Portal informativo de análisis político y social

RICARDO ANAYA, ¿ES PRESIDENCIAL?

RICARDO ANAYA, ¿ES PRESIDENCIAL?

Jun 25, 2016

Ricardo Anaya, ¿candidato presidencial?

«Hay una poetisa mexicana que se llama Alejandra Guzmán que dice en un poema «le falta madurar, es casi un niño».

Así responde el senador por Baja California, Marco Antonio Blásquez Salinas, cuando se le pregunta si visualiza a Ricardo Anaya corriendo en el 2018 de candidato presidencial del Partido Acción Nacional.

«Yo conozco bien a este joven, es un muchacho bienintencionado, le he dicho que le falta ver maldades, ser atrabancado, que lo puedes ser en toda tu vida es el problema, es un muchacho que se ha brincado las trancas y en su afán de llegar a la candidatura ha dejado huellas, pistas de su incongruencia», añade el senador del Partido del Trabajo, entrevistado en su visita a Guadalajara.

Producto de esa inmadurez, afirma, se enredó en la Cámara de Senadores la Ley 3de3. «Este problema que se dio en el país, como consecuencia de la ley 3 de 3 y sus malas interpretaciones fueron culpa de él, aquella madrugada los panistas cuando presentaron la reserva al 32 que sujeta a los empresarios, el senador Lavalle de Campeche levantó la mano y pidió irse, votar todos y listo, pero a los cinco minutos les llega una llamada a la bancada del PAN que les dice que tienen que meter la reserva 29, que estipule los formularios y la máxima publicidad, lo exigió para que quedara claro quién está y quién no».

«Eso desconcertó a la asamblea, que volteamos a ver al PAN cuando estaba acordado que estaba contenido el espíritu, entonces nos sentimos sorprendidos y engañados, había un acuerdo parlamentario, él nos obligó, porque quería que el PRI, el Verde y el eje del Peje, como lo llamó, quedáramos como la opacidad y su santidad de partido y sus compas de Coparmex eran las blancas palomas que luchan por combatir la corrupción en el país. Sus ambiciones, su codicia, generó la confusión esa noche en el Senado».

El senador bajacaliforniano califica a Ricardo Anaya como un político tramposo y aprovecha para compararlo con Andrés Manuel López Obrador, cuando comenta que eso que hizo Anaya no es de un buen mexicano. «Andrés Manuel es cochi, pero no es trompudo, es un hombre duro, congruente, recio, habla como piensa, pero jamás mete trampas en las instituciones, nos manejamos libres porque sabemos que tenemos un líder de amplio espectro que respeta nuestras decisiones. Este muchacho hizo una travesura de guardería, pero es un hombre poderoso, ahora se ve que su trampa funcionó cinco días, no más», precisa.

 

Eruviel, por el PRI

Eruviel

—¿Cómo vislumbra la carrera presidencial del 2018?

—En este momento es de tercios, tenemos a Andrés Manuel indiscutiblemente como el número uno, ganado a pulso, qué bueno que haya un hombre como él, con su voluntad, constancia, con su congruencia, allí metido.

Vemos otro tercio que se pudiera subdividir en el PAN porque hay tres que están jugando con todo, la más notable es la señora Margarita Zavala, pero creo que no será la elegida porque el PAN se gobierna por homogéneos, es la más débil al interior siendo los de mayor probabilidad el gobernador de Puebla, me parece aún más Anaya, pero como será un pacto con dolor y sangriento, veo posible a Margarita en otra opción política reduciéndole opciones al PAN.

En el PRI, francamente veo a Eruviel (Ávila) sobre Osorio Chong, creo que cualquiera de los dos pudiera ser buen candidato, por supuesto que tiene menos desgaste Eruviel, pero es posible que después de lo que se ha dado en esta diarrea legislativa tengamos que hacerle unos ajustes a la ley electoral, porque la procesamos con prisa, presión panista, chantaje panista y por ello se explican los números que se dieron a nivel nacional, el PAN tuvo mano en la pasada reforma, tuvo la oportunidad de colocar personas estratégicas en el INE, obviamente el que parte y reparte le toca la mejor parte.

Pudiéramos ir a un esquema de segunda vuelta, en donde los partidos o candidatos con mayor fuerza no solamente tendrán que trabajar para tener votos, sino con las fuerzas minoritarias para que en una segunda vuelta pudieran tener adhesiones necesarias para obtener el 50 más uno, que es lo justo para poder gobernar el país.

 

Débil, la opción de independientes

Independientes

—Sobre los candidatos independientes, ¿cómo ve esa posibilidad?

—Muy débil, no será un tema, por ahí se habla que pudiera venir un bloque unido, vi por ahí un encuentro que tuvieron «El Bronco», Mancera, Alfaro, me parece que Castañeda, pero la primera pregunta es, si Alfaro llegó a la administración por MC, Mancera por el PRD, de qué podrían ser independientes. Me parece incongruente que si un partido o una plataforma los lleva a una posición tan importante, luego digan que ya no quieren, que ahora quieren ser independientes, no creo que pudiera ser tema, por lo menos en una primera ronda, en una segunda ronda sí pudieran ser factor de desequilibrio, porque los puntos que pudiera tener en una segunda ronda pesan.

 

En baja california votó el 30%

Candidaturas independientes

—¿Los partidos políticos en México parecía que estaban en crisis, pero en lo general hubo una votación del 53 por ciento, los ciudadanos les dieron un espaldarazo, frente a la ola que parecía venir con «Los independientes»…

—En mi estado, Baja California, votó menos del 30 por ciento. Llevamos años que nuestros promedios son del 30 para abajo, salvo la elección presidencial donde sí llega a aumentar.

A los partidos políticos hay que quitarles dinero, hay que quitarles prerrogativas, privilegios, para que dejen de ser esas entidades que se han convertido en agencias de colocación y en donde el partido es el que fija la agenda nacional en las cámaras o gobiernos de los estados.

 

Evasión de impuestos y corrupción

—Rumbo al 2018, ¿cuáles cree que sean los grandes temas que se van a debatir?

—En mi opinión, el 2018 se debe plantear en esquemas particulares, porque alguien puede decir, como el niño del PAN, Anaya, que dice que la anticorrupción, otros dirán el aspecto de la macroeconomía, otros dirán el aspecto de la transparencia, creo que debemos hablar de un nuevo sistema, que existan nuevas reglas de competencia, que todos los factores, todos los excesos que se cometen en el manejo discrecional de los recursos públicos, que todas las situaciones que estén al alcance de quien se va a sentar en la silla presidencial haya un compromiso para detenerlos, porque del 100 por ciento de corrupción, se han detallado por estudios científicos, el 40 por ciento, el presidente cuando se sienta los puede contener.

Andrés Manuel lo dice, si detenemos la corrupción a tiempo, si obligamos a los grandes corporativos que paguen impuestos al nivel que los paga un ciudadano, vamos a tener una bolsa de ahorro y se aplicará a ciertos rubros, creo que ese debe ser el punto de la discusión, un punto central donde se puedan tomar decisiones hacia la corrupción, hacia la evasión de impuestos, decisiones que tienen que ver con un gasto útil y rentable, una vez que podamos controlar este cerebro maléfico sentar las bases para la reconstrucción. Un solo tema no puede resolver todos los problemas que tiene el país.

 

La corrupción no se agota, se previene

—¿Cuál podría ser el camino contra la lucha de la corrupción en el que también le llegue al sector empresarial?

—Me iré al canal retórico, el aspecto del sistema de leyes que se han ido incorporando en el país es una diarrea, lo reformamos todo y cambiamos nada, lo demuestra por ejemplo las reformas educativa, que está incendiando al país, la laboral que está generando un cúmulo de outsourcings en el país con empleados sin derechos laborales, sin prestaciones y sin la posibilidad de sumarse a un sistema de Pensiones, así muchísimas leyes que hemos creado. Soy de la idea que debiéramos ir por un cambio de reglas, Andrés Manuel le llama un cambio de régimen, que es el nombre que está llamado a la transformación del país, pero yo me inclino a creer que debiéramos buscar ese fenómeno de la reconciliación de todas las células que están descompuestas en el país, de todos los gremios, de todos los profesionistas, de los estudiantes, de las comunidades, que se sienten agraviadas por las decisiones de gobiernos, que esos mismos personajes, sin purga, sin llevar a nadie al paredón, sin cobrar cacería de brujas, que esas mismas células cambiemos las reglas y volvamos a un proceso de reconciliación donde sí cambiemos leyes, deroguemos algunas que han sido nefastas para el país, pero que entremos a un pacto nacional donde podamos nosotros retomar el camino, asumir responsabilidades para tener no un México nuevo, sino un México en vías de reconciliación.

—¿Cree que se puede derrotar la corrupción en el país?

—La corrupción no se puede agotar, porque forma parte de la pasta del ser humano, es parte de la condición humana, no la podemos desterrar, como algunas otras prácticas que se dan en la humanidad, la podemos controlar, la podemos prevenir y en su caso las podemos castigar.

 

Un país de contradicciones

Senado de la República

México es el país donde se reforma todo y no se cambia nada, apunta el entrevistado en su visita a Jalisco y califica de actitud tramposa del presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, al votarse la Ley 3de3 en la Cámara de Senadores, por las consignas que impuso a los senadores del PAN en la votación.

«Han pasado unos días desde aquel amanecer en donde fusilan a los senadores, los acusan de ser cómplices de la opacidad, de ser una bola de mafiosos que utilizando el velo de la noche complicaron la pura y santa ley que proponían los empresarios de Coparmex, eso no es cierto, la reserva que introdujo el PAN al artículo 29 fue proponer un formato a esta ley cuando la ley no lo contempla en ninguna parte de su plataforma».

Agrega:

«La ley 3 de 3 que firmaron 640 mil personas no contempla un formato, luego dicen que el formato está en la plataforma, pues sí, mi abuelita está en el cielo, pero mi abuelita no es parte de la ley, como tampoco es parte de la ley el formato, que fue un invento panista; segundo, es un conflicto de intereses que yo como senador voté por un formato que me va a aplicar a mí, eso es legislar para mí, entonces lo que decidimos en el espíritu de la ley que procesamos en el Senado es que el formato lo decida un consejo de participación ciudadana que se va a integrar.

Punto dos, se hablaba de la máxima publicidad, de las declaraciones, del alcance de la declaración, el artículo 16 constitucional protege la privacidad y datos de todos los ciudadanos mexicanos, tenemos una ley general de protección de datos que ya está en San Lázaro que refuerza los preceptos constitucionales del artículo 16, entonces la ley 3 de 3, la original, contempla la reserva constitucional, esto es que los datos serán públicos siempre y cuando se apegue a la disposición constitucional de la protección de datos personales y privados».

También el senador acusa a los dirigentes de Coparmex de doble discurso y beligerantes, por lo que no hay razones para la discusión.

«Utilizaron el momento para linchar a los legisladores y presionar al presidente de la república por algún enjuague que han de traer por ahí, pero se las reviran, en la madrugada el PAN mete la reserva al artículo 32 donde sujeta a los empresarios a que sean obligadamente partícipes de la 3 de 3, en lo que me parece es una venganza, un abuso y un quebranto al espíritu de la iniciativa ciudadana, porque nos dice que es para los servidores públicos, no es para los empresarios, por eso, primero que nadie, en el Pleno le demandé al Presidente de la República que en apego al Artículo 17 Constitucional vetara en parte esa ley, la ley general administrativa, a efecto que pudiéramos revisar el contenido de los dos artículos, el del 29 que se refiere a los formatos y al alcance de la declaración y al 32 que se refiere a la sujeción de la iniciativa privada a la 3 de 3».

Subraya:

«Desafortunadamente el presidente solo nos atendió en la 32, nos van a citar a un periodo extraordinario para revisar el artículo, algunos incisos y seguramente dejar sin responsabilidad a los empresarios, porque no es correcto que si nos pide el ciudadano manzanas nosotros les demos peras y manzanas, el empresario no debe estar en ese 3 de 3».