Portal informativo de análisis político y social

Ramiro Hernández, el bombero del PRI: “No es reto fácil, pero lo vamos a enfrentar”

Ramiro Hernández, el bombero del PRI: “No es reto fácil, pero lo vamos a enfrentar”

Abr 10, 2018

Por Diego Morales //

Su vida es de bajadas y subidas. De curvas y rectas. Conoce la victoria, pero también la derrota. Hoy le toca entrar de emergente en el relevo del presidente estatal del PRI, Héctor Pizano, quien en materia de estrategia política no sólo no se entendió con el candidato a gobernador, Miguel Castro, sino que hasta chocó como lo evidenció su equipo de asesores.

La misión es unir al priísmo que en las últimas semanas ha registrado cuando menos la deserción de 400 militantes, algunos con responsabilidades relevantes como la diputada Claudia Delgadillo, y los presidentes municipales de Tonalá y El Salto, Sergio Chávez y Marcos Godínez Montes.

Le han tocado tiempos donde ganaban las elecciones solo con la presencia de la marca, otras donde han tenido que reponerse de arrancar la contienda en desventaja; ha sufrido el sabor de la derrota y ser también oposición. Todo ello es el cúmulo de la experiencia, por ello, a pesar de las adversidades y de llegar arrancado el proceso electoral en su segunda responsabilidad de estar al frente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional, el Ingeniero Ramiro Hernández García está convencido que entregará buenas cuentas el 1 de julio.

El fin es apuntalar a Miguel Castro, el candidato a gobernador, quien en estos días compite por el segundo lugar con su contrincante de Morena, Carlos Lomelí Bolaños, con el candidato del Partido Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro a la cabeza.

A pocos días de su llegada como presidente del PRI Jalisco, Ramiro Hernández tiene claro algo: es el cargo que más honor le ha causado en su paso por la vida política, pues desde que inició su carrera, soñó con encabezar los esfuerzos tricolores en el estado.

Es un tramo largo el que nos ha tocado cubrir en la actividad política, esta vez lo hago con mucho gusto. Mi pasión e ilusión más grande desde que entré al PRI era ser presidente del partido, ese era mi proyecto anhelado, más allá de ser diputado o demás, para mí era eso, entonces cuando lo logré fue uno de mis sueños, y ahora que se presente la oportunidad por segunda vez es una doble satisfacción, con todo y que llegamos en un proceso electoral en marcha”.

Subraya: “El cargo es muy desafiante, obviamente la vida del partido cuando nos gusta, cuando la sentimos la vivimos con una gran intensidad. Yo creo que uno está en el momento que le toca estar, más allá de las dificultades y circunstancias es lo que te toca, lo que debemos buscar es en lo que nos corresponda hacer entregar los mejores resultados y con esta mentalidad estoy llegando al partido”.

LA ENTREVISTA

Conciencia al aire. ¿Por qué se dio el cambio? ¿Existen dificultades al interior del partido…?

Ramiro Hernández. Los procesos electorales tienen diferentes etapas, es como quien diseña una estrategia en un equipo, sabe en qué momento alinea una parte a los jugadores, generalmente en todos los procesos tienes un equipo que cubre una etapa y otro que cubre la otra, en el caso del proceso de Jalisco acabamos de concluir la etapa de elección, selección y registro de candidatos en todos los niveles, es común de muchos años que una vez que termina la etapa de selección de candidatos haces el relevo para entrar a la siguiente etapa de campaña. En este caso así se está dando, al final no todos quedan contentos, solo se queda contento el que llega, los demás por alguna u otra razón no salen satisfechos, para después entrar a una etapa donde construyes la unidad de todos, porque lo que necesitamos más allá de las aspiraciones personales es construir el proyecto que nos conviene a todos.

Conciencia al aire. Mucho se atribuye a la fuga de gente del PRI, argumentando la culpa al anterior presidente. ¿Qué hay de esto?

Ramiro Hernández. Yo no lo atribuiría a la persona, creo que hoy vivimos circunstancias que son diferentes a las que se han presentado en otras ocasiones. Habría que valorar el momento que vivimos, en una etapa de reelección que generó expectativas para quienes ocupaban cargos de diputados y presidentes municipales, fue una expectativa amplia de quiénes aspiraban.

La otra cuestión, es que sí tenemos un sistema de competencia más amplio, en algún momento el PRI era el partido único, ahora casi todos los partidos tienen en sus filas actores importantes que estuvieron en el PRI. En la medida que se diversifican las opciones para buscar lo que quiere quien está participando en política también va cambiando su orientación. Hay casos donde se desesperaron, si no tenemos presente que el interés más importante no es el de cada quien sino el de todos, los casos de disidencia se vuelven muchos, más cuando hay pepenadores. El PRI debe generar condiciones no solo para que se vayan, sino para que los que se fueron piensen en volver.

ES CUESTIÓN DE ESTRATEGIA

Conciencia al aire. En plena campaña, el desgaste sobre la decantación de las candidaturas, como la declaración de Pizano sobre la estrategia de Miguel Castro. ¿Hay un riesgo para Ramiro Hernández de entregar malas cuentas con el proceso iniciado?

Ramiro Hernández. El candidato no está para agarrar ni partido ni broncas con nadie, anda en lo de él, no tiene tiempo ni interés en asumir una posición. La definición de estrategias corresponde a un equipo, hay visiones diferentes, sin embargo, creo que quien está al frente de la estrategia debe asumir los riesgos. Si el tema es que si aparecen o no las siglas, algo que no podemos perder de vista es que los partidos no tenemos los votos suficientes para ganar una elección, tenemos que ir más allá de la propia militancia, llevamos a la presidencia un candidato que no tiene antecedentes de militancia en el PRI, en el caso de Miguel Castro permea bien en los grupos ciudadanos, entiendo que se quiere generar comodidad que si alguien quiere apoyar a los candidatos puedan compartir la propaganda sin que implique una vinculación con un partido. En el momento que haya definición de un candidato lo manifestaremos a partir de un partido, lo entiendo como dirigente, me han tocado diferentes tiempos, cuando ganábamos con el puro escudo y tiempos donde había que tratar que el escudo no fuera el que estuviera encima. El no aceptar una realidad puede ser un error desde el punto de vista estratégico.

NO ES UN RETO FÁCIL”

Conciencia al aire. ¿Qué diagnóstico tienen? Algunos manejan al PRI ya en un tercer lugar…

Ramiro Hernández. El tema de las encuestas se presta para muchas cosas. Si nosotros pensáramos a partir de eso, lo primero que llegaría es vivir una derrota anticipada. En el caso de las campañas, van arrancando, si te mueres en la víspera no tiene caso ni siquiera registrarte. Tenemos ejemplos de sobra, nosotros hemos perdido teniendo 20 puntos de ventaja que sucedió cuando Labastida era nuestro candidato. Hemos revertido desventajas, cuando Jorge Aristóteles fue candidato en Guadalajara, tuvimos un resultado bueno. Debemos ser realistas, vivimos tiempos complicados, no es un reto fácil, pero lo vamos a enfrentar, estoy convencido que vamos a ganar el 1 de julio, creo en la capacidad de triunfo de Miguel Castro, un gran candidato, el candidato Meade es extraordinario, apenas empezamos y vamos a terminar bien.

Conciencia al aire. Se dice que la fortaleza del PRI está en los municipios, con la llegada de Ramiro se viene a fortalecer más. ¿Cómo anda el campo?

Ramiro Hernández. Creo que hay de todo, lo hemos vivido todos los tiempos, me tocó ser diputado local en el 96, ganamos todos los distritos del interior del estado y perdimos la zona metropolitana; después me toca ser presidente del partido en el 2000-2003, donde ganamos todos los municipios de la zona metropolitana excepto Guadalajara. Por eso digo, las campañas para eso son, para definir el sentido del voto.

EL TEMA DE SEGURIDAD NOS PESA A TODOS”

Conciencia al aire. ¿Pesa el desgaste del gobierno?

Ramiro Hernández. Uno no puede renegar de su realidad, por eso buscamos el gobierno, porque pensamos que había que hacer cosas. Hoy ser gobierno no es fácil, me tocó vivirlo hace 3 años en la ciudad, por más que te esfuerces no alcanzas a resolver todos los problemas. Por otro lado, hay un ánimo social no fácil contra la autoridad, no contra el gobierno, lo vivimos desde las familias hasta los gobiernos, de México, veamos como están en Sudamérica. El tema de seguridad nos pesa a todos, evidentemente hay un malestar social que se refleja en un reclamo, pero también hay cosas positivas que creo que son más, en la campaña hay que buscar un análisis objetivo de lo que se ha hecho y lo que vamos a hacer, la gente es lo que hace no lo que dice.

EL VOTO DURO CADA VEZ ES MENOS

Conciencia al aire. ¿Existe aún la maquinaría del voto duro del PRI?

Ramiro Hernández. Cada vez es menos el voto duro en todos los partidos. Tenemos alrededor de 300 mil en el padrón, pero el voto duro es cada vez más blando, por eso tenemos que tener permanentemente una dinámica de trabajo que nos ayude a conservar las voluntades que nos son afines, no podemos confiarnos, si no hacemos bien las cosas ya no hay incondicionales para un partido.

Conciencia al aire. ¿Por qué votar por el PRI?

Ramiro Hernández. Primero porque lleva los mejores candidatos en esta elección, segundo, porque es un partido que está abriendo la participación de muchas mujeres, muchos jóvenes que buscan transformar la vida de México y en nuestro caso la vida de Jalisco, puntualizó.

 

%d bloggers like this: