, únicamente en manos de los políticos”.


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad