Portal informativo de análisis político y social

RECONOCIMIENTO A ENRIQUE MICHEL VELASCO DEL GOBIERNO DE JALISCO

RECONOCIMIENTO A ENRIQUE MICHEL VELASCO DEL GOBIERNO DE JALISCO

May 30, 2015

Por su liderazgo al frente de la empresa Dulces de la Rosa y el impulso al desarrollo laboral y humano de sus trabajadores, el presidente del CESJAL, Enrique Michel Velasco, recibió un reconocimiento por parte del gobernador del estado, Aristóteles Sandoval Díaz.

Luego de reconocer los aportes del empresario Enrique Michel Velasco como presidente del Consejo Económico y Social de Jalisco (CESJAL) al crecimiento de la entidad, Sandoval Díaz, aseguró que el homenajeado se ha preocupado por sus trabajadores, para que se capaciten y consigan mejores oportunidades de desarrollo dentro de la misma empresa, pero también por su liderazgo.

«Enrique Michel se ha preocupado por aportarle valores al desarrollo de nuestra sociedad y si hablamos de su compromiso tenemos que señalar la voluntad de salir de sus oficinas y llevar su liderazgo mucho más lejos, como lo hace en el Consejo Económico y Social. Es un ejemplo de ciudadano participativo involucrado en distintos proyectos que generan beneficios para nuestras familias», resaltó el mandatario estatal.

Por su parte, Eduardo Almaguer, secretario del Trabajo y Previsión Social de Jalisco, destacó que el señor Enrique Michel Velasco ha logrado mantener una empresa líder a nivel nacional e internacional que genera más de 7 mil 700 empleos, siempre pendiente del bienestar, capacitación y desarrollo de sus trabajadores.

«Mazapán de la Rosa y su director general han establecido como prioridad el fomento al desarrollo del capital humano, el cuidado de su salud y su superación personal, estableciendo diversas acciones al interior de la empresa que mejoran la calidad de vida de sus empleados», resaltó el secretario del Trabajo.

 

Empresa libre de rezago educativo

Dulces de la rosa

Desde el año 2007 la empresa Dulces de la Rosa fue declarada libre del rezago educativo ya que el cien por ciento de sus empleados tienen la primaria terminada, el 98 por ciento el nivel secundaria, el 75 por ciento el nivel preparatoria, el 4.6 por ciento cuenta con una carrera técnica y el 3.8 por ciento concluyó alguna licenciatura, gracias al apoyo que reciben de la empresa.

Además aplican programas de salud y apoyo contra adicciones de manera periódica, lo que en conjunto ha permitido que el 99.9 por ciento del personal logre un crecimiento laboral.

 

Los valores de Mazapán de La Rosa

Mazapan

Luego de recibir el reconocimiento, el director general de Dulces de la Rosa y presidente del CESJAL agradeció el reconocimiento y destacó que su labor al frente de la empresa ha consistido en aplicar los valores que le inculcaron sus padres y se basan en el agradecimiento.

«La historia de Mazapán de la Rosa se ha escrito con la fuerza de la gratitud, gracias al ejemplo de nuestros padres, don Jesús Michel y doña Elvira Velasco Rolón, esta empresa abrazó los valores del trabajo, la honestidad, el servicio, la solidaridad, la sencillez, pero sobre todo la gratitud».

El Grupo de la Rosa es resultado de todos esos principios que no sólo dignifican a las personas, sino que engrandecen a las organizaciones. El reconocimiento de hoy no es sólo a mi persona, es a todas las mujeres y hombres que con su talento y pasión le han dedicado tiempo y compromiso a su labor cotidiana en esta empresa».

Enrique Michel Velasco desciende de una familia de emprendedores entusiastas, que tras establecerse en Guadalajara en 1942 empezó a impulsar la fabricación artesanal de golosinas.

De la Rosa, una marca «leyenda de sabor» es el legado traspasado por sus padres, don Jesús Michel y doña Elvira Velasco.

Es el séptimo de trece hermanos. Desde niño jugaba trabajando en los talleres artesanales de su familia, él se recuerda envolviendo pinole a los nueve años, y a los 13 empieza de tiempo completo a laborar en el Grupo de la Rosa.

«Todos los dulces se empezaron a mano, nosotros hacíamos el mazapán con un arito y lo envolvíamos, en ese entonces hacíamos 35 mazapanes por minuto y ahora hay 105 máquinas que hacen 140 mazapanes por minuto».

«Una de las cosas más visionarias de mi padre fue que la ambición no nuble tu razón, la razón de tener una industria es que todos nos beneficiemos de ella, eso fue lo que nos llevó a tener las ganas de hacer más, de cuidar y tratar muy bien a nuestros obreros, porque crecimos con ellos».

La historia de Grupo de la Rosa se remonta hace más de cincuenta años, cuando don Jesús Michel, dedicado al comercio, compró a un cuñado sus máquinas para hacer pastillas perfumadas. A pesar que para ese entonces no había una gran variedad de dulces, el Mazapán Conitas —su nombre original— competía en el mercado con al menos una docena de marcas.

Sin embargo, en las tiendas de la esquina los niños pedían al dependiente «El de la Rosa», que era la imagen impresa en la envoltura, dando surgimiento a la marca y logotipo de las empresas que conforman este corporativo.

Actualmente Grupo de la Rosa cuenta con 26 plantas productoras en el complejo industrial de Tlajomulco, encuadrado sobre más de cuarenta hectáreas y muy al estilo «Willy Wonka», entre él y su hermana Gabriela van en la persecución de diferentes sabores y texturas para inspirarse al crear nuevos dulces.

El continuo crecimiento y la necesidad de mejorar sus estándares de calidad, los ha llevado a procesar con maquinaria de primer nivel una gran gama de exquisitos productos como mazapanes, cacahuates japoneses, gomitas de grenetina, y los malvaviscos cubiertos de chocolate.

Tras la muerte de su padre, Enrique Michel siguió la línea de los negocios familiares bajo un estilo propio para hacer más eficiente la productividad y el desarrollo organizacional de las empresas a su cargo elevándolas de tal manera a mejores posicionamientos en el mercado nacional e internacional.

Como presidente del consejo de administración de Mazapán de la Rosa, Enrique es un hombre líder nato, poseedor de visión, se dedica a apoyar permanentemente todas las actividades propias de la empresa, aprendizaje que adquirió colaborando muy de cerca con su padre.

Es reconocido por su carismática labor en equipo con la familia, en el trabajo, en lo político, y su labor altruista. Es considerado como un «gran amigo y compañero incondicional».

Su gran habilidad por la administración de los negocios le ha valido una serie de reconocimientos en el estado de Jalisco, entre ellos, American Chamber como socio distinguido en el 2002, la Medalla al Mérito Industrial en el 2009 y la Medalla Gobernador en 2010.

Enrique Michel lideró el Congreso del Comercio Exterior Mexicano (Comce) y el Instituto de Fomento al Comercio Exterior del Estado de Jalisco (Jaltrade). También fue alcalde de Tlajomulco de 1986 a 1988.

Actualmente lleva seis años en el Consejo Económico y Social de Jalisco (Cesjal), y más de veinte años dando tiempo para la comunidad y trabajando en puestos honoríficos.

 

«Nos la vamos a seguir jugando por Jalisco»

De la Rosa copy

Ante sus entrañables amigos y funcionarios públicos, Michel Velasco reconoció que es consciente de la responsabilidad que tienen ante sí para contrarrestar la violencia desde la trinchera empresarial.

«Cuando vemos por doquier que la apología de la violencia se ha incrustado en la conducta de muchos de nuestros jóvenes y adultos, cobra mayor relevancia el cumplimiento cabal de cada una de nuestras responsabilidades como generadores de riqueza y bienestar.

Nos la vamos a seguir jugando por Jalisco, no hay nada más importante para nosotros que continuar reinvirtiendo en tecnología, productos de innovación, pero sobre todo vamos a seguir velando por lo más importante para nosotros, nuestra gente, la que le ha dado valor y trascendencia a Dulces de la Rosa».

Ahora, el empresario reconocido con el Premio no sólo es fuente de empleos, de dulces y de economía, también es un ejemplo a seguir de sus cinco hijos, los que espera continúen con su legado.

«Gracias por este nuevo gesto que reconoce el esfuerzo de nuestros padres, el trabajo de mis hermanas y hermanos, pero que además envía un poderoso mensaje a nuestros hijos, también ellos son parte de esta historia, una historia de lucha, tenacidad, alegría y optimismo”.