Portal informativo de análisis político y social

Prohibición de mariguana fortalece a los cárteles

Prohibición de mariguana fortalece a los cárteles

Ene 16, 2016

«Las libertades son el derecho primordial, poder decidir qué hacer con nuestra vida», resaltó Fernando Belaunzarán Méndez en el foro «Cannabis, uso médico y lúdico» con marco del Primer Foro de la Diversidad en Jalisco organizado por el Partido de la Revolución Democrática en el Estado.

El político afiliado al Partido de la Revolución Democrática es de los principales promotores del debate a nivel nacional sobre la despenalización del consumo de mariguana, por lo que en su visita en Jalisco expuso dos argumentos básicos para sustentar la regulación del uso de cannabis: una primera instancia humanitaria, como uso medicinal, y el segundo, bajo la libertad de las personas establecido en la Constitución, respetando su necesidad de «un poco de placer».

 

La lucha contra el miedo

fer-belaunzaran

El exdiputado federal del PRD expuso que la lucha en México es contra el oscurantismo, cuya descripción académica refiere que es mejor no conocer para no perderle el temor a Dios, por lo cual la campaña negativa en el país es fundamentada solamente con miedo.

«Solo falta que digan que a la gente le salen pelos en la mano, obviamente cuando la gente se da cuenta que les mintieron es contraproducente», comentó entre risas de los presentes.

Para Belaunzarán es lamentable que quieran mantener el miedo al extremo que la mariguana no pueda ser utilizada ni para uso industrial, situación que le endilga al gobierno de Estados Unidos quienes promovieron la prohibición por fines económicos y comerciales.

«Ni en eso lo podemos usar, es oscurantista, hay quien exporta a todo el mundo y en México no, porque es la planta del mal, es su gran batalla. Además, la mariguana es una droga con riesgos, pero la prohibición aumenta los riesgos, es sentido común para el mexicano, en los 151 mil muertos que reconoce la ONU desde 2006, en los 26 mil desaparecidos, en más de 50 mil presos en cárceles federales y falta medir las cárceles locales. Dicen que es por la salud, a qué joven le ayudas a su salud metiéndolo a la cárcel, si hay un lugar donde las drogas son ilegales es en las cárceles, si el Estado no puede controlarlo ahí menos en las calles. Más de la mitad de presos en México es contra delitos contra la salud, más de la mitad de presos por delitos a la salud son por mariguana y la mayoría que están por mariguana solamente son consumidores, esa es la realidad, si le consuela al señor Mondragón que por la tabla está regularizada cualquier día visitemos cárceles y veamos a las personas detenidas por buscar un poco de placer».

Agrega: «La prohibición ha sido nefasta, ha fortalecido a los cárteles, ha debilitado al Estado y no vemos la luz al final del túnel. Ahora detuvieron al «Chapo», que lo mató su vanidad, entonces la soberbia es mala consejera en todo, ahora qué pasará, el cártel de Sinaloa no dejará de ganar millones, no dejarán de hacer millones, la industria camina, son transnacionales sofisticadas, es prescindible, agarras una cabeza y salen tres, luego los coroneles se pelean y sale mucho más violento el asunto, las consecuencias negativas de la prohibición están en todos lados».

 

El argumento incorrecto

Onu

«Políticamente menos correcto, pero más sincero», considera el político el hecho que la mayoría de la gente tiene un beneficio en el consumo de la mariguana, que les deja placer, por tanto la importancia de regular el consumo, como ya se hace con el alcohol y el tabaco.

«Las Naciones Unidas dicen que solamente el 10 por ciento de consumidores son agresivos, el resto tiene un trabajo, familia, son productivos, y así como algunos necesitan de alcohol y café, estos usan las drogas y les funcionan. Podemos estar en contra, tienen sus riesgos, pero les funcionan».

La mariguana es diferente porque «la gente sigue sus vidas sin ningún problema es la vida que decidieron vivir, si alguien quiere y le genera problemas el Estado tiene que tener la capacidad de atenderlo, para quienes lo necesitan, pero con la política de drogas actual nos fregamos a todos, no solo al 4 por ciento problemático en mariguana, el 10 por ciento que tiene dependencia, no al 100 por ciento que la consume, toda la sociedad pagamos los costos de la prohibición, si esto era para cuidar a nuestros jóvenes, estos nunca han corrido tanto riesgo y peligro como ahora por culpa de la prohibición», puntualiza.

 

La visión del promotor en Jalisco

jalisco-big

 

El uso y consumo de la mariguana debe ser tratado desde el punto de vista social y médico que den alternativas en la búsqueda de mejores políticas públicas, expresa Enrique Velázquez, quien ha llevado el tema a la agenda de Jalisco, región históricamente considerada como tradicional y conservadora, pero que «se tiene una idea equivocada, más que la sociedad, es la clase política la conservadora», expuso y como ejemplo su paso en la legislatura anterior, donde recuerda haber pasado de «diputado gay a diputado mariguano».

«Debemos poner alternativas, algunos casos de éxitos en otros países para tratar el tema de la mariguana, o mejor aún, de todas las drogas. Hay bastantes testimonios que Jalisco no es un Estado conservador, en la legislatura anterior logramos una aprobación a la ley de libre convivencia, que muchos pensaron que jamás íbamos a tener posibilidad de que se aprobara, algunos ni siquiera pensaron que se fuera a discutir, pero nos dimos cuenta que en Jalisco es más conservadora la clase política que la ciudadanía», dijo el secretario general del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Guadalajara.

 

Contra el prohibicionismo

9514068097_3bc1dbaf34_n

Autonombrado como progresista y de izquierda, Enrique Velázquez afirma que es momento de repensar las políticas públicas y tratar diferente el uso de la mariguana, que en México se deje de criminalizar sobre todo a los jóvenes por la portación de pequeñas cantidades.

«Lo que los conservadores nos dicen que queremos que todo mundo fume mariguana, cuando el planteamiento de la izquierda no es promover el consumo, siempre ha sido que sea tratado desde el punto de vista médico, si una persona es detenida por portar una cantidad fuera despenalizado, que no lo lleven a la cárcel».

Agrega: «La mariguana no es tan buena como dicen los usuarios, pero tampoco tan mala como los conservadores han querido hacerla ver. Tenemos un país que hace muchos años nos inculcó el prohibicionismo como Estados Unidos y ahora están legalizándola para términos médicos y ya van varios estados que la tienen para uso recreativo».

 

Se invierte más en cárceles que en educación

201207050835fv

Como una política esquizofrénica describe Enrique Velázquez el pensar que si se regula el consumo de mariguana todos los mexicanos podrán tener acceso, sin embargo considera que es más complicado para un niño tener acceso a una botella de tequila o una cajetilla de cigarros por estar controlados, a mariguana que está ilegalmente en las calles.

«En la Ley General de Salud se permite portar 5 gramos, nunca he visto a un policía con báscula, inmediatamente agarran a alguien con mariguana y lo meten al bote, después se investiga qué era y ver si era adicto, entonces si no es adicto lo quiere para fines de venta que lo convierte en un narco y esas personas pueden pasar muchos años en la cárcel, que está hecha para la gente pobre en México, los que tienen dinero tienen forma de salir contratando abogados o haciendo túneles».

Lamenta que «en Jalisco se gasta en una persona que está en la cárcel entre 54 mil y 60 mil pesos al año y por un estudiante se invierten 14 mil pesos al año, debería ser al revés, debería ser otra política pública para tratar un problema como éste, por eso decidimos presentar esta iniciativa, aumentar el gramaje, crear un centro médico para las personas que sean retenidas y valorarlos, que las personas no lleguen a la cárcel por una mínima cantidad de mariguana, pero si comete algún otro delito que lo haga por lo que dañe al Estado, no por lo que se dañe a sí mismo», finaliza.