Portal informativo de análisis político y social

Raúl Padilla López mantiene poder en el congreso

Raúl Padilla López mantiene poder en el congreso

Dic 20, 2015

Su equipo de futbol regresó a la división de ascenso pero mantuvo el paso constante en la Feria Internacional del Libro que cumplió 29 años consecutivos con poco menos de un millón de visitantes en ocho días.

Así podrían condensarse los contrastes del poder que día a día vive el exrector de la Universidad de Guadalajara Raúl Padilla López, quien a estas alturas hace evaluaciones de los diferentes centros universitarios que se preparan para la renovación de rectores y que más de dos auguran con tironeos.

Y es que Padilla López se mantiene, contra viento y marea, como la figura central de la universidad pública y el año que termina puede señalarse como la de los acuerdos políticos que le permitirá mantenerse como tal durante algunos años más: un acercamiento con otro dirigente moral, pero del Partido Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro Ramírez.

Por un lado, el alcalde de Guadalajara, ya sin el respaldo de los protagonistas como Herbert Taylor y Emilio González Márquez que acomodaron en años pasados el mote de burguesía dorada a los principales personajes universitarios y que lo llevó a declarar a Tlajomulco como «territorio libre» de Padilla.

Por el otro, el reconocimiento a un poder real que requiere para cumplir su promesa de hacer de Guadalajara la capital cultural de América Latina y que no puede concebirse sin la FIL o sin la promoción de una obra cultural que ha trascendido muchos de las administraciones y sexenios desde que terminó su rectorado.

En el fondo, la convivencia necesaria y obligada, que permitieron pasar sus reuniones privadas, dos por lo menos, al ámbito público en el marco de la Feria, donde compartieron eventos como el de los candidatos independientes.

La coincidencia: muchos funcionarios actuales, que alcanzaron el poder por la vía del Partido Movimiento Ciudadano, son egresados de la Universidad pública que logró apenas hace unos días que en el Congreso le aumentaran a la UdeG el presupuesto a ejercer para el próximo año luego de algunos momentos de tirantez.

Y ahí estaban los diputados de PMC.

Este ganador de la Cruz de Sant Jordi del Gobierno de Cataluña, así como la condecoración Caballero Legión de Honor por decreto del entonces presidente francés Nicolás Sarkozy, mantuvo su poder político en el Congreso con dos posiciones que, fiel a su costumbre, pueden ser los diputados bisagra que inclinan la balanza al lado conveniente.

También ganador de la medalla «Isabel La Católica» a través del Consulado en Guadalajara, por sus aportaciones en el mundo cultural, poco a poco consolida la Feria del Libro en Español LeáLa, con sede en Los Ángeles, cuyo exalcalde, Antonio Villaraigosa, le otorgó otro reconocimiento oficial y estuvo de visita en la pasada feria.

Fue un año para tejer más alianzas, como la que en su momento logró con el actual gobernador del PRI, Aristóteles Sandoval y se mantiene como cabeza del grupo político más articulado de Jalisco, aunque sus triunfos no se traduzcan en escaños o en cargos de elección popular.

Más de alguno especuló con la posibilidad de que Padilla López buscaría un nuevo aliado en el Partido Verde Ecologista de México, antes de que los del Tucán  resultaran tan golpeados mediáticamente por sus excesos que terminaron en multas que le aplicó el Instituto Nacional Electoral.

Pero sería un hilo más porque al frente del Grupo Universidad «ha tejido una red de poder cuyos tentáculos alcanzan a los partidos políticos, principalmente al PRI y al PRD, donde militantes del Grupo Universidad han asumido diputaciones locales y federales y cargos partidistas de primer nivel».

No son menores, tampoco, los lazos que alcanzan en el poder judicial, donde Alfonso Partida Caballero puede mencionarse como uno de los más cercanos al grupo.

Desde su toma de posesión como rector de la Universidad de Guadalajara (el primero de abril de 1989) han transcurrido 26 años, más de un cuarto de siglo. Desde entonces han pasado por Casa Jalisco cinco jefes del Poder Ejecutivo del Estado: Guillermo Cosío (poco más de tres años); Carlos Rivera Aceves, como gobernador sustituto; Alberto Cárdenas Jiménez; Francisco Ramírez Acuña (al final dejó unos meses de sustituto a Gerardo Octavio Solís), Emilio González Márquez y ahora Jorge Aristóteles Sandoval y sigue vigente.

Ese es parte de su capital político que no se detiene para usarlo.